Tres Tizas

8 diciembre , 2008

¡Felizes Fiestas!

 dscn2663

Ésta que veis es la parte inferior izquierda del cartel ganador en la ESO del Concurso de Postales de Navidad de mi instituto. El nombre del autor no importa. Basta con saber que es un alumno de la ESO. Tampoco importa el origen geográfico; lo digo porque en mi centro hay mucho alumnado inmigrante de cerca de una docena de países diferentes, como ya he explicado alguna otra vez. No importa. Lo que más me ha llamado la atención es que para el Jurado de dicho certamen no ha tenido mayor importancia el hecho de que aparezca una hermosa falta de ortografía en el lema principal. ¡Felizes Fiestas!, reza el cartel; Felices Fiestas, me corrige el corrector de mi procesador de textos, subrayándome la palabra con un navideño espumillón rojo. Quizá el ojo humano -el del autor y el de los jurados- no haya observado la falta, pero no ha pasado desapercibido para el corrector de Word. 

No soy psicolingüista ni mucho menos grafólogo, pero a la vista de la imagen, quizá se pueda interpretar que un fallido Feliz Navidad se convirtió por las razones que sean en un Felices Fiestas. Tampoco importa. El plato está servido y yo tengo afilados los cubiertos. Y lo que más me duele es que en este caso un error, una errata involuntaria, hace deslucir todo un trabajo artístico, una hermosa postal, por cierto, de un alumno que generosamente ha dedicado un tiempo para su confección y que, sin duda, habrá lamentado -supongo- su equivocación. Así lo espero… 

En estas mismas páginas ya hemos hablado en algunas ocasiones de la importancia o no que el profesor de Lengua debe concederle a la Ortografía. Mis alumnos son inmigrantes –recién llegadosetorri berriak, dice mi consejero- y, lógicamente, yo corrijo en sus producciones la ortografía y la acentuación, pero en este caso, creo que estaremos de acuerdo en que mucho más importante que la corrección, lo es la cohesión, la coherencia o la propia capacidad comunicativa del texto. Cuando escribo en este caso, me refiero, lógicamente, a Programas de Refuerzo Lingüístico, a refuerzos que se desarrollan en Planes o Programas de acogida y, en general, a todas las clases de ELE o L2, donde el punto de mira del profesor no está especialmente en la corrección lingüística sino en la capacidad de expresión y comprensión escrita y en la capacidad de expresión y comprensión oral, espero. 

Una buena amiga en cierta ocasión que saqué a relucir estos eternos problemas que están encima de la mesa de cualquier profesor -pero más en la del de Lengua- me comentó que quizás la Ortografía esté sobrevalorada en los currículos académicos y que no sea un tema ni urgente ni importante. Y la polémica estaba servida y la chispa permanece encendida. Personalmente sigo pensando que un profesor de Lengua está en la obligación de advertir, censurar, corregir, alertar… -verbos peligrosos- las faltas ortográficas. No sólo las faltas de ortografía, claro está, pero también. El grado, el nivel o la intensidad de la corrección dependerá -supongo- de los alumnos y del profesor, pero nunca la podremos pasar por alto. Espero que en esta formulación sí estemos de acuerdo -o casi- todos los colegas.

 

También aquí he tratado de mostrar pragmáticamente la importancia de la ortografía cuando un alumno -sea inmigrante o no- busca infructuosamente en el DRAE la palabra *excalera o busca en las imágenes de Google el significado de la palabra *pezes. Y el DRAE es inflexible y no aparece tal vocablo. Y el buscador de imágenes de Google es inflexible y no muestra ninguna. El alumno motu proprio capta la necesidad de escribir correctamente, de esto depende que entienda el ejercicio o el texto y pueda realizar la actividad. Pragmática pura… 

Tampoco en esta ocasión quisiera polemizar ni dogmatizar con estas peliagudas cuestiones gramaticales, pero -mire usted, por dónde- la imagen me ha servido para volver a reflexionar sobre el particular y para desear a todos los lectores y colaboradores de Tres Tizas: ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! o, como decimos por aquí, Zorionak eta Urte Berri On!

Marcos Cadenato 

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: