Tres Tizas

5 febrero , 2009

Maravillas del mundo

Filed under: Diversificación Curricular — Etiquetas: , — Carlos Diez @ 8:30 am

sin-titulo-2

Al iniciar el pasado curso mi nueva andadura por el ámbito socio socio-lingüístico en Diversificación Curricular, aproveché la reciente elección de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo para plantear una amena actividad que me permitiera conocer, entre otras cosas, los conocimientos geográficos de los alumnos y, sobre todo, cómo se relacionaban y colaboraban para conseguir un objetivo común.

Entre las candidaturas, la española más votada fue la Alhambra. pregunté quiénes la habían visitado. Nadie. Bueno, al menos la veríamos en fotos, haríamos una visita virtual. Les propuse preparar un viaje de estudios para enseñar algunas de las creaciones arquitectónicas más hermosas del ser humano a un grupo de extraterrestres. “Hagamos un plano -un mapamundi, en este caso- para el conductor del O.V.N.I.”. Meses después encontramos algo parecido en un documento de la revista “Muy interesante“: “Los 25 lugares que hay que ver antes de morir“.

La afición a las listas viene de antiguo. En tiempos del romano Plinio el viejo (29-39) ya circulaba una relación de lugares imprescindibles, las famosas Siete Maravillas de la Antigüedad: Las Pirámides de Giza, el faro de Alejandría, el Mausoleo de Halicarnaso, el templo de Artemisa de Éfeso, el Coloso de Rodas, la estatua de Zeus en Olimpia y los Jardines Colgantes de Babilonia. El 7 de julio de 2007, una polémica votación popular a nivel mundial organizada por el magnate suizo Bernard Weber eligió las Siete Nuevas Maravillas del Mundo: las Pirámides, las ruinas mayas de Chichén Itza (México), el Coliseo de Roma, el Cristo Redentor de Río de Janeiro, la Gran Muralla China, Machu Picchu, Petra y el Taj Mahal. Los monumentos funerarios egipcios constituyen el único vestigio de la lista antigua que aún perdura, pues, según un proverbio árabe, “el tiempo lo destruye todo, y las pirámides destruyen el tiempo”.

Y como nos atraen tanto las listas, las clasificaciones -los 40 principales, los mejores blogs, las películas que más recaudan, los libros más vendidos, la lista de la compra…- les sugerí comenzar la actividad eligiendo cada uno de los 7 alumnos 3 maravillas sin repetirse y, para evitar la competitividad e infructuosas polémicas (como las que surgieron en la nueva votación), les pedí que lo hicieran sin establecer prioridades ni entrar en comparaciones valorativas, guiándose sólo por su gusto. Así comenzó todo.

Busca el desarrollo de esta actividad en el wiki

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: