Tres Tizas

30 octubre , 2008

¿Dónde vas con el cabás?

Filed under: Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , , , — Carlos Diez @ 8:05 am

Crédito de la imagen

Dos hechos sucedidos las últimas semanas me han hecho reflexionar sobre la entrada de extranjerismos en el castellano. Uno: oírme a mí mismo diciendo “Abrir el firefox y colgar en vuestro blog el slide que preparasteis ayer“. Y otro, el comentario de un compañero que trabajando los préstamos léxicos en clase se encontró con que muchos de los ejemplos de anglicismos que ponían sus alumnos eran del campo semántico de la informática (hardware, software, web, ipod) y, de estos, varios del campo educativo (blog, webquest, podcast). Y casi siempre los agentes transmisores de estos últimos somos los profesores, sobre todo y curiosamente los de lengua (parece que somos muchos los “profes” de lengua trabajando con las TIC).

A nuestra jerga educativa hecha de siglas (ESO, CIP, ELE, ACI, PRL, TIL…) ahora se unen los anglicismos de un nuevo acrónimo, las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). No son muchos todavía, pero serán más y cada vez -¿espero y deseo?- más usados en nuestras clases.

Estos extranjerismos por una parte facilitan la navegación por algunas -demasiadas todavía- páginas sólo en inglés; pero por otra abren una brecha “digital” con otros profesores no tan duchos en la materia y, lo que es más preocupante, con las familias de nuestros alumnos.

¿Existen otras formas de designar estas nuevas herramientas, recursos, programas….? ¿Es conveniente y útil buscarlas? No soy un purista, dios me libre, pero empiezo a encontrarme dificultades y dudas para formar plurales (¿blogs o bloges, webquests o webquestes…?) y en la pronunciación (¿jotpot, pendraif, güebcues?).

En algunos casos basta con usar el término genérico: navegador, página de inicio, buscador, programa de tratamiento de textos, presentación de diapositivas… En otros ya se han creado términos en castellano que están sustituyendo con mayor o menor fortuna y consenso a los ingleses: etiquetas o palabras clave por tags, entrada por post (¿valdría artículo?), archivo de audio por podcast, enseñanza virtual a distancia por e-learning, dispositivo por driver, emoticones por smileys, etc.

Abogaría por aceptar sólo los neologismos necesarios, in medio stat virtus, pero ¿cuáles lo son? ¿Aquellos que designan una realidad nueva para la que no existe un término en castellano? Un hallazgo especial es el de bitácora (o cuaderno de bitácora) para referirse a los blogs. Vocablo del que han surgido por el procedimiento de la derivación términos como bloguero, blogosfera, blogfesor, que se adaptan perfectamente al castellano. Si fuera extrapolable este caso y poder recuperar palabras cuyas definiciones no tardando aparecerán en el diccionario precedidas de la abreviatura “ant.”, palabras como plumier, tintero, macuto, cabás (ya, ya sé que es un galicismo, pero le tengo cariño porque lo usaba mi madre de niña; de ahí el título de esta entrada)…

Sé que conseguir acuerdos, una línea común de actuación, es imposible y seguramente negativo, pero esto no evita que me plantee cómo actuar en mis clases. Estoy pensando en elaborar una webquest o una HotPot sobre este tema y que los alumnos reúnan el resultado de sus investigaciones en un wiki, preparen un PowerPoint y den cuenta de sus avances en sus blogs. ¿Sugerencias?

Difícil conseguir el equilibrio en esta balanza: la lengua de las TIC, las TIC en las clases de lengua; pues eso, la lengua de las TIC en las clases de lengua.

Carlos Diez

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: