Tres Tizas

19 febrero , 2013

Tribulaciones de un profe de Lengua más

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Bueno, “de un profe de Lengua más“, no hablamos, exactamente. Cuando conocimos a Alberto en uno de los Encuentros Educativos en el que coincidimos, nos llamó la atención su entusiasmo y su timidez, a partes iguales. Como que no quiere la cosa, nuestro compañero y amigo ha ido construyendo un trabajo excelente que os invitamos a conocer desde aquí  (La bitácora de la Lengua) y demuestra un interés y una pasión por la Educación y por las TIC que le hacen destacar con voz propia. Alberto, te agradecemos mucho tu colaboración en este rinconcito educativo y estamos seguros de que tu artículo va a llegar a muchos compañeros que están atravesando situaciones similares y les vas a contagiar tu manera de entender la Educación. ¡Ánimo y muchísimas gracias por tu trabajo y por asomarte a esta vuestra ventana! 

Marcos Cadenato

Mis amigas las vacas

Imagen de Isabel Pardo y Vanesa García

Ante todo, quiero agradecer a mi amigo Marcos Cadenato haberme dado la oportunidad de participar en este espacio tan especial para mí y por haberme metido en este “brete”. Un brete (agradable) porque me ha llevado mucho tiempo de reflexión el cómo podría hablar de todo lo que quiero decir sin dejar demasiados flecos sueltos y sin resultar demasiado pesado. Y ahora, me pongo a escribir sin saber muy bien a dónde me llevarán mis palabras.

Sólo tengo una cosa clara: He decidido usar de guion la definición que hago de mí mismo en mi perfil de Twitter: “Profe de lengua en Asturias. Amante de las TIC que hace de su trabajo su afición”. En ella, casi sin quererlo, digo muchas cosas sobre mí, sobre mi situación y sobre cómo encaro mi profesión.

Soy profe de Lengua en Asturias. Y no en una localidad y centro concretos porque mi condición de interino me convierte en turista accidental año tras año. Y, aunque tiene ciertas ventajas, es una labor que desgasta. Las ventajas principales: conocer gente estupenda y profes entusiastas (de los otros me olvido rápidamente), conocer diferentes maneras de trabajar de las que voy aprendiendo y engordando mi experiencia, convivir cuando toca estar fuera durante la semana, la amistad… Pero sí, desgasta. Desgasta recorrer carreteras de toda índole y bajo todas las condiciones: meteorología, derrumbes, ganado… (en mi primeras entradas de La bitácora hacía referencia al difícil desempeño). Pero desgasta aún más comenzar nuevos proyectos educativos y no saber si se verán cumplidos o, al menos, no comprobar su continuidad, desgasta que mi forma de trabajar esté tan condicionada por el tiempo. Y, por supuesto, desgasta comprobar que la sociedad siga creyendo que todos tenemos una plaza ganada sin esfuerzo en la que trabajamos poco, con mucho sueldo y muchas vacaciones, opinión alentada por cargos públicos con mala fe y pocas luces (¡menuda combinación!).

Ahora bien, todo esto se compensa de largo con la segunda parte antes mencionada: “Amante de las TIC que hace de su trabajo su afición”. Empiezo por la segunda parte. No concibo esta profesión sin vocación. ¿Cómo vamos a enseñar, a convivir con nuestros alumnos si no tuviéramos afición por nuestro trabajo? Yo me lo paso genial en clase y disfruto como un enano preparando materiales y nuevas actividades para intentar que mis alumnos aprendan de una manera menos aburrida. Y es aquí donde entran en juego las TIC. No voy a ponerme más pesado enumerando las bondades de las NNTT, pero sí diré algunas cosas que a mí me han aportado. Como acabo de decir, me han aportado cambio en mi forma de trabajar y me lo paso bien con ellas (egoísmo docente), pero los chicos también. Me han aportado la posibilidad conocer a magníficos profesionales a través del uso de las redes sociales y, por supuesto, participar como integrante y con mis alumnos en proyectos maravillosos como Kuentalibros.

Sin duda, más luces que sombras en mi quehacer como docente. Sólo espero que me dejen seguir disfrutando, perdón, trabajando por muchos años más.

Alberto García Pérez @albertogp123

16 comentarios »

  1. Hola,
    Yo doy fe de ese entuasisamo por las TIC. Alberto consigue que hasta el más tímido salga a la pista a bailar. Vamos, es un entusiasta que transmite buenas ideas y siempre desde la sencillez. Yo soy mu fan de todas sus propuestas y actividades y ojalá algún día se quedé en un centro de forma indefinida. Ese día, a ese centro, le habrá tocado la lotería.
    Maru

    Comentario por Maru — 19 febrero , 2013 @ 10:35 am

    • ¡Uy! ¡Qué bien empezamos! Muchas gracias, Maru. Espero que tu deseo llegue pronto y pueda dar un poco de continuidad al trabajo que intento emprender en cada centro.
      Un abrazo muy fuerte.

      Comentario por Alberto G. — 19 febrero , 2013 @ 12:53 pm

  2. Alberto, deseo que pronto puedas repetir centro, alumnos… Disfrutarás el doble. Pero, aún así, no lo deseo por ti (que también), sino, sobre todo, por tus alumnos. Y que siga creciendo esaq bitácora de lengua. Un abrazo.

    Comentario por Carlos Diez — 19 febrero , 2013 @ 8:56 pm

    • Gracias, Carlos. Ganas tengo, por supuesto. Y también de coincidir contigo en algún evento más, aunque no nos prodigamos tanto como el amigo Marcos. Un abrazo

      Comentario por Alberto G. — 19 febrero , 2013 @ 9:11 pm

  3. Un gusto leer a Alberto siempre, aquí, en la bitácora, dónde sea, y más todavía poder tener el honor de tomarme un café con él de vez en cuando. ¡Suerte vivir en Asturias!
    Un abrazo grande

    Comentario por Mª Jesús — 19 febrero , 2013 @ 8:56 pm

    • Un saludo, María Jesús. ¿Qué tal todo? Siempre un placer reunirnos en estado 1.0 y, ya no me prodigo mucho en eventos educativos, es una suerte poder estar cerca de personas como tú.

      Comentario por Alberto G. — 20 febrero , 2013 @ 7:50 pm

  4. Alberto, tus palabras me han llegado. Las experiencias que realizas tienen más mérito si cabe. Trabajar en ese estado de inestabilidad y lograr sacar adelante actividades como las que uno puede leer en tu blog es la prueba de tu valía.
    Mucha suerte en adelante

    Comentario por lenguablogLu — 19 febrero , 2013 @ 9:47 pm

    • Muchas gracias, Lu. Ánimos como los tuyos son los que necesito a veces, cuando pienso si todas las horas que empleo después de salir del centro sirven de verdad para algo. Y gracias también a los alumnos que conozco cada curso.
      Un fuerte abrazo y espero que todo vaya mejor.

      Comentario por Alberto G. — 20 febrero , 2013 @ 7:52 pm

  5. También fue para mí un placer conocerte en persona y poder charlar un poquito sobre el oficio. Como bien dices, los interinos son una especie de ‘buhoneros educativos’ en el mejor sentido de la palabra y esa itinerancia nos ha enriquecido bastante, aunque también supone el desgaste que mencionas. Espero que algún día encuentres el lugar en el que desarrollar a pleno rendimiento todas esas buenas prácticas que vas llevando día a día contigo.
    Un abrazo.

    Comentario por Toni Solano (@tonisolano) — 21 febrero , 2013 @ 10:22 am

    • Toni, un placer siempre leerte y aún mayor haberte conocido y haber compartido cena en Peñaranda

      Comentario por Alberto G. — 24 febrero , 2013 @ 8:19 pm

  6. Contesto desde aquí, amigo mío, a los comentarios y tuiteos que ha provocado tu artículo. Desde luego, gracias a ti, Alberto, por participar generosamente en el Te cedo la palabra de Tres Tizas y gracias, también, por compartir tu excelente trabajo en las redes y por el ya mencionado entusiasmo y pasión por tu trabajo, que es el nuestro. Muchísimas gracias, compañero.

    Comentario por Marcos Cadenato (@mcadenato) — 22 febrero , 2013 @ 8:40 am

    • Como ya te he dicho en repetidas ocasiones, gracias a ti por abrirme las puertas de Tres tizas.
      Un fuerte abrazo.

      Comentario por Alberto G. — 24 febrero , 2013 @ 8:20 pm

  7. No pierdas, Alberto, nunca ese entusiasmo y ojalá tengas la oportunidad de contagiarlo.
    Un abrazo.

    Comentario por Aster Navas — 22 febrero , 2013 @ 9:14 pm

  8. Alberto,no podías haberlo expresado mejor. Desde luego que tu mérito es doble por las condiciones en las que te toca trabajar. El desgaste pesa, pero tú te esfuerzas por seguir disfrutando y buscando la manera de contagiarlo a tus alumnos. Ojalá llegue muy pronto la estabilidad que te mereces. Te lo deseo de todo corazón. Un abrazo.

    Comentario por Carlota Bloom — 23 febrero , 2013 @ 11:00 am

    • Gracias, Carlota. Por supuesto es mucho mejor disfrutar con mi trabajo, aunque sea en condiciones menos favorables, que estar en la situación de los cinco millones que no pueden decir lo mismo, que se levantan cada día con la certidumbre de que la búsqueda de un trabajo decente es inútil. Al fin y al cabo, me siento afortunado.
      Un fuerte abrazo.

      Comentario por Alberto G. — 24 febrero , 2013 @ 8:27 pm

  9. […] Bueno, "de un profe de Lengua más", no hablamos, exactamente. Cuando conocimos a Alberto en uno de los Encuentros Educativos en el que coincidimos, nos llamó la atención su entusiasmo y su timidez,…  […]

    Pingback por Tribulaciones de un profe de Lengua más ... — 9 febrero , 2014 @ 9:22 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: