Tres Tizas

2 marzo , 2009

Tiempo de líneas

Filed under: Diversificación Curricular — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:30 am

sin-titulo-1-copia1

En los últimos meses han aparecido varios artículos en los blogs que sigo que hacen referencia a las líneas del tiempo; entre otros, blogge@ndo o el de Víctor Cuevas. Recomiendo su lectura a todo aquel que desee un análisis de las posibilidades didácticas de esta aplicación.

Yo voy a contar algunos usos que le he dado a esta herramienta web 2.0 en el ámbito socio-lingüístico con mi grupo de Diversificación Curricular de 4.E.S.O. y los logros conseguidos; esto es, mi experiencia.

Cuando entré en el aula de D.C. por primera vez todavía se mantenían elementos del decorado que habían realizado sus últimos alumnos hacía cinco años. Uno de ellos era una tira de cartulina que abarcaba una de las paredes y en la que estaban señalados con diferentes colores los periodos históricos en escala. Me pareció una estupenda idea para trabajar algo que los adultos creemos sencillo pero que desde niños nos cuesta tanto: ubicar y ordenar temporalmente acontecimientos. Lo he comprobado en mis propias carnes al ver las dificultades y confusiones de mi hija para situar cuando era muy niña el ayer, el mañana, el pasado mañana… luego fueron las horas y supongo que con los años le pasará como a mis alumnos: los siglos, las décadas…

Como nos habíamos embarcado en la elaboración de un blog sobre la historia de los siglos XX y XXI, busqué las posibilidades que me ofrecía la red, intentado trabajar también las competencias digitales. De los varios servicios que hay para elaborar líneas del tiempo, podéis encontrar un análisis comparativo en uno de los blogs mencionados, blogge@ndo, y un tutorial muy útil sobre uno de ellos, Dipity. Yo me incliné por Timetoast por su sencillez (aunque tiene la pega de que no admite acentos ni eñes). Los alumnos, después de probar varios, eligieron también este; antes de darse cuenta de que al no admitir tildes se descubren enseguida los “copia y pega”. ¡Ja!

A su innegable utilidad en el área de sociales, hay que sumar que en el proceso de su elaboración se ejercitan varias dimensiones de la competencia comunicativa: comprensión oral y comprensión y expresión de textos escritos. Desde la búsqueda contrastada de información en diferentes fuentes, hasta la cuidada elección de los títulos y la redacción personal del resumen en que se condense lo principal. He comprobado que aprenden más creando una birriosa línea del tiempo que viendo y leyendo una maravillosa. “Lo que se oye, se olvida. Lo que se ve, se recuerda. Lo que se hace, se aprende”. Pero parece que, si al hacerlo tenemos que ver, leer y escribir…, se estimulan y activan de forma simultánea distintas zonas cerebrales, y el aprendizaje es más significativo y permanente. Y con el uso de las TIC, más autónomo.

El último “experimento”, a sugerencia de mi compañero Marcos Cadenato (gracias, Marcos), es la creación de una línea del tiempo sobre el conflicto árabe-israelí. Aprovechando que acabamos de empaparnos de las consecuencias de la II Guerra Mundial, que hemos seguido por la prensa la última incursión de los judíos en territorio palestino y que hemos realizado una lectura dramatizada y una secuencia de actividades elaboradas por Lourdes Domenech sobre “Manzanas Rojas”, la obra de teratro de Luis Matilla, nos informamos con el material que nos ofrecía Lu y añadimos la Wikipedia, la Encarta y un par de páginas webs sobre el tema; y por parejas estamos seleccionando y ordenando secuencialmente textos e imágenes (de personajes y mapas, sobre todo).

Un par de días después de leer información sobre este conflicto y comentarla, pregunté a mis alumnos en qué época había empezado. Alguno se aproximó, pero otros hablaron de hace 500 años. ¡Casi lo sitúan antes del nacimiento de Mahoma! Estoy seguro de que nadie, después de acabar la línea del tiempo, marrará en sus coordenadas espacio-temporales. Amén; o, lo que es lo mismo, así sea.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: