Tres Tizas

26 abril , 2010

Preposiciones para Sabina…

Filed under: Blog, Homenaje, PRL — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Hace ya cinco años que dejé de fumar;  hace ya, al menos, diez años que tomo una pastilla para la tensión. “El tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos”, ya sabéis…  Siempre que pienso en esto, me acuerdo –indefectiblemente- de Sabina, don Joaquín; sí, sí, el cantante, el poeta urbano, el macarra, el putero, el golfo, el letrista… porque algunos de mi edad hemos aprendido a amar, a desamar, a cantar y a odiar con Sabina;  muchos le debemos la libertad de soñar, la creación de un mundo único y característico lleno de curiosos personajes; con Sabina, todos aprendimos a pasear por la calle Melancolía; a acostumbrarnos a que nos dieran las diez, y las once y la una…; a olvidar en 19 días y 500 noches; a ir a Praga a romper una canción… ¡a vivir! Estas son mis preposiciones para él, para el artista, para el maestro… ¡Gracias, Joaquín, un gusto!

A Sabina le debemos muchos de mi generación que nos enseñara a cantar a la luna, “que se me mete en la cuna del mar a roncar”; a pasear por la calle Melancolía y por el Boulevar de los sueños rotos; “a morirme contigo, si te matas”, “a rimar cicatriz con epidemia” o a “recostar mi cabeza en el hombro de la luna”…

Ante Sabina, yo me arrodillé -y me volvería a inclinar- (debo confesarlo públicamente) agarrándole sus tobillos delgaditos, en el Palacio Euskalduna de Bilbao en su gira Alivio de luto y me dijo: “levántate, que pareces el Papa”. Y aún degusto su “tiramisú de limón” y guardo “en el cajón donde guardo el corazón”, junto a sus palabras, “sus mentiras piadosas” y su “perfume del desengaño”…

Bajo muchas de sus canciones nos hemos enamorado, nos hemos desenamorado, hemos sentido escalofríos, nos hemos sentido vivos, y muertos, y hemos pasado momentos inolvidables… pero lo que yo nunca olvidaré es “aquel pueblo con mar, una noche, después de un concierto…

Con las canciones y las letras de Sabina algunos no podemos permanecer impasibles; hay una verdadera comunión entre el cantante y sus fans: una identificación tal con sus creaciones que “nada del mundo sabiniano nos es ajeno…”: nos identificamos con él y sus letras, reímos, cantamos, disfrutamos con él, nos emocionamos…

Contra Sabina se han dicho y escrito ríos de tinto –del malo, seguro-: “que si no tiene voz, que si no canta una mierda, que si es un fantasma, un putero, un drogadicto, un borracho, un desagradable, un fumador empedernido…” Sin comentarios…

De Sabina es ese mundo particular lleno de putas, piratas malos, manguis, derrotados, mendigos, estupendas churris, yonkis, poetas, bebedores… con el que le identificamos, con el que él se identifica, y con el que ya nunca podrá –ni querrá, suponemos- separarse jamás.

Desde que supe que “Tirso de Molina, Sol, Gran Vía, Tribunal” son trocitos de vida, yo ya siempre “me bajo en Atocha, yo me quedo en Madrid” y viajo “en sucios trenes que iban hacia el norte”.

En su disco Yo, mi me, contigo encontré un auténtico compendio de Filosofía y un principio vital válido para toda una muerte: “Y morirme contigo si te matas  y matarme contigo si te mueres, porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren”.

Entre sus más de trescientas canciones, cada uno de nosotros elegiría una diferente como su preferida, pero seguro que muchos coincidiríamos en la elección de este fragmento de una de sus baladas más conocidas: “Y algunas veces suelo recostar mi cabeza en el hombro de la luna y le hablo de esa amante inoportuna que se llama soledad”.

Para enamorarse escuchando las letras de Joaquín no hace falta casi nada, basta con recordar la letra de una de las canciones que le dedica a Jimena, su novia: “Rosa de Lima, prima lejana, lengua de gato, bicarbonato de porcelana, dolor de muelas, pan de centeno, hasta las suelas de mis zapatos te echan de menos. Prenda de abrigo, ven, vente conmigo.”

Por su Annie Hall, su Gioconda, su Wendy, su Cantinflas, su Bola de Nieve, sus Tres Mosqueteros, su Tintín, su yo-yo, su azulete, su siete de copas…  por su Canción más hermosa del mundo, ¡yo… mato…!

Según el cantante de Úbeda (Jaén), “tenemos zapatos, orgullo, presente; tenemos costumbres, pudores, jadeos; tenemos la boca, la lengua, los dientes; saliva, cinismo, locura, deseo”, pero sobre todo tenemos  “más de cien palabras, más de cien motivos para no cortarse de un tajo las venas, más de cien pupilas donde vernos vivos, más de cien mentiras que valen la pena.”

Sin Sabina, la vida de muchos de nosotros sería otra porque sin él “una casa es una emboscada, un pasillo de un tren de madrugada, una laberinto sin luz”, sin él “una casa es una oficina, un teléfono ardiendo en la cabina, un éxodo de oscuras golondrinas”.

Sobre el cantante jienense se ha escrito y, sobre todo, se han dicho y contado muchas historias: “que si es…, que si hace…, que si una vez…, que me han dicho…” pero lo cierto es que su producción artística (letras, música, composiciones, poemas…) es lo suficientemente grande en calidad y en cantidad para que muchos de esos bulos, leyendas, mitos y leyendas sean motivados más por el peor pecado capital de este país que…

Tras estar unas horas con Sabina uno se impregna de él y huele a tabaco, a sudor, a camas vacías, a derrota, a mar, a Buenos Aires, a besos, a rimel corrido, a hombre, a mujer, a sábanas frías, a Praga, a ruido, a crisis, a limón, a caricias, a alcohol, a violetas, a princesa, a lluvia, a melancolía, a sal, a alquitrán, a cubata, a Madrid…

Junto a mi particular homenaje al autor de Calle Melancolía -qué le vamos a hacer-  mis alumnos se han animado también a celebrar con su profe sus personales debilidades. Hablábamos en Radio Tres Tizas hace unas semanas con Juanjo Muñoz de la Educación Expandida y éste es un buen ejemplo de ello. Cualquier momento es bueno y cualquier excusa perfecta para aprender.

Después de ver este vídeo que alguien generosamente ha colgado en YouTube, les propuse a mis alumnos que hicieran lo mismo con otra canción de Sabina: Una de romanos. El proceso es sencillo: después de repartir la letra escrita del tema sabiniano, les indico que seleccionen de cada estrofa las palabras centrales o que ellos crean que contienen la información más importante. Éste es el resultado. Posteriormente buscan en la red imágenes libres que puedan acompañar a la nómina de palabras que han seleccionado y, a través, del sencillo programita Movie Maker realizan una película con el archivo de audio que les proporciono. Quita, pon, elimina, añade, más, menos, deja, carga… y tatatachán… éstos son sus resultados, después de subirlos a YouTube. Tendríais que haber visto la cara de satisfacción que tenían todos al ver su primer vídeo colgado del conocidísimo y famosísimo contenedor de vídeos. ¡No hay palabras para definir la cara de felicidad de aquellos chicos! Apuntaron la URL del vídeo en un papelito y –según me dicen- los han visto ya en Rumanía, Brasil y Marruecos… Os animo a que los veáis y a que les dejéis un comentario porque el trabajo ha merecido la pena y su esfuerzo ha tenido frutos espléndidos. Creo…

Marcos Cadenato

NOTA BENE

Pido perdón a los lectores de Tres Tizas por este exceso de sinceridad, pero esta idea llevaba tiempo rondándome por la cabeza y, en un momento de especial debilidad, no lo pensé más, porque “la pasión cuando pasa es una copa de sangre desangrada en el mar muerto”…

22 marzo , 2010

En 45 palabras

Filed under: La digestión de la boa, PRL — Etiquetas: , , , , — Marcos Cadenato @ 9:00 am

Hace un par de meses hojeando una revista dominical, me encontré una interesante reseña bibliográfica: 90 clásicos de la Literatura para gente con prisas, de Henrik Lange en Ediciones B.

Fui a un par de librerías en Bilbao y, tras encargarlo, a los pocos días lo tenía en mis manos. Es un pequeño libro en cuya contraportada puede leerse: “La mejor Literatura en cuatro viñetas: un libro perfecto para gente con prisas y para todo el mundo”. Y pensé: y para mis alumnos también, que no tienen ninguna prisa, pero a los que puedo proponer una interesante actividad…

Con la traducción de Iñigo García Ureta, Henrik Lange propone 90 conocidos títulos de la Literatura universal en tan sólo cuatro viñetas y en 45 palabras. Y no es broma,  de la enorme lista entresaco: Un mundo feliz, El clan del oso cavernario, Drácula, Don Quijote de la Mancha, Fahrenheit 451, El código Da Vinci, Los tres mosqueteros, El Señor de los anillos, La Biblia, La Odisea, El guardián entre el centeno, Robinson Crusoe, Alicia en el país de las maravillas o 2001, una odisea espacial sí, sí, sí ¡¡en cuarenta y cinco palabras!!

Veamos un ejemplo. Título y primera viñeta. Segunda viñeta y texto: Alex y sus drugos beben leche y apalean a la gente. Tercera viñeta y texto: Lo llevan a una clínica y le aplican el método Ludovico: escucha a Beethoven mientras ve escenas de violencia. Cuarta y última viñeta y texto: Cuando sale, Beethoven y la violencia le ponen enfermo. La gente le pega. Ser bueno tiene sus cosas. ¿La reconocéis?, ¿la recordáis…? Bueno, que algún amable lector lo descubra en su comentario…

Pues con estos mimbres me dispuse hacer mi cesta, máxime cuando en estos últimos tiempos están triunfando Twitter, un servicio gratuito de de microblogging en donde – como sabéis- no puedes pasarte de 140 caracteres sin que se enfade el pájaro azul.  También siguen de máxima actualidad redes sociales como Tuenti, Facebook o la moderna Google Buzz en donde bien en un muro, bien en pequeños cuadros de texto las personas se comunican de manera sintética, lacónica pero útil y eficaz. Debo reconocer que mi paso por la redacción de un periódico durante una etapa de mi vida me permitió –me exigió, más bien- pasar de los grandes discursos, de los textos argumentativos sólidos y contundentes, de los larguísimos comentarios de texto de la Universidad a la síntesis del periódico: en titular y en el cuerpo de la noticia. Recuerdo un viejo sistema informático que no permitía romper una palabra en un titular –y por eso eran muy apreciadas letras como la l o la i y pelín complicadas la m o las ll, rr– o exigia determinado número de palabras en la información para dar el OK, porque sí, daba el OK y ya accedía esa noticia directamente a los talleres.

Bueno, pues mi cesta en estos momentos del curso se llama Memoria, del celebrado escritor Jordi Sierra i Fabra -del que nos hemos ocupado aquí en otra ocasión- un relato sobre acoso escolar que forma parte del libro colectivo 21 relatos contra el acoso escolar, del que iremos desgranando en éstas y otra páginas más actividades y experiencias, pues unos cuantos centros estamos trabajándolo y colaborando para erradicar esta práctica de nuestros institutos.

Como aperitivo, y como muestra de este gran proyecto, os dejo las presentaciones que han realizado mis alumnos del Programa de Refuerzo Lingüístico de este año (con errores incluidos). Espero que os gusten, os puedan servir y veáis con indulgencia el esfuerzo que les ha supuesto resumir unas cuantas páginas en un puñado de palabras y cuatro imágenes. No ha sido fácil, pero ha valido la pena…

Marcos Cadenato

9 noviembre , 2009

Palabras de colores

Filed under: PRL — Etiquetas: , , , , , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

pecera_arcoiris

Crédito de la imagen

Uno de los ejercicios que más insistente y repetitivamente suelo hacer con mis alumnos del Programa de Refuerzo Lingüístico (PRL) –me acabo de dar cuenta este curso- es el de pintar las palabras de colores: azul, verde, rojo, naranja

El ejercicio es muy sencillo, se invierte muy poquito tiempo en la explicación, suelen hacerlo muy bien y los resultados me permiten extraer algunas conclusiones muy válidas desde el punto de vista lingüístico. Es el clásico ejercicio de pintar que hacíamos hace unos años con rotuladores o pinturillas Alpino en el papel, pero transformado por el arte de birlibirloque de la cultura digital. Voilá!

La estructura de la actividad es muy sencilla: se trata de entresacar del texto todos los sustantivos, todos adjetivos y todos los verbos que contiene. Lógicamente previamente necesito preguntar, explicar o recordar cada uno de los tipos  distintos de palabras para facilitar la ejecución del ejercicio. A través de una pequeña presentación y preguntando a lo alumnos conseguimos recordar las características de cada tipo de palabra y ayudamos a solucionar las dudas que les van surgiendo a medida que se leen el texto. “Manga ¿es adjetivo?, comida ¿qué es sustantivo o adjetivo?, habían considerado ¿es un verbo?” se oye en la clase.

Cuando terminan de pintar las palabras del texto, siempre se produce el mismo diálogo; aproximadamente algo más o menos así:

“-¿Qué color predomina en el texto?
– El azul, contestan ellos al unísono.
-Y ¿sabéis por qué?
– Nooooooooo…
-Porque es un texto en el que lo nominal, lo sustantivo es más importante que los adornos (adjetivos) o las acciones (verbos).
-Ahhhhhhhhhhh…
-Si el texto fuese mayoritariamente rojo sería un texto con mucha ornamentación, con mucho adorno: un texto literario, una descripción, por ejemplo; si en el texto predominase el color verde, estaríamos probablemente ante una narración, un cuento, por ejemplo.”
-Ahhhhhhhhhhh…

Este curso he añadido un color más, después de una sencillísima explicación de lo que son y para qué sirven las preposiciones. Sobre la marcha, recordé la cantinela infantil –“a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en…”-, eliminé las caducas (cabe, so), añadí las nuevas (vía, durante, mediante, salvo, excepto) y las escribí en la pizarra. El color elegido, el naranja.

Dejo para otra ocasión la eterna discusión de si hay que enseñar gramática pura y dura en la ESO: hoy no toca…; es más, amigos con una mayor y mejor capacidad de análisis que la mía ya lo han hecho. De todas maneras, sí quiero subrayar que esta sencilla actividad les ayuda a reforzar -lo creo firmemente- lo que estudian en otros idiomas que están cursando: euskera, inglés, francés… De esta forma tan simple –pintando las palabras- conseguimos que, casi sin darse cuenta, categoricen tres de las palabras más importantes de un texto; hablen de sustantivos, adjetivos y verbos sin que se les caigan los términos ni de las manos ni de la boca y, por supuesto, sin percatarse de que los colores esconden mucho más que sólo un color: debajo del color hay trabajo, hay comprensión, hay gramática y  hay competencia lingüística.  Y es que no hay color…

Marcos Cadenato

Algunos ejemplos a medio hacer -con errores incluidos- de mis alumnos de este curso sobre un texto que conseguimos en un diario local: (more…)

18 mayo , 2009

Vocabulario TIC: en el mercado…

Filed under: PRL — Etiquetas: , , , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Incluimos hoy aquí con un poco más de tiempo y detenimiento una de las dos actividades que presentamos el pasado miércoles en la Jornada inaugural de Getxolinguae 2009 para que los asistentes a la misma y los lectores de esta bitácora puedan conocer y disponer -si gustan- de su desarrollo completo en el wiki de Tres Tizas, reiterando nuestro agradecimiento al Berritzegune de Getxo por invitarnos a participar en un foro tan extraordinario. Eskerrik asko!

Cuando un profesor con un programa de Refuerzo Lingüístico tiene que explicar frecuentemente a sus alumnos listas y listas de palabras para ampliar su léxico, llega a pensar más de una vez que está sufriendo una suerte de dèjá vu cuando ve las caras de los estudiantes. Y así las cosas, decidí modificar un tanto las pruebas léxicas y tratar de adecuarlas a los tiempos que corren. Después de ver las posibilidades y de valorar las diferentes opciones, decidí crear un Vocabulario TIC en donde se contemplara el desarrollo de las principales Competencias Básicas de la Educación Secundaria Obligatoria y posibilitara un enfoque desde el Tratamiento Integrado de las Lenguas (TIL): castellano, euskera e inglés. No hay nada nuevo bajo el sol, pero –como hemos dicho en otras ocasiones- la mirada sí puede ser diferente y el enfoque TIC puede ofrecernos un producto distinto, fresco y nuevo.

3mercado

Cuando me planteé si utilizar el método tradicional de escuchar, repetir, memorizar y escribir listas y listas de palabras o emplear las nuevas posibilidades que nos ofrece la tecnología actual, no lo dudé ni un instante. Es cierto que, al final, lo que los alumnos aprenden es un listado de hortalizas y verduras, un trocito más del léxico que están construyendo. Quizá algunos profesores tecnófobos aleguen que para este viaje no hacía falta tantas alforjas, pero creo que si examinamos el wiki podemos comprobar que no es sólo un simple ejercicio de léxico. Con un enfoque TIC desarrollamos la expresión escrita y la expresión oral, dentro de la competencia lingüística y comunicativa, pero el resto de las competencias que debe desarrollar un alumno de Secundaria están también contempladas, como se puede ver en el desarrollo de la actividad.  

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Hablar, oír, leer, escribir son cuatro verbos que se conjugan en esta actividad tan sencilla; las ocho competencias básicas tienen su reflejo en el ejercicio y las principales herramientas de la web 2.0 que los alumnos emplean en los blogs, los wikis o en sus redes sociales como editores de fotos o reproductores de música, por ejemplo. Texto, imagen, sonido, música se fusionan en una actividad de léxico en donde la mirada TIC y las ocho competencias básicas se recogen de forma natural y perfectamente imbricadas en ella. Léxico 21 para alumnos del siglo XXI…


Busca el desarrollo de esta actividad en el wiki

 Marcos Cadenato

30 abril , 2009

Palabras de fogueo

Filed under: PRL — Etiquetas: , , , — Aster Navas @ 8:00 am

cremallera

Crédito de la imagen

Si alguien quiere salir de dudas, avive el seso e despierte recordando en qué jura al pillarse los dedos con la puerta o la piel de las partes nobles con la cremallera. Es la prueba del nueve, el carbono catorce que muestra a las claras qué idioma viaja por nuestras venas, orgánico, emocional, y cuál es prestado o de fogueo; de qué palabras están hechas nuestras lágrimas y cuáles usamos con menor habilidad y convencimiento porque, queramos o no, son prestadas.

Y -todo el mundo lo sabe- lo prestado es ajeno, se rompe y da problemas.

(more…)

12 marzo , 2009

Papiro(f)lexia

Filed under: PRL — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 8:00 am

Iuri hace unos aviones estilizados, supersónicos; tienen la línea del Concorde. Lo triste es que luego no vuelan; despegan impulsivamente pero se precipitan aparatosamente contra el suelo del aula.

Los de Diego, de alas amplias y morro –tiene un montón de pliegues- de lo más elaborado, planean hasta la ventana y algunos, los más intrépidos, se escapan por ella hasta el patio.

Los míos –triste es confesarlo- caen en barrena. Es una compañía Low Cost que ha recortado hasta en el combustible.

Para los barcos estamos más de acuerdo. De nuestro improvisado astillero salen barcos intrépidos, con vocación transoceánica, impacientes veleros varados sobre el libro de texto.

Con las pajaritas no nos ponemos de acuerdo. La mía es de lo más convencional. A la suya –ahí la tenéis- poco le falta para volar; de cine. Me han enseñado a hacerla. Espero que de mí también hayan aprendido algo.

Aster Navas

9 febrero , 2009

El valor del acero. Pragmática metodológica (y II)

Filed under: La digestión de la boa, PRL — Etiquetas: , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Hace unos días desde esta misma Tribuna hacíamos una pequeña reflexión sobre un hecho que nos parece muy importante: muchos de los profesores que impartimos los Programas de Refuerzo Lingüístico (PRL) o cursos de E/LE nos encontramos con un tipo de alumnado que muchas veces presenta dificultades lingüísticas casi insalvables para realizar ejercicios o actividades, sencillitas que recogen los manuales de Español para extranjeros. Insistía en mi análisis en la existencia de un currículo oculto y en la necesidad de que el docente prepare materiales previos, complementarios o  sustitutivos de los que las editoriales nos ofrecen.

Intentaba demostrarlo a través de una práctica real y hoy desarrollo minuciosamente dos actividades más pero en documentos anexos para no cansar al lector. En el primero se les propone a los alumnos relacionar unos nombres propios con una serie de lugares geográficos; en el segundo, se trata de relacionar una serie de complementos circunstanciales de lugar –término que ni he empleado ni lo han oído en clase– con una serie de objetos. Recomiendo su lectura a todos aquellos que estén interesados en comprobar las diferencias existentes entre los niveles y competencias que recoge el Marco Común Europeo y algunos de los alumnos reales, de carne y hueso, que tenemos en el aula.

Basta con echar un vistazo a la unidad nº 1 de la mayoría de los manuales que estamos utilizando actualmente en el aula para darnos cuenta de esta desproporción a la que hacemos referencia. Presentamos a continuación una lista con algunos de los manuales que los profesores de E/LE empleamos en nuestras clases,  advirtiendo de que ni es completa ni es cerrada y que agradeceríamos que fuera aumentando con vuestras aportaciones o experiencias personales.

Como digo, el problema reside en el abismo que existe entre la letra oficial (Teoría) y la realidad que muchos alumnos extranjeros presentan: un desconocimiento total del idioma que le imposibilita para realizar las propuestas de los manuales de Lengua para extranjeros (Práctica). Si observamos detenidamente los niveles y competencias que recoge el Marco Común Europeo de las Lenguas para un usuario básico, comprenderemos mejor lo que queremos decir:

 “Es capaz de comprender y utilizar expresiones cotidianas de uso muy frecuente, así como frases sencillas destinadas a satisfacer necesidades de tipo inmediato. Puede presentarse a sí mismo y a otros, pedir y dar información personal básica sobre su domicilio, sus pertenencias y las personas que conoce. Puede relacionarse de forma elemental siempre que su interlocutor hable despacio y con claridad y esté dispuesto a cooperar.” (A1)

 “Es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc.) Sabe comunicarse a la hora de llevar a cabo tareas simples y cotidianas que no requieran más que intercambios sencillos y directos de información sobre cuestiones que le son conocidas o habituales. Sabe describir en términos sencillos aspectos de su pasado y de su entorno así como cuestiones relacionadas con sus necesidades inmediatas.(A2)

 Aquí está el verdadero problema: muchos de nuestros alumnos no son capaces de expresar estas competencias, pero no por desconocimiento cultural (geográfico, histórico, ideológico, político, cinematográfico, literario, musical…), no. En el post anterior insistíamos en que este tipo de alumnado presenta diferentes formaciones académicas, distintas costumbres, distintos referentes ideológicos, pero no deberían constituir ningún obstáculo para realizar pequeños ejercicios idiomáticos, si éstos se adecuaran a su verdadero nivel lingüístico. Quiero decir que muchos de mis alumnos presentan una suerte de pre-A1 o pre-A2, según sea su origen geográfico, al margen de sus conocimientos culturales. No presentan las mismas habilidades y destrezas los alumnos marroquíes, rumanos o brasileños que los alumnos chinos o coreanos. Éstos tienen mayores dificultades que aquéllos; y su aprendizaje es más lento y con mayores obstáculos. Pero deberían existir materiales y propuestas didácticas tanto para unos como para otros.

Por lo tanto, de lo que se trata es de adecuar en los primeros niveles de adquisición de la lengua los conocimientos de un determinado tipo de alumno con los materiales, actividades y propuestas metodológicas que presentan las editoriales. La distribución de niveles y competencias no será completa hasta que dispongamos también de ese material pedagógico para estos niveles iniciales. Ése es el verdadero valor del AO (acero).

Marcos Cadenato

26 enero , 2009

Teoría y práctica de un manual de E/LE. Pragmática metodológica (I)

Filed under: PRL — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Cuando yo era más joven y viajaba en sucios trenes que iban hacia el sur, recuerdo que la asignatura de Lengua Española y Literatura –rebautizada en la época democrática como Lengua Castellana y Literatura- en mi instituto y con mis profesores se seguía a través de unos manuales de los desaparecidos y añorados profesores don Fernando Lázaro Carreter y don Vicente Tusón, titulados: Teoría y Práctica de la Lengua I, II y III, de la editorial Anaya, correspondientes a los respectivos cursos de 6º, 7º y 8º de la Enseñanza General Básica (EGB). Aún los conservo en el trastero como oro en paño y no tengo ninguna gana de desprenderme de ellos.

tpl1

Crédito de la imagen

Los años me han hecho recordar aquel extraordinario manual porque ahora que soy profesor de Refuerzo Lingüístico, o sea, profesor de L2, me encuentro con problemas que evocan aquel feliz título, pero desde un punto de visto absolutamente pragmático. Me explico. Cualquier manual de los que los profesores de una segunda lengua utilizamos en nuestras clases nos proporcionan actividades, ejercicios, sugerencias para poder abordar las cuatro competencias básicas que pretendemos desarrollar en estas clases: expresión oral, expresión escrita, comprensión auditiva y comprensión escrita. Sin embargo, -y esa es la observación principal que quería compartir con vosotros- los ejercicios no son fácilmente realizables, así, sin más. Cualquiera de los ejercicios que proponen las editoriales presuponen un trasunto cultural, un currículo oculto, un bagaje lingüístico previo, de los que carece la mayoría de mis alumnos inmigrantes o recién llegados.

Quisiera desde estas páginas virtuales demostrarlo con dos ejemplos reales tomados de uno de los manuales que actualmente se facilitan en la red y que ha recibido muy buenas críticas por parte de estudiosos de la metodología de la enseñanza de una segunda lengua para alumnos extranjeros. En concreto, voy a utilizar el manual que la Obra Social de la Caja Madrid ha publicado y ofrecido desde su página web como texto para la enseñanza del español. Insisto: ¿Cómo se dice? Manual de español para inmigrantes Nivel A1 es un manual que pasa por bueno o muy bueno, a mí se me presenta como inaprensible por mis alumnos. Hablamos, claro está, de un nivel inicial A1 y hablamos, claro está, de alumnos chinos, árabes, rumanos, brasileños o lituanos.  

Respetando, naturalmente, el ritmo personal de aprendizaje y respetando –lógicamente- la autoría y la estructura y organización del Manual, me encuentro con obstáculos a cada paso que doy, porque en los niveles inferiores cualquier pregunta, actividad o sugerencia de trabajo se complica en la práctica real y requiere explicaciones titánicas para poder realizarlas. Por ejemplo: no he sido capaz de obtener el nombre del pueblo del que proceden dos hermanos y alumnos míos procedentes de China para pocaja-madridder rellenar el siguiente epígrafe del manual en el tema 1: Explica a tu compañero dónde está el pueblo o la ciudad donde naciste. Por supuesto, antes de escribir el ignoto nombre de la localidad china, procedí meticulosamente para que no me fallara el ejercicio: mapamundi en mano y tras señalar dónde estaba Europa, España, Vizcaya y Bilbao, viajamos a la extensa China con la misma intención. Primer fracaso. Hombre de recursos como soy y, encendidos previamente los ordenadores, fuimos a las herramientas del idioma del maravilloso Google y le pedimos tres traducciones, simplemente: cómo se escribe en chino: ciudad, pueblo y nacer. Mencioné de nuevo la capital vizcaína y me señalaba con los pulgares en verbo casi autorreflexivo y casi haciéndome daño en el pecho. Segundo fracaso. Sin dar pábulo al desaliento, volví a coger el mundo con mis manos orientándolo hacia China y tratando que de aquellas bocas silenciosas saliera el –para mí más que extraño- nombre de una localidad china donde nacieron estos hermanos y cuando ella, -un año mayor- parecía que iba a señalar con su dedo un lugar y a pronunciar ese -ya para mí- mágico lugar, se hizo de nuevo el silencio. Último fracaso.   actividad-101

Del trance –debo reconocerlo- salí más o menos airoso, pero tuve que explicar también, previa consulta en el traductor, los términos continente, país y provincia, para acabar escribiendo en la pizarra: Yo nací en China (Asia). Esto es lo que aparece también en sus cuadernos. Sé –porque en diferentes Congresos, Jornadas y Conferencias- he oído a otros colegas que el alumno chino es especialmente difícil porque su ritmo de aprendizaje es diferente, porque su carácter es también muy distinto y porque su escasa socialización le impide, seguramente, avanzar con más rapidez. Lo sé: me lo repito una y mil veces, pero la realidad es tozuda y se impone día a día.  

 

Por no abusar de vuestra paciencia quería mencionar y mostrar también ahora otra actividad anterior a ésta del mismo Manual y en el mismo tema 1 y que tuve, obligatoriamente, que acompañar con materiales complementarios específicos y recursos de la red para poder realizarla, pero mi tiempo y mi espacio han concluido. Lo dejaremos para el siguiente post y lo acompañaremos de esos materiales absolutamente necesarios para su realización y que -por fuerza- tiene que preparar previamente el profesor. Lo dicho: Teoría y Práctica…

Marcos Cadenato

 

8 diciembre , 2008

¡Felizes Fiestas!

 dscn2663

Ésta que veis es la parte inferior izquierda del cartel ganador en la ESO del Concurso de Postales de Navidad de mi instituto. El nombre del autor no importa. Basta con saber que es un alumno de la ESO. Tampoco importa el origen geográfico; lo digo porque en mi centro hay mucho alumnado inmigrante de cerca de una docena de países diferentes, como ya he explicado alguna otra vez. No importa. Lo que más me ha llamado la atención es que para el Jurado de dicho certamen no ha tenido mayor importancia el hecho de que aparezca una hermosa falta de ortografía en el lema principal. ¡Felizes Fiestas!, reza el cartel; Felices Fiestas, me corrige el corrector de mi procesador de textos, subrayándome la palabra con un navideño espumillón rojo. Quizá el ojo humano -el del autor y el de los jurados- no haya observado la falta, pero no ha pasado desapercibido para el corrector de Word. 

No soy psicolingüista ni mucho menos grafólogo, pero a la vista de la imagen, quizá se pueda interpretar que un fallido Feliz Navidad se convirtió por las razones que sean en un Felices Fiestas. Tampoco importa. El plato está servido y yo tengo afilados los cubiertos. Y lo que más me duele es que en este caso un error, una errata involuntaria, hace deslucir todo un trabajo artístico, una hermosa postal, por cierto, de un alumno que generosamente ha dedicado un tiempo para su confección y que, sin duda, habrá lamentado -supongo- su equivocación. Así lo espero… 

En estas mismas páginas ya hemos hablado en algunas ocasiones de la importancia o no que el profesor de Lengua debe concederle a la Ortografía. Mis alumnos son inmigrantes –recién llegadosetorri berriak, dice mi consejero- y, lógicamente, yo corrijo en sus producciones la ortografía y la acentuación, pero en este caso, creo que estaremos de acuerdo en que mucho más importante que la corrección, lo es la cohesión, la coherencia o la propia capacidad comunicativa del texto. Cuando escribo en este caso, me refiero, lógicamente, a Programas de Refuerzo Lingüístico, a refuerzos que se desarrollan en Planes o Programas de acogida y, en general, a todas las clases de ELE o L2, donde el punto de mira del profesor no está especialmente en la corrección lingüística sino en la capacidad de expresión y comprensión escrita y en la capacidad de expresión y comprensión oral, espero. 

Una buena amiga en cierta ocasión que saqué a relucir estos eternos problemas que están encima de la mesa de cualquier profesor -pero más en la del de Lengua- me comentó que quizás la Ortografía esté sobrevalorada en los currículos académicos y que no sea un tema ni urgente ni importante. Y la polémica estaba servida y la chispa permanece encendida. Personalmente sigo pensando que un profesor de Lengua está en la obligación de advertir, censurar, corregir, alertar… -verbos peligrosos- las faltas ortográficas. No sólo las faltas de ortografía, claro está, pero también. El grado, el nivel o la intensidad de la corrección dependerá -supongo- de los alumnos y del profesor, pero nunca la podremos pasar por alto. Espero que en esta formulación sí estemos de acuerdo -o casi- todos los colegas.

 

También aquí he tratado de mostrar pragmáticamente la importancia de la ortografía cuando un alumno -sea inmigrante o no- busca infructuosamente en el DRAE la palabra *excalera o busca en las imágenes de Google el significado de la palabra *pezes. Y el DRAE es inflexible y no aparece tal vocablo. Y el buscador de imágenes de Google es inflexible y no muestra ninguna. El alumno motu proprio capta la necesidad de escribir correctamente, de esto depende que entienda el ejercicio o el texto y pueda realizar la actividad. Pragmática pura… 

Tampoco en esta ocasión quisiera polemizar ni dogmatizar con estas peliagudas cuestiones gramaticales, pero -mire usted, por dónde- la imagen me ha servido para volver a reflexionar sobre el particular y para desear a todos los lectores y colaboradores de Tres Tizas: ¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! o, como decimos por aquí, Zorionak eta Urte Berri On!

Marcos Cadenato 

22 septiembre , 2008

Parece que fue ayer…

Filed under: PRL — Etiquetas: , , , , — Marcos Cadenato @ 9:00 am

Crédito de la imagen

Y, sin embargo, ya estamos metidos en harina en el nuevo curso académico. Han pasado más de dos meses y, como algunos lectores recordarán, el final del curso pasado fue bastante activo para los componentes de Tres Tizas. Tuvimos la suerte de participar en algunos de los eventos blogueros más importantes que se celebran en la geografía española y de conocer a compañeros a los que leemos y de los aprendemos habitualmente, pero que no conocíamos personalmente. En Barcelona, Zarátamo y Santiago de Compostela  presentamos este blog colectivo y tuvimos la oportunidad de compartir palabra, experiencias, mesa y mantel con muchos profesores y amigos de la blogosfera.

Uno de los proyectos que presentamos en la II Jornada de Espiral, celebrada en Barcelona, en la II Jornada de Ikasblogak, en Zarátamo y en el III Encuentro de Edublogs de Santiago de Compostela fue una serie de actividades que realizamos los tres componentes de esta bitácora bajo el epígrafe de Por la boca vive el pez. A raíz de una de las reuniones presenciales que celebramos semanalmente y de nuestro común entusiasmo por este pequeño amigo -nombrado entonces mascota oficial de Tres Tizas– se nos ocurrió realizar distintas actividades para los diferentes contextos educativos en los que desarrollamos nuestra labor profesional. Con este spot comercial de apenas 40 segundos de duración, conseguimos realizar actividades variadas para el desarrollo de las competencias lingüística y digital de nuestros alumnos. Los resultados los conoceremos ahora en esta bitácora educativa durante tres días consecutivos. Ésta será otra de las pruebas evidentes -creemos- del potencial de un blog colectivo y una de las posibilidades más eficaces para desarrollar una actividad colaborativa real y verdadera. Los resultados que presentamos en aquellos encuentros los hacemos públicos ahora, con un poco más de calma, para los amigos de Tres Tizas. Confiamos en que os resulten de interés y esperamos, impacientes, vuestros comentarios. ¡Bienvenidos de nuevo! Aquí seguimos, aquí seguiremos…

Marcos Cadenato

Este pececito políglota ha servido como base para desarrollar en el Programa de Refuerzo Lingüístico (PRL) las siguientes actividades:

  • Redactar un resumen en castellano.
  • Redactar un resumen en la lengua materna del alumno.
  • Redactar un resumen en inglés (opcional).
  • Redactar un resumen en euskera (opcional).
  • Confeccionar un vocabulario plurilingüe.
  • Estructurar un trabajo de investigación: portada, desarrollo, bibliografía.
  • Localización, tratamiento e inserción de imágenes en un documento.
  • Reealización de una presentación en Power Point.

(more…)

Older Posts »

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: