Tres Tizas

31 marzo , 2011

Ordenando El Caos Formativo

Filed under: Como la vida misma, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , — Gorka Fernández @ 9:00 am

Crédito de la imagen

Querida compañera:

Te presento el blog en el que participo. Junto a mí cuatro profesores de Lengua en sendos IES de los que diariamente aprendo más que en todo un máster de Secundaria (MAES) como el que estamos cursando. Esta bitácora quizás adolezca de falta de inmediatez, a veces editamos y reeditamos un artículo hasta cinco meses antes de publicarlo. Carecemos de ese post un jueves,  como  hoy, que hable de lo que pasó ayer en nuestra despedida del Modulo Específico.

Empiezo a escribirte, recién inaugurado marzo, en medio de una soporífera clase del máster. Estoy siendo un mal alumno, lo sé, pero entiéndeme llevamos una hora y veinte prestando atención al discurso universitario de este profesor que reconoce desconcertarse con su multidocencia, no tiene claro si está dando clase en primero de filología, tercero de humanismo o realmente a futuros docentes de Legua Castellana y Literatura. Pues bien, aún no he encontrado ninguna practicidad docente a estos ochenta minutos. Sí, puede que su charla enriquezca aún más algún conocimiento adquirido y quizás olvidado de la Facultad, pero ese no es el fin. Recuerdo algo que me comentó Patxo, compañero de este blog, cuando presenté la actividad sobre Cupido y Psique: no creo que sea objetivo del máster de Secundaria que disfrutéis a estas alturas de los clásicos ¿os ha enseñado diferentes posibilidades (actuales, atractivas, inclusivas, dialógicas…) de acercárselos a los jóvenes? Si no no tiene sentido. Obviamente deberíamos comentar a Patxo que este tampoco nos lo ha enseñado. Tanto nos han insistido en la coherencia programática, la especificidad, la concreción de contenidos teniendo en cuenta la audiencia a la que nos dirigimos, la atención a la diversidad… Si tan importante es, por qué tenemos que soportar tan ímproba divergencia entre su discurso y su actuación. Vuelvo a contestarme: porque estamos recibiendo una educación reglada muy formal. No solo nos pasa a nosotros, una compañera del máster de la otra universidad también lo ha padecido.

Aún nadie nos ha explicado como formarnos a partir de la finalización de este MAES, yo me atrevo a proponerte un plan que se nos ha presentado tímidamente pero no en la medida que se merece y que nos permitirá crecer en aprendizajes comunes, la creación de tu PLE (Entorno Personal de Aprendizaje). Me gustaría seguir en contacto contigo y conocer tus opiniones, como lo hemos hecho entre café y café, por eso desearía leer tu blog, encontrarme de vez en cuando en mi RSS con que has publicado algo, hazlo por mí, también por ti, serás capaz de ordenar ideas y divulgarlas con una potencia que quizás subestimes, verás la sensación que produce leer un comentario de alguien a quien no conoces.  Me gustaría que además de mantener el contacto en el grupo (“Asco de Máster”) que creaste en Facebook también podamos tuitear juntos, enrólate en Twitter porque así podrás abrir tus conexiones. Échale un vistazo a la lista de Lourdes Domenech, una compañera a la que citaste en aquella exposición que hiciste sobre la aplicación de Moodle a la enseñanza de Lengua, no dudes en ponerte en contacto con ella a través de su twitter o su blog te responderá encantada, como lo hace la mayoría de profesionales que están por aquí. Búscalos, síguelas, contacta, estoy seguro de que están deseosos de conocer las inquietudes de una profesora de Lengua en ciernes. También te recomendaría que compartieses tus enlaces en Diigo o que utilizases el Google Reader o que montases un podcast… pero lo dejaré, a veces la defensa apasionada de las nuevas tecnologías como instrumento útil para la formación continua, obtiene el efecto contrario al que se pretende: acercar y sensibilizar con su uso.

Ahora te deseo un futuro propicio y espero que las personas que siguen este blog a modo de comentario te aporten también sus recomendaciones.

Un abrazo:

Gorka Fernández

P.D.: qué bien les vendría a los que idearon nuestro Plan de Estudios leer lo que escribió Fernando Trujillo sobre la formación inicial del profesorado desde una perspectiva 2.0. Si lo lees no te pierdas la historia de la Juani.

También interesante la propuesta de José Luis Antiñolo en su «Herramientas para iniciar nuestro PLE«.

28 marzo , 2011

Aprendí a ser persona

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Crédito de imagen

Te cedo la palabra de este mes de marzo es especial. Especial porque su protagonista, nuestra compañera Begoña Ruano, no es la protagonista sensu strictu… Especial, porque Bego en una carrera meteórica ha pasado de la posición 1.0 a la 2.0 en un brevísimo lapso de tiempo. Especial, por que ha emprendido una labor titánica y ha empezado a producir trabajos colaborativos muy interesantes. Pero, especial -sobre todo- porque  quiere contar una experiencia inolvidable que vivió en sus primeros años en Educación: la asistencia académica domiciliaria.

______________________________________________

«¡Esto tiene que ser una broma!«, fue lo que pensé, cuando leí el mensaje de correo de Tres Tizas donde se me proponía escribir una entrada en su blog. Un pavor horroroso me invadió, mi cerebro iba a mil:” ¿Yo, pero es a mí? ¿Por qué yo? Si yo solo soy una “pobre” novata  en TICs, que pasa más tiempo pegándose con la tecnología, que haciendo algo digno». Lo único que se me ocurre en lo que soy diferente es mi experiencia como docente con estudiantes enfermos.

Me tengo que remontar una década atrás. ¿Os acordáis de Sofía en Las chicas de Oro?…Pues ahí va mi historia.

Barakaldo. 5 de noviembre. Mientras terminaba un curso del Paro, el Departamento de Educación llamaba a mi casa y comunicaba a mi madre que al día siguiente tenía que ir  al IES.******, para dar clase en un domicilio. Cuando me dieron el recado, pensé: “eso no existe”. Llamé por teléfono a Educación para confirmar que era verdad. Me atendieron con gran amabilidad (increíble, pero cierto), luego entendí el porqué.

6 de noviembre. Allí estábamos a primera hora Marina, que se iba a encargar de impartir todas las materias del ámbito científico-tecnológico, y yo que me iba a encargar del lingüístico-social. Hablamos con el director, jefe de estudios, tutora,… tomamos posesión, apareció la madre de la alumna, nos  llevó a su casa,… Cuando nos encontramos por fin fuera de aquella vorágine de información, solas en una calle perdida, nos miramos alucinadas y balbuceamos. ¿Pero esto qué demonios es?

El Departamento de Educación había organizado por primera vez “un sistema de asistencia domiciliaria para niños enfermos” ya que la enseñanza era obligatoria. Ahí comenzaron los problemas, el sistema estaba dirigido para alumnos hasta los 14 años, pero ese curso entraba la ESO y la obligatoriedad pasó a ser  hasta los 16 años. Así que, tan pronto nos decían que se suspendían  las clases, como que continuaban. Nadie sabía qué hacer con nosotras. Las reuniones y llamadas telefónicas se sucedieron. ¡Una locura y angustia permanente! Me sentí zarandeada como una marioneta.

  • Esther, “nuestro primer caso”: adolescente de 16 años, 2º de BUP, con problemas óseos. Realizaba rehabilitación en el hospital de Gorliz, así que no asistía a las últimas clases de la mañana.
  • Zigor: adolescente de 15 años, 3º de ESO, con problemas relacionados con un cáncer óseo que se había manifestado a los 11 años. Sus entradas y salidas continuas del hospital de Cruces impedían una escolarización normal.

El problema no era el impartir las clases, sino el desconocimiento del sistema por parte de todos: Administración, inspección, profesores, padres… Éramos unas cobayas.

Nuestro trabajo consistía en ir  al domicilio, en el que siempre debía estar un adulto por si surgía algún problema, e impartir los contenidos que los profesores “titulares” habían preparado para nosotras (libros, fotocopias, material extra…). Eso ya era un problema, yo creo que nos veían como unas intrusas invasoras. Nosotras éramos un mero instrumento transmisor, no cuestionábamos nada. Los exámenes los ponían y corregían ellos. Como los resultados eran buenos, pensaban que les decíamos las soluciones. ¡Eran estudiantes enfermos, no tontos! Y en nuestras clases no podían distraerse.

Al principio me preguntaba que para qué les daba materia, si ellos tenían otra prioridad que era sanarse. Me explicaron que el tener una normalidad en todos los aspectos de la vida les ayudaba psicológicamente y que sobre todo iban a ser enfermos una etapa de su vida y luego ¿qué? No debían de perder muchos trenes, porque eso significada romper lazos con sus compañeros y amigos de clase.

Crédito de la imagen

Marina y yo fuimos afortunadas, sólo tuvimos un susto con Zigor. Sin embargo a dos compañeros se les murieron dos niñitas: una de cuatro añitos durante las Navidades y la otra niñita de unos ocho años en julio (con esta última tuvimos relación en el hospital de Cruces, le llevábamos gominolas y la hacíamos reír).

Sin darme cuenta me convertí en colega, ayudante de enfermera, psicóloga y muchas veces en paño de lágrimas de unos padres que me acompañaban a la salida a la puerta, aprovechando que sus hijos ni los veían ni oían. Poco a poco me sentí más cercana a los alumnos que a los profesores. Algunos eran lo que una amiga denomina “chatarra espacial”. Os voy a poner algunos ejemplos:

  • El profesor de Ciencias Sociales que se empeñaba en que ya le explicaría a la alumna las fichas que tenía que hacer y cuándo eran los exámenes. No fui capaz de hacerle entender que si yo estaba allí, era porque Esther no podía asistir a sus clases. Lo dejé por imposible.
  • Tenía que hacer un trabajo para Ética, donde el protagonista tiene cáncer. El dilema era el siguiente: ¿Hay que decirle que se muere? Lo intenté, pero no pude, me negué…
  • La profesora de plástica se empeñaba en que tenía presentar 50 láminas y hacer un examen. Nadie, ni jefe de estudios, ni nosotras, ni que tuviera una palometa en el brazo para tener una vía abierta por si acaso, pudo con su intransigencia.

Ahora sólo recuerdo lo positivo, pero hubo momentos duros:

  • Dar clase en el hospital (no quiero recordar en qué condiciones), todo el mundo era encantador, pero ese calor, ese olor, yo sentía que me succionaban la energía.
  • Zigor si no llega a estar hospitalizado se nos muere.
  • Una bronca monumental que le eché a Zigor y me sentí la peor persona del mundo, una bruja… ¿Cómo podía leerle la cartilla a un enfermo?

Todo aquello valió la pena, aprobaron. Ese verano Esther fue operada. Años más tarde la encontré en Bilbao, ella me paró. Estaba en la Universidad haciendo Bellas Artes. ¡Bravo, mi trabajó sirvió para algo! Desgraciadamente a Zigor no lo he vuelto a ver. Pero al curso siguiente apareció en un reportaje de El Correo, y nos mencionaba, dándonos las gracias. No he vuelto a saber nada más de él, pero sé que está bien, no me preguntéis por qué, pero lo sé.

Aquí  acaba mi experiencia. Os aseguro que fue una experiencia dura, pero muy, muy gratificante. Yo fui la alumna y ellos los profesores. Muchas gracias.

Begoña Ruano

__________________________________________

Para saber más:

24 marzo , 2011

¿Un mes ya? Calle, calle…

Filed under: Trabajo colaborativo — Etiquetas: , , , — Marcos Cadenato @ 10:00 am

Crédito de la imagen

Hace un mes que pusimos en marcha Callejeros Literarios y, desde entonces, para nosotros recorrer las calles se ha convertido en una nueva aventura. Poco a poco, vamos descubriendo lugares, barrios, pueblos, ciudades con nombre de novelistas, poetas, ensayistas, dramaturgos…

Como recordaréis, nuestra propuesta desde A pie de aula, Blogge@ndo, Re(paso) de lengua y Tres Tizas es lanzarnos a las calles con nuestros alumnos y localizar a cuantos escritores encontremos. Después, a través de una herramienta de geolocalización realmente sencilla -Google Maps- realizar un recorrido literario de nuestras localidades, para descubrir qué plumas ilustres dan nombre a calles, pasajes, avenidas, plazas…

Queremos informaros de que a partir de hoy encontraréis en la web del proyecto una unidad didáctica que os puede servir de modelo o punto de partida para diseñar vuestras actividades. La unidad amplía el propósito inicial del proyecto (GoogleMaps) incorporando textos literarios y el análisis de un artículo periodístico. Nuestra intención es mostrar un ejemplo, entendiendo que existen tantas adaptaciones posibles como participantes.

El proyecto se actualiza constantemente desde Twitter (#callejarios), donde podéis dejar vuestros tuits con informaciones, comentarios o anécdotas.

Para ver cómo crece el proyecto, podéis subir vuestras fotografías de placas de calles, de esculturas, de edificios, bustos, plazas… a la cuenta de Picasa que hemos abierto para tal fin. Podéis utilizar las siguientes claves para participar en este álbum colectivo de Callejeros Literarios:

callejarios@gmail.com

callejarios2011

Los vídeos de Vodpod ya no están disponibles.

callejeros, posted with vodpod

Creemos que este proyecto colaborativo puede resultar interesante a todo el profesorado de Lengua y Literatura en todos los idiomas de las diferentes comunidades autónomas, y muy atractivo para su alumnado.

Os animamos a participar con un solo objetivo:

¡¡¡LLENAR LAS CALLES DE NUESTROS

PUEBLOS Y CIUDADES DE LITERATURA!!!

Enchamos as rùas de literatura! Literatura jalgi hadi kalera!

Omplim els carrers de literatura!




21 marzo , 2011

Propaguemos Haikus Por Japón

Filed under: Homenaje — Etiquetas: , , — Gorka Fernández @ 9:00 am

Crédito de la imagen

El pasado jueves desde leer.es proponían propagar por la Red haikus, como un modo de mostrar nuestros sentimientos de fraternidad con el pueblo japonés hoy 21 de marzo día Mundial de la Poesía.

Nosotros hemos optado por crear nuestros propios haikus y presentarlos a modo de tweet a lo largo del día, en nuestra cuenta @trestizas.

Estos serán los que propagaremos:

La tierra tiembla,……………………. Gañe la tierra
una gran ola negra,…………………. y el agua y el viento.
átomos libres.…………………………. Grita la vida.


Ojos rasgados ………………………….Reactores uno, dos,
lágrimas contenidas,…………………y tres y cuatro y equis.
de esperanza.……………………………Ecuación maldita.


Tiembla todo…………………………….Silencio roto
cae la flor de loto,……………………..tras el pájaro que huye:
otra crecerá.…………………………….una ola, el mar.


Círculo rojo …………………………… Lágrimas de sal
inunda fondo blanco…………………de ojos como ríos.
El verde grita.…………………………..Mirada firme.


Miradas tristes,………………………..Círculo rojo
un semblante sereno;……………….la bandera de Japón:
la pena negra..…………………………esperanza y luz.


Agua y nieve,……………………………Fukushima, Japón,
espectros en las ruinas,…………….Asia, mundo, universo.
tierra y ceniza.…………………………Universo: Yo.

 


Vaya desde aquí nuevamente, nuestra solidaridad con el pueblo japonés.

Tres Tizas

14 marzo , 2011

Sentido y sensibilidad

Filed under: La digestión de la boa, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Actualización 15-03-2011

Siguiendo la inicitiva de varios compañeros blogueros (Lengüetrazos, Ticdeplata, Hautatzen,) nos unimos  a la campaña:

Que este abrazo llegue a Japón. ¡Pásalo!

Ilustración de Ricardo Siri, Liniers.

______________________________________

“Sin embargo, este asesinato tiene un elemento diferenciador. Un testigo de excepción: una niña de sólo cinco años que vela el cadáver de su madre durante la noche y, cuando se hace de día, sale de casa y encamina sus pasos al colegio para contar lo sucedido a sus maestros. Una amiga de la mujer, S.M., detalló la secuencia de los hechos. Visiblemente consternada, relató cómo «la niña ha llegado solita a la escuela y ha dicho que su padre ha matado a su madre y que estaba tirada en la cocina llena de sangre».” Cuando leía esta noticia en el periódico el jueves pasado, me vinieron tantas imágenes a la memoria que he intentado ordenarlas en este artículo.

Crédito de la imagen

Recuerdo que hace muchos años, una alumna de 2º de BUP, después de faltar a clase una semana, me entregó un papel en el que puede leer: “Mi hija ha faltado a clase por fallecimiento del padre”. “Lo siento mucho” –le dije- y me contestó un gracias con una sonrisa en los labios que jamás podré olvidar. No fue un gracias habitual, fue un gracias tranquilo, un gracias alegre, un gracias de liberación… Me atreví a preguntarle si su padre estaba enfermo o había tenido un accidente. “Se ha muerto de SIDA”, me respondió. Tocaba la Estructura del Sintagma Nominal y no pude quitarme de la cabeza aquella sonrisa de liberación entre los determinantes y los adyacentes…

Más recientemente un alumno de 3º de la ESO, una tarde, se levantó de su silla, se dirigió a mi mesa y me espetó: “Me cago”. Impulsado por no sé qué resorte, me levanté de inmediato y teatralizando mis palabras le dije –absolutamente indignado y moviendo convulsivamente las manos- que uno no se puede levantar cuando quiere, que hay que levantar la mano y pedir permiso para ir al baño, que hay que tener un poco de educación y que no se pueden decir en clase algunas cosas como se dicen en la calle”.  “Sí, sí… -me contestó- pero me cago…” Seguí con La tilde en los hiatos pero no podía olvidar aquel “sí, sí, pero me cago…

Estos dos pellizcos a mi memoria, junto a la información que antes he mencionado me han recordado algunos fragmentos de un programa de televisión –Hermano mayor de la generalista Cuatro en donde un exdeportista, Pedro García Aguado, ayuda a jóvenes violentos, rebeldes, agresivos a reeducar algunos hábitos de conducta a través de una serie de tratamientos y ayuda psicológica. En este caso, unas imágenes valen más que mil palabras. Observad, por favor los cinco primeros minutos y después seguimos conversando…

Desconozco los entresijos del programa de televisión (guionización, sobreactuación, pactos,  ficción, telerrealidad…) pero lo cierto es que son todos muy buenos actores. Vamos, ¡el Goya a la inadaptación está ganado! Es más, si esta chica es capaz de comportarse así en casa y con sus padres qué no será capaz de hacer en clase, con sus profesores y con sus compañeros. Es violenta, agresiva, rencorosa… No quiero imaginarme cómo sería una clase de Lengua con ella,  los problemas que acarrearía con todos los profesores, el infierno que podría llegar a ser el descanso –el recreo de toda la vida- compartiendo es media hora en el patio con sus compañeros… infernal, imagino. Todos hemos tenido algunas Rossanas en nuestras clases y sabemos lo difícil que resulta dar una clase en estas situaciones. Ni el tutor, ni la Jefa de Estudios, ni el director son capaces de hacer carrera de ella. Prácticamente es imposible soportar el día a día y se decide llamar a la Inspección educativa. La Delegación de Educación y la Inspección educativa insisten en que es una menor, que tiene derecho a una enseñanza obligatoria hasta los 16 años, que no se le puede expulsar, que hay que resignarse y que hay que aguantar… “Hay que aguantar”, esta última frase siempre queda flotando en el despacho de dirección, al colgar el teléfono.

Y este no es un caso aislado. Veamos el caso de Javier, un chico agresivo, caprichoso, tirano, obsesivo… Pero, como en el caso anterior, una imagen… Veamos los  primeros cuatro minutos y medio con atención.

Tras ver lo que es capaz de hacer en su casa y a sus padres, imaginemos a Javier en una clase de 3º de la ESO y al profesor de Lengua explicando en clase, pongo por caso, la estructura de la oración simple. ¡Simple! Simplísimo sería pretender que a Javier le interesara la estructura del sintagma nominal y el sintagma verbal. Bastante tiene con lo que tiene encima… Y, no nos engañemos, a este tipo de alumnado es muy difícil –prácticamente imposible- engancharle con técnicas de comprensión oral o escrita, con desarrollo de competencias básicas, enfoques comunicativos y trabajo por proyectos. Suficiente esfuerzo hacen algunos profesores para mantener un cierto orden en el aula que le permitan impartir algunos contenidos y procedimientos elementales.  Cansados estamos de verlo en la televisión y en el cine; en las películas al menos suele conseguirse algún avance  e incluso hay finales felices… No nos engañemos, este tipo de alumnado existe,  es –tristemente- real, está en nuestros institutos y las más de las veces el profesor no sabe qué hacer con él. No estamos preparados –la mayoría- para tratar en una clase ordinaria con estos jóvenes inadaptados y violentos y los recursos que los diferentes departamentos educativos nos ofrecen dejan mucho que desear…

Los profesores enseñan; los padres educan es una frase que se suele oír con bastante frecuencia. Y yo estoy de acuerdo con ella: la Educación es primordial, necesaria, principal; después vendrá el proceso Enseñanza-Aprendizaje con sus luces y sus sombras, con sus caídas y sus remontadas.  Es imprescindible que muchachos como éstos tengan aprehendido un sistema de valores, de principios vitales, de enseñanzas sociales que, de ninguna manera, se consiguen en el aula. O los traen ya de casa o es muy difícil empezar de cero. Los padres son los primeros maestros. Los profesores reforzarán esos principios y añadirán otros, pero la base está implantada en sus casas, en ningún otro sitio.

Y mientras tanto, ¿qué pueden hacer los profesores y sus compañeros?, ¿qué pueden hacer los padres y los hermanos? Hacer, hacer, lo que se dice hacer, realmente poco; intentar comprender la situación vital por la que atraviesa esa personita, tratarla con exquisita educación, ponerla en manos de profesionales y expertos en conflictos y, sobre todo, tratarla con mucho sentido y con mucha mucha sensibilidad. Básicamente, sentido y sensibilidad

Marcos  Cadenato

4 marzo , 2011

Radio- orientación (II)

Filed under: Radio Educativa en Internet — Etiquetas: , , , , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Ofrecemos en esta nueva edición de Radio Tres Tizas, la segunda parte de la entrevista a nuestro compañero y amigo Víctor Cuevas. Víctor es orientador en el IES Joaquín Araújo de Fuenlabrada y un auténtico experto TIC que nos cuenta su experiencia docente y vital en un centro de secundaria. Entusiasta bloguero, tuitero impenitente, Víctor es un magnífico conversador y nos lo demuestra en esta segunda parte de la entrevista que le hicimos el pasado mes de enero.  En aquella ocasión el tiempo se nos echó encima y optamos por partir en dos la jugosa charla que tuvimos aquella tarde de domingo. Hoy tenemos la oportunidad de disfrutar de la segunda parte, igual o más interesante que la primera… ¡Que la disfrutéis tanto como nosotros!

Radio Tres Tizas. Programa nº11 (04-03-2011)

Puedes descargarte el podcast en PodOmatic (si tienes cuenta) o en Ivoox.

Marcos Cadenato / Gorka Fernández

_________________________________________________________

Para saber más:

En Twitter: @vcuevas

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: