Tres Tizas

20 abril , 2011

¡Infoxica-dos!

Filed under: Como la vida misma, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Cuando oí por primera vez la palabra, levanté los ojos del teclado y miré la televisón con atención… Una voz en off decía:

INFOXICACIÓN. Estamos intoxicados de información.

Antes tenías cinco amigos; hoy, quinientos…

Si tenías sed, bebías agua; ahora puedes encontrar cien aguas diferentes…

El color azul era azul no cobalto, lapislázuli o marisma…

Infoxicación: miles de opciones, millones de dudas…

Realmente me sentí identificado –infoxicado– pero no por tener miles opciones en la vida (un millón de amigos que decía la canción; mil marcas y tipos de agua o millones de matices y colores…). No, no era por eso. Diversidad es vida; diversidad es cultura; diversidad es riqueza. No, yo cuando me sentí identificado con el individuo del anuncio es en lo relativo a la intoxicación de información.

1963. Recuerdo de niño que me gané mis primeras reprobaciones de mi padre cuando leía la vieja Gaceta del Norte antes que él: -“pareces un viejo“, me decía… De la radio recuerdo la incofundible voz de Luis del Olmo y su Protagonistas que acompañaba a mi madre allá donde fuera: RNE, COPE, Onda Cero, Punto Radio… y de la tele, pues la TVE y el UHF, o sea dos cadenas y el mítico Un dos tres, responda otra vez, Historias para no dormir, Curro Jiménez, La clave, Directísimo y mis queridídimos Chiripitifláuticos… Mi información transcurría por un periódico, una emisora de radio y dos cadenas de televisón.

2011. Las cosas han cambiado espectacularmente. “Hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad“, que decía  Sebastián a don Hilarión, de la Verbena de la paloma… Tengo diferentes emisoras de radio en cada uno de los aparatos que uso; a diario compro un solo periódico, pero los fines de semana me llevo cuatro; desconozco el número exacto de canales de televisión tedetédicos e imagénicos que entran por mi LCD, pero se aproximan al centenar…  Y tampoco tenía la sensación de estar infoxicado. Al fin y al cabo, eliges una emisora, un canal, un periódico…. jamás he intentado seguir dos programas a la vez saltando el díal o jugando con el mando. Mi lectura periodística, mi escucha radiofónica y mi visón televisiva son pausadas, reposadas, sosegadas…

Y ¿qué me recordó el anuncio del coche para que me sintiera identificado y retratado en la dichosa palabreja? In-fo-xi-ca-do…, mejor aún, in-fo-xi-ca-dos, y el dos es del dos punto cero, sin duda… Aquí, en la web 2.0 y en la web social es donde nos han llovido miles, millones de ítems informativos. Nuestro lenguaje ha cambiado, se ha informatizado. Extraigo al azar un pregunta de un Foro: “Desde que he instalado la version 4 de Firefox no puedo utilizar el video-chat de gmail porque al parecer Firefox no detecta mi cámara y mi micro, primero ocurrió en mi flamante netbook regalo de reyes pero ahora también me ocurre en el PC :? ” (sic). Sí, sí, lo entendemos, pero hay mucha gente que no pasa de la primera línea…

Hagamos examen de conciencia y acto de contrición informático públicamente.  Confieso que tengo un PC, un portátil, dos netbooks, un Iphone 4 y un ebook. Confieso que diariamente, leo mi correo de Gmail -unos 30 ó 40 correos diarios, si no son más-, contesto a los urgentes o destacados; reviso los comentarios de este blog; visito y leo los posts y comentarios de otros compañeros; ojeo algunos de los cerca de 700 tuits que me llegan diariamente;  respiro profundamente; algún que otro Buzz de los 100 que me marcan Gmail; respondo a las dudas o a las actividades resueltas de los alumnos en la plataforma Moodle; contesto a la llamada por Skype o por Gtalk de Gorka; también al DM de Twitter que me envía  Juan Carlos; cuando termino, me ponga a publicar y a enviar correos a los participantes del premio Edublogs de Espiral; nueva ventana de aviso de llamada en una ventana del chat de Gtalk, es Aster, que me pregunta una duda. El icono del Dropbox me anuncia que han sido actualizados cinco archivos; me llega un SMS al Iphone y se me recuerda que a partir de hoy mi velocidad de navegación en Internet es de tanto… Suena el fijo: “Su operador de Internet más cercano…“. Cuelgo. Respiro profundamente, de nuevo.

En este preciso momento recuerdo que tengo que escribir un post para la próxima semana, que tengo que preparar una presentación en Power Point para un curso de formación, completar un Gdocs. que estamos compartiendo con diez colegas de proyecto colaborativo, una pecha kucha para el EABE11, escribir tres haikus en homenaje a Japón y subir las fotos que hicimos la semana pasada al álbum de Callejeros Literarios y avisar por e-mail a nuestro próximo invitado para Radio Tres Tizas… ¡Ostras, la semana que viene toca radio! ¡Ostras, tengo que montar el programa con la entrevista, las cortinillas y la música! Miro al infinito. Respiro profundamente por tercera vez…

Son las 00:37 de la mañana. Tengo mucho sueño y estoy muy cansado. Mañana me levanto a las siete y a las ocho tengo clase de Refuerzo Lingüístico con tres alumnos: uno chino y dos coreanos. Trataremos de hacer un ejercicio de pronunciación y de vocabulario a partir del Traductor de Google. Por la tarde hay reunión de Ikasbloggers y, por la noche, videoconferencia con Aulablog. Mañana, segundo miércoles de mes, toca reunión en el Berritzegune con todos los PRLs de mi zona. El Jueves reunión con el Equipo directivo y después con los Jefes de los Departamentos Técnicos y no Técnicos. ¡Por fin es viernes y las vacaciones están a la puerta de la esquina!  Ya las estaba visualizando cuando me llega un aviso de confirmación de amistad de José Luis en el Facebook y otro de Sonico advirtiéndome de que tengo invitaciones sin confirmar y nuevos avisos de Internet en el aula… “No, no quiero apuntarme a Quora y no pienso comprarme el Ipad 2. No.“, pienso, mientras cierro el ordenador…

¿Infoxicado? No lo dude, amigo mío, no lo dude… Absoluta y completamente infoxicado… ¡hasta las cachas! ¿Se reconoce en alguno de los episodios que vive a diario un profesor 2.0?  Recomendación: respire profundamente y 550 gramos de Pacientil y pastilla y media de Calmatrón al día.  Y suerte, mucha suerte…

Marcos Cadenato

Crédito de la imagen

__________________________________________

Actualización: 22 de abril de 2011, Viernes Santo…

Tal es el grado de infoxicación que arrastro en este trimestre que no he sido capaz de programar correctamente el post para el lunes 2 de mayo de 2011 y en una suerte de carambola se ha autoprogramado para que lo repensemos durante la Semana Santa y la Semana de Pascua. ¿Casualidad? Hummmm…, infoxicación, sin duda…

30 comentarios »

  1. Marcos, me reconozco en esa espiral de infoxicación que describes, así que tomo nota del remedio y las dosis. Me hará falta para afrontar el final de curso. Aunque no dejaré lo que llevo algún tiempo tomando Organizatrol TICtime, te puedo asegurar que es efectivo.

    Ningún exceso es bueno, ningún poco bastante
    (proverbio japonés)

    Comentario por Lu — 20 abril , 2011 @ 8:48 am

    • Hoy puede ser un gran día / imposible de recuperar, /Un ejemplar único,/ no lo dejes escapar. / Que todo cuanto te rodea / lo han puesto para ti, / no lo mires desde la ventana / y siéntate al festín.“, que decía Serrat y “Hoy es siempre todavía“, que decía Machado… Creo que aquí en Arenas de Cabrales hay una farmacia de guardia: ¡me pillo el Organizatrol TICtime, ya!

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 12:34 pm

  2. ¿Para cuando una clínica de desinfoxicación… on-line, o “eclinic”?

    Comentario por Carlos Díez — 20 abril , 2011 @ 9:11 am

    • Creo que no nos conviene en-redarnos en este tipo de servicios sanitarios: empezaríamos a preguntar a la enfermera qué sistema operativo utiliza, que si Firefox patín, que si Google Chrome patán… quenosécuantitos… y… ¡pamba! de nuevo recaída y encima en el propio hospital. Infoxicados sin remedio, amigo Carlos… Mejor, la medicación, mejor… 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 12:40 pm

  3. Aunque yo llevo poco tiempo con la infoxicación diagnosTICada, me reconozco en mucho de lo que dices. Me encantaría saber dónde encontrar el Organizatrol del que habla Lu. Si te sirve de algo, te mando unas dosis de Animoxil virtual.

    Comentario por Inés — 20 abril , 2011 @ 3:54 pm

    • Bueno, bueno, bueno… aunque es pronto para hablar de pandemia, creo que esta infoxicación eTIClica (IE2.0) -éste es su verdadero nombre científico- ha conllevado más bajas que la famosa gripe A. Gracias, Inés, poco a poco nuestro boTICquín se va llenando de ricas pócimas y exóticos elixires para nuestros males… Y, ya sabes: “no hay mal, que cien años dure” ¡Joño, como cualquier pluggin que te decarg…!, ¡perdón, perdón, perdón…! 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 12:46 pm

  4. Marcos eres mi héroe. Eres un superman 2.0.
    Ya sabes que yo soy el defensor del ritmo slow 2.0 porque no me da para más. Haces tantas cosas y tantas bien… Buenas vacaciones para respirar a pleno pulmón. No olvidéis tampoco saberdecirnol a dosis diaria.
    Y si hay tiempo ver a Punset con su “Más es menos”
    http://www.redesparalaciencia.com/2118/redes/2010/redes-52-por-que-mas-es-menos

    Comentario por Patxo — 20 abril , 2011 @ 4:23 pm

    • Bueno, Patxo, más bien minimán 2.0, pero ya sabes que hacemos lo que podemos… Tomo buena nota de tu receta y la añado a la marmita del druida que nos proporciona la pócima que nos permite seguir en este pequeño poblado dospuntocerista que resiste a los embates de las fuerzas conservadoras, rancias, amarillentas…
      Recuerda: “estamos en el año 2011 después de Jesucristo. Toda la Galaxia Educativa está ocupada por los rom-unos… ¿Toda? ¡No! Una aldea poblada por irreductibles gal-dos resiste todavía y siempre al invasor.” ¡Una calle para Panorámix, ya. Y otra para Punset, hombre!

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:01 pm

  5. Si le unes, biberón a la mañana, potito a medio día y tarde, baño a las 20:00 y contar hasta la ovejita 246 a las 21:00 te sale un coctel…
    Encantado de visitarte en el Skype o Gtalk (la G no es de Gorka ¿no?), ahora quizás preguntaré primero ¿Cómo está tu índice de infoxicación? ¿Entre los niveles permitidos?

    Comentario por Gorka Fernández — 20 abril , 2011 @ 6:33 pm

    • Tres solteros y un biberón no es de mis cintas preferidas, pero sé lo que dices. Conozco muchos casos en los que que -por arte de birlibirloque- donde había un TIC-TONIC hay un biberón. La familia y uno más, vaya, ¡a més a més…!, que dicen los catalanes…
      En este contexto, aún más tienes que controlar los niveles de infoxicación, porque los bebés son muy sensibles…

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:11 pm

  6. Esta sociedad está empezando a eliminar la soledad gracias a la tecnología. Y lleva camino de eliminar la libertad también. Y, sin embargo, como todo es pura dialéctica, la libertad de elección también es mayor. Solo el conocimiento nos hace libres. Es una frase. Aunque, a lo visto, el mismo afán de querer estar en todo y ser todo, terminará por convertirnos en piezas de un gran puzzle, que se lo pondrá todo en bandeja a Hal, el ordenador omnipresente que quiso adueñarse del ser humano, en “2001 Odisea del Espacio” la gran película de Stanley Kubrick ( que ya sobrepasó las previsiones de su tiempo)…No estoy seguro de que nada de esto sea mejor o peor. Supongo que cada uno debe hacer un análisis de sus circunstancias y decidir que le ayuda, que le acompaña, que le mejora…y que no. Yo creo que toda alienación es mala para el desarrollo del ser humano, pero no estoy convencido de que algunas alienaciones no sean el precio a pagar para mejorar la vida de la Humanidad. Si no desarrollamos la tecnología…nunca podremos escapar hacia otras galaxias cuando el planeta, nuestra querida Gaia, esté a punto de expirar por la propia evolución del sistema solar. Nos quedan unos cuántos millones de años para conservar mejor la vida, pero también para pensar en otras. No creo que la vida actual sea peor que la de la mayoría de los seres humanos en la Edad Media. Entonces la vida no valía nada. La declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas apenas tiene un siglo, la de la Revolución francesa – que hizo correr, además, mucha sangre – algo más. En el camino ha habido más genocidios y otras lindezas. Mejor que la gente siga intentando vivir aunque sea en un mundo virtual. Mientras, no olvidemos que en otros continentes aún se acaba con la gente a machetazos. Y gracias a la tecnología y la información múltiple, al menos lo sabemos. Durante muchos siglos la caza de seres humanos a lazo en las selvas o el asesinato impune de personas en masa ni siquiera lo sabía la mayoría. Quizás ahora al menos podamos saber lo que el Poder siempre a ocultado. Y oponernos. Ya se está haciendo.

    Comentario por Emilio Porta — 20 abril , 2011 @ 8:31 pm

    • Sin duda, Emilio, hay tres grandes ideas que no podemos dejar de compartir: “Sólo -sí, me declaro insumiso ortográfico- el conocimiento nos hace libres“, “no estoy convencido -yo sí- de que algunas alienaciones no sean el precio a pagar para mejorar la vida de la Humanidad” y “si no desarrollamos la tecnología…nunca podremos escapar hacia otras galaxias“… Pero ¿y si il tempo é ligero ma non troppo? Hemos pasado del estrés a la infoxicación en un pispás…

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:24 pm

  7. …lo que el Poder siempre ha ocultado. Errata de ordenador al final de mi anterior comentario. Se que no tiene importancia…debo estar alienado con la ortografía.

    Comentario por Emilio Porta — 20 abril , 2011 @ 8:35 pm

    • Yo también lo estoy, tranquilo… Incluso -como lees- también con las nuevas reglas de acentuación de la RAE. Yo soy de la Liga del sólo, 5 ó 6, éste, guión…

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:27 pm

  8. Y habrá que añadir que tdo es voluntario y por ganas, gusto y responsabilidad profesional… Me apunto al Organizatrol en dosis altas.
    Qué raro se me hace no ver los comentarios rápidamente respondidos ¿será efecto del Calmatrón?

    Comentario por blogge@ndo — 20 abril , 2011 @ 11:10 pm

    • Sin duda alguna, éste es uno de los efectos ¿secundarios? del Calmatrón y el Pacientil. Cuando dejas de tomar Organizatrol en dosis altas, conviene compaginarlo con Animaxil y Saberdecirnol por lo que pueda pasar… ¡Son las secuelas de la Infoxicación Etíclica!
      En el paraíso natural de la web 2.0, el pricipado de Asturies, los comentarios llegan muy tarde y las respuestas más… ¡vacaciones!

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:32 pm

  9. Claro que me siento identificado, con un Google reader del que no me despego un minuto, pues el muy …. , en cuanto lo dejo solo se pone a 300 artículos sin leer. Por lo que respecta a los psicotropos dospuntoceriles, cuando tengáis el botiquín montado, ojito, que el del pasamontañas atracando la farmacia seré yo 😉

    Comentario por Toni — 20 abril , 2011 @ 11:52 pm

    • Bien, Toni, esperaba tu respuesta… No hay duda, estamos llegando a la categoría de pandemia, si tú estás también infoxicado… Sí, tienes razón, me olvidé del Google reader y del Netvibes
      Toma nota, amigo mío: lo mejor para un caso agudo de infoxicación etíclica es combinar sabiamente los siguientes elixires:: Calmatrón, Pacientil, Organizatrol, Animaxil y Saberdecirnol. Esperamos seguir llenando el boTICquín con doctas recomendaciones de los pacientes…

      Comentario por Marcos Cadenato — 22 abril , 2011 @ 1:39 pm

  10. No te lo creerás, pero llevaba 10 días totalmente desconectado precisamente por la dichosa infoxicación también llamada #dosputocero Y lo primero que me encuentro en el retorno del Reader es tu post. Ya sabes, mal de muchos…
    Creo, sinceramente, que hay que bajar el pistón y emo corremos el riesgo de quemarnos prematuramente.

    Comentario por Juan Carlos Guerra — 25 abril , 2011 @ 1:56 pm

    • Imaginaba, Juancar, que nos podíamos identificar unos cuantos con esta situación dosputocerista y sólo he intentado ironizar con esos momentos que a veces vivimos en esta frenética carrera de la escuela digital… Por supuesto, hay que echar el freno y tomarnos las cosas con tranquilidad, porque “no estamos locos, que sabemos lo que queremos…” 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 25 abril , 2011 @ 8:53 pm

  11. Marcos, he venido leyendo tu entrada en el autobús (es el único momento en que puedo echar un vistazo rápido a mi Netvibes) y por dentro me iba partiendo de risa: como todos, me identifico contigo aunque con menos ajetreo. Por lo menos, en estas pasadas vacaciones he podido leer bastante. Eso sí: sobre la realidad aumentada y sus posibles aplicaciones en clase. ^_______________^

    Un abrazo y ten por seguro que serás uno de los 144.000 elegidos para el Reino de los TICielos. ^_____________________^

    Comentario por José Luis Gamboa — 28 abril , 2011 @ 9:35 am

    • Muchas gracias, José Luis. Me alegro de que te hayas reído y te hayas identificado con alguno de los pasajes… La sonrisa es una gran terapia y yo, al escribirlo, también me he reído y me ha servido de catarsis para no enloquecer… También en vacaciones he podido desconectar bastante e incluso me he acercado a ese reino de los TICielos en ermitas e iglesias astuturianas… 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 28 abril , 2011 @ 8:13 pm

  12. Excelente entrada, Marcos. Pensé lo mismo cuando vi el anuncio, ¡estoy infoxicada! Si hiciera un examen de conciencia de mi vida 2.0, creo que me aterraría. Y cuando pensamos que ya no podemos abarcar más, surgen nuevas propuestas a las que no podemos negarnos.
    Desde hace semanas llevo diciendo lo mismo que JuanKar: llevamos un ritmo demasiado frenético y no sé si seremos capaces de aguantar esto mucho tiempo. La pregunta es: ¿la velocidad a la que va este mundo permite que nos dosifiquemos? 5 días de desconexión me ha supuesto encontrarme a la vuelta con más de 20 blogs para leer y comentar, 120 mails, otros tantos tuits, 2 días enteros de programar entradas, coordinar, organizar… Hoy me pillas en día de agobio por la absorción del mundo 2.0. Tu entrada me ha hecho poder compartir un trocito de mi angustia. Gracias 😉

    Comentario por Silvia González Goñi — 28 abril , 2011 @ 5:31 pm

    • Efectivamente, Silvia, todo va demasiado rápido y no sólo ya depende de nosotros el que podamos parar el ritmo. Por ejemplo, en vacaciones me he enterado de los nuevos proyectos de Google: cambios en la interfaz de Blogger -hay que actualizar, por lo tanto, nuestros materiales, nuestros tutoriales-; quiere comprar Spotify y mis dos cuentas de Gmail han llegado a su tope y he tenido que comprar unos megas extras -no sabía que Google vendía- porque acabo antes comprando que limpiando el buzón. Así pues, esta espiral en la que nos hemos metido -voluntariamente, está claro- ya nos exige cosas que ni siquiera habíamos pensado… Está claro, no hay vuelta atrás, pero tenemos que dosificarnos: “sin prisa y con pausas“, podía ser nuestro nuevo eslogan. 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 28 abril , 2011 @ 8:27 pm

  13. Gracias por este artículo porque el otro día por el twitter, justo @Silviagongo y yo comentábamos eso: lo difícil que es seguir este ritmo sin sufrir una descarga de baterías de vez en cuando. En cuanto desconectas unos días y te vuelves a conectar resulta que no te cortocrcuitas de milagro porque tienes el sistema operativo colapsado de mensajes,twitters, correos etc. Yo cada día necesito al menos una o dos horas solo para ponerme al día (leyendo correos, mirando el twitter, etc) y luego a pensar las actividades. No es fácil ser un docente 2.0 incluye mucha dedicación, implicación y tiempo, much tiempo. Menos mal que la recompensa es grata, muy grata que si no… Gracias por tu post, ¡qué alivio!

    Comentario por maru — 28 abril , 2011 @ 5:48 pm

    • Muchas gracias, Maru, tranquila lo tuyo es normal… 🙂 Sabía que muchos estábamos metidos en una vorágine de trabajo y de espiral 2.0 que nos deja exhaustos muchos días, pero no imaginaba que tantos se sintieran identificados con mi artículo. De todos modos, no podemos olvidar que este trabajo extra es absolutamente gratificante y enriquecedor, pero absolutamente voluntario. Yo ya no retrocedo ni un centímetro y no cambio el claustro virtual por el claustro real; me quedo con la tinta y el papel digital; y, a pesar de los pesares y de esos momentos de flaqueza, grito bien fuerte, seguro que con todos vosotros: ¡viva la web 2.0!

      Comentario por Marcos Cadenato — 28 abril , 2011 @ 8:47 pm

  14. Acabo de aterrizar, Marcos, compañero.
    He estado perdido por el valle de Arán donde el móvil me ha repetido infinidad de veces “No hay servicio”.
    Me fui con ese estado de infoxicación que tan bien describes. Comienzo de nuevo a infoxicarme…

    Comentario por Aster — 2 mayo , 2011 @ 9:48 am

    • Bienvenido a la infoxicación, Aster. El valle de Arán es un muy buen sitio para perderse y desintoxicarse… De todos modos, aquí estamos, aquí seguiremos y, como ya hemos dicho, en otros comentarios anteriores: no hay vuelta atrás… Tendremos que acostumbranos y tendremos que adaptar nuestros calendarios y horarios personales, pero ya, dentro de la 2.0…

      Comentario por Marcos Cadenato — 2 mayo , 2011 @ 12:23 pm

  15. Marcos, eres un “monstruo”. Me ha encantado tu entrada y me has hecho pasar un rato muy agradable leyéndola. Así,que, aquí me tienes, riéndome sola delante del ordenador 🙂
    Como podrás imaginar, también estoy infoxicada y es que como dice Silvia, encima tampoco sabemos decir que no.
    En fin, yo, por mi parte, encantada con esto de la red, proyectos colaborativos, jornadas, netvibes, twitter, tuenti etc, pero es que ya no doy abasto y echo de menos “buenas prácticas” que estoy perdiendo y que me gustaría retomar, como visitar blogs amigos y esas cosas :). Ya me gustaría abarcar más, pero ¡imposible!. A veces “me encuentro perdida en tanta inmesidad!” y pienso que ¡esto es una locura !.
    No cabe duda, yo también necesito esas medicinas de las que habláis 🙂
    Un besote.

    Comentario por Ana Concejero — 5 mayo , 2011 @ 11:13 pm

    • Muchas gracias, Ana. Mea culpa… Una prueba más de la infoxicación de la que hablamos es que hoy es 28 de mayo de 2011 y esto debe ser Málaga… Efectivamente, como me dijiste ayer personalemnte en Casares (EABE11) y 23 días más tarde contesto a este comentario un poco avergonzado. ¿Decir que no? Hummmm… producto de nuestra conversación de ayer mismo y para que quede constancia aquí -y lo recordemos y nos riamos el curso que viene-: “yo en la próxima edición de … no voy a participar“. Te apuesto una cerveza a que alguno de los dos -o los dos- no lo puede cumplir… 😉 ¿Infoxicación?, no gracias…

      Comentario por Marcos Cadenato — 28 mayo , 2011 @ 9:11 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: