Tres Tizas

23 junio , 2008

¿Santo Tomás o Wittgeinstein?

Filed under: Tírame de la lengua — Etiquetas: — Marcos Cadenato @ 12:00 pm

El pasado miércoles 11 de junio se celebró la primera de las cuatro sesiones de que consta la prueba de Selectividad en el distrito universitario del País Vasco. Como es habitual, los casi universitarios llegaron como un manojo de nervios, como es habitual sorpresas escasas en la elección de los temas y de los textos en los diferentes exámenes, pero, oh sorpresa de las sorpresas, en los exámenes de Filosofía e Historia había un pequeño problema: las preguntas del examen estaban mal planteadas porque, al parecer, deben respetar un curioso juego de dobles parejas, de tal forma que el alumno -prepare lo que prepare en su centro- tiene la opción de elegir al menos uno de las dos opciones que se le presentan. Es decir, en Filosofía, Santo Tomás va de la mano con San Agustín y Wittgeinstein juega dobles con Ortega y Gasset y el alumno sólo prepara uno de los autores de cada pareja. ¿Fácil, no? Pues no lo parece, porque la pregunta del examen era: San Agustín o Wittgeinstein. Tampoco en Historia se respetaron las opciones: parece fácil elegir un tema del siglo XIX y otro del XX, de tal forma que el alumno elija lo que desee. Pues no, las dos preguntas correspondían al siglo XX. Sin palabras… bueno, sí, algunas.

Gaudeamus igitur, iuvenes dum sumus… porque, de lo contrario, podemos montar el pitote padre y con razón. No se puede ser más… Seamos serios: exigimos a nuestros estudiantes orden, coherencia, corrección, organización, pero en un examen a las puertas de la Universidad somos capaces de ver aún estas -diría más que- anécdotas. Desconozco cuáles son los motivos de estos «errores atribuibles a nuestra labor» (Universitas dixit), pero son del todo injustificables. La persona o personas que deben coordinar los contenidos de la prueba, su confección y su envío no puede permitirse un error de tal naturaleza, so pena de ser calificada con justicia de…

Por otro lado, llama la atención la «universalidad» de la prueba de Filosofía. Los diez autores que se contemplan en el programa de segundo de bachillerato de la asignatura de Filosofía se presentan por parejas y el alumno debe elegir uno solo. ¡Viva el alma mater!  Es por decirlo así -y aprovecho un ejemplo que me brindó un compañero de Tribunal y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco- «como si me preparo las arterias y dejo las venas«. ¿Conocimiento universal? ¿Desde cuándo este tipo de prácticas de acotar el conocimiento está auspiciado por instituciones académicas? Porque no nos engañemos, si esto lo permite la Universidad, está claro que ningún profesor de Bachillerato va a invertir un solo minuto «en autores que no entran» con lo ajustados que van los programas en todas las asignaturas.

Como en los cuentos, también hay desenlace y final feliz. Dos días más tarde, la propia Universidad permitió a los estudiantes que así lo quisieran repetir las pruebas de Filosofía y de Historia con unas condiciones más que generosas para el alumnado. Borrón y cuenta nueva…

Afortunadamente quedan muy poquitos años para que la actual Prueba de Selectividad desaparezca. Los profesores y las instituciones académicas deberían intentar que la Prueba General de Bachillerato (PGB) -o como se le denomine finalmente- sea una prueba coherente, racional y que, en realidad, sea útil al profesor y al alumno. Amén…

Marcos Cadenato

Aprovecho y, antes de echar la persiana veraniega, recojo un meme que circula estos días por la red. (more…)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: