Tres Tizas

22 diciembre , 2011

Callejeros Literarios: “el barrio de la alegría”

Filed under: Blog — Etiquetas: , — Marcos Cadenato @ 10:00 am

Hace ya unos cuantos años cantaba nuestro poeta urbano Joaquín Sabina, “vivo en el número siete, calle Melancolía./Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría,/ pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía/ y en la escalera me siento a silbar mi melodía.” Pues… nosotros lo hemos podido coger, -tenemos bien guardado el billete- y ahora, silbando también nuestra melodía, somos un poco más felices porque en Callejeros Literarios hemos encontrado “nuestro barrio de la alegría”.

Cuando el curso pasado nos lanzamos a las calles, avenidas, glorietas y alamedas de nuestros pueblos y ciudades a buscar huellas de nuestros góngoras, cervantes, albertis o unamunos ninguno de los organizadores de Callejeros Literarios pensábamos que pudiésemos conseguir tanta felicidad. Callejeros es un proyecto que nos parecía muy hermoso. Ahora sabemos muy bien por qué. Gracias a todos los profesores y alumnos que habéis participado con vuestros callejeros, vuestros mapas, vuestras placas, vuestros vídeos ahora somos un poquito más felices. Descubrir con vosotros que la Literatura está viva, que está en la calle, que hay vida más allá del libro de texto ha sido un maravilloso descubrimiento. Gracias a vosotros y a Callejeros –lo queremos repetir muy alto- hemos podido sacar la Literatura a la calle, hemos podido hablar de tú a tú con Espronceda, con Lope, con Gabriel Aresti y hemos callejeado de la mano de Rosalía de Castro, Mariana Pineda, Ausiàs March o Rubén Darío… La Historia de la Literatura deja paso a la formación literaria…

Durante algunos meses hemos recorrido los principales encuentros educativos y blogosféricos para explicar este proyecto colaborativo porque creemos firmemente que es un trabajo por proyectos –no solo una actividad TIC- y pretende modestamente una renovación de la didáctica de la Literatura mediante la educación literaria del corazón: del tú a tú, del calle a calle, del verso a verso… Se preguntaba hace poco nuestro compañero si “la calle Valle-Inclán está alumbrada con luces de bohemia” o si “la calle Góngora ha de ser tortuosa y oscura”. No podemos saber cómo es una ciudad por el nombre que da a sus calles, pero sí podemos ayudar a descubrir a nuestros jóvenes alumnos que bajo esas viejas placas –muchas veces oxidadas- se esconden grandes nombres de nuestra Literatura y, sobre todo, grandes y hermosos textos que nos confortan, que nos alegran, nos entristecen, que nos ayudan a vivir…

Ser callejero literario engancha”, escribió uno de nuestros colaboradores y no nos hemos cansado de repetirlo. Desde que alzamos nuestros ojos buscando un nombre, un título, un personaje no hemos dejado de sorprendernos, de maravillarnos, de alegrarnos. Queremos contagiaros nuestra alegría estos días de luces de colores, de belenes y villancicos e invitaros a que visitéis nuestro barrio de la alegría: está lleno de preciosos callejeros donde la voz de nuestros poetas, escritores y escritoras más célebres se fusiona con la voz de maestros, profesores, niños y jóvenes que pasean, alegres, por sus calles. También queremos invitaros a que durante este nuevo y próspero año 2012 –así sea- os acerquéis sin miedo a vuestros callejeros -visitad la web de vuestro ayuntamiento- y preguntéis, indaguéis y escuchéis cómo os hablan Pablo Neruda, Roberto Bolaño o María Zambrano y os invitan a participar en la edición de Callejeros Literarios 2012  para que nuestro pequeño barrio se convierta en un auténtico himno a la alegría.

Más información:

callejerosliterarios.proyecto@gmail.com

http://sites.google.com/site/callejerosliterarios/home
http://twitter.com/#!/callejarios

¡MUCHAS FELICIDADES Y UN PRÓSPERO 2012!

BON NADAL I FELIÇ ANY NOU!

ZORIONAK ETA URTE BERRI ON!

PARABÉNS E UN PRÓSPERO 2012!

19 diciembre , 2011

A mí no me hables con ese rintintín…!!!

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , , — Aster Navas @ 8:00 am

Nos presentó, hace ya algunos años, un amigo común, José Ibar, Urtain: servidor acababa de leer La cuenta atrás, donde se relata el descenso a los infiernos del púgil vasco y envié a Juan un mail con el mismo escepticismo de quien lanza una botella al océano. Tardó apenas unas horas en responderme.

Desde entonces, cada vez que publica, presenta un libro o dirige festivales como La risa de Bilbao, tiene la delicadeza y la confianza de invitarme; desde entonces se asoma a esta bitácora donde opina, participa y nos echa un capote con los alumnos.

Por eso, cuando salió a la luz En mi furor interno y otros surrealismos semánticos, decidimos cederle la palabra.

Autor de múltiples registros y formatos, columnista, Juan Bas nos regala en este post una selección de páginas de esta última creación, un impagable inventario de frases deshechas, de aparatosos accidentes lingüísticos.


Crédito de la imagen

En parte por mi oficio, en parte por mi naturaleza hocicona y metete, suelo poner la oreja para escuchar fragmentos de conversaciones ajenas en los más diversos lugares. Se oyen cosas alucinantes; pero más asombroso que lo que se dice, es cómo se dice y los surrealismos semánticos en que se incurre, cada vez más frecuentes a medida que el personal se afianza en la condición ágrafa y su principal relación con la palabra escrita es los jeroglíficos mensajes de los teléfonos móviles: una especie de lenguaje parahumano exento de ortografía y sintaxis. Es verdad que el auge de las redes sociales tipo Facebook está consiguiendo que la gente escriba más. Pero sin contar con referencias por la falta de lectura de libros, se reproducen por escrito los mismos desatinos lingüísticos que se dicen de palabra y, de este modo, tienden si no a perpetuarse, sí a popularizarse y a darse por buenos, por correctos.

Los recogidos en este librito ―cuyo objetivo es humorístico―, después de una larga labor de cosecha, provienen principalmente del lenguaje oral y en mucha menor medida del escrito. Los he oído o me los han contado. Han sido dichos en las calles, en la televisión o en la radio. Navegan por ahí, están en el aire como los microbios y las bacterias, buscando el contagio y poseer a un nuevo portador.

Algunos de los que me han aportado seguro que son invenciones o leyendas urbanas o fueron dichos adrede, pero creo que son los menos. No funcionan igual los inventados, los artificiales, se nota. He intentado inventarme alguno, armar uno o dos de estos artefactos, y los resultados han sido mediocres. Es como intentar pensar con otra codificación de la mente, resulta extraño. Sería muy difícil superar con la imaginación lo que decía una mujer que le sucedía con las anchoas: Están muy buenas, pero lo malo es que te enterneces limpiándolas, no acabas nunca. O utilizar como aumentativo lo peyorativo: Para mí es muy importante, lo sobrevaloro sobre todas las cosas. O cambiar la calificación de un modo de expresarse por el nombre de un perro: A mí no me hables con ese Rintintín. O darle a una señal categoría fálica: Ten cuidado al aparcar, no tires los pipotes. O inventar palabras: ¿Qué dices? Me dejas perpléjica. O reinventar un refrán:  Me pones entre la espalda y la pared.

De la variada glosa, coloridos comentarios y anécdotas cajón de sastre al hilo del amplio muestrario, sí soy el único responsable.

En fin, que probablemente todas estos granos de uva no sean más que el prólogo de la avalancha de melones[1] que se avecina como fruto de no leer nada solvente y escuchar los palos al castellano que sueltan los cráneos privilegiados que salen por la televisión. Puede que dentro de un cuarto de siglo nadie sepa ya lo que significa modorra o que cuando te cabreas te pones hecho un basilisco en vez de un obelisco, no te petrificas. Estoy convencido en mi furor interno de que la incultura avanza, sin prisa pero sin pausa, y no se atisba parapente alguno para frenarla, ya que los incultos se muestran cada vez más orgullosos de su ignorancia. Elogio de la incultura enciclopédica.

Crédito de la imagen

Juan Bas


[1] Me gusta lo de eres más pesado que un collar de melones.

Editorial Alberdania, Colección Astiro.
ISBN papel: 978-84-9868-233-5
ISBN digital (ePUB): 978-84-9868-297-7

15 diciembre , 2011

Gracias

Filed under: Diversificación Curricular — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:00 am

Nuestra aportación al homenaje a la Generación del 27 propuesto por Antonio Solano es el siguiente poema de Jorge Guillén:

Muchas gracias, adios

He sufrido. No importa.
Ni amargura ni queja.
Entre salud y amor
Gire y zumbe el planeta.

Desemboqué en lo alto.
Vida regala vida,
Ímpetu de ascensión
Ventura es siempre cima.

Quien dice la verdad
Es el día sereno
El aire trasparenta
Lo qué mejor entiendo

Suenan aquí las calles
A esparcido tesoro,
A júbilo de un Mayo
Que nos abraza a todos.

La luz, que nunca sufre,
Me guía bien. Dependo,
Humilde, fiel, desnudo,
De la tierra y del cielo.

Crédito de la imagen

1. EL ORIGEN

La idea bebe de dos fuentes: el cariñograma, “juego” o dinámica que suele emplearse en infantil y primaria, y el relato de Helen P. Mrosla “Todas las cosas buenas”, recogido en el libro Sopa de pollo para el alma, de Jack Canfield y Mark Victor Hansen.

Un viernes parecía que las cosas no iban muy bien. Habíamos pasado toda la semana insistiendo sobre un concepto nuevo y difícil, y yo sentía que los alumnos estaban cada vez más frustrados e impacientes. Tenía que modificar la situación antes de que se me escapara de las manos, de modo que les pedí que cada uno enumerase los nombres de sus compañeros presentes en dos hojas de papel, dejando un espacio entre cada nombre y el siguiente. Después les dije que pensaran qué era lo más agradable que podían decir de cada uno de sus compañeros y lo escribieran.

2. EL CONTEXTO

El primer año que hice esta actividad fue en la tutoría de un grupo de Diversificación Curricular de 3.ESO con alumnos desmesuradamente críticos, protestones, especialistas en ver los defectos de los demás, competitivos; a menudo se comparaban para destacar las cualidades propias y los defectos de los demás.

Los medios y la calle les confirmaban que hablar mal de alguien, ponerlo a parir, es más fácil y entretenido, e incluso económicamente más rentable (basta echar un vistazo a las audiencias de los programas de televisión).

3. EL PROCESO

Esas navidades les propuse que se regalaran la pastilla contra los malos rollos y los bajones de ánimo. La composición y las cantidades de la medicina corrían de su cuenta, mezclarlos y envasarlos de la mía. La tarea consistía en elaborar una lista con los nombres de TODOS sus compañeros de clase, en columna, y escribir a cada uno dos mensajes positivos en los que valoraran su actitud o su comportamiento, les dieran las gracias o felicitaran por un hecho concreto o por algún rasgo de su personalidad (por la ayuda recibida para solucionar un problema, por escuchar sus cuitas e intentar comprenderlos, por un detalle de amistad, por ceder, por prestar algo, por una simple sonrisa, una palabra amable, un gesto de cariño, por algo que les hizo sentir mejor…). Les insistí en que, por muy mal que nos caiga alguien, tenemos que ser capaces de encontrar algo que agradecerle.

El mensaje ha de cumplir unas pocas condiciones: una extensión mínima de un par de líneas; que no sea algo formal, por cumplir, sino de corazón (no se trata de hacer la pelota o quedar bien para que me quieran); e irán firmados, aunque se recibirán de manera anónima y privada, pues yo eliminaré los nombres.

Antes leímos y escuchamos ejemplos de agradecimiento, en cartas, entrevistas, oraciones, canciones como Gracias a la vida y Agradezco, de los raperos argentinos Clave de Barrio (letra), etc.

4. EL RESULTADO

Luego reuní los mensajes en un documento para cada alumno, pequeño como una tarjeta para que les cupiera en la cartera y plastificado para que les durara. Se iniciaba con un “GRACIAS por… ” y se remataba con un ” Tus compañeros del instituto…, año…”. Y les recomendé tenerlo siempre a mano, para leerlo en caso de necesidad.

Con los alumnos más pequeños los cariñogramas suelen hacerse sin el filtro del profesor, se dejan en cajas o sobres a modo de buzones y se leen en público. En secundaria creo que es mejor mi sistema. E incluso no permitir que se lean o comenten entre ellos.

5. LA FINALIDAD

Los objetivos fueron mejorar las relaciones en el grupo, reforzar las conductas positivas, aumentar la autoestima, elevar el ánimo, practicar el reconocimiento de cualidades en los demás, de sus hechos dignos de alabanza y ponerlos de manifiesto, esto es, fomentar la expresión de sentimientos de gratitud.

Para terminar, el relato de Helen P. Mrosla (si alguien lo desea, puede descargarse el libro completo en Esliteratura.com).

View this document on Scribd

Hasta pronto y gracias por estar ahí.

Carlos Díez

12 diciembre , 2011

Ataque a la vergüenza 2.0

Filed under: Blog, Como la vida misma — Etiquetas: , , — Gorka Fernández @ 9:00 pm

Crédito de la imagen

El anterior post, publicado esta mañana, titulado “La pornografía como recurso educativo” supone un ejercicio práctico de lo que viene a denominarse ataque a la vergüenza, en este caso 2.0. Obviamente no corresponde a una opinión del que lo firmó (yo), ni de ninguno de los integrantes de Tres Tizas.

Vuelvo a agradecer públicamente los comentarios realizados tanto por Lourdes Domenech como Jose Luis González ante una entrada tan polémica, a lo largo del día de hoy. Siento que desvelando la intención real de ese post, estos habituales comentaristas pueden sentirse molestos. Si así ha sido, desde aquí mis más sinceras disculpas.

Me explico.

Ken Robinson en su celebre ponencia “la escuela mata la creatividad” decía que los niños no tienen miedo a equivocarse, digamos que tienen poco desarrollada la vergüenza, de la que nuestros adolescentes a veces parecen carecer, pero si en realidad nos fijamos con detalle, observaremos que tienen serias dificultades para decir no, para pedir favores e incluso algunos desarrollan ciertos tipos de fobias a situaciones sociales. Como herramienta terapéutica para resolver estas límitaciones Albert Ellis ideó el “ataque a la vergüenza” que consiste en desbloquear las ideas irracionales de miedo a enfrentarse a situaciones comprometidas. Principalmente consiste en realizar algo que sea vergonzante para la persona que lo realiza (ejemplo escribir un post sobre pornografía en un blog de Educación) con la condición de que no violente a las personas que lo “reciban”.

Ellis, creador de la terapia racional emotiva conductual, ponía como condición para acceder a la profundización en esa corriente terapéutica que los aspirantes realizasen su propio ejercicio de ataque a la vergüenza y se enfrentasen a sus ideas irracionales. Incluso convocó un premio anual en el que condecoraba a aquel terapeuta que hiciese el ataque a la vergüenza más creativo.

Nada pasa después de hacerlo, incluso las reacciones de las personas son de lo más inesperadas, por ejemplo la respuesta de lo más cordial tanto de Lu como de Joselu. Tiene sentido comprobar que tras un episodio de este tipo, aparentemente lo más vergonzoso que nunca ha realizado una persona, la tierra sigue girando.

Uno de esos terapeutas se puso a prueba pidiendo en un restaurante que unos comensales vecinos le diesen a probar un plato; ya que no estaba decidió del todo. Para su sorpresa no solo se lo recomendaron, sino que se lo dejaron probar sin problemas. Otro entró en una concurrida farmacia y pidió cuatro cajas de preservativos, cuando se los trajeron dijo en voz alta “no los tendrá de una talla más pequeña”. Y nada pasó.

A mí me propusieron realizar un ataque a la vergüenza. Analizando la situación me di cuenta de que nunca había comprado en un kiosco una revista porno, y me puse manos a la obra. Con cierto temblor de piernas, entré en una librería-kiosco cerca de casa. Me costaba encontrar la sección más caliente del lugar. Puestos a realizar el ataque en condiciones, desde una esquina, y tras haberlo dicho mentalmente en tres ocasiones, pregunté al librero “oye, el porno dónde lo tenéis” amablemente me dirigió a la estantería que estaba escondida contra pudorosas miradas. Ojeé y me decidí por el número 378 de “Las cartas privadas de pen” que era la más barata (1,80 €), tampoco era plan de derrochar. Aún guardo el ejemplar. Será un nuevo ataque a la vergüenza cuando mi mujer lo descubra. Siguiendo con el primer, unopuntocerista y real ataque… cuando fui a pagar me el muchacho me preguntó si quería una bolsa. Dije que no, que lo llevaría debajo el brazo. Salí a la calle y… todo estaba en su sitio.

Cuando me planteé escribir este post pensé en grabarme en vídeo con la bañera llena de espuma, subirlo a youtube e incrustarlo aquí, pero lo descarté. Todo tiene un límite, aunque realmente tampoco hubiese pasado nada.  Lo que tenía claro era que debía hacerlo de forma práctica, por eso escribí lo de esta mañana, y en honor a mi ataque a la vergüenza 1.0 lo hice sobre pornografía. Estoy seguro de que mi experiencia analógica me ha permitido enfrentarme a la virtual.

Esta técnica se puede utilizar con los adolescentes con dificultades para enfrentarse a situaciones sociales. Ahí la tienes.

Si te quieres acercar al pensamiento de Albert Ellis tiene un libro de recopilación de artículos y conferencias titulado “Vivir en una sociedad irracional” que te puede servir.

Siento si tú, visitante asiduo (o “copropietario”) de este blog, a lo largo de estas últimas doce horas has experimentado un ataque de vergüenza ajena ¿Y? ¿Ha pasado algo? Nada.

Gorka Fernández

La pornografía como recurso educativo

Filed under: Blog — Gorka Fernández @ 9:00 am

Crédito de la imagen

¿Dónde está el límite de lo permitido respecto a la utilización de recursos audiovisuales en el aula? Recuerdo haber visto junto a alumnado de 13 y 14 años, dentro de un programa municipal de prevención de las drogodependencias, películas como Evil o Ciudad de Dios ambas catalogadas como “No recomendada para menores de 18 años”. ¿Por qué no utilizar el porno para abordar diversos aspectos del currículo? Me refiero al porno argumental (feature), al “porno culto”, a los clásicos del estilo “Romance”, “Constance” o incluso “Idioterne” de Lars von Trier, la cual ganó varios premios internacionales y fue nominada a la Palma de Oro en Cannes. Nada de bodríos zoofílicos o sadomasoquistas.

Deberíamos hacer caso al productor de pornografía Larry Flynt y al escritor Salman Rushdie, que han argumentado que la pornografía es vital para la libertad y que una sociedad libre y civilizada debe ser juzgada en función de su disposición a aceptar la pornografía.

El visionado en un aula nos permitiría llegar a parte del currículo oculto, y a esa necesidad de transmitir conocimientos y valores utilizando recursos cotidianos. Que hay más cotidiano, audiovisualmente hablando, para personas adolescentes que estas imaginativas historias de contorsionistas y habilidosos actores. Entre otras cuestiones conseguiríamos, por ejemplo, que terminasen de ver una película del estilo de principio a fin.

Ni que decir tiene que se trabajarían las competencias básicas:

Competencia en comunicación y lingüística: profundizaríamos en un tipo de lenguaje y guiones muy creativos.

Competencia matemática: si congelamos la imagen podremos explicar claramente qué es un ángulo obtuso y agudo.

Competencia social y ciudadanía: estudiaríamos las formas de comportamiento que preparan a las personas para participar de manera eficaz, constructiva y creativa en la vida.

Competencia para aprender a aprender: como la habilidad para iniciar el aprendizaje y ser capaz de continuarlo de forma cada vez más autónoma.

Competencia en autonomía e iniciativa personal: como la posibilidad de aprender y decidir de manera de ser cada vez más autosuficiente.

–          …

Sin duda el porno no está reñido con la Educación.

Y tú ¿qué piensas?

Gorka Fernández

Nota este post se entiende leyendo este otro: “Ataque a la vergüenza 2.0”

2 diciembre , 2011

Motivos para recordar

Filed under: Blog, La digestión de la boa — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 12:47 pm

Este pobrecito hablador procura estar presente y participar en cuantos eventos blogueros y tuiteros se celebraban a lo largo y ancho de la piel de toro. Sin embargo, aún no ha conseguido hallar el don de la ubicuidad y, por eso -precisamente por eso-, uno que es de Aulablog y escribe con tres tizas, permite que hoy aparezca este mismo post en el blog de Aulablog y aquí, en Tres Tizas. Teclados (Conspiración de lectores, Blogge@ndo) más rápidos y mejores que el mío ya han hecho sus crónicas personales, pero creo que hay maneras de leer, motivos para leer y motivos para recordar…

Fotografía de Maru Domenech

En Madrid, en el museo Reina Sofía, se celebró el III Congreso de Leer.es, titulado Motivos para leer, durante tres intensas jornadas con grandes profesionales, grandes intervenciones y numerosas mesas de encuentro. Es absolutamente imposible resumir o, mejor aún reflejar, casi quince horas de conferencias, intervenciones, diálogos, preguntas y respuestas de más de 400 profesionales de la Educación reunidos para colaborar y aprender conjuntamente, pero lo vamos a intentar.

Pulsa, pulsa, para ver más fotografías…

Pilar Pérez Esteve, directora del portal Leer.es, apelando a la “magia de las palabras”, presentó a Miguel Soler, Director General de Formación Profesional, que fue el encargado de inaugurar el Congreso. Destaco dos ideas de su encendido discurso: “el sistema educativo tiene que asegurar y mejorar la formación de nuestros alumnos” y “la Educación no necesita zarandeos educativos, necesita estabilidad, diálogo y consenso”.

La conferencia inaugural corrió a cargo del profesor finlandés Jarkko Hautamäki de la Universidad de Helsinki quien -en un confuso discurso- habló sobre PISA y el compromiso con la lectura. Frente a los profetas de la esperanza y de la catástrofe se definió como “profeta de la ciencia y de la paciencia”. Éstas son algunas de sus perlas:

  • Los alumnos pasan de aprender a leer pasan a leer para aprender, a utilizar la lectura para aprender”.
  • Para mí don Quijote o el conde Montecristo son mejores que Harry Potter”.
  • El profesor tiene que estar atento a la mirada de los alumnos”.
  • PISA es una vara de medir, pero nunca revelará toda la verdad”.
  • El conocimiento teórico sin libros no es posible”.
  • Cuanto más te gusta la escuela, peores resultados”.
  • Está disminuyendo el placer de la lectura en todo el mundo”.

En el espacio Conversaciones, Anna Camps y Felipe Zayas conversaron sobre Las situaciones de lectura en el contexto escolar: aprender a leer, leer para aprender. En una amable conversación, se dijeron cosas como éstas:

  • Leer es ante todo participar en las actividades de comunicación humana del lenguaje escrito en una sociedad alfabetizada”.
  • Lectura y escritura: sistemas de actividad diferentes que ofrecen géneros discursivos muy diferentes”.
  • Hay motivos para leer y motivos para aprender a leer”.
  • Hay que apropiarse críticamente de los textos que se empleen en el aula”.
  • Lectura libre frente a lectura en el aula (biblioteca, curriculum, lengua y literatura)”.
  • Distinción necesaria: fomento de la lectura y educación literaria”.

Pilar Pérez Esteve presentó Leer.es y la formación del profesorado. Presentación de Webcast que ha utilizado como modelo la webcast de formación de Jim Cummings. La directora del centro virtual Leer.es reconoció que “leer es un acto complejo“, que “la competencia lectora no es una tarea fácil” pero que “hay que diversificar el tipo de textos y las situaciones de lectura”, utilizar “textos que funcionan socialmente”, porque hay “diversidad de situaciones de lectura, diversidad de textos, de situaciones personales”.

El segundo espacio de Conversaciones Leer con arte. Programas pedagógicos y proyectos integrados, moderado por Andrea Giráldez y con la participación de Montse Sampietro (Fundación La Caixa), Ana Moreno (Educathyssen) y Miguel Gil (LOVA) conversaron sobre el arte y la lectura en una de las más celebradas participaciones del Congreso. Con una espectacular presentación de imágenes artísticas y con la excelente voz de Miguel Gil, se dijeron estas cosas -con mucho arte, eso sí-:

  • La escuela se ha empeñado en dividir ámbitos que deberían estar unidos”.
  • Las artes son esenciales para una educación integral del ser humano”.
  • Los niños tienen 100 lenguajes pero la escuela les roba 99”.
  • La imagen es un texto, se mira poco: se consumen imágenes pero no se interpretan”.
  • Aprender a leer imágenes es aprende a ser críticos: Cuanto más llevamos en la mochila, menos llevamos en la cabeza”.
  • La imagen es una pregunta y el aprendizaje es una conversación”.
  • La educación artística no son manualidades”.
  • La lectura del arte es transversal a todas las áreas: los museos como espacio de lectura”.
  • La base del proyecto LOVA es la integración: alumnos, familias, profesores, asignaturas, procesos…”.
  • El instrumento responde si le damos lo que llevamos dentro”.

Elena Martín e Inmaculada Vellosillo presentaron ¿Cómo puede ayudar una herramienta de autoevaluación a mejorar prácticas lectoras de un centro? que a los responsables de Bibliotecas escolares les pareció un instrumento muy útil y valioso. “La Biblioteca es un centro de recursos para el aprendizaje, no un cuarto lleno de libros” –dijeron- y es el propio “centro el que tiene que ser la medida de evaluación, con un equipo docente consolidado” porque la Evaluación es “un proceso interno, compartido y recursivo” y “sus verbos son: interrogar, documentar, comparar, valorar, planificar”.

Fernando Trujillo en su conferencia Los proyectos de centro para el desarrollo de la competencia en comunicación lingüística hizo un canto a la utopía con su habitual buen humor y contagioso entusiasmo. “Aprender es una conjugación del verbo comunicar” -insistió- y “la Educación es utopía”. Definió los Proyectos Lingüísticos de Centro (PLC) desde el punto de vista administrativo como un mapa y desde el punto de vista del centro como herramientas. “El PLC es un análisis de necesidades”, “un documento consensuado” y, aunque no hay que burocratizar la escuela, “necesitamos calidad, pero también igualdad. La excelencia sin igualdad es elitismo”.

Carlos Wert, junto a Fernando Trujillo y Felipe Zayas, presentó a continuación Leer para aprender en la era digital: Taller de jóvenes investigadores donde nos mostraron los resultados y trabajos de investigación que han desarrollado un grupo de alumnos con un corpus de Revistas entre los años 1917 y 1939, además de materiales audiovisuales. En su página http://edaddeplata.org se pueden consultar estos magníficos trabajos, pero baste ahora citar solamente el nombre de un poeta: José María Quiroga Plá…

La tercera jornada comenzó con la intervención de Emilio Sánchez Miguel con Motivos para leer en el aula: qué necesitan los alumnos, qué pueden hacer los profesores donde presentó un extenso estudio universitario que abordó desde tres puntos de vista: investigadores, profesores, cambios. Ofreció un modelo para la realización de un buen plan lector: elaborar tareas para una planificación de la lectura. La exposición resultó polémica porque parte del profesorado presente en el Reina Sofía cuestionó los resultados y el método. Algunas de las palabras más tuiteadas de Sánchez Miguel fueron: actualizar los planes de lectura ayuda a la conexión”, la lectura conjunta y guiada de alumnos y profesores es absolutamente necesaria”, “hay que buscar imperfecciones útiles”, “la educación no es solo para los perfectos”, “los profesores no son héroes”, “hay que pensar qué puedo yo mejorar mañana”, “hay que integrar a todos los profesores en el cambio”, “un asesor debe basarse en conocimientos, no en creencias”.

En el último espacio de conversaciones, Saber leer, querer leer. Lectura y medios, los escritores Ángeles Caso y Luis García Montero, junto al periodista de RNE Ignacio Elguero debatieron sobre el papel de los escritores como contertulios en los medios de comunicación, los espacios literarios en los mass media, sobre la Literatura, sobre el periodismo, dejándonos titulares como estos:

  • Esos extraños seres: “Ante la visita de varios poetas a un instituto, los escolares preguntaron: -pero ¿están vivos?”, “Vámonos al centro que han llegado los títeres”.
  • ¿Un escritor puede hablar de todo?: “Es una gran responsabilidad, es un privilegio, una responsabilidad ética, poder prestar voz a quien no la tiene” o “la mirada personal del escritor rompe la falacia de la neutralidad”.
  • Grandes ventas: “Los grupos tienen intereses económicos y eso está al margen del trabajo del escritor”, “funcionan los departamentos de marketing de las editoriales y de la publicidad
  • Humanidades: “Para fomentar la lectura hay que leer y comprar libros. No sirven las campañas si en los planes de estudio no se recoge la Literatura y que leer es importante”, “las humanidades no son rentables y hay que insistir en que son fundamentales”.
  • Ocio, entretenimiento: “El verdadero debate es el concepto de cultura, esa capacidad de interpretar el mundo, información, conocimiento”, “la degradación del tiempo de ocio conduce al ciudadano acrítico”.
  • Literatura en el aula: “los profesores tenemos derecho a la crítica, pero somos responsables de lo que ocurre en el aula”, “la Literatura tiene un diálogo con los fundamentales de la vida; la Lengua se aprende leyendo, hablando y escribiendo, no estudiando teoría”, “hay una literatura de la falsedad: no todo está al servicio del mercado”, “no confundamos la creación literaria y la formación con el mercado.”

Clausuró el Congreso el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que nos regaló un hondo, meditado y precioso discurso sobre “la lectura y la escritura del alma”. Hay motivos para leer: “mover, movilizar, emocionar son las palabras de la lectura”. Gabilondo agradeció el trabajo del profesorado “de todo corazón en nombre del sistema educativo” y les invitó “a ser elegantes, a saber elegir” y “a hablar bien de alguien y hablar a favor de algo”. Sus palabras son su mensaje: “se aprende a leer, leyendo; para hablar bien hay que leer”, “hay que vincular lengua y corazón. Hay que escuchar, estamos enfermos del oído interno”, “quien lee corre el peligro de ser otro, y de hacer del mundo otro”, “leer es un acto peligroso, de rebeldía, de atrevimiento”.

Marcos Cadenato

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: