Tres Tizas

12 noviembre , 2009

Esfuérzate; me intereso por ti.

Filed under: Blog, Como la vida misma — Etiquetas: , , , — Carlos Diez @ 10:05 am

planta brillo

Parte 1. Del valor del esfuerzo, la autoestima y la curiosidad del alumnado.

Acostumbro a poner en las paredes de clase carteles con citas cuando ya llevo un mes y conozco un poco la idiosincrasia del grupo. Dependiendo de ésta, son citas para fomentar la colaboración y la ayuda, la atención, el respeto, la importancia de la educación y, sobre todo, la autoestima y el valor del esfuerzo. De estas últimas las que no faltan nunca son (algo modificadas):

El secreto de la felicidad
está en no esforzarse por el placer,
sino en encontrar placer en el esfuerzo.

(André Gide)

Las cosas no son tan difíciles de hacer:
lo que es difícil es ponerse
en disposición de hacerlas.

(Constantin Brancusi)

O dicho ya por Horacio en sus Epístolas y en latín (gracias, Marcos), “Dimidium facti, qui coepit, habet” (Quien comenzó, ya hizo la mitad).

Un defecto que impide a los hombres actuar
es no saber de qué son capaces.

(Jacques-Bénigne Bossuet, obispo de Condom)

A veces ésta la acompaño de un breve texto de “Sopa de pollo para el alma” de Jack Canfield & Mark Victor Hansen (sin comentarios), titulado Imaginar soluciones:

En una tarde nublada y fría, dos niños patinaban sobre una laguna congelada. De repente el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. El otro cogió una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas, hasta que logró quebrarlo y así salvar a su amigo.
Cuando llegaron los bomberos y vieron lo que había sucedido, se preguntaron: “¿Cómo lo hizo? El hielo está muy grueso, es imposible que haya podido quebrarlo con esa piedra y sus manos tan pequeñas…”.
En ese instante apareció un abuelo y, con una sonrisa, dijo:
-Yo sé cómo lo hizo.
-¿Cómo?- le preguntaron.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.

Las pongo cuando han acabado las clases para que se las encuentren al día siguiente escritas en cartulinas de colores y con ilustraciones. Este curso en una de mis clases de ocho alumnos SÓLO UNO tuvo la curiosidad e hizo el esfuerzo de acercarse a la pared y leerlas (y eso que el aula estaba “peladita” de adornos: ni un mapa, ni calendario, nada de nada). ¡Para tirar la toalla!

Parte 2. Del valor del afecto de los demás.

Pero no desisto, porque sé (la experiencia es un grado) que a veces, independientemente de la concepción de la educación que se tenga (tradicional, constructivista, trabajo cooperativo, aprendizaje dialógico, educación expandida…), independientemente de la metodología que se aplique (trabajo por proyectos, por tareas, grupos interactivos, dos en aula, del uso de las TIC…), independientemente y casi siempre a pesar del ambiente en casa, en el barrio…, en medio del asfalto surge una planta, brota una flor y crece firme y fuerte. Alguien la regó -seguro- con esa gota necesaria. ¿Fue un “qué tal va todo”?, ¿un “necesitas ayuda en mates”?, ¿un “cómo va la adopción de tus hermanos, cómo te sientes”?, ¿un simple “¡enhorabuena, por fin se clasificó Argentina, estarás contento!”?

A esos profesores, padres, madres, vecinos, tíos, colegas…. que -a menudo sin saberlo y a menudo sin saber de pedagogías- ayudan con esas pequeñas gotas a que algunas plantas se sientas atendidas. .. gracias. Afectos producen efectos. Pocas gotas de muchos hacen mares.

Parte 3. Justificación.

Como este curso no dispongo de aula de ordenadores en el instituto, o publico tareas que no precisan el uso de las TIC o actividades pasadas o proyectos de actividades imaginadas -esto es, que no he llevado a la práctica-. O reflexiones como la de hoy, que no es más que el desarrollo “poético” de algunos de los puntos fundamentales de la pedagogía personal de Toni Solano o de los ingredientes que Gorka Fernández considera que ha de tener todo proceso educativo -proximidad o cercanía, empatía, ¿firmeza o negociación?, vocación y persistencia- de los que me siento muy cercano.

Por encima o por debajo, incluido o al lado… está el interés, el afecto, el cariño. No sólo por lo que se hace (llámese vocación), sino por aquellos a quienes se hace (llamémosles alumnos o educandos, aunque de ellos también se aprende… y mucho). Como los mandamientos divinos todo se puede reducir a “trata a tus alumnos como te gustaría que trataran a tus hijos sus profesores”. ¿O no?

Carlos Díez

21 comentarios »

  1. Si sólo tuvieramos esa idea “trata a tus alumnos como te gustaría que trataran a tus hijos sus profesores”como bagaje pedagógico todo lo demás vendría por añadidura. La apunto con mayúsculas para cursos, formaciones y demás.

    Comentario por blogge@ndo — 12 noviembre , 2009 @ 12:10 pm

    • Me alegro de que te guste la frase final. A mí en las tiendas -cuando tengo dudas- me funciona: ¿De qué jamón te pongo? Del que le pondrías a tu hija.

      Comentario por Carlos Díez — 12 noviembre , 2009 @ 4:07 pm

  2. Totalmente de acuerdo contigo, amigo: “Los afectos producen efectos“; es más, como decía nuestro común y querido profesor Santiago Segura Munguía: “de aprobar a alguien nunca te vas a arrepentir; de suspenderlo, sí. Que los suspenda la vida…” Y mientras aprueban o suspenden lo importante es que van creciendo, van aprendiendo, van amando, van odiando, van viviendo…
    Por cierto, yo también les digo a mis alumnos: “no tratéis a todo el mundo igual, no; tratad a vuestros profesores como ellos os tratan a vosotros“. Tampoco es mala, ¿no?

    Comentario por Marcos Cadenato — 12 noviembre , 2009 @ 12:51 pm

    • Esa sí que es buena, Marcos. Las frases tienen caminos de ida y vuelta: que te traten tus alumnos como tú les tratas, que muestren por la asignatura el mismo interés que tú muestras por ellos… En el fondo a todos nos gustaría que funcionara lo que dice la canción de Jorge Drexler, “cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da…”.

      Comentario por Carlos Díez — 12 noviembre , 2009 @ 4:09 pm

  3. […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Parte 1. Del valor del esfuerzo, la autoestima y la curiosidad del alumnado. Acostumbro a poner en las paredes de clase carteles con citas cuando ya llevo un mes y conozco un poco la idiosincrasia del grupo. Dependiendo de ésta, son cita Parte 1. De .. […]

    Pingback por Esfuerzate-me-intereso-por-ti : Sysmaya — 12 noviembre , 2009 @ 6:58 pm

  4. A veces, Carlos, equivocamos el camino. Lo efectivo es, sin duda, lo afectivo. No te desanimes y sigue poniendo carteles.

    Comentario por Aster — 12 noviembre , 2009 @ 9:16 pm

    • Seguiré, pero van a ser difíciles de sorprender y motivar. Ayer me enteré de que mis seis alumnos bolivianos descubrieron el mar con 11-12 años, al llegar aquí… y ninguno se sorprendió, ninguno guarda su descubrimiento, su imagen en la retina. Es más, no les gusta la playa, porque el agua es salada, la arena me mete en el culo, etc. etc. ¡Y competir con el mar… buf!

      Comentario por Carlos Diez — 13 noviembre , 2009 @ 8:17 am

  5. Qué lindo el post, che!
    Lo has bordado. Se nos olvida, a veces, que los alumnos siguen “pidiendo abrazos a gritos”. Menos mal que hay post humanos como este para recordárnoslo. Tenemos que seguir insistiendo, entonces, Carlos.

    Comentario por Patxo Landa — 13 noviembre , 2009 @ 1:27 am

    • A veces, che, por comentarios tan simples como el del pase de la selección argentina de fútbol, al menos se consigue una sonrisa y un agradecimiento, ¿verdad? Seguiremos insistiendo…

      Comentario por Carlos Diez — 13 noviembre , 2009 @ 6:45 pm

  6. Precioso post…
    Me da vergüenza decirlo, pero es la primera vez que entro en vuestro blog.
    Como mínimo, por tanto, tenía que escribiros.
    Andamos unos cuantos de mi instituto liados con el tema de los afectos y los efectos sobre los alumnos y aunque parezca increible, hay profesores que defienden con vehemencia que su papel en la educación es el ser transmisores de conocimiento y olé!
    Entonces es cuando veo el vaso medio vacio.
    Menos mal que siempre vuelvo a las aulas y aprendo (otra vez) a empezar de cero.
    Muchos besos!!!

    Comentario por flux — 13 noviembre , 2009 @ 7:12 pm

    • ¡¡Qué sorpresa más agradable!! Es un placer tenerte por aquí, Elvira. La pena es no tenerte más cerca y poderte llenar ese medio vaso.
      Saludos “afectuosos”. Un beso.

      Comentario por Carlos Diez — 13 noviembre , 2009 @ 10:13 pm

  7. Si duda alguna estoy de acuerdo contigo.
    Ironías del destino hoy me he quedado sin trabajo, me han dicho que “por causas ajenas a nuestra voluntad debemos rescindirte el contrato que tenías hasta el 31D, ahora te comunicamos que acaba el 30N, un mes antes. Ah! Y no hace falta que vengas el lunes”.
    En fin, habrá que irse con la EDUCACIÓN a otra parte. Ya estoy ansioso por conocer mis nuevos “atunes”
    Un saludo compañeros

    Comentario por Gorka Fernández — 13 noviembre , 2009 @ 8:26 pm

    • Que tengas suerte en la “pesca” (y procura que no te secuestren).
      Un saludo, Gorka. En educación se necesita gente como tú el lunes… y el martes… y el miércoles…

      Comentario por Carlos Diez — 13 noviembre , 2009 @ 10:15 pm

  8. Reconfortante. Artículo y comentarios. (Sin más explicaciones).

    Creo que me voy a dedicar a poner cartelitos yo también, me gusta provocarles. (Jiji)

    Un abrazo, chee.

    Comentario por Loly — 13 noviembre , 2009 @ 9:52 pm

    • Si son como mis alumnos de este curso, tendrás que usar carteles muy “provocativos” para llamar su atención, jeje.
      Encantado de tu visita, Loly.

      Comentario por Carlos Diez — 13 noviembre , 2009 @ 10:17 pm

  9. En primer lugar, gracias por mencionarme; me siento como Jorge Bucay…
    En segundo lugar, el factor humano, Carlos, el factor humano… Piden a gritos abrazos, que les hablen, que los escuchen. Uno solo de ellos da sentido a la clase completa. No les perdonamos que sean como son, cuando nosotros somos, en ocasiones, peores que cualquiera de ellos (más absentistas, menos lectores, menos educados….)
    En tercer lugar, ¿no tienes ordenadores en el instituto? ¿te has ido de misiones a África? … Si quieres, vente a mi instituto, que, los jueves, de 14,00 a 14,50 h. el aula de informática está libre.

    Comentario por Antonio — 13 noviembre , 2009 @ 11:49 pm

  10. Menciono tu artículo porque me sentí muy identificado con los puntos fundamentales de tu pedagogía personal. ¿Si los firmo pasaría a ser una pedagogía interpersonal?
    Y más que a África me he ido a la ONU: un macrocentro con un 80 % o más de alumnado inmigrante. Enriquecedor. El problema es que hay solo un par de aulas de informática, mala conexión, y mal gestionadas (por ejemplo, una de ellas está desaprovechada, se usa como departamento de los profes de informática, porque no se encuentra otro despacho-espacio donde ubicarlos). Así que la propuesta que me haces, y más con el tiempo que os está haciendo en Castellón, es muy tentadora, ja.

    Comentario por Carlos Diez — 14 noviembre , 2009 @ 8:10 am

  11. Me duele decirlo, pero lo triste es que Carlos sea una flor en el panorama educativo (haberlas haylas, pero son escasas). Un brote nuevo en un paisaje en el que las relaciones son áridas.
    Deberíamos preguntarnos por qué nuestros alumnos se extrañan cuando mostramos una sincera preocupación por sus problemas. La falta de costumbre delata que no es la práctica habitual, hecho que clama al cielo. Educar es formar personas y esta empresa no es posible sino media lo afectivo.
    Es triste, como decía.

    Comentario por lenguablog — 14 noviembre , 2009 @ 10:34 am

    • Gracias, Lu. “Educar es formar personas” (no atiborrar de conocimientos de manera que, a menudo, ni “aprehenden”). ¡Tan fácil de entender y, sin embargo, tan discutido en la práctica!

      Comentario por Carlos Diez — 14 noviembre , 2009 @ 12:29 pm

  12. Lenguablog es mi firma en WordPress (Lu)

    Comentario por lenguablog — 14 noviembre , 2009 @ 10:35 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: