Tres Tizas

8 febrero , 2010

Reconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos…

Filed under: Blog — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Noto a menudo -sobre todo como tutor- que a los alumnos les cuesta el tránsito de contar “qué les pasa” a describir “cómo se sienten” o “qué sienten“. El paso de lo concreto de las situaciones a lo abstracto de las emociones se les hace difícil: por un lado sus sentimientos son confusos e incluso contradictorios y, por otro, creo que echan en falta un vocabulario bien definido que les ayude a manifestar con más precisión sus sentimientos. Y en los jóvenes de manera significativa son las emociones -la propia palabra lo dice- lo que les mueven. Habrá que dotarles de recursos, habrá que ayudar a Jenni para que pueda contarle a Jonatan lo que siente cuando le baja la tensión, esto es, a desarrollar su competencia comunicativa emocional (distinguir y reconocer las emociones -en nosotros y en los demás- por lo que se dice y el tono y la expresión -facial, sobre todo- con que se dice, y saber expresarlas).

Para este fin he preparado una serie de actividades, algunas de ellas adaptadas del libro Educar las emociones y los sentimientos de Manuel Segura, de quien tanto he aprendido a través de  un cursillo de formación impartido por Juani Mesa. Muestro las actividades de dos de los ocho grupos en los que clasifica Santiago Segura las emociones. Son actividades variadas para ampliar su vocabulario de emociones, agrupándolas en bloques por su semejanza, emparejándolas con su definición y expresión facial, encajándolas de manera adecuada en textos, relacionándolas con situaciones que las provocan, etc.

A las actividades interactivas del LIM (Libro Interactivo Muntimedia) realizadas en el ordenador, se suman otras hechas en grupo en el aula:

  • Práctica de comunicación no-verbal: que el alumno exprese con la cara y con gestos el sentimiento que le ha tocado al azar escrito en una tarjeta (por ejemplo, alegría) o la emoción que despertaría en él la situación descrita en una cartulina (por ejemplo, te invitan a una fiesta muy divertida). Hay que intentar que sean situaciones que les resulten cercanas, posibles. Después los demás podemos juzgar si la emoción que expresó era la que correspondía y si la representó de manera que se le entendiera.
  • Variante verbal: al sacar la tarjeta con un sentimiento, crea una frase añadiendo una situación que origine en él dicho sentimiento (por ejemplo, me siento alegre cuando…).
  • Dramatizaciones y su análisis: Por grupos reperesentan situaciones (mudas o con texto); los demás han de averiguar qué sentimientos están experimentando los personajes y las causas que los han originado; esto es, la relación de causalidad entre el hecho vital, el mundo exterior, y el mundo interior. (Las representacioners se pueden grabar para ver con más detenimiento).
  • Actividad similar analizando las situaciones que viven los personajes en los libros que están leyendo e intentar describir sus sentimientos (¿qué ha sucedido? y, como consecuencia, ¿cómo se siente, qué siente?). Esto mismo se puede hacer con películas y por medio de un glogster, como muestra Gorka Fernández en su blog Complementándonos. La tertulia literaria puede ser el marco adecuado para este ejercicio que les ayuda en la comprensión lectora. He comprobado que les cuesta matizar cómo se sienten los personajes de un relato, mucho más que en videos.
  • Creación “poética”: Siendo muchos los términos para referirse a emociones, éstas son tantas que a veces no encontramos la palabra precisa. Entonces recurrimos al símil y la metáfora (me siento como…). Ofrecerles imágenes para que elaboren símiles (me siento como una naranja a la que se ha exprimido todo el jugo) y que les den coherencia contando qué ha sucedido para sentirse así. Se pueden leer antes algunos ejemplos como Estados de ánimo” de Mario Benedetti. También pueden crear las comparaciones partiendo de cero y con los símiles de todos elaborar un poema colectivo, Sensaciones de 3º en lengua.

Todo esto se podría complementar con sesiones de tutoría sobre el control de algunas emociones, como la ira y el miedo desmedidos, “que por su intensidad o peligrosidad, nos pueden dificultar y complicar la vida“.

A la espera de la unidad didáctica “Palabras para hablar de sentimientos” anunciada por Felipe Zayas, entreténganse con estos entrantes. ¡Y emociónense!

Carlos Díez

Para enredar más: Educar las emociones de M.Segura, unidad didáctica “Expresando sentimientos” de Marian García Calvo; actividades para trabajar la inteligencia emocional, en el blog de Laura; diapositivas del IES Averroes sobre emociones y sentimientos, Cómo aplicar la inteligencia emocional en la práctica docente, de R.Colom y M.Froufe, Regla de Merahbian, serie de TV Miénteme, inspirada en la vida real de Paul Eckman, psicólogo capaz de descubrir si la gente miente sólo con analizar los gestos, movimientos y voz de las personas..
Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: