Tres Tizas

15 diciembre , 2011

Gracias

Filed under: Diversificación Curricular — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:00 am

Nuestra aportación al homenaje a la Generación del 27 propuesto por Antonio Solano es el siguiente poema de Jorge Guillén:

Muchas gracias, adios

He sufrido. No importa.
Ni amargura ni queja.
Entre salud y amor
Gire y zumbe el planeta.

Desemboqué en lo alto.
Vida regala vida,
Ímpetu de ascensión
Ventura es siempre cima.

Quien dice la verdad
Es el día sereno
El aire trasparenta
Lo qué mejor entiendo

Suenan aquí las calles
A esparcido tesoro,
A júbilo de un Mayo
Que nos abraza a todos.

La luz, que nunca sufre,
Me guía bien. Dependo,
Humilde, fiel, desnudo,
De la tierra y del cielo.

Crédito de la imagen

1. EL ORIGEN

La idea bebe de dos fuentes: el cariñograma, “juego” o dinámica que suele emplearse en infantil y primaria, y el relato de Helen P. Mrosla “Todas las cosas buenas”, recogido en el libro Sopa de pollo para el alma, de Jack Canfield y Mark Victor Hansen.

Un viernes parecía que las cosas no iban muy bien. Habíamos pasado toda la semana insistiendo sobre un concepto nuevo y difícil, y yo sentía que los alumnos estaban cada vez más frustrados e impacientes. Tenía que modificar la situación antes de que se me escapara de las manos, de modo que les pedí que cada uno enumerase los nombres de sus compañeros presentes en dos hojas de papel, dejando un espacio entre cada nombre y el siguiente. Después les dije que pensaran qué era lo más agradable que podían decir de cada uno de sus compañeros y lo escribieran.

2. EL CONTEXTO

El primer año que hice esta actividad fue en la tutoría de un grupo de Diversificación Curricular de 3.ESO con alumnos desmesuradamente críticos, protestones, especialistas en ver los defectos de los demás, competitivos; a menudo se comparaban para destacar las cualidades propias y los defectos de los demás.

Los medios y la calle les confirmaban que hablar mal de alguien, ponerlo a parir, es más fácil y entretenido, e incluso económicamente más rentable (basta echar un vistazo a las audiencias de los programas de televisión).

3. EL PROCESO

Esas navidades les propuse que se regalaran la pastilla contra los malos rollos y los bajones de ánimo. La composición y las cantidades de la medicina corrían de su cuenta, mezclarlos y envasarlos de la mía. La tarea consistía en elaborar una lista con los nombres de TODOS sus compañeros de clase, en columna, y escribir a cada uno dos mensajes positivos en los que valoraran su actitud o su comportamiento, les dieran las gracias o felicitaran por un hecho concreto o por algún rasgo de su personalidad (por la ayuda recibida para solucionar un problema, por escuchar sus cuitas e intentar comprenderlos, por un detalle de amistad, por ceder, por prestar algo, por una simple sonrisa, una palabra amable, un gesto de cariño, por algo que les hizo sentir mejor…). Les insistí en que, por muy mal que nos caiga alguien, tenemos que ser capaces de encontrar algo que agradecerle.

El mensaje ha de cumplir unas pocas condiciones: una extensión mínima de un par de líneas; que no sea algo formal, por cumplir, sino de corazón (no se trata de hacer la pelota o quedar bien para que me quieran); e irán firmados, aunque se recibirán de manera anónima y privada, pues yo eliminaré los nombres.

Antes leímos y escuchamos ejemplos de agradecimiento, en cartas, entrevistas, oraciones, canciones como Gracias a la vida y Agradezco, de los raperos argentinos Clave de Barrio (letra), etc.

4. EL RESULTADO

Luego reuní los mensajes en un documento para cada alumno, pequeño como una tarjeta para que les cupiera en la cartera y plastificado para que les durara. Se iniciaba con un “GRACIAS por… ” y se remataba con un ” Tus compañeros del instituto…, año…”. Y les recomendé tenerlo siempre a mano, para leerlo en caso de necesidad.

Con los alumnos más pequeños los cariñogramas suelen hacerse sin el filtro del profesor, se dejan en cajas o sobres a modo de buzones y se leen en público. En secundaria creo que es mejor mi sistema. E incluso no permitir que se lean o comenten entre ellos.

5. LA FINALIDAD

Los objetivos fueron mejorar las relaciones en el grupo, reforzar las conductas positivas, aumentar la autoestima, elevar el ánimo, practicar el reconocimiento de cualidades en los demás, de sus hechos dignos de alabanza y ponerlos de manifiesto, esto es, fomentar la expresión de sentimientos de gratitud.

Para terminar, el relato de Helen P. Mrosla (si alguien lo desea, puede descargarse el libro completo en Esliteratura.com).

View this document on Scribd

Hasta pronto y gracias por estar ahí.

Carlos Díez

Anuncios

3 octubre , 2011

“La Gramática no ha muerto”

Filed under: Homenaje, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Profesores y profesoras de Lengua Castellana y Literatura reunidos en Maneras de leer

Hace unas semanas coincidimos algunos profesores de Lengua Castellana y Literatura en el Congreso Maneras de leer en Madrid, en donde pudimos compartir experiencias, diálogo y libros durante los descansos y los espacios libres que nos dejaba la apretada agenda del Congreso.  Dos intensos días en los que muchos profesores venidos de todas las comunidades autónomas han podido conocer de primera mano interesantes maneras de leer

Me acuerdo mucho de la sobrina del poeta Jaime Gil de Biedma cada vez que veo a un buen puñado de profesores en horario extraescolar compartiendo experiencias, dialogando, discutiendo y defendiendo con pasión ideas, propuestas, proyectos… No sé, supongo que en un congreso de médicos o de abogados pasará lo mismo y tanto en los descansos como a la hora de compartir mantel se seguirá hablando de Medicina o de Justicia… No lo sé…

Pues bien, que un grupo de profesores aproveche el hall de un hotel para conversar, intercambiar opiniones y perfilar proyectos futuros, tras la cena y sin mediar ninguna bebida ni estímulo extra, tiene su aquel y debe ser “por lo poco que trabajamos en el aula”, según reconocieron prestigiosas mentes del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. Casualidades de la vida, el segundo día del Congreso coincidió con las jornadas de huelga que han iniciado los profesores de la red pública en diferentes comunidades y, por supuesto, en la comunidad madrileña. La #mareaverde se hizo notar en las calles de Madrid y por lo que se lee en la prensa, parece que puede provocar algunas modificaciones en las posturas iniciales de algunas políticas educativas.  Fuera y dentro del Congreso muchos profesores formándose e informándose y muchos más exigiendo que los recortes anunciados en educación no se lleven a cabo. Insisto, en estas situaciones, me acuerdo mucho de la sobrina del poeta Jaime Gil de Biedma…

En una de las cenas, medio en serio, medio en broma,  comenzamos a hablar en torno a la posibilidad de que la Gramática estuviera muerta, como se había podido leer en un tuit que circulaba por Twitter unos días antes a la celebración del Congreso.  Lógicamente lo de menos es quién defendía una postura u otra; lo de más, que mantuvimos una animada charla sobre cuestiones gramaticales (las funciones del lenguaje, el sintagma nominal, los titulares en la prensa…), absolutamente inútiles para unos; utilísimas, para otros. Quizá una persona ajena a esta profesión y a esta especialidad se horrorizaría de estar sentada en semejante mesa, pero lo que quiero destacar es que -al margen de gustos personales- aquellos profesores seguían hablando de su trabajo y de trabajo durante ese momento de relajo… Hay quien lo entiende y hay quien no, evidentemente…  En palabras de nuestra amiga y admirada Lu Domenech “esas risas a costa de la gramática no se me van a olvidar en mucho tiempo. ¡Como niños, vamos!” Es admirable que, tras un largo día de trabajo y colaboración -un tanto fatigados por todo lo vivido, oído, conversado, escrito y leído- aún quedaran fuerzas para hablar de Gramática y, además, disfrutar como niños… Mientras haya profesores que disfruten de una conversación sobre Gramática durante una cena y la continúen horas más tarde, no hay ninguna duda: “la Gramática no ha muerto”, menos aún “la gramática parda”, y lo que es aún más importante: hay motivos suficientes para estar orgullosos de muchos de los profesores que conforman el tejido educativo actual.

No hay palabras para definir aquella noche especial, pero desde aquí quiero agradecer a todos los profesores que aparecen en la fotografía que ilustra este artículo –que son una viva representación de todos cuantos acudieron al Congreso- por pertenecer a ese grupo de docentes que vive con entusiasmo su profesión, por compartirla con todos y por estar siempre ahí, dispuestos a aprender, dispuestos a enseñar. De izquierda a derecha: Toni Solano, Adela Fernández, Marimar Pérez, Marcos Cadenato, Irene González, Carlos Diez, Lourdes Domenech y Felipe Zayas, denominados, en una foto cariñosamente tuiteada aquel día, Gramatic club

Recomiendo la lectura de Fámulos, artículo de Blanca Álvarez en varios periódicos del Grupo Vocento. Y si queréis más, este otro artículo de la revista nº 51 de ACADE, para hacer gramática comparada:  no hay palabras…

Dedicado a quienes estos días están luchando por su puesto de trabajo porque “tenemos ilusión y nos sobra esperanza…” #mareaverde, #nocheverde, #huelgaverde #profesoressinEsperanza   http://t.co/8vokoWHz

Marcos Cadenato

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: