Tres Tizas

17 enero , 2011

Lo relacional en Educación

Filed under: Blog — Gorka Fernández @ 9:00 am

Después del premio le toca al más “raro” arrancar de nuevo. El que escribe es el “quinto Beatle” de Tres Tizas, no soy docente (lo fui en los inicio de este blog) y a diferencia de mis compañero no imparto el Máster de Secundaria sino que lo estoy cursando. Empiezo; cuando en él tratamos el tema de modelos de docencia nos describieron los siguientes: academicista, conductista, humanista, cognitivista y sociocrítico. Por ningún sitio aparecía el relacional, al que me referiré porque creo que es el más apropiado para la labor docente. Cuando se habla de docencia en ocasiones nos olvidamos de la relación docente-discente y obviamos que la calidad de la misma determinará el hecho educativo.

Para ilustrar este modelo podía haber recurrido a la película “El indomable Will Hunting” o a la reciente y aún en cartelera “El discurso del Rey” (muy recomendable) . En ambas podemos observar el modo de mantener una relación terapeútica desde la firmeza y cercanía.

Me decanto por esta otra,  en la que dicha relación es más palpable en el ámbito docente:

A mi entender los tres ingredientes básicos en todo proceso educativo y del modelo relacional son: firmeza, cercanía y vocación. La interrelación en esta tríada la podemos ver en este vídeo extracto de la película-documental “Ser y Tener“. En ella, un profesor francés de origen andaluz se presta a ser grabado durante su último curso. Le ha llegado la hora de jubilarse. De entre todas las relaciones mantenidas con su alumnado, la de “Jojo” (niño que obviamente sería etiquetado como hiperactivo…) se afianza a lo largo del curso. Desde el inicio, el profesor marca mucho la distancia y adopta una postura de cercanía que no anula su posición de firmeza. Preciosa la secuencia del profesor limpia las manos a “Jojo” y aprovecha para repasar el nombre de los dedos. En ella se ve un docente cercano incluso en el tacto (sentido a veces bloqueado en las relaciones profesorado-alumnado) y sonriente. Sabemos ser cercanos y el hecho de que tengamos o no vocación depende de nosotros, de nuestra sinceridad con nosotros mismos, pero… ser firme. Eso sí que cuesta, básicamente por lo difícil de ser estricto o autoritario sin llegar a romper los canales de comunicación con tu educando; marcarle un límite sin que dicha barrera se convierta en un infranqueable “muro cisjordano”.

¿Cuáles podrían ser las características de una educación firme?

– Madurez

– Integridad

– Flexibilidad

– Buen juicio

– Sentido común

– Valores apropiados e interiorizados

– Responsabilidad

– Autoimagen positiva

– Autocontrol

– Responsividad frente a autoritarismo

– Habilidades interpersonales

– Estabilidad

– Predecible / consistente

– Nutriente / “culto”

– Potenciador

– Cooperador

– Autenticidad (actitud interna)

– Coherente (actitud externa)

Todos estos son algunos de los ingredientes de un modelo relacional, pero cabe destacar que cualquier acción educativa, precisa de un distanciamiento profesional óptimo y de una intervención basada en la reflexión-acción-reflexión. Por lo que debemos distanciarnos de lo que hacemos diariamente analizar, renovar y actuar.

Creo que una de las cuestiones que hacen grande a este blog, es sin duda la relación entre sus miembros, orgulloso estoy de poder ser uno más aquí.

Gorka Fernández

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: