Tres Tizas

24 octubre , 2016

Elogio a la improvisación: rapeando actividades

Filed under: Blog, Literatura — Etiquetas: — Carlos Diez @ 8:00 am

En estas fechas en las que a los profesores nos toca elaborar las programaciones abreviadas, con un nuevo modelo cuyos cambios no sabemos en qué van a beneficiar a los alumnos, pues nadie nos lo ha explicado, yo me voy a atrever a hacer un elogio a la improvisación.

tuit

Hay actividades que nos asaltan por el camino, como Fendetestas; que no están programadas ni preparadas de antemano, de las que no tenemos nada claro, ni el proceso, ni el resultado, ni cómo las vamos a evaluar, ni siquiera los objetivos; pero que, aun así, es imposible ignorarlas -no se dejan- y hay que llevarlas a cabo, cueste lo que cueste y salga lo que salga.

Un día del pasado curso me encontré en unas campas frente al instituto a dos alumnos de bachillerato rapeando. Charlé con ellos y les propuse rapear a mis alumnos de secundaria. La idea les encantó. Se juntaron coincidencia y oportunidad: estábamos dando poesía. Una de las actividades consistía en construir versos que rimaran con sus nombres o apellidos. Se les ofrecieron varias situaciones: reparto de ropa en un centro de beneficencia, reparto de flores, reparto de comida en un restaurante… Así, por ejemplo, en el reparto de flores a Bianca le tocó una rosa blanca, a Castrillo un clavel amarillo, a Iván un tulipán, a Aitor una flor de cualquier color, a Antón una flor en un jarrón y a Leonardo un nardo… o un cardo. Y en el reparto de ropa a Antón un pantalón, a Castrillo unos calzoncillos, a Bianca una camisa blanca, a Eneko un chaleco, a Iván un gabán, a Piqueras una chaqueta con hombreras, a Aitana una americana y un traje de gitana, a Urquijo algo pijo, a Aitor un bañador, a Lazcano algo ligero para el verano y a Leonardo… un leotardo. Del resultado del reparto de comida seleccionamos algunos versos y, sin que ellos lo supieran, se los pasé a la pareja de raperos para que los prepararan. Aprovechamos la ocasión – y que la evaluación anterior habíamos trabajado, dentro de los textos periodísticos, la entrevista- para preparar unas preguntas y ensayar una rueda de prensa, pero esto es otra historia. Solo faltaba reservar un aula especial y pedir permiso a un profe de bachillerato para que dejara ausentarse una hora de clase a los raperos. A continuación, un breve video con algunos momentos de la experiencia:

Puede que estar atento al entorno, con ojos de profe, el bagaje, conocer las aficiones de los alumnos, escuchar las propuestas de los compañeros… sean importantes. En este caso, también me ayudaron y me animaron a hacer la actividad los alumnos de una compañera, Idoia Rubio, rapeando la Canción del pirata, el video de unos raperos que improvisaban sobre los pasajeros en el metro de Madrid y la noticia en un informativo de cómo alumnos rapean para ampliar vocabulario, entre otros. Gracias. ¿O será que un objetivo de una de mis asignaturas –Artes escénicas- es aprender a improvisar y he descubierto que a improvisar se aprende improvisando?

Ah, se me olvidaba, los raperos me sorprendieron -¡donde las dan las toman!- con dos versos finales: «Esta es la clase de Carlos, / al que le gustan los anacardos«. Prefiero las almendras y las nueces, pero es lo que tiene la poesía.

Carlos Díez

11 octubre , 2016

Movilízate

Filed under: Blog — Gorka Fernández @ 10:15 am

activism-1715311_960_720

Arrancamos de nuevo Tres Tizas. Un curso más, nos disponemos a mostrar al mundo reflexiones, actividades, dinámicas… que nos parecen interesantes. A mí particularmente el curso pasado hubo dos acciones que me resultaron llamativas y útiles para el alumnado al que iban encaminadas y que se enmarcaban en el concepto de Ciudadanía Digital, esa opción que tenemos de expresar nuestras demandas a través de la red. Estos proyectos fueron:

Estas nuevas formas de participación han cambiado la manera de realizar demandas y podemos aprovecharlas para que nuestro alumnado las conozca como medio de movilización y presión social. Antes recoger firmas se limitaba al espacio cercano, al colegio, barrio o ciudad, en donde se pedía las familias que firmasen o se plantaba una mesa pidiendo a los viandantes adherirse a nuestra causa. Ahora la petición es mucho más simple, sin una restricción geográfica, e incluso tenemos la opción de hacerla viral. El tiempo en conseguir el objetivo propuesto de firmas es menor, además de que permite el acceso más directo de los medios de comunicación a las denuncias planteadas. Lo mismo sucede con las opciones de Crowdfunding

Comenzamos la temporada de Tres Tizas sugiriendo programar y realizar este tipo de campañas en nuestras aulas, para lo que reseñamos las plataformas que podemos utilizar:

  • Change.org: sin duda, toda una referencia cuando hablamos de campañas. Permite registrar una petición y recoger firmas, lo que de alguna forma la convierte en una plataforma de peticiones en línea. La persona que envía la denuncia puede no estar afectada por dicho problema, simplemente con tener una inquietud o sensibilidad con el asunto vale. Una vez que está cursada la denuncia y la persona ha referenciado una dirección de correo electrónico de la entidad o persona denunciada, cada vez que alguien firme en esta causa se enviará un correo electrónico  automáticamente haciendo saber al denunciado que la persona firmante apoya la solicitud de cambio expresada. 
  • Avaaz: se define a sí misma como la comunidad global de movilización online que integra la acción política impulsada por la ciudadanía dentro de los procesos de toma de decisiones globales.  A diferencia de Change.org, sí que hace un seguimiento de la campaña iniciada: cada año realiza una encuesta entre sus miembros para determinar las prioridades, en 2016 la más acuciante fue la protección de los mares.

Para conseguir fondos a través del crowdfunding (micromecenazgo) tenemos las siguientes:

  • CrowEduca: plataforma dedicada exclusivamente a proyectos de aprendizaje innovadores centrados en el desarrollo integral de las personas de cualquier edad, en cualquier lugar del mundo. Pretenden contribuir a fortalecer la conexión entre el aprendizaje y los individuos, grupos y organizaciones de todo tipo que componen una sociedad. 
  • Goteo: plataforma de crowdfunding cívico y colaboración en torno a iniciativas ciudadanas, proyectos sociales, culturales, tecnológicos y educativos. Con réplicas y alianzas en varios países. Pretenden generar recursos, gota a gota. Tiene asociada su misión común a principios de transparencia, progreso y mejora de la sociedad
  • Kickstarter: una de las primeras. Fue creada en 2009 para financiar todo tipo de proyectos emprendedores a través de la red.
  • Verkami: dirigida a creadores independientes que buscan financiación para materializar sus ideas.

Estas son algunas de las opciones a tu alcance.

Estamos a un paso de cambiar el lema «¡A las barricadas!» por el de «¡A las plataformas digitales!«… Obviamente entendemos que estos nuevos modelos de participación y movilización no deben anular o sustituir los clásicos, más bien se trata de que estos últimos en llegar complementen a los que llevan siglos siendo utilizados.

Gorka Fernández

 

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: