Tres Tizas

23 mayo , 2011

El idioma que se ve. Rueda de prensa

Filed under: Blog, ESO — Etiquetas: , — Carlos Diez @ 8:00 am

Contextualizar: En mi centro se oyen muchos idiomas y acentos: chino, rumano, árabe, castellano, euskera…, pero hay uno que no se escucha, sino que se ve. Para saber más de él y de sus “hablantes”, mis tutorandos de 2.ESO, en el papel de periodistas, han organizado  y convocado una rueda de prensa.

Los entrevistados son los alumnos sordos y con discapacidad auditiva del instituto, que han respondido a nuestras preguntas, dudas y curiosidades sobre cómo les afecta su discapacidad, esto es, para conocernos mejor.

Elaborar cuestionario: Antes de preparar las preguntas, se intentó que comprobaran por sí mismos la diferencia entre los interrogantes que se responden con un sí o un no y los que permiten e incitan a que el receptor ofrezca más información. También se aconsejó que preguntaran cuestiones específicas al tipo de alumno que iba a ser preguntado. Luego cada alumno pensó y escribió cinco preguntas, posteriormente en pequeños grupos de 4 seleccionaron  las más interesantes y, por último, usando la pizarra y el proyector, se eliminaron las repetidas, se agruparon las semejantes atendiendo al contenido y se organizaron. El resultado fueron 20 preguntas distribuidas en cuatro apartados.

Establecer contacto: redactar una carta de presentación para una de las responsables de los alumnos con discapacidad auditiva.  En grupo se decidieron los puntos que debía tratar la carta: a quién va dirigida, presentación de los emisores, motivo de la carta (petición de permiso para la rueda de prensa), agradecimiento y despedida. Con la carta se les adjunta nuestro horario (para que, si aceptan, elijan el día y hora que les convenga) y las preguntas (para que eliminen las inconvenientes y añadan si creen que nos hemos dejado algo interesante). La respuesta fue de entusiasmo. Tanto que me animé a pedirle que me enseñara a decir “yo me llamo” y “gracias” en el lenguaje de signos, para enseñárselo a mis alumnos. Ella se ofreció a darme fotocopias del alfabeto dactilológico. Cuando les conté a mis alumnos cómo debían presentarse y que, aquel que quisiera, podía aprenderse las letras de su nombre, me sorprendieron gratamente: menos 4, ¡todos se sabían ya el alfabeto manual! Inocente de mí, que me había comprometido a aprender mi nombre si diez de ellos también lo hacían. Parece ser que en una asignatura van a un aula en el que hay un poster con este alfabeto. Y basta que ningún profe les haya pedido, obligado, ordenado, invitado, sugerido… que lo aprendan, para que lo aprendan… ¡y cómo! Estoy pensando en desaparecer como profe y dejar carteles estratégicamente colocados con lo que quiero que aprendan o que les lleven a indagar, a investigar por su cuenta.

Momentos previos: La media hora antes de que llegaran nuestros invitados la dedicamos a elegir un moderador y un par de secretarios que tomen nota de lo más relevante (y así yo, el profe, puedo desaparecer de verdad), a distribuir las preguntas para darles un último vistazo y a colocar las mesas y pupitres de manera que parezca una sala de prensa (y en esto, ya desaparecido totalmente, me volvieron a demostrar que es mejor que no esté).

Rueda de prensa: Los alumnos, convertidos en periodistas, se presentan y preguntan educada y ordenadamente… ¡y escuchan con atención las respuestas, permitiendo -sin interrumpir- que los invitados contesten! Estos nos cuentan que para despertarse usan luces o el móvil en modo vibrador puesto debajo de la almohada. Que  también las luces les avisan, a los que no tienen perro, de que alguien llama al timbre. Nos enteramos de que hay muchos lenguajes de signos y alfabetos dactilológicos, de que las personas y los lugares también tienen sus signos, no se deletrean como pensábamos (el de Bilbao es el dedo índice de una mano en la barbilla, como si fuera el txistu, y el índice de la otra golpea un imaginario tamboril). Entendemos que se avergüencen de hablar en público, por los nervios y porque creen que su voz suena rara; pero nos extraña un poco porque les hemos oído en otros momentos y sabemos que hablan muy bien. Uno de ellos nos muestra un ejemplo de enfado, con gestos y movimientos más bruscos y enégicos. Toca el timbre del recreo, agitamos las palmas en un “sonoro” aplauso, y se mezclan los dos grupos, periodistas y entrevistados, y siguen charlando, ahora sí, como solo ellos saben: todos a la vez.

La clase siguiente hacemos una valoración: les ha gustado e interesado, y han quedado tantas preguntas por hacer que proponen una nueva sesión. Incluso parece que algunos han reflexionado tras la rueda de prensa, pues les han surgido nuevas dudas: uno de los invitados dijo que sus padres y su hermana eran sordos también, ¿puede ser hereditaria la sordera?

Remate: el reportaje. Los dos secretarios pasan sus notas a la Intranet para que estén a disposición de los demás. Y, para rematar, se les pide a todos que escriban un artículo para la revista del centro en el que cuenten la experiencia, sus impresiones y valoraciones.

Enlaces interesantes para trabajar la lengua de signos: Traductor de castellano a lengua de signos, El rincón del maestro, Cuentos en lenguaje de signos (en Cervantes Virtual), Ejercicios Clic sobre el alfabeto dactilológico de Inmaculada Rodríguez, Planeta Visual.

Gracias a Fernando, Estibaliz, Boiz, Ariana, Ainhoa y  sus profesoras.

Carlos Díez

Anuncios

16 comentarios »

  1. Efectivamente, Carlos, es un idioma que se ve, como también se ve que detrás hay un trabajo perfectamente planificado por ese profe que no se ve y desaparece. También es pefectamente visible que tus alumnos han aprendido no a hacer una rueda de prensa -que también-, han aprendido de una manera natural y muy humana que hay personas en este mundo con más problemas que los que diariamente nos aparecen a todos; personas que sienten, se alegran, comparten y se comunican con otras que pasan por normalesLa normalidad es que chicos y chicas compartan este trocito de vida que has grabado con tu cámara y que convivan de forma natural cada uno con sus problemas, con sus limitaciones, con sus alegrías y con sus tristezas. ¡Felicidades a todos por mostrar una Escuela inclusiva de verdad!

    Comentario por Marcos Cadenato — 23 mayo , 2011 @ 9:40 pm

    • Gracias, Marcos. La verdad es que me resultó muy gratificante. Ahí me dieron caviar, porque el mérito fue de ellos, yo olo guié… y poquito.

      Comentario por Carlos Díez — 24 mayo , 2011 @ 8:24 pm

  2. Carlos, me ha impresionado todo el trabajo, desde la planificación a la ejecución. En cada paso, se ponen en juego distintas destrezas. Es completísimo.
    Y no deja de sorprenderme la convivencia en el mismo centro de alumnos con esta discapacidad. Ciertamente, como dice Marcos, es un ejemplo de escuela inclusiva.

    Comentario por Lu — 23 mayo , 2011 @ 11:52 pm

    • Como ya le he dicho a Marcos, la planificación y la ejecución funcionaron gracias a ellos. Tal vez mi único mérito fue la ocurrencia, el estímulo inicial (que, por otra parte, estaba allí ya).

      Comentario por Carlos Díez — 24 mayo , 2011 @ 8:25 pm

  3. Carlos, me ha emocionado esta entrada, no sólo por la planificación tan completa y perfecta de la secuencia de actividades, sino sobre todo por ver que la integración en la escuela de estos alumnos con necesidades especiales sí es real y que el intercambio de vivencias y emociones entre los alumnos les ayudan a comprender mejor el mundo que les rodea y entender más al otro, al que es diferente a ellos. Esto sí es humanizar la escuela, esto sí es una educación en valores.

    Comentario por Silvia González Goñi — 24 mayo , 2011 @ 12:17 pm

  4. Me temo, compañero, que llego tarde. Propuesta emocionante en una escuela inclusiva. Subrayaría el eje que subyace bajo la actividad: la necesidad de entendernos.

    Comentario por Aster — 24 mayo , 2011 @ 12:21 pm

  5. Carlos,
    la actividad entera es perfecta. Impresionante. Nos enseña que a veces los recursos para crear proyectos que les motiven y les enseñen no están tan lejos. Dentro de los centros hay mucha energía educativa. Sólo hay que tener ojos para verla, claro, y tú en eso eres un especialista.

    Comentario por Patxo — 24 mayo , 2011 @ 2:55 pm

    • Gracias, pero ya quisiera yo tener la mirada “pedagógica” que tenéis algunos que os pasáis por aquí. Al final se va a reducir todo a crear estímulos, colocarlos en situaciones reales en las que -como dice Aster- necesiten comunicarse y entenderse y a partir de ahí, colaborar con ellos, aprender con ellos, de ellos.

      Comentario por Carlos Díez — 24 mayo , 2011 @ 8:28 pm

  6. Estupendísimo, Carlos. Me ha encantado todo lo humano que hay detrás, educación en valores y competencias básicas incluidas. Me quedo con una de tus frases: “basta que ningún profe les haya pedido, obligado, ordenado, invitado, sugerido… que lo aprendan, para que lo aprendan… ” Tal vez ese sea otro reto, conseguir que tengan a su disposición muchas cosas que aprender sin que tengamos que “controlar” que las aprenden.
    Enhorabuena a todos los que aparecen en el vídeo.

    Comentario por Toni — 24 mayo , 2011 @ 4:32 pm

  7. Creo que las actividades más provechosas en la mejora de sus competencias son aquellas que surgen “callejeando”; cuando son las “cosas” las que les preguntan (o tal vez las que responden) y nos empujan y animan a buscar las respuestas (o tal vez las preguntas). Gracias, Toni.
    PS. Algunas aplicaron su recién adquirida habilidad en el lenguaje de los signos para mejorar sus resultados en la evaluación diagnóstica. ¡Las muy pillas!

    Comentario por Carlos Díez — 24 mayo , 2011 @ 8:31 pm

  8. Entre otras tareras este curso hemos tenido que realizar una adaptación del currículo de Lenguas para el alumnado sordo. Este trabajo nos ha abierto un mundo que la mayoría desconocemos totalmente. Todo el desarrollo de la actividad demuestra que lo importante es crear retos al alumnado, hacerles callejear por los aprendizajes necesarios: buscando, interpretando, criticando, contestando… ¿Por qué no nos animamos a covertir las aulas en escenarios comunicativos como este? Si da tan buenos resultados, ¿por qué no se hace?

    Comentario por Blogge@ndo Seminario — 25 mayo , 2011 @ 1:04 am

  9. Algunos lo intentamos, pero hay que intuir qué escenarios les estimulan y les animan a preguntar, buscar, interpretar, comunicarse… Y no es fácil, pues son edades (Primer Ciclo) en las que ni ellos mismos lo tienen muy claro. Y lo que despierta el interés de un grupo a otro le importa un bledo. Seguiremos buscando.

    Comentario por Carlos Díez — 25 mayo , 2011 @ 6:46 am

  10. […] El idioma Que Se Ve. Rueda de prensa […]

    Pingback por el Blog de Leer.es — 5 octubre , 2011 @ 9:03 am

  11. […] propuesta “El idioma que se ve” obtuvo la mención de Buenas Prácticas de Leer.es. A lo largo del curso pasado disfrutó de una […]

    Pingback por CARLOS DÍEZ TE REGALA UNA ACTIVIDAD TIC | — 20 febrero , 2013 @ 3:09 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: