Tres Tizas

19 marzo , 2013

Buscando el equilibrio

Filed under: Blog, Te cedo la palabra — Etiquetas: — Carlos Diez @ 4:39 pm

Itziar López, profesora de lengua del instituto Uribe-Kosta -compañera de Mari Cruz Colmenero y Ricardo Ibarra, entre otros-, me ha pedido que hable bien de ella en esta presentación, más que nada para que los comentaristas se corten un poco a la hora de despellejarla. Lo siento, pero no acepto chantajes. Por lo tanto, hoy me atrevo a presentar a una profesora que reconoce que todavía le quedan muchas cosas por aprender, una profesora que no se deja deslumbrar por las últimas novedades y que, con la excusa de la búsqueda de un supuesto equilibrio, persiste en supeditar dichas novedades a no sé qué objetivos y contenidos. Hasta es posible que use la tiza y su propia voz. Es toda vuestra. Un placer, Itziar.

Crédito de la imagen

Evitaré aquí incurrir en tópicos, por lo que no comenzaré este post dándole las gracias a Carlos por haberme brindado la oportunidad de dirigirme a un público al que, sinceramente, no merezco. En realidad, todavía no sé muy bien qué puedo aportar yo a este blog por el que han desfilado personas tan interesantes, avaladas por una larga trayectoria profesional dentro del mundo de las TIC. Por este motivo, quiero pedir perdón de antemano a todos aquellos que se encuentren leyendo estas líneas y estén pensando –quizás– que Carlos se ha equivocado al cederme este espacio. En su defensa diré que me conoce desde hace tan solo unas semanas, y en mi defensa alegaré que me he resistido hasta el final. No sé si con esto será suficiente.

A lo largo de la vida nuestros caminos se cruzan con personas que pasan de largo, con prisa, sin ni siquiera rozarnos, sin dedicarnos una sola mirada… Pero, afortunadamente, nuestra vida también está salpicada de encuentros que dejan su huella y que contribuyen a que no nos sintamos tan invisibles ni tan solos. A veces esos encuentros sirven incluso para que nos detengamos a reflexionar, para que exploremos nuevas vías y busquemos otros caminos distintos a aquellos por los que hemos transitado hasta ese momento. Y eso es precisamente lo que me ocurrió a mí con un compañero de trabajo, con la persona que me introdujo con mucha paciencia en el mundo de las TIC e hizo que me cuestionara seriamente por primera vez en la vida mi enfoque a la hora de impartir clases. Y eso es algo por lo que siempre le estaré agradecida.

Este encuentro inesperado del que estoy hablando se produjo en septiembre de 2009, cuando aterricé por primera vez en el IES Uribe-Kosta BHI de Plentzia (Bizkaia), justo en el preciso instante en que el centro ya había  iniciado el despegue con Google Apps. Y yo me propuse coger al vuelo aquel avión antes de que se fundiera con las nubes y lo perdiera para siempre. Pero, a veces, a pesar de nuestros deseos o nuestras buenas intenciones, si no contamos con la ayuda de alguien, no hay brújula ni GPS que consiga llevarnos a buen puerto. Y, en este caso, yo sí tuve a alguien que me ayudó. Porque allí estaba Ricardo Ibarra, profesor del instituto de Plentzia y “Googleadicto” –como él mismo se autodefine–. Él me enseñó a manejar Google Drive, a moverme dentro de las tripas de un site, a navegar con Google Maps… E incluso me reveló cómo gestionar una cuenta de correo de Google porque, lo confieso públicamente, antes empleaba otra plataforma distinta a Google para mi correo personal.  “¿Qué estás haciendo todavía con el enemigo?” – me preguntaba Ricardo cada vez que pasaba por la sala de profesores y me sorprendía consultando los e-mails en mi antigua cuenta de correo–. Que era, en definitiva, una manera muy sutil de decirme: “Ya-es-hora-de-que-abandones-eso-de-una-vez”. Bueno, a decir verdad, quien conoce a Ricardo sabe de sobra que, cuando se enfada, no es difícil que entre “una” y “vez” introduzca otra palabra que no reproduciré aquí porque no me parece el lugar apropiado para ello.

Desde aquel día he ido avanzando poco a poco, tropezándome en ocasiones, enfadándome conmigo misma muchas veces porque no me salían las cosas como yo quería…  Pero esos contratiempos hay que aceptarlos como parte del propio proceso de aprendizaje. Y seguir adelante. A pesar de todo, y por encima de todo.

No obstante, reconozco que todavía me queda mucho por aprender. Que todavía me aferro bastante más de lo que debiera a la manera tradicional de dar clases, quizás llevada por un miedo inconsciente a perderme en todo ese laberinto de las TIC y olvidar con ello la verdadera esencia de la enseñanza: compartir conocimientos y educar. Porque tampoco puedo olvidar que las personas de mi generación recibimos otra educación distinta: nuestros profesores no tenían ordenador en el aula ni disponían de todos los medios que ahora están a nuestro alcance, pero, a pesar de eso, a pesar de no contar con más recursos que una tiza y su propia voz, supieron transmitirnos sus conocimientos, despertaron nuestra vocación y nos convirtieron en lo que ahora somos: profesores. Es cierto que eran otros tiempos y que ahora las TIC están ahí y no podemos darles la espalda, pero yo invitaría a todo el mundo a buscar un equilibrio. Porque, evidentemente, no podemos permitir que nuestra labor docente se limite a impartir –al igual que ocurría en el pasado– unas sesiones magistrales en las que únicamente habla el profesor y los alumnos se limitan a escuchar (aunque mucho logro sería éste, teniendo en cuenta los tiempos que corren para la docencia); pero, de la misma manera, deberíamos evitar también que nuestras clases se conviertan en un mero despliegue de recursos informáticos, deslumbrantes y llamativos en ocasiones, cuanto más novedosos mejor, que apenas logran disimular la ausencia de contenidos. En definitiva: mucho fuego de artificio y poca esencia. Busquemos el equilibrio. Es difícil, pero creo que merece la pena intentarlo.

9 comentarios »

  1. De lengua, sois de lengua. Se os ve a la primera, en esa presentación que quiere ser una no-presentación o en el tono de “humilitas” inicial. Me ha encantado. Más allá del juego retórico, respiráis sinceridad.

    ¡Qué difícil hallar el equilibrio cuando el temporal no amaina! ¡Qué hacer con un proyecto (escola 2.0) que se ha visto retirado de algunas comunidades. En tiempos de ratios hinchadas, falta de recursos y ánimos bajos, quizá haya que volver a la palabra (no siempre a la magistral), a la participación, al debate, al análisis…

    Un gusto

    Comentario por Lourdes Domenech — 19 marzo , 2013 @ 7:00 pm

  2. Hola,
    Coincido totalmente con Lourdes y contigo. En esta vida todo se basa en buscar siempre el equilibrio y más cuando “las mentes pensantes” nos obligan a hacer equilibrios para mantenernos, por un lado al día y por el otro manteniendo viejas (algunas caducas y otras necesarias) costumbres educativas a la hora de ejercer nuestra profesión.
    Un saludo y un placer encontrarte también por aquí :))
    Maru

    Comentario por maru — 19 marzo , 2013 @ 10:17 pm

  3. Encantado de conocer a “una más de lengua”. He paseado por tu blog y he visto tus equilibros huyendo de los fuegos de artificio y la poca esencia. Un placer.

    Comentario por Evaristo Romaguera (@evroes) — 19 marzo , 2013 @ 11:10 pm

  4. Sin duda, amiga nuestra, ese es el quid de la cuestión: el equilibrio… Al comienzo de este viaje por las TICs todo eran fuegos de artificio, purpurina y brillos y, tras el impacto y sorpresa inicial, asistimos hoy a una fase de asentamiento y maduración en la utilización de las nuevas tecnologías. Ahora importa más el por qué, el cómo y el para qué que el simple qué… Siempre es bueno que aparezca en alguna parada del viaje un Ricardo Ibarra que te ayude y te dé fuerzas para seguir. En el camino estamos y en el equilibrio nos encontraremos.

    Comentario por Marcos Cadenato (@mcadenato) — 20 marzo , 2013 @ 7:41 am

  5. Excelente consejo, Itziar. Tu entrada se apoya exclusivamente en la palabra; no creo que haya un recurso TIC más revolucionario.
    Un placer leerte.

    Comentario por Aster Navas — 20 marzo , 2013 @ 10:15 am

  6. Muchas gracias por tus palabras, Lu. Y aprovecho también la ocasión para agradecerte todo lo que hemos aprendido gracias a tu blog, a tus “Materiales de Lengua y Literatura” y a los tutoriales que, generosamente, compartes con todos nosotros a través de la Red. Con personas como tú el mundo es un poco mejor. Y muchas gracias también a Maru, Evaristo , Marcos y Aster por vuestros comentarios y por vuestra generosidad.

    Comentario por Itziar — 20 marzo , 2013 @ 4:28 pm

  7. A quien no le doy las gracias es a Carlos. Más que nada para que aflore a sus labios el mismo calificativo que, haciendo gala de la originalidad y variedad que a veces le caracteriza, me ha dedicado cinco veces a lo largo de la mañana. Y no digo más sobre este delicado asunto. De todos modos, Carlos, aunque no te dé las gracias, y a pesar de esa fina capa de ironía que llevas pegada a la piel, que sepas que ha sido todo un placer conocerte.

    Comentario por Itziar — 20 marzo , 2013 @ 4:30 pm

  8. Gracias, Itziar, por el toque de sensatez y serenidad que aportan tus palabras. Vivimos ciertamente en un remolino de novedades y de cacharrería difícil de abarcar, difícil de controlar y sobre todo difícil de exprimir en el aula con eficacia. A veces es momento de parar y contar hasta diez, o de pensar que “menos es más”. En ese equilibrio tratamos de vivir y crecer, como esa funambulista de la imagen. Un placer conocerte.

    Comentario por Toni Solano (@tonisolano) — 21 marzo , 2013 @ 11:24 pm

  9. Gracias, Toni. Después de leerte he entendido por qué Carlos Díez, a pesar de esa fina capa de ironía que lleva pegada a la piel, te aprecia tanto y habla siempre tan bien de ti. Ha sido un placer poder conversar contigo.

    Comentario por Itziar — 22 marzo , 2013 @ 8:19 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: