Tres Tizas

25 febrero , 2015

La verdad es que…

Filed under: Blog — Etiquetas: — Carlos Diez @ 7:35 am

Introducción.

Bueno, hoy voy a escribir sobre las muletillas, ¿vale? ¿Que por qué escribo hoy de muletillas? Pues la verdad es que lo hago porque hay una que está pasando del lenguaje oral -su hábitat natural- al escrito. Me la encuentro en muchos comentarios de los bachilleres, ¿sabes?, junto con su expresión sinónima “lo cierto es que…“. No sé si me explico, ¿me entiendes? El caso es que hoy voy a hablar de muletillas, ¿vale?

Para saber de qué muletilla estoy hablando, puedes escuchar este audio de una entrevista a un futbolista (podría haber escogido cualquiera al azar) en el que solo he suprimido las preguntas.

Definición. Las muletillas y sus semejantes (cantinelas, latiguillos, coletillas, bordones, etc.) son expresiones estereotipadas, vacías de contenido (innecesarias, por tanto, en este aspecto), que se repiten por hábito, inconscientemente.

Finalidad. Se usan para rellenar pausas o huecos, ganar tiempo o espacio, alargando respuestas breves, y, sobre todo, matar el silencio o emborronar el folio en blanco.

Corrección. Para evitarlas en los textos escritos basta con una relectura y un poco de práctica para identificarlas y suprimirlas (se puede empezar por mejorar el primer párrafo de esta entrada). Basta con seguir una sencilla regla: Todo aquello que no aporta nada al contenido ni embellece la expresión, sobra. Pero en el lenguaje oral es más difícil, es más bien tarea de psicólogos y oradores que de profesores de lengua. Se aceptan sugerencias…

Para rematar, un proverbio –Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio– y un poco de humor, que nunca viene mal:

Carlos Díez

8 comentarios »

  1. Los docentes somos los reyes de las muletillas. Cuando nos quieren imitar los alumnos, siempre recurren a nuestras frases, palabras, dichos más repetitivos.
    Así me enteré de que siempre digo: ¡qué fuerte! ¿entendéis? jaja

    Comentario por Maru Domenech — 25 febrero , 2015 @ 9:19 am

  2. Pues yo no sé exactamente a qué te refieres… No sé si me explico… Bueno, quiero decir, que quizá yo no haya entendido bien o tú no te hayas explicado, bueno, qué sé yo… No sé si me explico…

    Comentario por Marcos Cadenato — 25 febrero , 2015 @ 11:48 pm

  3. Tuve un profe en mi enseñanza secundaria, Carlos, al que le contábamos los “concretamente”s. Sobre el folio, aparte de tomar apuntes, íbamos marcando, como Robinson Crusoe, palotes, cada vez que soltaba la muletilla.
    Excelente post. Ya tú sabes

    Comentario por Aster Navas — 4 marzo , 2015 @ 7:17 pm

  4. Pues a mí me preocupan bastante, porque tiendo a apoyarme en ellas en clase y me da rabia hacerlo de manera inconsciente. Si encuentro algún manual para evitarlas me lo voy a aprender de memoria, ¿sabes?, ¿vale?

    Comentario por @tonisolano — 7 marzo , 2015 @ 8:16 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: