Tres Tizas

16 junio , 2011

El vuelo de los gansos

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Cerramos este curso una de nuestras secciones más queridas en Tres Tizas tanto por la calidad de sus visitas como por la profundidad de sus aportaciones. Hoy tenemos el placer de contar con la pluma -y no de ganso, precisamente- virtual de nuestro compañero Juan Carlos Guerra, @juancarikt, profesor de Matemáticas, asesor TIC de su centro, trabajor infatigable, entusiasta tuitero y magnífico compañero de encuentros, jornadas y reuniones blogueras y tuiteras. ¡Estás en tu casa, amigo!

Crédito de la imagen

Hace unos días me encontraba con una antigua alumna por la calle. Ya había acabado la carrera y estaba trabajando. Habían pasado 8 o 9 años desde que intentara aprender algo de matemáticas conmigo. A pesar de no ser su fuerte, ella todavía lo recordaba con agrado, me decía que, aunque la asignatura se le había atragantado, lo pasaba bien.

Yo le comentaba que no sabía cómo habían cambiado las cosas, que ahora teníamos en el instituto todo tipo de tecnologías, el profesorado se había formado y que la forma de dar clase se había revolucionado, había cambiado. Tengo que reconocer que me excedí un poco, pero es que me puede la pasión…

Estaba con ella su novio, un chaval joven que también es profesor. Se me quedó mirando fijamente y me dijo : “A mí también me gustan mucho las tecnologías para dar clase, los power point y eso, cualquier día me pongo a ello”. Realmente no supe qué contestarle. ¿Un docente de ventitantos años relacionaba el cambio metodológico y las TIC con proyectar ppts? ¿Todavía estamos en este punto?

Me venían entonces a la memoria esos tiempos en los que las TIC en Educación eran pura anécdota y la colaboración entre compañeros de instituto, e incluso de departamento, se limitaba a decidir qué libro de texto iban a usar sus alumnos (a veces, ni eso). Pero han pasado ya unos cuantos años. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

Es cierto que la web 2.0 y, sobre todo, las redes sociales (y en el entorno de la educación no me cansaré de decir que la red social por excelencia para conectar intereses es Twitter) nos está dando la oportunidad de observar cómo docentes se(nos) unen(unimos)  para desarrollar una tarea común, bien sea un blog, una wiki o un proyecto colaborativo o cooperativo. Pero no tengo claro si este movimiento es suficientemente abierto, si engancha a nuevos profesores o es más bien endogámico. No me cabe duda de que es necesario y muy valioso, pues sin él el carro seguiría en el punto de partida.

La colaboración y, aún más, la cooperación es el instrumento que puede hacer enganchar a docentes que todavía no se han acercado a las TIC o si lo han hecho ha sido de lejos. Por eso,  la cooperación no debe conectar sólo a los docentes más activos en las redes, sino a compañeros de escuela, de institutos, al compañero de tu departamento al que le notas las ganas de hacer algo…

La cooperación además es contagiosa. Un grupo de docentes  (Alazne Zarate, IsabelRuiz, Ginés CiudadReal y yo mismo) así lo hemos constatado en un proyecto sobre identidad digital y redes sociales que hemos estado desarrollando durante todo el curso. De nuestra cooperación ha nacido la de nuestros alumnos, que desde diferentes ciudades y pueblos han hecho puestas en común, elaborado documentos, construido reflexiones comunes,… Es una herramienta decisiva para y por el cambio. Genera ilusión y expectación entre docentes y discentes.

Leía hace unos días un artículo de Pere Pujolás Maset titulado “Contribución de las TIC al aprendizaje cooperativo” escrito nada más y nada menos que en 2004.  Me llamó la atención la siguiente anécdota :

“Mientras estudiaba uno de mis últimos cursos de mi doctorado en Estados Unidos, uno de mis profesores nos leyó un ensayo de un autor desconocido. Este ensayo cambió por completo el espíritu de nuestro grupo.

El texto de este ensayo,  es el que reproduzco a continuación:

“El próximo otoño, cuando veas los gansos dirigiéndose hacia el sur para el invierno, fíjate que vuelan formando una V. Tal vez  te interese saber lo que la ciencia ha descubierto acerca del porqué vuelan de esa forma. Se ha comprobado que cuando cada pájaro bate sus alas produce un movimiento en el aire que ayuda al pájaro que va detrás de él volando en V. La bandada completa aumenta por lo menos un 77 por ciento más de su poder que si cada pájaro volara solo. Las personas que comparten una dirección común y tienen sentido de comunidad pueden llegar donde deseen más fácil y rápidamente porque van apoyándose mutuamente.

Cada vez que un ganso se sale de la formación siente inmediátamente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de hacerlo solo y rápidamente regresa a su formación para beneficiarse del poder del compañero que  va delante. Si nosotros tuviéramos la inteligencia de un ganso nos mantendríamos con aquellos que se dirigen en nuestra misma dirección.

Cuando un líder de los gansos se cansa, se pasa a uno de los puestos de atrás y otro ganso toma su lugar. Obtenemos mejores resultados  si tomamos turnos hacia los trabajos más difíciles. Los gansos que van detrás graznan  (producen el sonido propio de ellos) para alentar a los que van delante a mantener la velocidad. Una palabra de aliento produce grandes beneficios.

Finalmente, cuando un ganso se enferma o cae herido por un disparo otros dos gansos se salen de la formación y le siguen para ayudarlo y protegerlo. Se quedan acompañándolo hasta que está nuevamente en condiciones de volar o hasta que muere y sólo entonces los dos acompañantes vuelvan a sus bandadas o se unen a otro grupo. Si nosotros tuviéramos la inteligencia de un ganso nos mantendríamos uno al lado del otro apoyándonos y acompañándonos.”

Digo yo que, por lo menos, tendríamos que intentar ser igual de listos que los gansos… 😉

Juan Carlos Guerra

Anuncios

35 comentarios »

  1. Jugoso e interesante ensayo que ejemplifica perfectamente la idea del aprendizaje cooperativo. Desafortunadamente éste existe más en la red, en nuestros intercambios virtuales que en la realidad de cada centro, donde son minoría los que tenemos esta pasión por unir conocimiento con las posibilidades enormes de la tecnología. Me he quedado con las ganas de asitir a algún encuentro de blogs como el de Aulablog en Madrid, pero espero que se pueda seguir en streaming y percibir algo de lo que allí se vaya a cocer. Compartir, colaborar, es la idea más sensata que podemos extraer de todo este mundo, y que nosotros habríamos de proyectar sobre las aulas. Tendremos que pensar sobre ello.

    Un cordial saludo.

    Comentario por Joselu — 16 junio , 2011 @ 9:15 am

    • Gracias por tu comentario Joselu. Y tendremos que pensar la forma de hacer más extenso el grupo de profesores implicados en cambiar las formas metodológicas. Te aconsejo que asistas en persona, y no en streaming, a encuentros como Aulablog.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 12:53 pm

  2. ¡Qué pena que siendo el Ser Humano supuestamente “el animal más inteligente” estemos en pañales en tantas areas! 😦

    Comentario por Begoña R — 16 junio , 2011 @ 9:40 am

  3. No me extraña nada el comentario de ese joven docente. La realidad de los centros es muy diferente a la que se vive en el mundo 2.0. Las cosas han empezado a cambiar pero queda muuucho camino por delante hasta que esa transformación sea acogida por la mayoría de los docentes. No sé si es miedo, vagancia, pasotismo o pocas ganas de aprender, pero a mi alrededor tengo varios compañeros y amigos jóvenes que llevan más de cinco años dando clase y no hay manera de meterles el gusanillo de las TIC. Pizarras digitales que se usan para proyectar películas, ninguna visita en años al aula de informática, la palabra blog les suena a chino…Yo, absolutamente entusiasmada por lo que voy encontrando, intento abrirles la puerta para que ellos comiencen su propio viaje y eso repercuta en sus alumnos, pero no quieren.
    Tengo la sensación de vivir en dos mundos absolutamente separados: gansos a través de mi pantalla y humanos a mi lado. Sin lugar a dudas, prefiero hacer gansadas.

    Comentario por Inés — 16 junio , 2011 @ 10:07 am

    • Muchas gracias por el comentario Inés. Y lo dicho, sigamos haciendo el ganso a ver si contagiamos a los más “sensatos” para que lo hagan también. Yo creo que aunque el movimiento es lento, ya es imparable.
      Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 12:56 pm

  4. Quiero dar las gracias a Marcos por cederme la palabra en Tres Tizas y por el prólogo que ha escrito. ¡Gracias y un abrazo!

    Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 1:00 pm

    • Juancarlos, muchísimas gracias a ti por colaborar con nosotros y gracias por este magnífico artículo. Si teníamos alguna duda de la naturalidad del trabajo colaborativo o cooperativo ya se nos han despejado todas las dudas con el ensayo del vuelo de los gansos. Lo que generalmente nos niega el claustro real, nos lo brinda el claustro virtual y, afortunadamente, ya no hay excusas para trabajar de esta manera ¡Santo dios, la cantidad de profes que siguen haciendo el ganso todavía…!

      Comentario por Marcos Cadenato — 16 junio , 2011 @ 6:30 pm

  5. El mundo educativo genera muchos espacios -el aula, sin ir más lejos- y tiempos estancos; falta permeabilidad entre los departamentos, entre las lenguas.
    No nos vendría nada mal aprender de esos gansos que sobrevuelan este post.
    Gracias, Juan Carlos.

    Comentario por Aster — 16 junio , 2011 @ 4:16 pm

    • Gracias Aster por el comentario. Este mismo post es un ejemplo de trabajo colaborativo. Y os agradezco la oportunidad que me habéis dado para colarme en vuestra casa. Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 6:38 pm

  6. Mi nuevo propósito es ser un poco más “ganso” y descubrir las TICs que me voy encontrando y que me tienen fascinada…
    Gracias.

    Comentario por Mercedes — 16 junio , 2011 @ 7:59 pm

  7. Buenas tardes Juan Carlos.
    Leí el artículo esta mañana y hasta ahora no he tenido tiempo de darte la enhorabuena por ser un trabajador entusiasta e infatigable, condiciones imprescindibles para ser un buen docente. Ya se ha dicho más veces que las TIC sin una base pedagógica no sirven para nada. Esperemos que en estos tiempos de cambio triunfen ambas juntas. Parece ser que el porcentaje de profesores que no comparte esta relación Pedagogía-TIC es bastante grande. Ya lo he dicho más veces, perdón por la reiteración, yo sufro en carne propia como mis hijos se desmotivan día a día, pero a pesar de ello no tiro la toalla y siempre estoy ahí dispuesta a que no se me pierdan por el camino.

    Desde luego hay que empezar a tomar medidas ya, el futuro de nuestros muchachos y por lo tanto de nuestro país está en juego. De que ellos se sienten motivados a aprender y después a trabajar dependerá el futuro de nuestro país, sino a seguir lamentándonos de por vida.

    Yo quiero creer que hay muchos profesores que si están dispuestos al cambio, sencillamente necesitan una manita para tirar hacia adelante, quizá sería interesante volver a revivir las Misiones Pedagógicas de la 2ª República, adaptadas a nuestros tiempos y dedicadas a captar esta vez el apoyo y la voluntad de aquellos profesores que quieran hacerlo, desde la humildad y el respeto, seguro que los que no están dispuestos, acabarán viéndose aislados y participarán.

    Me despido volviéndote a agasajar ¡se necesita mucha gente como tú para tirar del carro!

    Un beso y nos leeremos pero te deseo un buen verano a tí, a Begoña y vuestra niña, ojalá ella tenga suerte y sea una persona de bien con ganas de aprender, colaborar, compartir….

    Comentario por Carmen Iglesias — 16 junio , 2011 @ 8:01 pm

    • Muchas gracias, Carmen, por el comentario. Esperemos que todo esto vaya calando, aunque sea lentamente, pero que no se detenga.
      Yo creo que, entre unos y otros, lo acabaremos consiguiendo.
      Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 9:31 pm

  8. Me temo que todavía –como apunta Inés- la mayor parte son avestruces, formando grupo o desperdigados. Algunos –me sigo temiendo- ni siquiera han visto volando esa otro grupo de aves que forma una bandada que crece, colabora, coopera… y que siendo tan presente en los nuevos medios de comunicación parece inexistente en algunos centros educativos. Si recogiera las respuestas que he oído sobre la llegada de los portátiles y las PDI a la Secundaria, nos deprimiríamos todos un poquito, así que aprovechando tu metáfora gansa o gansil, propondría que además de volar como los gansos, hagamos –como tú ya propones en los comentarios- también el ganso, tomemos las cosas con humor, que los demás nos vean sonreír, que disfrutamos, y, si falla la conexión, que no se enteren.
    Pregunta con coña: los gansos, mientras volaban, ¿iban charlando entre sí o tuiteando?

    Comentario por Carlos Díez — 16 junio , 2011 @ 8:03 pm

    • Muchas gracias por tu comentario Carlos. Creo que voy a lanzar un hashtag en Twitter #hagamoselganso jaja.
      Y por supuesto que los gansos iban tuiteando mientras volaban ¿no son acaso pájaros? . Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 16 junio , 2011 @ 9:32 pm

  9. Me gusta la metáfora. A mi también me gustaría tener la inteligencia de una gansa.Felicidades por el post

    Comentario por Marian — 16 junio , 2011 @ 9:46 pm

  10. Esta gansada no será el último ejemplo que nos ofrezca el mundo animal de cómo la solidaridad, el apoyo entre iguales, en el hombro ajeno, nos ayude a crecer. La colaboración hace que las tareas compartidas sean mas llevaderas, que llegar al fin deseado sea más fácil, rápido y productivo. Poco a poco voy viendo cómo herramientas colaborativas (twiter, foros, blogs,..) se convierten en foro de debate, intercambio de experiencia e información. Siendo gansos no somos celosos de nuestro conocimiento, lo compartimos desinteresadamente aportamos y nos aportan, aunque algunos (@juancatikt) aporten más que otros. Gran post. Enhorabuena-

    Comentario por @mikrodgon — 16 junio , 2011 @ 11:07 pm

    • Muchas gracias por el comentario Mikel. ¿En qué momento de la evolución perdimos los humanos el instinto cooperativo animal? ¿Qué nos hizo competitivos en vez de colaborativos? Es hora de empezar a recuperarlo. Un abrazo 😉

      Comentario por Juan Carlos Guerra — 16 junio , 2011 @ 11:29 pm

  11. Desde que leí “Our Iceberg is Meeting” (¿Tú qué pingüino eres?), de John Kotter me tenía por una pingüina.
    El libro es una fábula en la que un grupo de pingüinos se encuentra en lo alto de un iceberg que se hunde. Ante el desastre inminente cada pingüino adopta su papel. La historia permite un perfecto paralelismo con el mundo educativo. La enseñanza tradicional se está hundiendo, y qué hace cada cual para sobrevivir a lo inevitable.

    Ahora veo que además de eso quiero ser una gansa.

    Por curiosidad, he buscado el significado de “ganso” en la RAE y, en la acepción 5, mirad lo que dice:

    5. Entre los antiguos, ayo o pedagogo de los niños.

    Comentario por Lu — 17 junio , 2011 @ 8:03 am

    • Muchas gracias por tu comentario Lu. Qué curiosa la acepción que comentas de la RAE. Entre marmotas, pingüinos y gansos cualquier día nos ficha National Geographic ;). Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 17 junio , 2011 @ 9:47 am

  12. Hola Juancar.
    Encantado con tu post. Fíjate yo me quedo con los dos gansos que dejan la bandada para apoyar al ganso herido. Mucho se ha dicho, por lo menos yo lo he oído, de la opción de apadrinamiento de un compañero de centro.
    Creo que esa puede ser una de las opciones para transmitir esta nueva metodología que hubiese deleitado a esa alumna con la que te encontraste, incluso a su novio ppt. Por lo menos el muchacho se encuentra en la casilla 1 del “Juego de la OCA Iktera”.
    Un saludo y un placer tenerte por aquí.

    Comentario por Gorka Fernández — 17 junio , 2011 @ 9:29 am

    • Muchas gracias Gorka. Una vez más os doy las gracias por abrirme las puertas y hacerme sentir como en mi propia casa. Ya sabéis dónde tenéis la vuestra.
      Dices que te gusta lo de los gansos que apoyan al herido. Y qué me dices de: ” Los gansos que van detrás graznan (producen el sonido propio de ellos) para alentar a los que van delante a mantener la velocidad” ¿No es lo que también hacemos nosotros?.
      Un abrazo.

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 17 junio , 2011 @ 9:50 am

  13. Llego tan tarde que ya me han quitado todos los chistes de gansos 🙂 De todos modos, me ha encantado tu reflexión, una reflexión que deberíamos tomarnos muy en serio en la educación, ese oficio en el que se ha valorado tanto (en el peor sentido) la autonomía y el “yo me lo guiso, yo me lo como” (esperemos no sea guiso de ganso).
    Un abrazo.

    Comentario por Toni — 17 junio , 2011 @ 4:51 pm

  14. Muchas gracias por el comentario Toni, pero veo que sí, todavía te quedaba algún chiste de gansos 😀 . Un abrazo.

    Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 17 junio , 2011 @ 5:45 pm

  15. Una vez leído tu artículo nuestro propósito para el curso que viene es hacer muchas gansadas. espero que algunas las hagamos juntos.

    Comentario por Blogge@ndo — 17 junio , 2011 @ 11:18 pm

    • Así sea. Muchas gracias por el comentario y un abrazo 😉

      Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 18 junio , 2011 @ 12:15 pm

  16. Desde el Día E, un saludo de una gansa más (que ya me lo decía mi madre, ya).

    Comentario por Carlota Bloom — 18 junio , 2011 @ 1:06 pm

  17. Perdona por el retraso, ando un poco puñetero con este tema: son fundamentales los gansos que tiran de la manada pero algo estarán haciendo mal si se dejan al resto atrás, lejos, muy lejos. Juan Carlos, creo que debemos posarnos, juntarnos, mirar, pensar y empezar a hablar otra vez. Nos vemos el lunes.

    Comentario por Patxo Landa — 22 junio , 2011 @ 11:49 am

  18. Gracias por el comentario Patxo. Y no hay nada que perdonar ;). Yo también creo que hay que dejar reposar las cosas para no dejar a nadie fuera, aunque sea complicado de llevarlo a cabo. El lunes estamos. Un abrazo.

    Comentario por Juan Carlos Guerra (@juancarikt) — 22 junio , 2011 @ 11:55 am

  19. Felicidades por tu artículo, clarificador y certero en sus proposiciones.
    ZORIONAK

    Comentario por Maite — 22 junio , 2011 @ 10:00 pm

  20. […] Cerramos este curso una de nuestras secciones más queridas en Tres Tizas tanto por la calidad de sus visitas como por la profundidad de sus aportaciones. Hoy tenemos el placer de contar con la plum…  […]

    Pingback por El vuelo de los gansos | Te cedo la palabra | S... — 9 febrero , 2014 @ 9:08 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: