Tres Tizas

17 noviembre , 2011

Empatía literaria

Filed under: Literatura — Etiquetas: , , , , — Carlos Diez @ 8:00 am
  • Empatía: Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.
  • Literario: Perteneciente o relativo a la literatura.
  • Empatía literaria o literatura empática (ya sé que no está aceptado el adjetivo por la RAE): Ejercicio de redacción consistente en ponerse en lugar de un autor y tratar de imitar su estilo, sus ideas…

Es un “copia y pega”… la manera de escribir peculiar de un escritor o movimiento literario, sus singulares características. Es una actividad habitual –creo- de lectoescritura que sirve para entender mejor a los clásicos y disfrutar de sus obras.  Al “leer para escribir” y “escribir para ser leído”, de Lourdes Domenech, se añade otra función: escribir para entender y sentir mejor lo leído. Felipe Zayas recogió unas cuantas actividades muy interesantes de este tipo en su artículo “La educación literaria: tipos de actividades”.

Como ejemplo, adjunto a continuación unos pocos escritos de antiguos alumnos. En su día no salieron del aula, pero hoy, gracias a las TIC, puedo publicarlos y saldar así una vieja deuda, un pequeño acto de justicia. Son textos de alumnos abducidos por los espíritus del Arcipreste de Hita y de Don Juan Manuel:

Ver este documento en Scribd

Todo lo anterior me sirve de excusa para presentar y recomendar un libro de poemas: Cerrar los ojos para verte, Premio Asturias Joven de Poesía 2010, de Rodrigo Olay: “Yo soy de los que cree, como decía Northrop Frye, en una frase que le gustaba repetir a Ángel González, que todo poema tiene su origen en otro poema”. De su obra una muestra que lo demuestra:

Ver este documento en Scribd

Para saber más de este poeta, algunos enlaces con información sobre Rodrigo Olay:

Carlos Díez

18 enero , 2010

Vizicleta

Filed under: ESO, Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:45 am

Crédito de la imagen

Hay un argumento irrefutable –¿Tú me has entendido, verdad?– que se suele esgrimir para no respetar la ortografía. El receptor comprende lo que le digo: el error formal –ambre/hambre- no tiene consecuencias en el contenido. Irreprochable; razonable.

Bayadolid. Podía haber sido peor: Bayadoliz.

Miguel de Lives, Cervantes o Vecquer son genialidades. Lástima que en al aula nos limitemos a enmendarlas con boli rojo tachándolas de barbaridades.

¿Vivir es con v, profe? También se puede –suelo decirles- vibir, incluso vivir, pero no es lo mismo. Bibir es durísimo; un sinvivir –suspiro.

Se escribe Valladolid. El otro –la otra- Bayadoliz es una hermosa ciudad costera.

¿Nieve es con v, profe? Hay una niebe –bromeo- con b pero no tiene nada que ver. Cae del cielo sin convencimiento y no llega a cuajar. Es una nieve-bendita Mafalda- de mondondanga. Suele nebar poco y mal en Mallo o a finales de Avril.

¿Nabidad es con b, profe? Hombre, la de verdad es con v. Es Nabidad cuando la Nochevuena te pilla con gripe o viene el cuñado a cenar a casa.

No sé cómo lo recordáis vosotros pero para mí cometer una falta ortográfica grave era casi un delito, una confusión de b/v o una omisión de h te convertían en un convicto, un tipo peligroso. Nada que ver con la permisividad con que se tolera en la sociedad y –peor aún- en las aulas.

He aquí una propuesta para hacer del vicio una virtud, de tripas corazón y, encima, para disfrutar con ello.

También podemos ser más ortodoxos y mandarles enmendar –¿os parece cinco veces?- el desaguisado en el cuaderno.

Tal vez el giro creativo abunde aún más en la impunidad con que violan ante nuestros ojos las reglas ortográficas; tal vez la imaginación sea un camino incierto, pero son los caminos inciertos los que seducen a un servidor.

Pinchad sobre la imajen; digo… sobre la imagen.

Aster Navas

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: