Tres Tizas

23 mayo , 2011

El idioma que se ve. Rueda de prensa

Filed under: Blog, ESO — Etiquetas: , — Carlos Diez @ 8:00 am

Contextualizar: En mi centro se oyen muchos idiomas y acentos: chino, rumano, árabe, castellano, euskera…, pero hay uno que no se escucha, sino que se ve. Para saber más de él y de sus “hablantes”, mis tutorandos de 2.ESO, en el papel de periodistas, han organizado  y convocado una rueda de prensa.

Los entrevistados son los alumnos sordos y con discapacidad auditiva del instituto, que han respondido a nuestras preguntas, dudas y curiosidades sobre cómo les afecta su discapacidad, esto es, para conocernos mejor.

Elaborar cuestionario: Antes de preparar las preguntas, se intentó que comprobaran por sí mismos la diferencia entre los interrogantes que se responden con un sí o un no y los que permiten e incitan a que el receptor ofrezca más información. También se aconsejó que preguntaran cuestiones específicas al tipo de alumno que iba a ser preguntado. Luego cada alumno pensó y escribió cinco preguntas, posteriormente en pequeños grupos de 4 seleccionaron  las más interesantes y, por último, usando la pizarra y el proyector, se eliminaron las repetidas, se agruparon las semejantes atendiendo al contenido y se organizaron. El resultado fueron 20 preguntas distribuidas en cuatro apartados.

Establecer contacto: redactar una carta de presentación para una de las responsables de los alumnos con discapacidad auditiva.  En grupo se decidieron los puntos que debía tratar la carta: a quién va dirigida, presentación de los emisores, motivo de la carta (petición de permiso para la rueda de prensa), agradecimiento y despedida. Con la carta se les adjunta nuestro horario (para que, si aceptan, elijan el día y hora que les convenga) y las preguntas (para que eliminen las inconvenientes y añadan si creen que nos hemos dejado algo interesante). La respuesta fue de entusiasmo. Tanto que me animé a pedirle que me enseñara a decir “yo me llamo” y “gracias” en el lenguaje de signos, para enseñárselo a mis alumnos. Ella se ofreció a darme fotocopias del alfabeto dactilológico. Cuando les conté a mis alumnos cómo debían presentarse y que, aquel que quisiera, podía aprenderse las letras de su nombre, me sorprendieron gratamente: menos 4, ¡todos se sabían ya el alfabeto manual! Inocente de mí, que me había comprometido a aprender mi nombre si diez de ellos también lo hacían. Parece ser que en una asignatura van a un aula en el que hay un poster con este alfabeto. Y basta que ningún profe les haya pedido, obligado, ordenado, invitado, sugerido… que lo aprendan, para que lo aprendan… ¡y cómo! Estoy pensando en desaparecer como profe y dejar carteles estratégicamente colocados con lo que quiero que aprendan o que les lleven a indagar, a investigar por su cuenta.

Momentos previos: La media hora antes de que llegaran nuestros invitados la dedicamos a elegir un moderador y un par de secretarios que tomen nota de lo más relevante (y así yo, el profe, puedo desaparecer de verdad), a distribuir las preguntas para darles un último vistazo y a colocar las mesas y pupitres de manera que parezca una sala de prensa (y en esto, ya desaparecido totalmente, me volvieron a demostrar que es mejor que no esté).

Rueda de prensa: Los alumnos, convertidos en periodistas, se presentan y preguntan educada y ordenadamente… ¡y escuchan con atención las respuestas, permitiendo -sin interrumpir- que los invitados contesten! Estos nos cuentan que para despertarse usan luces o el móvil en modo vibrador puesto debajo de la almohada. Que  también las luces les avisan, a los que no tienen perro, de que alguien llama al timbre. Nos enteramos de que hay muchos lenguajes de signos y alfabetos dactilológicos, de que las personas y los lugares también tienen sus signos, no se deletrean como pensábamos (el de Bilbao es el dedo índice de una mano en la barbilla, como si fuera el txistu, y el índice de la otra golpea un imaginario tamboril). Entendemos que se avergüencen de hablar en público, por los nervios y porque creen que su voz suena rara; pero nos extraña un poco porque les hemos oído en otros momentos y sabemos que hablan muy bien. Uno de ellos nos muestra un ejemplo de enfado, con gestos y movimientos más bruscos y enégicos. Toca el timbre del recreo, agitamos las palmas en un “sonoro” aplauso, y se mezclan los dos grupos, periodistas y entrevistados, y siguen charlando, ahora sí, como solo ellos saben: todos a la vez.

La clase siguiente hacemos una valoración: les ha gustado e interesado, y han quedado tantas preguntas por hacer que proponen una nueva sesión. Incluso parece que algunos han reflexionado tras la rueda de prensa, pues les han surgido nuevas dudas: uno de los invitados dijo que sus padres y su hermana eran sordos también, ¿puede ser hereditaria la sordera?

Remate: el reportaje. Los dos secretarios pasan sus notas a la Intranet para que estén a disposición de los demás. Y, para rematar, se les pide a todos que escriban un artículo para la revista del centro en el que cuenten la experiencia, sus impresiones y valoraciones.

Enlaces interesantes para trabajar la lengua de signos: Traductor de castellano a lengua de signos, El rincón del maestro, Cuentos en lenguaje de signos (en Cervantes Virtual), Ejercicios Clic sobre el alfabeto dactilológico de Inmaculada Rodríguez, Planeta Visual.

Gracias a Fernando, Estibaliz, Boiz, Ariana, Ainhoa y  sus profesoras.

Carlos Díez

Anuncios

11 abril , 2011

Compartiendo poemas y raíces

Filed under: Blog, ESO — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:00 am

A los institutos llegan cada vez más alumnos, como mis tutorandos, de todos los rincones del mundo: Argentina, Bangla Desh, Bolivia, Brasil, Colombia, China, Ecuador, República Dominicana, Senegal… De diferentes colores y lenguas, llegan también con maletas culturales muy variadas. Antes de llenarlas de nuevos contenidos, en mi clase hemos decidido aprovecharnos de esta riqueza y compartir parte de nuestros equipajes curriculares: pedacitos de poesía.

La diversidad poética nos brinda otra manera de dialogar. Nos permite descubrir que todos y cada uno de nosotros, en cualquier punto de la Tierra, compartimos los mismos interrogantes y sentimientos. Es una faceta de nuestra libertad, es nuestra humanidad… Mediante al acceso a la poética del mundo entero, los jóvenes pueden disponer de un vector más, diferente, sutil y fluido, para mejorar su conocimiento y comprensión del prójimo. El descubrimiento de un nuevo poema constituye un acto de inmersión en la lengua, pero también en la emoción y la sensibilidad del otro, por más distante que se encuentre en términos geográficos. (Palabras de Irina Bokova, directora general de la UNESCO, en el mensaje con motivo del Día Mundial de la Poesía, el 21 de marzo de 2010).

Los humanos somos árboles de muchas raíces. Y mi propuesta -creo- es una forma sencilla de enraizar en sus culturas de origen, que no se sientan huéfanos, que valoren lo que tienen, para que luego arraiguen también en esta de adopción y mezclen sus ramas con las de sus compañeros en un frondoso bosque. Y comprobar que en el fondo todos los árboles guardan un gran parecido: poemas de amor, filosóficos, de añoranza de la patria lejana…

De manera resumida, los pasos de la secuencia didáctica son:

  • Selecciona un poema de un escritor de tu país de origen.
  • Elabora un documento de texto con el poema, una breve biografía del autor, las razones por que lo has elegido y las fuentes que has consultado. (En el enlace se ofrece un ejemplo-modelo hecho por un alumno).
  • Leemos el poema e intentamos descifrar su significado, entenderlo.
  • Apréndelo de memoria (al menos algunos versos).
  • Grábate recitándolo con expresividad.
  • Edita y publica el video en la red (si no está en castellano, subtitúlalo).
  • Sitúa el video y unas pocas líneas de la biografía en el mapa que hemos creado a tal efecto.

Con el total de los poemas y la información recogida sobre sus autores elaboramos un cuadernillo (en papel y digital, todavía inacabado), en el que aparece también el mapa que hemos creado en Google, para que se lo lleven a casa (y de paso, dejamos caer el enlace a la revista de los del Taller de prensa; un poco de publi, vamos).

La actividad, aunque semejante, no encajaba del todo en el ilusionante proyecto de poemario colectivo “Poesía, eres tú”, impulsado por Silvia González Goñi y José Hernández, ya que para acotar un poco el proyecto y que no se desbocara, preferían poemas solo en español o en cualquiera de las lenguas oficiales. Más adelante, si nos da tiempo, intentaremos participar.

Esta actividad enlaza con otra ya realizada por Antonio Solano y recogida en su blog, con la que  pasamos a leer poemas de autores españoles (del libro De todo corazón. 111 poemas de amor), de la que será otra de sus raíces (abonándola de amor, para que el árbol arraigue y crezca hermoso). Diferentes raíces, colores, lenguas, currículos…, parecidos sentimientos, emociones.

Un apunte final: Ellos me regalaron, entre otras perlas, la posibilidad de disfrutar de la musicalidad del chino y de los versos de Rabindranath Tagore en bengalí. Yo, a cambio, les regalé unos videocubos: http://bit.ly/dIMNgr

Carlos Díez

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: