Tres Tizas

21 diciembre , 2008

Mi selección: Aster Navas

Filed under: — Aster Navas @ 1:05 pm

ESO: Mis problemas con el pescado

Mide tus palabras: Cuidado con las medusas

Blog: Campamento base

ESO: Por pavor, no aparcar

Como la vida misma: Os debo una explicación

20 noviembre , 2018

Mirando hacia atrás con tiza

Filed under: Blog — Etiquetas: — Aster Navas @ 12:53 pm

Allá por noviembre de 2011 -seguro que lo recordáis- nos encontramos con el tomate. Llevábamos tantos años en esto, que imaginábamos –nos la merecíamos- una transición tranquila o al menos no tan traumática como la que vivimos: desaparecían las pizarras tradicionales y aún no sabíamos escribir en las digitales. La sensación de vértigo no nos dejaba soltar la tiza: el salto en Secundaria nos pareció precipitado y, lo que es peor, improvisado. La Escuela 2.0 corría el riesgo de quedarse aparcada, arrumbada.

Los dinamizadores TICs intentamos colocar los muebles de esa casa que se había empezado a construir por el tejado, dar a conocer las herramientas más imprescindibles, acercarnos a esa PDI que producía tantos recelos. Hoy es el día en que nos cuesta deshacernos (quizá no sea lo más inteligente) completamente de la pizarra convencional, quemar las naves.

De aquel aterrizaje forzoso destacaría dos aspectos:

– Su llegada nos hizo replantearnos el funcionamiento establecido en el centro. Había un miedo declarado a que el alumnado no respetara el hardware recién instalado. Teníamos motivos y antecedentes.

  • Para evitar desperfectos lo más fácil sería redefinir los espacios. 1. B pasaría a ser el Aula de Lengua; 2. A, el Aula de Tecno. Ya no se desplazaría el profe sino los alumnos, que dispondrían de taquillas en los pasillos. Estos, lamentablemente, eran demasiado estrechos: nada que hacer.
  • La otra opción era dotar a cada profe de un portátil que debería conectar y desconectar en cada sesión. Tiempo, dinero y funcionalidad más que discutibles pero único camino.

– Fue curiosa, al menos, la falta de entusiasmo de los chavales. Acostumbrados a las virguerías de unos móviles que ya prometían, nada de lo que ocurría en la pantalla los asombraba. No quiero engañaros: la seducción tecnológica tampoco ha funcionado con el Sintagma Nominal. Más de uno, incluso, viéndonos en ese trasiego de cables y con el dedo ridículamente enhiesto, nos recordó y nos recuerda las bondades de la tiza que no depende de Redes ni de conexiones; la eficiencia incontestable de lo analógico.

En esas, pues, estamos, continuamos perdidos como un quinto en día de permiso. Eso sí, humor –quizás sea nostalgia- no nos falta. Y es que ha sido como dejar  de fumar: necesitas tener algo entre los dedos, endulzando la pantalla. He aquí -como no podía ser de otra manera- mi escritorio. Un ni contigo ni sin ti.

 

Aster Navas

24 septiembre , 2018

Paparruchas

Filed under: Blog — Etiquetas: , — Aster Navas @ 7:11 am

No nos equivocaríamos si comparáramos el lenguaje con una caja de herramientas que vamos completando poco a a poco. Llegado el momento uno tira de melómano como el electricista lo hace del destornillador de estrella.

Hay cajas con lo más indispensable y su propietario, para cualquier tarea, se sirve siempre del alicate o de la llave inglesa, como un hablante lo haría de cosa o hacer. Otras, sin embargo, parecen maletines quirúrgicos donde se atesoran términos sutiles –sevicia, torticero, espurio– y su dueño las pronuncia como un cirujano maneja un preciso bisturí.

HERRAMIENTAS-SLIDE-ABAJO-1

Crédito de la imagen

Tan incompleta es la que prescinde de nostalgia como la que tiene vacío el hueco de paparruchas: llegado el momento pueden ser tan necesarias, tan insustituibles la una como la otra. Llegado el momento en su interior habrá que encontrar gritos e interrogaciones retóricas; secos adverbios de negación y convincentes consecutivas.

No basta, tampoco, con tener el kit completo. Hay quien agarra el cincel en la situación más delicada y escoge el vocablo más tibio en la tesitura más insoportable. No sé… 

Todo esto y alguna cosa más me viene a la cabeza en estos momentos, estos días en que apenas conozco los nombres de mis alumnos y comprendo, tras la evaluación inicial, el inmenso, fascinante y simple trabajo que tenemos por delante: darles herramientas. 

Ánimo. Acaba de sonar el timbre.

 

Aster Navas

 

 

1 julio , 2018

He visto cosas que vosotros no creeríais

Filed under: Blog — Etiquetas: — Aster Navas @ 11:35 am

Lo más probable es que a estas alturas de la la peli te sientas como el mítico (empiezo ya a hablar como mis alumnos) Roy Batty, el replicante de Blade Runner: muy justito de pilas y en proceso de desconexión.
Pero no te vamos a dejar marchar sin que nos cuentes esas cosas que has visto y que nosotros jamás podríamos imaginar, qué ha ocurrido en tu puerta de Tanhauser.

Desde Tres Tizas os queremos lanzar un último reto con el saludable objetivo de hacer terapia de grupo*.

Podéis participar en las redes sociales -Twitter, Instagram- de diferentes maneras: con un simple mensaje de texto o bien acompañándolo con una imagen, jugando con ambos en Canva o en una captura de pantalla… Etiqueta: #roybattydocente
¿Os animáis?
Si no lo hacéis, todas esas experiencias, desconciertos, sorpresas, se perderán como las memorias en google Drive.

 

Felices y merecidas vacaciones, compañer@s

Aster Navas

 

 

*Esta propuesta surge de un whattsapp enviado a nuestro grupo, El club de la lengua, por Nacho Gallardo.

11 mayo , 2018

Hacer/se un Fray Luis

Filed under: Blog — Aster Navas @ 7:45 am

Me gustan los catalanes porque hacen cosas

Mariano Rajoy Brey

Es curioso el éxito lingüístico de la combinación del verbo hacer con el nombre de algún personaje público y/o mediático. Ahí están hacer/se un Rajoy, hacer/se un Melendi, hacer/se un Puigdemont, un Falete o un Cifuentes.

Para su confección se toma un episodio -a menudo una instantánea- especialmente memorable de sus vidas o una actitud determinada a la hora de enfrentarlas y se construyen esas expresiones que resultan tan significativas y caracterizadoras.

¿Qué ocurriría si nos sirviéramos de nombres de escritor@s o de los de sus personajes? Veamos…
Screenshot of Aster en Instagram_ “#hacerseunfrayluis #literatura”


Screenshot of Foto de Instagram de Aster • 9 de mayo de 2018 a las 19_21 (1)

Desde Tres Tizas os queremos lanzar el reto #hacerseunfrayluis con el saludable objetivo de reclutar cómplices literarios. El hastag principal lo podemos acompañar de #literatura.
Screenshot of Aster Navas (@irakasle) _ Twitter
Podéis participar en las redes sociales -Twitter, Instagram-  de diferentes maneras: con un mensaje de texto con la expresión, acompañando la definición con una imagen del autor, de la obra, de la acepción, jugando con ambos en Canva o en una captura de pantalla…
¿Os animáis?
¿Qué puede significar Hacer/se un Berceo…?  Y… ¿un Vargas Llosa? ¿Qué puede querer decir Hacer/se un Platero…? ¿Un Godot? ¿Un Samsa…?

¿Se podría exportar esta propuesta al aula?

No olvidéis el hastag: #hacerseunfrayluis 

Aster Navas

29 abril , 2018

¿Sabes cómo te llaman tus alumnos y (sobre todo) por qué?

Filed under: Blog, Mide tus palabras — Aster Navas @ 4:36 pm

Ha merecido la pena esperar. Confieso que ya me temía un bajonazo creativo de los chavales pero los subestimaba… Por fin ha empezado a circular por los pasillos, como un secreto a voces, el alias del compañero que se incorporó hace un par de meses a nuestro claustro. Se han decantado, para rebautizarlo, por esa mirada eternamente sorprendida, asombrada, impertinente, escrutadora; mitad desconcierto, mitad reproche.

Sí, él será el último en enterarse. Quizá no lo haga nunca.

tls-boca-systems-div-lemur-blinking-left-right-eye-thumb

Crédito de la imagen

Esos seudónimos que nos vamos ganando como profes demuestran una genialidad que pasamos por alto. Nos nombran con ingenio, con propiedad… y hacen al receptor, a veces durante generaciones, cómplice de ese apelativo. Lengua en estado puro.

Os dejo aquí un micro que escribí hace tiempo con estos mimbres.

 

Días de cole

“Tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”
Bernard Shaw

 

Tras los estudios primarios mis padres confiaron mi educación a los piadosos padres menesianos. Así, los que en mi adolescencia me enseñaron Latín, Geografía o Matemáticas fueron hombres de sotana rigurosa y gesto severo que imponían en las aulas una disciplina y un silencio casi castrenses. La única revolución posible era la de la palabra. Aquellos profesores a los que –lo que guste mandar, Don Servando; ¿Da usted permiso para ir al baño, Don Bruno? ; No volverá a ocurrir, Don Claudio- nos dirigíamos con servil reverencia, eran, en los conciliábulos de los cambios de hora, en los patios y en las puertas de los baños, objeto de escarnio: a sus espaldas les llamábamos El Pikolín, El Locomotoro, El Simca, El Tutiplén o la Gacela Thomson; esos nombres eran nuestra forma de vengar tanto tedio, de responder a la cicatería con que se nos administraba en aquel lugar el Colacao, los minutos de ducha y las emociones.
Muchos de aquellos motes los habíamos heredado de quienes durante generaciones habían ocupado nuestros mismos pupitres; otros eran de nuestra propia y orgullosa cosecha. Lo cierto es que el fraile recién llegado no tardaba en tener un apodo cruel como navaja oxidada.
Con Ricardo todo fue diferente: nadie hubiera imaginado que aquel tipo en vaqueros era un miembro más de aquella orden religiosa; con él aprendimos, aparte de Historia, tolerancia y flexibilidad. Desde el primer día nos pidió que lo tuteáramos y no tardó en ganarse nuestra confianza: era un hombre de mirada condescendiente, tenía el pelo largo y silbaba por los pasillos canciones de Nino Bravo. Le escuchábamos –poneos en el lugar de los mayas- fascinados rehacer la historia.
Fue una lástima que aquella tarde de mayo hiciera aquel calor sofocante y que estuviéramos tan alterados; fue una verdadera lástima que a Ricardo se le acabara por fin la paciencia y diera aquel aciago golpe en la mesa con la intención de controlar una clase que se le iba de las manos.
A partir de mañana haré que esto funcione como un cuartel –dijo rojo de ira. Y de ahora en adelante me llamaréis con Don.
A pesar de que de cuando en cuando perdía los papeles, Don Ricardo –El Condón- fue un maestro inolvidable.

En fin.

Aster Navas

 

1 diciembre , 2017

Quiéretenos

Filed under: Blog — Etiquetas: — Aster Navas @ 6:34 pm

 

Hace unos meses preguntaba a la Fundeu sobre la corrección del “Quiéreteme” de una campaña publicitaria de unos grandes almacenes.

https://platform.twitter.com/widgets.js

“El problema no es que se encadenen dos pronombres seguidos tras el verbo, algo habitual, según se aprecia en formas como dámelollévatelo o devuélvenoslo.

Lo que llama la atención es el posible significado: una interpretación muy libre de quiéreteme sería ‘quiérete y quiéreme’, aunque es más probable que el propósito auténtico sea expresar algo cercano a ‘quiérete, hazlo por mí o conmigo’ o ‘quiero que te quieras’.

Con este último sentido, ese me o ese nos tendría un valor de dativo enfático”

Fundeu

Aquí van, compañeros, unos cuantos deseos y consejos “petaos” de dativo enfático para un mes como éste. Queretemeos mucho y queretemed vuestro trabajo. Hacedlo sobre todo por vosotros; y, si queréis, con nosotros.

Aster Navas

17 mayo , 2017

Connor no tiene quien le escriba

Filed under: Blog, Secuencia didáctica — Etiquetas: , , , , , — Aster Navas @ 1:11 pm

Soy (a veces) un impostor. Vamos a dejarlo así: mentiroso o embaucador son demasiado connotativas. Impostura es, sin duda, el término más acertado para describir el punto de partida de estas dos propuestas didácticas.

Aquí un servidor suplanta a Connor O´Malley, el protagonista de Un monstruo viene a verme y a una joven descolocada por una insólita declaración de amor.

Clicando sobre cada webquest podéis  ver los motivos, más que justificados, para este embuste. Me he hecho pasar también (os iré contando) por director de hotel y gerente de un polideportivo.

Me lo voy a tener que hacer mirar… En fin.

 

(more…)

11 octubre , 2016

Movilízate

Filed under: Blog — Gorka Fernández @ 10:15 am

activism-1715311_960_720

Arrancamos de nuevo Tres Tizas. Un curso más, nos disponemos a mostrar al mundo reflexiones, actividades, dinámicas… que nos parecen interesantes. A mí particularmente el curso pasado hubo dos acciones que me resultaron llamativas y útiles para el alumnado al que iban encaminadas y que se enmarcaban en el concepto de Ciudadanía Digital, esa opción que tenemos de expresar nuestras demandas a través de la red. Estos proyectos fueron:

Estas nuevas formas de participación han cambiado la manera de realizar demandas y podemos aprovecharlas para que nuestro alumnado las conozca como medio de movilización y presión social. Antes recoger firmas se limitaba al espacio cercano, al colegio, barrio o ciudad, en donde se pedía las familias que firmasen o se plantaba una mesa pidiendo a los viandantes adherirse a nuestra causa. Ahora la petición es mucho más simple, sin una restricción geográfica, e incluso tenemos la opción de hacerla viral. El tiempo en conseguir el objetivo propuesto de firmas es menor, además de que permite el acceso más directo de los medios de comunicación a las denuncias planteadas. Lo mismo sucede con las opciones de Crowdfunding

Comenzamos la temporada de Tres Tizas sugiriendo programar y realizar este tipo de campañas en nuestras aulas, para lo que reseñamos las plataformas que podemos utilizar:

  • Change.org: sin duda, toda una referencia cuando hablamos de campañas. Permite registrar una petición y recoger firmas, lo que de alguna forma la convierte en una plataforma de peticiones en línea. La persona que envía la denuncia puede no estar afectada por dicho problema, simplemente con tener una inquietud o sensibilidad con el asunto vale. Una vez que está cursada la denuncia y la persona ha referenciado una dirección de correo electrónico de la entidad o persona denunciada, cada vez que alguien firme en esta causa se enviará un correo electrónico  automáticamente haciendo saber al denunciado que la persona firmante apoya la solicitud de cambio expresada. 
  • Avaaz: se define a sí misma como la comunidad global de movilización online que integra la acción política impulsada por la ciudadanía dentro de los procesos de toma de decisiones globales.  A diferencia de Change.org, sí que hace un seguimiento de la campaña iniciada: cada año realiza una encuesta entre sus miembros para determinar las prioridades, en 2016 la más acuciante fue la protección de los mares.

Para conseguir fondos a través del crowdfunding (micromecenazgo) tenemos las siguientes:

  • CrowEduca: plataforma dedicada exclusivamente a proyectos de aprendizaje innovadores centrados en el desarrollo integral de las personas de cualquier edad, en cualquier lugar del mundo. Pretenden contribuir a fortalecer la conexión entre el aprendizaje y los individuos, grupos y organizaciones de todo tipo que componen una sociedad. 
  • Goteo: plataforma de crowdfunding cívico y colaboración en torno a iniciativas ciudadanas, proyectos sociales, culturales, tecnológicos y educativos. Con réplicas y alianzas en varios países. Pretenden generar recursos, gota a gota. Tiene asociada su misión común a principios de transparencia, progreso y mejora de la sociedad
  • Kickstarter: una de las primeras. Fue creada en 2009 para financiar todo tipo de proyectos emprendedores a través de la red.
  • Verkami: dirigida a creadores independientes que buscan financiación para materializar sus ideas.

Estas son algunas de las opciones a tu alcance.

Estamos a un paso de cambiar el lema “¡A las barricadas!” por el de “¡A las plataformas digitales!“… Obviamente entendemos que estos nuevos modelos de participación y movilización no deben anular o sustituir los clásicos, más bien se trata de que estos últimos en llegar complementen a los que llevan siglos siendo utilizados.

Gorka Fernández

 

18 junio , 2016

Somos ministéricos: “Feliz cumpleaños, #FelipeZayas”

Filed under: Homenaje — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 8:00 am

salvador

Crédito de la imagen

SALVADOR. (Devolviendo el informe a Angustias) Accederán por la puerta 695 a 1910: tenemos motivos para pensar que a Zenobia Camprubí le ha salido un noviete clavadito a Brad Pitt y, si este Ministerio no lo remedia, nunca se casará con el poeta de Moguer. Muévanse, caballeros, o vayan olvidándose de Platero y de mí. De Platero y yo, quiero decir…

FELIPE. (Mirando con cierto recelo a cada uno de los blogueros) Echo de menos en el operativo a alguien de probada experiencia como Entrerríos o, al menos, con cierta, digamos, percha como Pacino. O … Amelia. Al menos, Amelia, Salvador, que esto parece un txoko

SALVADOR. Me temo que esos agentes están ocupados en otros menesteres. Podría acompañarles… Velázquez.

FELIPE. Gluppps… Mejor, señor, no meneallo.

…oOo…

Misión: Impedir que Zenobia Camprubí se case con otro hombre que no sea el poeta Juan Ramón Jiménez (Moguer, 1881-Puerto Rico, 1958).

Localización: traslado inmediato de 2016 a 1910 por la puerta 695.

Integrantes: Felipe Zayas, Jefe de patrulla; Marcos Cadenato, agente; Gorka Fernández, agente; Carlos Diez, agente y Aster Navas, agente.

Ministéricos

Resultado: Misión cumplida con éxito, ¡muchas FELICIDADES, agentes!

#FelipeZayas

Tres Tizas

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: