Tres Tizas

26 marzo , 2012

Caperucita Ruiz de Gopegi

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 8:30 am

Conozco a Cristina Ruiz de Gopegi desde hace más de treinta años y, en todo este tiempo, hemos coincido de un lado y otro de la Educación Tradicional y de la Educación Expandida: hemos sido compañeros en la Universidad, yo he sido su profesor en algunos cursillos, ella ha sido mi profesora de danza vasca, en alguna ocasión me ha sustituido en  mi centro, incluso fuimos compañeros en el mismo instituto en otra ocasión. Compañeros y amigos. Hemos compartido, pues, calle, aula, pupitre, seminario, temarios, libros, discos, pelis y, por supuesto, pasión por la Educación y el reto de encontrar nuevos caminos pedagógicos en nuestra tarea docente. En este devenir -¡era previsible!- los blogs también nos han unido y hoy nos deja una muestra de su savoir faire en las aulas. ¡Muchísimas gracias, amiga mía, por compartirlo con todos nuestros lectores!

 Crédito de la imagen

Los compañeros de Tres Tizas me dejan un huequecito en su blog para que comparta con todos vosotros una actividad que, al parecer, les ha gustado mucho y con la que yo he disfrutado un montón. Y he disfrutado tanto preparándola como llevándola a cabo con mis alumnos de 2º de ESO, aunque puede ser llevada a cabo en otros niveles también.
La actividad en cuestión es muy sencilla: se trata de que los alumnos analicen y comparen las diferentes versiones de un cuento popular, en nuestro caso de Caperucita Roja. Esta actividad tiene tres objetivos claros:

  1. Que los alumnos se den cuenta de las transformaciones que estos cuentos populares experimentan a lo largo del tiempo.
  2. Que ellos mismos sean capaces de transformar un cuento popular y de reescribirlo.
  3. Que aprendan a manejar diferentes herramientas informáticas.

La realización de las diferentes tareas que se engloban en esta actividad sirve para que los alumnos desarrollen tanto la comprensión oral y escrita como la expresión oral y escrita. Al utilizar diferentes herramientas informáticas se potencian también la COMPETENCIA DIGITAL, LA AUTONOMÍA PERSONAL y LA CREATIVIDAD.

Os dejo a continuación el desarrollo completo de la actividad así como las diferentes versiones del cuento de Caperucita Roja que he utilizado.

Espero que esta actividad os sirva y que disfrutéis realizándola con vuestros alumnos tanto como yo.

Cristina Ruiz de Gopegi

_______________________________________

Materiales utilizados

Caperucita Roja-Cuéntame un cuento

Secuencia didáctica

15 comentarios »

  1. ¡Me ha encantado! ¡pero cómo no les va a gustar a tus alumnos! es amena, divertida, creativa…¡qué suerte tiene tus alumn@s!

    Comentario por BegoRuano — 26 marzo , 2012 @ 10:47 am

    • ¡Hola Bego! Me alegro que te hayan gustado mis Caperucitas. Espero de que el material te sirva y lo puedas utilizar con tus alumnos. ¡Seguro que se lo pasan pipa!
      Gracias por haber dejado un comentario.

      Cristina

      Comentario por Cristina Ruiz Gopegi (@cruizdegopegi) — 26 marzo , 2012 @ 3:03 pm

  2. Me ha encantado la idea. A mí también me gusta trabajar con los cuentos tradicionales y el año pasado con los de primero de ESO hicimos una actividad que era un remix de cuentos en el que se mezclaban personajes de diferentes cuentos.
    ¡Gracias por compartir!

    Comentario por maru — 26 marzo , 2012 @ 11:10 am

    • ¡Hola Maru! Me alegra de que te haya gustado la idea. La tuya también es muy interesante. Creo que en breve la voy a hacer con mis alumnos de 1º. Ahora, precisamente, estamos viendo los cuentos populares. Creo que lo del remix les va a encantar.
      ¡Gracias por dejar esta sugerencia!

      Cristina

      Comentario por Cristina Ruiz Gopegi (@cruizdegopegi) — 26 marzo , 2012 @ 3:07 pm

  3. Cristina, compañera, tomo nota.
    Desconocía muchas de las versiones que nos adjuntas; ¡qué buena la del lobo enamorado!
    Un abrazo

    Comentario por Aster Navas — 26 marzo , 2012 @ 3:10 pm

  4. Transformar los textos literarios, mezclarlos, cambiar sus parámetros… es siempre un éxito seguro y si además le añades el ingrediente TIC, miel sobre hojuelas.
    Muy interesante.

    Comentario por Blogge@ndo Seminario — 26 marzo , 2012 @ 4:28 pm

  5. Cristina, he disfrutado mucho con los variados relatos de Caperucita. Ya veo que no te falta ni la versión políticamente correcta de James Finn Garner. Bueno, sí te falta una, jeje. Hace unos meses oí a un librero cuentacuentos contar una versión muy bonita, del libro Boca de lobo, de Fabián Negrín. Está recogida en los primeros minutos de una de las grabaciones de Radio Tres Tizas. Por si te sirve. Y gracias, Cristina, por compartir la estupenda secuencia didáctica.

    Comentario por Carlos Diez — 26 marzo , 2012 @ 5:39 pm

  6. Cristina, ya te lo he dicho en privado; lo hago ahora, públicamente: me ha encantado la secuencia y ya te he felicitado en varias ocasiones por ello. Como sabes, mi preferida es la versión políticamente correcta, aunque todos los cuentos son preciosos. No recordaba, Carlos, la versión que aquel librero cuentacuentos nos regaló en Maneras de leer y que reprodujimos en nuestra radio, ¡buena memoria! Es una actividad muy completa y seguro que los alumnos la han disfrutado mucho. Gracias, Cristi, por compartirla ahora con todos los lectores de Tres Tizas.

    Comentario por Marcos Cadenato — 26 marzo , 2012 @ 7:32 pm

  7. Preciosa actividad, Cristina,a ver si me animo y la hago con mis alumnos de 1º, creo que les encantará. A mí también me gusta mucho trabajar con los cuentos populares , yo les suelo pedir que los actualicen y siempre escriben versiones muy divertidas.Este año además me he dado cuenta de que hay bastantes alumnos que no conocen muchos de los cuentos populares, así que estas actividades les vienen estupendamente.Como nos vemos mañana ya seguiremos
    comentando.Un besazo.

    Comentario por Blanca — 26 marzo , 2012 @ 8:44 pm

  8. Vaya cantera de recursos. Me los apropio para trabajar en mis grupos. Desde luego, los cuentos tradicionales tienen un aprovechamiento casi infinito, y las propuestas de la Secuencia didáctica son muy completas. Gracias.

    Comentario por Toni Solano (@tonisolano) — 26 marzo , 2012 @ 9:51 pm

  9. La actividad es interesante, pero me preocupa que ocupe ocho sesiones, lo que supone al menos tres semanas de trabajo abandonando otras secuencias didácticas más convencionales. He observado que las clases con herramientas informáticas suelen ser muy poco productivas. Mis alumnos tienen portátiles por lo que sería relativamente fácil. Sin embargo, en la práctica varios no lo tienen por problemas económicos, otros lo tienen averiado, a otros no les funciona la conexión a internet por motivos equis, otros tienen el portátil descargado… Además son muy inhábiles con las herramientas informáticas y ya no digamos con el lenguaje. No quiero restar interés a tu actividad. Lo tiene, pero la imagino desarrollándola con mis alumnos, y no la veo práctica. Además lo curioso es que la mayoría desconocen el cuento de Caperucita roja pues en buena parte son de origen magrebí. Tal vez pudiera trabajarse con cuentos de su cultura, los que tienen como protagonista a Aisha Kandisha, un personaje central en su formación. Pero ocho sesiones suponen una desconexión total con la marcha del curso.

    Solo pienso en voz alta. Un cordial saludo.

    Comentario por Joselu (@olahjl) — 27 marzo , 2012 @ 9:59 am

  10. Joselu, creo que en el País Vasco tienes cuatro sesiones por semana. Siendo así, el planteamiento es distinto a como lo vemos en Cataluña donde tenemos dos o tres, dependiendo de los grupos.

    Cristina, con tu permiso, voy a romper una lanza en favor de tu proyecto y de otros similares, porque creo que, contrariamente a la idea de que “suponen una desconexión total”, son una manera de implicar a los alumnos en un proyecto que dura en el tiempo. Hablando con mis alumnos, y después de largas preguntas sobre metodología, he acabado por convencerme de que la mayoría odia los ejercicios rápidos que no son más que un trámite. Les gusta saber a qué atenerse y un proyecto de estas características les da la oportunidad de situarse y tomarse el tiempo necesario para hacer significativo su aprendizaje.
    Todavía me cruzo con un ex alumno con el que hicimos una versión teatral de Caperucita, allá por los años 90. Un alumno con el perfil del “Mal de escuela” de Pennac. Este siempre me dice que solo recuerda los proyectos que hicimos, nada de lo otro, que fue bastante.

    Comentario por lenguablog — 27 marzo , 2012 @ 12:27 pm

  11. Lenguablog is Lu (sorry!)

    Comentario por lenguablog — 27 marzo , 2012 @ 12:27 pm

  12. Mucas gracias a todos por el interés que habéis mostrado por esta secuencia didáctica. Algunos habéis visto pegas, es normal. Cada uno conoce cuáles son las limitaciones de su centro o de sus alumnos. Creo que lo bueno de una propuesta didáctica extensa y densa es que nos permite adaptarla a nuestras posibilidades. Cada uno puede elegir aquello que más le gusta o le parece más adecuado. Ese es el truco, se lanza una idea y que de ella salgas otras tantas.

    Lo dicho.

    Gracias a todos por vuestros comentarios.

    Comentario por Cristina Ruiz Gopegi (@cruizdegopegi) — 29 marzo , 2012 @ 4:38 pm

  13. […] Conozco a Cristina Ruiz de Gopegi desde hace más de treinta años y, en todo este tiempo, hemos coincido de un lado y otro de la Educación Tradicional y de la Educación Expandida: hemos sido compañe…  […]

    Pingback por Caperucita Ruiz de Gopegi | Te cedo la palabra ... — 9 febrero , 2014 @ 9:17 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: