Tres Tizas

31 enero , 2019

III Encuentro de docentes de lenguas: “Maneras y motivos para leer”

Filed under: Encuentro — Etiquetas: , — Marcos Cadenato @ 10:00 am

El azar es un milagro disfrazado, Alejandro Jodorowski

III Encuentro

En un 23 de marzo fue elegido Antonio Machado para ocupar un sillón de la Real Academia, era el célebre año de la Generación del 27, el mismo año en el que nacía Gabriel García Márquez, también en marzo, un premio Nobel que falleció en 1982, año en que se publica La casa de los espíritus, de Isabel Allende, una autora que situó uno de sus relatos en el Guggenheim de Bilbao. Si esto no os parece motivo suficiente para celebrar un encuentro de profes en Bilbao, no sabemos qué otras razones podemos dar.

Así, el próximo sábado 23 de marzo de 2019 estáis convocados los docentes de Lengua y Literatura a este III Encuentro de docentes de lenguas en la ciudad natal de Miguel de Unamuno, de Ramiro Pinilla, de Blas de Otero, de Alfonso Irigoyen y tantos otros ilustres escritores y lingüistas.

Este encuentro, continuación de otras dos convocatorias anteriores, quiere centrar su contenido en la reflexión compartida entre profesionales de la materia sobre uno de los temas más polémicos y candentes de la misma: la lectura de los textos literarios. En efecto, en esta ocasión, os invitamos a uniros a nosotros para analizar diferentes aspectos de la lectura literaria en las aulas. A lo largo del sábado 23 intentaremos acercarnos a algunas de las cuestiones que más dudas y desencuentros suscitan entre el profesorado. Hablaremos, por tanto, de los siguientes temas:

1. El plan lector
2. El canon literario en Bachillerato
3. La literatura de hoy
4. La animación a la lectura
5. El papel de los clásicos en la educación literaria

Estas serán las líneas de reflexión, espacio central del Encuentro, que permitirán conocer y analizar diferentes puntos de vista sobre los mismos, para intentar llegar a una propuesta consensuada entre los participantes que ayude a mejorar las prácticas de aula. Combinaremos a lo largo de un intenso día de trabajo diferentes formatos (conferencias, talleres, comunicaciones…) con diferentes objetivos: reflexionar, conocer y compartir y aprender a hacer. Siempre con el objetivo de enriquecer la didáctica de la lectura literaria… Como grandes amantes de la Filología y las Humanidades, el Encuentro está abierto a profesionales de todas las lenguas y esperamos que los pasillos se conviertan en una rica torre de Babel, pero, a efectos organizativos e instrumentales, se utilizará el castellano como lengua vehicular.

Sin duda, será una jornada llena de emoción y aprendizaje, una jornada en la que disfrutar de buena compañía, todos a una, como en Fuenteovejuna, cuya publicación cumple justo ahora 400 años. Si las casualidades no existen, habrá que pensar en el azar o la serendipia para justificar todas estas circunstancias que nos llevan a celebrar el Encuentro, cuyo título es un guiño a dos jornadas que se celebraron en Madrid en 2011 (Maneras de leer y Motivos para leer) y que abrieron nuevos espacios de reflexión sobre la lectura en las aulas.

¡Os esperamos en Bilbao!

Más información en el blog del encuentro, en Twitter y en Facebook:

Blog Encuentro Docentes Lenguas Bilbao

Twitter @profeslengua19

Facebook Encuentro de Lenguas

Anuncios

9 enero , 2019

Once upon a time…

Filed under: Blog, Homenaje — Marcos Cadenato @ 12:26 pm
Tiempo pasadoCrédito de la imagen

Ayer fue ocho de enero, ayer cumplimos once años… Qué lejos queda aquel ocho de enero de 2008; éramos tan jóvenes, teníamos tanta fuerza y tantas ideas, tanta tinta en el tintero… Han pasado once años desde entonces y aquel vértigo inicial se ha moderado enormemente pero nuestra voz no se ha extinguido, aunque se haya atemperado bastante. Lo llevamos diciendo hace muchos años, pero no nos cansamos de repetirlo: nos gustan y usamos Twitter, Facebook o Instagram, “pero de entre todas las vidas yo escojo” la del bloguero rojo…

Tres Tizas sigue acudiendo a su cita mensual con sus fieles lectores y aún conserva la inocencia de su niñez y el vigor de su adolescencia. Once años juntos, once años compartiendo en la red cuanto hacemos y pensamos sobre Educación, ofreciendo nuestras pequeñas propuestas didácticas y compartiendo el día a día de las aulas. El “hoy es siempre todavía” machadiano está más vivo que nunca. Si hacemos balance de todo este tiempo, constatamos algunos avances metodológicos, pedagógicos y tecnológicos, pero aún queda mucho por hacer… Sabemos que no hay fórmulas mágicas, pero junto, por ejemplo, a la formación del profesorado tan denostada y a la vez tan demandada, se precisan aún cambios radicales en la concepción y en las estructuras educativas. Las diferentes administraciones educativos y los dirigentes políticos deben, de una vez por todas, entender que una reforma de la Educación -además de necesaria y urgente- es absolutamente imprescindible para que los cambios metodológicos adquieran sentido y surtan los efectos perseguidos. Hace años que decíamos que no no tiene sentido la formación que no produce cambios efectivos, pues de la misma manera podemos asegurar que no hay cambios efectivos sin el apoyo total de la comunidad educativa: padres, madres, profesores, profesoras, alumnos, alumnas, administraciones, consejerías, partidos políticos, sindicatos y cuantos, de una manera u otra, participan en esta vieja profesión de la pizarra y la tiza…

A pesar de los pesares, de los altibajos, de las contradicciones internas y externas, de los errores cometidos por toda la comunidad educativa, no me resisto a invitaros a ver un pequeño montaje que realicé -no recuerdo muy bien para qué- en algún curso o seminario de formación, pero que sigue -a pesar de la ingenuidad y de la bisoñez- teniendo sentido en este recién estrenado 2019. “Razones para el cambio metodológico” se titulaba -se titula- y fue realizado en 2014. Once upon a time…

photopeach

Marcos Cadenato, 2019

10 diciembre , 2018

No he venido a hablar de mi libro, aún

Filed under: Blog — Gorka Fernández @ 6:57 am

libro

Hace aproximadamente un mes disfruté de una jornada en el festival de cine de Sevilla de cine europeo. Me da la sensación de que las películas en un festival de cine, las quieres mucho o las odias a más no poder. Parece no haber término medio. Aquel domingo amé una película francesa y odie una ucraniana. Volvía a casa con una anodina media aritmética emocional.  No oculto, que la odiada «Donbass», de Sergei Loznitsa, se hizo con el Giraldillo de Oro, el galardón que distingue el mejor film del certamen.

Nuestro estado de ánimo influye en cómo percibimos una película, un libro… Aquel día yo estaba contento, acababa de recibir un correo electrónico en el que me confirmaban la fecha de lanzamiento de la campaña de crowdfunding para mi libro. Mi ánimo sincronizaba mejor con una comedia francesa que con un drama ucraniano que caricaturizaba una parte del conflicto de aquel país. Estaba exultante. Además, maravillas del destino, una de las tramas de la película gala era la de un escritor que ve como su editor no quiere publicar su última novela. Mi libro había sido rechazado por una editorial y decidí presentarlo a la atípica libros.com. Hubiese tenido la opción de presentarlo a otra editorial convencional, también a Gabo le rechazaron “Cien años de soledad”, incluso haber optado por Bubok o la autoedición de Amazon. Hacía unos meses me había llegado un mensaje de un amigo, para apoyar la publicación de su libro a través de micromecenazgo en la plataforma libros.com. Jose Antonio Jiménez “Jochimet” quería recopilar cien columnas de opinión que había ido publicando en el medio de comunicación Sevilla Directo. Me hice mecenas de su libro. Me encantó la idea de que personas apoyasen una publicación antes de que se imprimiese en papel. Esa forma de testear si un libro puede ser viable o no en función de la acogida, me fascinó. Presenté mi libro a esta editorial y aceptaron la propuesta, se puso en marcha una maquinaria que tras varios engrasados lanzó la campaña de apoyo.

Desde el pasado lunes 3 de diciembre mi (aún no) libro “Aprende y disfrute” intenta recabar apoyos que hagan posible su publicación. En los tres primeros días de campaña consiguió el 50% de lo necesario, hay que llegar al 100%.

El libro pretende ser una revisión de cuarenta temáticas educativas, basadas en múltiples entrevistas que he realizado en los diversos podcast sobre Educación que he producido (Edukando y El Recreo aún “en antena”, no olvidemos Radio Tres Tizas). Este sistema pretende crear una comunidad en torno a la publicación. Otra características de este libro es la solidaridad. La campaña financiará la edición y publicación, todas las posteriores regalías y beneficios que reciba por este libro irán destinadas a dos asociaciones: Autismo Sevilla y Ulertuz.

Me gustaría poder venir aquí en el futuro y esta vez sí, hablar de mi libro. Si quieres apoyarlo, esta es la campaña “Aprende y disfruta” el libro.

Gorka Fernández

 

20 noviembre , 2018

Mirando hacia atrás con tiza

Filed under: Blog — Etiquetas: — Aster Navas @ 12:53 pm

Allá por noviembre de 2011 -seguro que lo recordáis- nos encontramos con el tomate. Llevábamos tantos años en esto, que imaginábamos –nos la merecíamos- una transición tranquila o al menos no tan traumática como la que vivimos: desaparecían las pizarras tradicionales y aún no sabíamos escribir en las digitales. La sensación de vértigo no nos dejaba soltar la tiza: el salto en Secundaria nos pareció precipitado y, lo que es peor, improvisado. La Escuela 2.0 corría el riesgo de quedarse aparcada, arrumbada.

Los dinamizadores TICs intentamos colocar los muebles de esa casa que se había empezado a construir por el tejado, dar a conocer las herramientas más imprescindibles, acercarnos a esa PDI que producía tantos recelos. Hoy es el día en que nos cuesta deshacernos (quizá no sea lo más inteligente) completamente de la pizarra convencional, quemar las naves.

De aquel aterrizaje forzoso destacaría dos aspectos:

– Su llegada nos hizo replantearnos el funcionamiento establecido en el centro. Había un miedo declarado a que el alumnado no respetara el hardware recién instalado. Teníamos motivos y antecedentes.

  • Para evitar desperfectos lo más fácil sería redefinir los espacios. 1. B pasaría a ser el Aula de Lengua; 2. A, el Aula de Tecno. Ya no se desplazaría el profe sino los alumnos, que dispondrían de taquillas en los pasillos. Estos, lamentablemente, eran demasiado estrechos: nada que hacer.
  • La otra opción era dotar a cada profe de un portátil que debería conectar y desconectar en cada sesión. Tiempo, dinero y funcionalidad más que discutibles pero único camino.

– Fue curiosa, al menos, la falta de entusiasmo de los chavales. Acostumbrados a las virguerías de unos móviles que ya prometían, nada de lo que ocurría en la pantalla los asombraba. No quiero engañaros: la seducción tecnológica tampoco ha funcionado con el Sintagma Nominal. Más de uno, incluso, viéndonos en ese trasiego de cables y con el dedo ridículamente enhiesto, nos recordó y nos recuerda las bondades de la tiza que no depende de Redes ni de conexiones; la eficiencia incontestable de lo analógico.

En esas, pues, estamos, continuamos perdidos como un quinto en día de permiso. Eso sí, humor –quizás sea nostalgia- no nos falta. Y es que ha sido como dejar  de fumar: necesitas tener algo entre los dedos, endulzando la pantalla. He aquí -como no podía ser de otra manera- mi escritorio. Un ni contigo ni sin ti.

 

Aster Navas

16 octubre , 2018

Por la escucha atenta, por el silencio activo.

Filed under: Blog — Carlos Diez @ 7:30 am

La clase magistral “es un método tradicional de enseñanza que consiste básicamente en la transmisión de información o conocimiento por parte del profesorado al alumnado de forma unidireccional; el profesor habla y los alumnos escuchan”. Pausa dramática: ¿el alumno escucha?

Son incapaces de escuchar y atender en silencio una explicación o exposición oral de diez minutos: Oído a profesores acerca de algunos alumnos de bachillerato. Te interrumpen en medio de una  frase, y solapan su intervención con la tuya, más preocupados por decir lo que quieren decir –y con una urgencia inaplazable- que por escuchar lo que se les está contando: Oído a profesores acerca de algunos alumnos de secundaria.

Que sí, que sí, que hay formas de aprender que no requieren silencio ni concentración. Que sí, que la actividad docente consiste en diseñar experiencias de aprendizaje con metodologías activas, que no hay que convertir las aulas en salas de conferencias, que el cerebro no aprende solo a base de discursos. Que sí, que sí, que hay  que motivar, dinamizar, trabajar por proyectos, entretener, conseguir que los alumnos cooperen, conseguir que los alumnos trabajen de manera cooperativa y se informen por diferentes fuentes…

¡Pero yo quiero ser una de esas fuentes!, no quiero privar a los alumnos de mis conocimientos ni quiero renunciar a mi voz. Y no solo para dar un par de instrucciones o para plantear y pedir actividades, sino también como medio para transmitir información organizada y, por qué no, como medio de preparar a los alumnos para que sean capaces de escuchar con atención cada vez durante más tiempo. Por eso reivindico un tiempo para la clase magistral. Dosificando, claro. La capacidad de atención es diferente según la edad, la madurez…., pero no surge de la nada, hay que trabajarla, hay que entrenarla, no crece si no se la riega. (¡Cómo aumentaron nuestra capacidad de aguante a los que ya peinamos canas esas misas dominicales de media hora interminable!).

Eso sí, una clase magistral preparada, que intente captar y mantener el interés de los oyentes (con material visual de apoyo como, por ejemplo, presentaciones de diapositivas, videos, infografías), que sepa adaptarse a sus reacciones, que transmita que nos gusta el tema, que destaque lo importante, que relacione las informaciones e ideas, aderezada con anécdotas y ejemplos, que tenga en cuenta los referentes culturales de los oyentes (y les vaya sumando otros); y que formalmente no sea un texto leído, sino que se interprete, proyectando la voz y modulandola, con un volumen adecuado y una entonación expresiva, usando pausas estratégicas, con gestos…

Y no hay que olvidar que la clase magistral también puede despertar la curiosidad, favorecer la reflexión y el pensamiento crítico, fomentar el debate y las conversaciones, invitar a la participación, abriendo caminos con preguntas sin respuesta, planteando dudas y no resolviéndolas.

¿Y si planteamos el aumento de tiempo de la capacidad de atención a un mensaje oral como un objetivo? Podríamos considerarlo el “producto final” de un proyecto, podríamos gamificar el proceso y dar insignias a los que superaran determinados tiempos. Y los profesores podríamos formarnos en dar lecciones magistrales (sotto voce: y ya de paso, en preparar presentaciones de diapositivas). Perdóneseme la ironía: es consustancial a mí.

Propongo, por tanto- ahora sí, en serio-, dentro del eclecticismo metodológico de lo que funciona, mantener o recuperar una parcela de tiempo para la clase magistral como método para lograr el aumento de la concentración y la atención del alumno a un discurso oral. Y no sigo, que en la extensión de los post tampoco conviene pasarse.

Y si alguien quiere más, puede leer el artículo “Elogio de la clase magistral”, de Jaime Martínez Montero, donde se cuenta algo parecido a lo de este post, pero mucho mejor escrito (y esto tampoco es ironía).

Carlos Díez

PS. Gracias a mi compañero Patxo Landa, por sugerirme el tema.

24 septiembre , 2018

Paparruchas

Filed under: Blog — Etiquetas: , — Aster Navas @ 7:11 am

No nos equivocaríamos si comparáramos el lenguaje con una caja de herramientas que vamos completando poco a a poco. Llegado el momento uno tira de melómano como el electricista lo hace del destornillador de estrella.

Hay cajas con lo más indispensable y su propietario, para cualquier tarea, se sirve siempre del alicate o de la llave inglesa, como un hablante lo haría de cosa o hacer. Otras, sin embargo, parecen maletines quirúrgicos donde se atesoran términos sutiles –sevicia, torticero, espurio– y su dueño las pronuncia como un cirujano maneja un preciso bisturí.

HERRAMIENTAS-SLIDE-ABAJO-1

Crédito de la imagen

Tan incompleta es la que prescinde de nostalgia como la que tiene vacío el hueco de paparruchas: llegado el momento pueden ser tan necesarias, tan insustituibles la una como la otra. Llegado el momento en su interior habrá que encontrar gritos e interrogaciones retóricas; secos adverbios de negación y convincentes consecutivas.

No basta, tampoco, con tener el kit completo. Hay quien agarra el cincel en la situación más delicada y escoge el vocablo más tibio en la tesitura más insoportable. No sé… 

Todo esto y alguna cosa más me viene a la cabeza en estos momentos, estos días en que apenas conozco los nombres de mis alumnos y comprendo, tras la evaluación inicial, el inmenso, fascinante y simple trabajo que tenemos por delante: darles herramientas. 

Ánimo. Acaba de sonar el timbre.

 

Aster Navas

 

 

1 julio , 2018

He visto cosas que vosotros no creeríais

Filed under: Blog — Etiquetas: — Aster Navas @ 11:35 am

Lo más probable es que a estas alturas de la la peli te sientas como el mítico (empiezo ya a hablar como mis alumnos) Roy Batty, el replicante de Blade Runner: muy justito de pilas y en proceso de desconexión.
Pero no te vamos a dejar marchar sin que nos cuentes esas cosas que has visto y que nosotros jamás podríamos imaginar, qué ha ocurrido en tu puerta de Tanhauser.

Desde Tres Tizas os queremos lanzar un último reto con el saludable objetivo de hacer terapia de grupo*.

Podéis participar en las redes sociales -Twitter, Instagram- de diferentes maneras: con un simple mensaje de texto o bien acompañándolo con una imagen, jugando con ambos en Canva o en una captura de pantalla… Etiqueta: #roybattydocente
¿Os animáis?
Si no lo hacéis, todas esas experiencias, desconciertos, sorpresas, se perderán como las memorias en google Drive.

 

Felices y merecidas vacaciones, compañer@s

Aster Navas

 

 

*Esta propuesta surge de un whattsapp enviado a nuestro grupo, El club de la lengua, por Nacho Gallardo.

18 junio , 2018

Felipe Zayas, maestro y amigo…

Filed under: Blog, Homenaje — Marcos Cadenato @ 10:00 am

Hace dos años, tal día como hoy, en muchos blogs educativos se publicaba una entrada como homenaje a Felipe Zayas con ocasión de su 70 cumpleaños.

IMG_0986-300x236

Estos son algunos de los enlaces en los que podéis encontrar nuestra particular felicitación:

Hoy es la misma fecha, pero ya no es posible celebrarlo ya que -como sabéis- nos dejó el pasado 15 de abril. Por ello, en esta ocasión y con esta entrada común queremos recordar momentos compartidos con él, traer otra vez a nuestra memoria tantos aprendizajes, tantas charlas, tantos brindis, tantas vivencias…

Es imposible olvidar tantos Encuentros educativos compartidos…

Por ejemplo, las jornadas de aulaBLOG, desde la primera y fundacional en Roa de Duero en la que compartimos taller con Felipe para aprender a crear un “podcast” e insertarlo en un blog … (aprendimos poco, pero nos reímos muchísimo)

Las distintas ediciones de Getxolinguae en las que participó. En especial, la de 2009 centrada en el tema Competencia en comunicación lingüística, metodologías y TIC, en las que nos reunimos con él muchos de nosotros.

Los eventos relacionados con Leer.es, fundamentalmente, el encuentro que tuvo como título “Maneras de Leer” en Madrid, en el año 2011.

 

-¿Te acuerdas en Maneras de leer? Estuvo genial.
-Sí, pudimos charlar bastante en aquella terraza… tantos amigos
-El club de la lengua…
-Exacto.
-Y la discusión sobre la muerte de la gramática.
-Felipe decía: “la gramática ha muerto”, con ese tono entre Ramón Gómez de la Serna y Salvador Dalí.
-Alguno de los más jovencitos le puso una nota en el bolsillo de la chaqueta: “la gramática hiede”. Fue casi un homenaje a las vanguardias.
-¡Cómo nos reímos!
-Felipe siempre avivaba el sentido del humor en sus charlas.
-Sí.

En I Encuentro de profesores de Lengua, en Sevilla, en el 2014 en el que Felipe colaboró con un entusiasmo de principiante, a pesar de estar ya jubilado, y en el que se convirtió en el referente de una generación de profesorado de Lengua con la charla inaugural del encuentro titulada: Enseñar lengua y literatura. De insatisfacciones, búsquedas, certezas y extravíos.

Este recuerdo y homenaje es un canto a la risa, al humor, a la sutil ironía que siempre compartió Felipe con nosotros y a todo lo que aprendimos con él y de él.

¡¡¡HASTA SIEMPRE, MAESTRO!!!

11 mayo , 2018

Hacer/se un Fray Luis

Filed under: Blog — Aster Navas @ 7:45 am

Me gustan los catalanes porque hacen cosas

Mariano Rajoy Brey

Es curioso el éxito lingüístico de la combinación del verbo hacer con el nombre de algún personaje público y/o mediático. Ahí están hacer/se un Rajoy, hacer/se un Melendi, hacer/se un Puigdemont, un Falete o un Cifuentes.

Para su confección se toma un episodio -a menudo una instantánea- especialmente memorable de sus vidas o una actitud determinada a la hora de enfrentarlas y se construyen esas expresiones que resultan tan significativas y caracterizadoras.

¿Qué ocurriría si nos sirviéramos de nombres de escritor@s o de los de sus personajes? Veamos…
Screenshot of Aster en Instagram_ “#hacerseunfrayluis #literatura”


Screenshot of Foto de Instagram de Aster • 9 de mayo de 2018 a las 19_21 (1)

Desde Tres Tizas os queremos lanzar el reto #hacerseunfrayluis con el saludable objetivo de reclutar cómplices literarios. El hastag principal lo podemos acompañar de #literatura.
Screenshot of Aster Navas (@irakasle) _ Twitter
Podéis participar en las redes sociales -Twitter, Instagram-  de diferentes maneras: con un mensaje de texto con la expresión, acompañando la definición con una imagen del autor, de la obra, de la acepción, jugando con ambos en Canva o en una captura de pantalla…
¿Os animáis?
¿Qué puede significar Hacer/se un Berceo…?  Y… ¿un Vargas Llosa? ¿Qué puede querer decir Hacer/se un Platero…? ¿Un Godot? ¿Un Samsa…?

¿Se podría exportar esta propuesta al aula?

No olvidéis el hastag: #hacerseunfrayluis 

Aster Navas

29 abril , 2018

¿Sabes cómo te llaman tus alumnos y (sobre todo) por qué?

Filed under: Blog, Mide tus palabras — Aster Navas @ 4:36 pm

Ha merecido la pena esperar. Confieso que ya me temía un bajonazo creativo de los chavales pero los subestimaba… Por fin ha empezado a circular por los pasillos, como un secreto a voces, el alias del compañero que se incorporó hace un par de meses a nuestro claustro. Se han decantado, para rebautizarlo, por esa mirada eternamente sorprendida, asombrada, impertinente, escrutadora; mitad desconcierto, mitad reproche.

Sí, él será el último en enterarse. Quizá no lo haga nunca.

tls-boca-systems-div-lemur-blinking-left-right-eye-thumb

Crédito de la imagen

Esos seudónimos que nos vamos ganando como profes demuestran una genialidad que pasamos por alto. Nos nombran con ingenio, con propiedad… y hacen al receptor, a veces durante generaciones, cómplice de ese apelativo. Lengua en estado puro.

Os dejo aquí un micro que escribí hace tiempo con estos mimbres.

 

Días de cole

“Tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”
Bernard Shaw

 

Tras los estudios primarios mis padres confiaron mi educación a los piadosos padres menesianos. Así, los que en mi adolescencia me enseñaron Latín, Geografía o Matemáticas fueron hombres de sotana rigurosa y gesto severo que imponían en las aulas una disciplina y un silencio casi castrenses. La única revolución posible era la de la palabra. Aquellos profesores a los que –lo que guste mandar, Don Servando; ¿Da usted permiso para ir al baño, Don Bruno? ; No volverá a ocurrir, Don Claudio- nos dirigíamos con servil reverencia, eran, en los conciliábulos de los cambios de hora, en los patios y en las puertas de los baños, objeto de escarnio: a sus espaldas les llamábamos El Pikolín, El Locomotoro, El Simca, El Tutiplén o la Gacela Thomson; esos nombres eran nuestra forma de vengar tanto tedio, de responder a la cicatería con que se nos administraba en aquel lugar el Colacao, los minutos de ducha y las emociones.
Muchos de aquellos motes los habíamos heredado de quienes durante generaciones habían ocupado nuestros mismos pupitres; otros eran de nuestra propia y orgullosa cosecha. Lo cierto es que el fraile recién llegado no tardaba en tener un apodo cruel como navaja oxidada.
Con Ricardo todo fue diferente: nadie hubiera imaginado que aquel tipo en vaqueros era un miembro más de aquella orden religiosa; con él aprendimos, aparte de Historia, tolerancia y flexibilidad. Desde el primer día nos pidió que lo tuteáramos y no tardó en ganarse nuestra confianza: era un hombre de mirada condescendiente, tenía el pelo largo y silbaba por los pasillos canciones de Nino Bravo. Le escuchábamos –poneos en el lugar de los mayas- fascinados rehacer la historia.
Fue una lástima que aquella tarde de mayo hiciera aquel calor sofocante y que estuviéramos tan alterados; fue una verdadera lástima que a Ricardo se le acabara por fin la paciencia y diera aquel aciago golpe en la mesa con la intención de controlar una clase que se le iba de las manos.
A partir de mañana haré que esto funcione como un cuartel –dijo rojo de ira. Y de ahora en adelante me llamaréis con Don.
A pesar de que de cuando en cuando perdía los papeles, Don Ricardo –El Condón- fue un maestro inolvidable.

En fin.

Aster Navas

 

Older Posts »

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: