Tres Tizas

11 febrero , 2010

Devolvednos el Peñón

Fuente de la imagen

Imaginemos, por un momento, que colocaran un centenar de imágenes sobre nuestro escritorio y nos invitaran a escoger las que necesitemos para crear una historia. Alguien nos da los fotogramas de la peli y nos pide el guión; alguien nos entrega los carretes a condición de que contemos el viaje. El regalo se llama storybird.

Hablo de imágenes de una calidad sorprendente, con una gran variedad de formatos, texturas y estilos, obra de excelentes ilustradores.

Un servidor apenas ha empezado a experimentar con ella como recurso en PRL y espera que, superado el asombro inicial, se le ocurran nuevas propuestas. De momento es una prodigiosa fuente de vocabulario de la que ya no sé prescindir.

Pero así, a bote pronto, resulta evidente que va a ser la envidia de las vecinas porque:

  • Permite trabajar de forma interdisciplinar Literatura y Plástica.
  • Es una material fantástico para convertir en procedimentos temas como la tipología textual, la estructura y la secuencia narrativa.
  • Ofrece una excelente biblioteca.
  • Permite trabajar desde enfoques muy diversos: mismas imágenes para todos los alumnos, darles el texto y que rastreen en busca de las ilustraciones.
  • Cualquier nivel de elaboración –incluso la simple imagen- resulta atractivo por lo que nos permite abordar la diversidad sin cargos de conciencia.

Pero, amigos, todo pecado tiene su penitencia:

  • Sólo se publican libros en inglés. Si el idioma del relato es cualquier otro, se salva como privado. Este detalle –esencial- nos priva de una de sus mejores prestaciones: compartir el volumen. Redactándolo en la lengua de Shakespeare y publicándolo podríamos abrir el texto a múltiples colaboradores. Este inconveniente puede ser, sin embargo, una excelente excusa para un enfoque TIL.
  • Su estética es más propia -no somos celosos- de Primaria.

Nadie es perfecto.

Aster Navas

12 febrero , 2009

Otro pasito más.

Filed under: ESO — Etiquetas: , — Patxo Landa @ 12:50 pm

Este año estoy experimentando con la escritura de relatos de forma coral pues, de una u otra manera, participa toda la clase: uno en la pizarra; otro, en el portátil; otro, con los dibujos; todos aportando ideas a la narración…

Esta vez hemos glosado un texto breve (115 palabras) de un escritor vasco y lo hemos completado con diálogos, descripciones etc.. (750 palabras). Este “experimento” ha resultado incluso más adecuado que el anterior porque sabíamos en todo momento cuál era el argumento y esto me facilitaba dirigir los contenidos y las destrezas que me interesaba trabajar, que más o menos han sido estas:

  1. El estilo directo y los “verbos de decir” en la reunión de los animales.
  2. Motivar a los que ya han abandonado cualquier anhelo de aprender, dándoles protagonismo con el portátil, con los dibujos…
  3. Hacerles entender lo costoso (leer, releer, rescribir, búsqueda de sinónimos…) que es el proceso de escritura.
  4. Trabajar el uso deíctico de adverbios y pronombres que tanta falta les hace y que tan rentable es para dar madurez a sus textos.
  5. La ortografía de manera más práctica que con los tediosos dictados.
  6. La posibilidad de ver el resultado final en sus casas pues está colgado en Internet.

El proceso ha sido lento y largo pues han sido unas cinco sesiones. Cinco sesiones que hemos “ganado” al programa y a la apatía, por supuesto.

Patxo Landa

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: