Tres Tizas

18 marzo , 2010

LA CORRECCIÓN DE TEXTOS Y LA PDI (III)

Filed under: Blog, TIC-TAC. Tiempo de comunicación y tecnología — Etiquetas: , , — Patxo Landa @ 9:52 am

No descubro nada si afirmo que la evaluación es uno de los aspectos más desasosegantes de nuestra labor. O si digo que dentro de este proceso, la corrección de textos es lo que más tiempo nos lleva y con la que menos resultados objetivos logramos alcanzar.

Yo mismo soy un mal cocinero: no me llevo montañas de cuadernos, ni corrijo con sistematización de autómata, ni he conseguido que mi departamento consensúe unas marcas de corrección determinadas, ni le dedico mucho tiempo a reflexionar con mis alumnos los errores cometidos… Será que la experiencia me ha mostrado que es desesperante –y extenuante- intentar controlar todos los aspectos de la corrección de un texto para que al final solamente te exigan mucho boli rojo…

Tras una singladura penosa mi opción actual pasa por estar fondeado en un puerto cuyo lema es “producir mucho con objetivos claros y comprometedores pero evaluar poco” lo que se concreta en una corrección moderada y siempre sobre errores llamativos.

La PDI, no obstante, me ha abierto una nueva ruta. Una ruta para hacer más atractiva y participativa la labor de la corrección de los textos. Paradójicamente vuelvo a la redacción más tradicional ya que en sí el ámbito clase y el uso de la Pizarra Digital Interactiva suponen el enfoque comunicativo necesario para suscitar su participación activa.

El proceso es más o menos este: la nueva fotocopiadora del centro está en red y en ella los alumnos pueden escanear sus textos en pocos segundos. Así se pueden hacer correcciones y se pueden comentar sus  manuscritos mientas los leen pues están proyectados en la pantalla. Como ya os imagináis se pueden revisar tanto aspectos de tipo formal (letra, presentación, cacofonías…) como léxicos, sintácticos, estructurales…. Ningún alumno o alumna, por cierto, se ha opuesto a hacerlo.

Por ahora, casi nada nuevo. Sin embargo, el poder grabar las correcciones y las recomendaciones que se van haciendo en el texto proyectado abre muchas posibilidades.

Además para que la coevaluación sea más efectiva y general, sus compañeros van grabando sus comentarios en la grabadora digital. La clase pasa a ser, y no quiero vender humo, muy participativa y los criterios que se siguen en la corrección se hacen muy visibles.

También es necesario comentar que el proceso es lento: 4 ó 5 textos por hora. Pero no debemos entender esto como algo necesariamente negativo.

Para acabar, y esto ya es trabajo extra sólo para los perfeccionistas, a los más llamativos les he hecho el montaje para que se lo lleven a casa y reescriban el nuevo texto a partir de los consejos de sus compañeros. El poco pudor profesional que me queda no me ha dejado subirlos a Youtube (y pienso siempre en Youtube porque si se lo pones en otro portal no lo encuentran).

Arriba os he dejado un proceso de corrección completo de una alumna que sabía que tenía mucho margen de mejora. Sin embargo, aunque la versión final es mejor sigue cometiendo errores: algunos nuevos pero otros idénticos.

Patxo Landa.

23 comentarios »

  1. Qué cosas, nunca se me hubiera ocurrido a mí esta técnica-metodología, que me parece muy interesante y que saca un gran partido de la red de área local del centro (una de mis obsesiones como gestor TIC).

    Una pregunta, Patxo: ¿cómo organizáis el escaneado por parte de los alumnos? Está claro que una impresora en red puede escanear y mandar a cada usuario registrado sus cosas, pero sigue siendo necesario ponerse delante de la máquina. ¿Cómo organizáis esta acción?

    Comentario por Eduardo Larequi — 18 marzo , 2010 @ 1:55 pm

    • Eduardo,
      Imagino que ya conocerás la intranet PREMIA de muchos centros de Euskadi. La idea es muy buena pero se desaprovecha como la mayoría de los recursos TIC.
      El proceso es sencillo: los alumnos, que ya saben que van a “sufrir el escarnio público”, presentan sus trabajos a limpio en una hoja blanca. Un alumno los recoge, va a la fotocopiadora, los escanea y aparecen en formato pdf o jpeg en la carpeta ESCAN a la que yo tengo acceso desde mi clase, que también tiene acceso a la intranet. Et voilá!

      Comentario por Patxo Landa — 19 marzo , 2010 @ 10:33 am

      • No conozco los detalles, pero con lo que me dices me hago una idea. Además, todas las intranets acaban pareciéndose entre sí. En cualquier caso, y dejando los detalles técnicos al margen (que siempre tienen su importancia), la de escanear los ejercicios y corregirlos comunitariamente en la pizarra digital es una gran idea, como han puesto de relieve los comentarios de tantos compañeros y compañeras.

        Comentario por Eduardo Larequi — 20 marzo , 2010 @ 9:09 pm

  2. En mi centro andamos metidos en un grupo de trabajo para explorar las posibilidades que nos ofrece la PDI. Lo de la fotocopiadora en red y el escaneo en pocos segundos me ha dejado K.O.: en mi centro hay un escáner que hace tiempo descansa en paz. Nunca se me hubiera ocurrido darle este uso a la PDI, que me parece muy interesante: obliga al alumno a hacer ese esfuerzo de prestar atención a los errores. El hecho de que el resto de la clase participe -creo que no he visto el curso- supongo que debe incidir en apreder en cabeza propia y ajena. Ya imagino que de la noche a la mañana no van a remediar costumbres muy enraizadas, pero, desde luego, es una herramienta que ofrece muchas posibilidades (Si hago algún experimento, ya os contaré :S )

    Comentario por Carlota Bloom — 18 marzo , 2010 @ 4:11 pm

    • Carlota,
      Que bien suena lo de “un grupo de trabajo para explorar las posibilidades que nos ofrece la PDI.” Espero que vayas compartiendo vuestras conclusiones, sean en la asignatura que sean, pues yo veo que es más cuestión de falta de preparación didáctica que de programas, el que no le podamos sacar todo su partido.
      Antes de la fotocopiadora nueva intenté escanear en el escáner viejo algún examen para corregirlo y me aburrí en el segundo. Ahora es mucho más fácil como le explico a Eduardo. Por cierto el grupo es de tercero de la ESO.

      Comentario por Patxo Landa — 19 marzo , 2010 @ 10:34 am

  3. He visto algunos centros con redes gestionadas por una empresa que lleva el negocio de las fotocopias. En algunos aspectos, una red de centro eficaz nos evitaría depender de internet a todas horas, pero tal como están las cosas, sólo nos falta meternos a organizar esto.
    En cuanto a la actividad, me parece estupendo lo de poner en común los aciertos y errores de cada uno. Como tú mismo dices, llega un punto en el que las horas de correcciones acaban en un callejón sin salida si no se controla que cada error se corrige y se consolida la forma correcta. Espero que nos vayas contando si se notan los resultados o no.

    Comentario por Antonio — 18 marzo , 2010 @ 5:30 pm

    • Toni,
      Lo de la intranet PREMIA (puntos de acceso por todo el instituto a un servidor enorme y carpetas con funciones y permisos diferentes) lleva en Euskadi muchos años y es un recurso muy bueno para mandarles trabajos, para que colaboren entre ellos, para guardar materiales y recuperarlos desde cualquier ordenador o cualquier clase… Si no lo tenéis, pedidlo y se os dará…
      Y lo de los errores es tal y como comentas. Los que ya han adquirido no salen ni con agua hirviendo; los que hacen por dejadez son incontrolables; los que desconocen son difíciles de atajar; en los que dudan, aciertan el cincuenta por ciento y sólo podemos trabajar, entonces, aquellos fallos que no quieren cometer porque han comprendido que así no se va a casi ningún lado: agrandar este deseo es lo único que nos queda. Ya te comentaré los resultados: seguro que peor que antes no puede ser.

      Comentario por Patxo Landa — 19 marzo , 2010 @ 10:37 am

  4. Me parece una estrategia muy interesante para buscarle utilidad didáctica y comunicativa a la PDI. Me ha llamado la atención que en la corrección aparecen muchas menciones a problemas ortográficos y apenas surgen dificultades con aspectos discursivos o contextuales. ¿Estaban previamente trabajados y revisados estos aspectos? Elaboráis una plantilla para saber en qué fijarse o van comentando las cosas que se les ocurre? Me gustaría saber cómo abordáis estos aspectos.
    Totalmente de acuerdo en que la evaluación supone una cruz en nuestro trabajo. Por ello, hay que darles a ellos la palabra con actividades de auto y de coevaluación. Y como dice el maestro “no corregir más de lo que ellos puedan aprender” porquer es una pérdida de tiempo.

    Comentario por marimar — 18 marzo , 2010 @ 11:18 pm

    • Marimar,
      Imagino que las últimas propuestas os han sorprendido. La actividad tiene como objetivo que aprendan a diferenciar los textos informativos de los de opinión. Por eso le doy temas (la anorexia, el paro, la inmigración…) que están al límite para que ellos controlen sus impulsos y no den su opinión. Son alumnos de tercero y de la mayoría de los temas preparamos un esquema porque si no lo hiciéramos, sería un desastre… Esos aspectos (adecuación, progresión…) también se contemplan en la “nota”. La alumna del texto es buena, artista, lee mucho, sabe expresarse…pero despreocupada de los detalles… la “lección” le ha venido bien.
      Este año me ha parecido interesante experimentar con la PDI y le he dedicado mucho más tiempo a la corrección… creo que ha sido muy clarificador para todos: ellos asumen la importancia de los criterios y yo entiendo su deficiente proceso de coevaluación y autoevaluación (no tienen herramientas para ello).

      Comentario por Patxo Landa — 19 marzo , 2010 @ 10:41 am

  5. A mí también me ha sorprendido descubrir esta utilidad de la PDI. Como dicen mis compañeros, me parece muy acertado poner en común los errores y dificultades de los alumnos en su expresión escrita, ya que algunas incorrecciones suelen cometerse de manera similar.
    En cuanto a la corrección de textos, me parece fundamental insistir en ella haciendo reflexionar al alumno sobre sus propios errores. Para ello yo utilizo un sistema que he aprendido siendo alumna en la Escuela de Idiomas: en lugar de corregirles yo las producciones escritas, les marco dónde está el error y de qué tipo es (ortográfico, de vocabulario, de estructura, etc.) y mediante un código de autocorrección que les entrego a los alumnos a comienzo de curso, son ellos mismos los que se autocorrigen. Es más trabajo para el profesor, pero asombra cómo van mejorando en sus redacciones.
    Creo que el siguiente paso de mi trabajo sería el utilizar la PDI para exponer en clase los errores frecuentes y comunes de los alumnos, como indica Patxo.

    Comentario por Silvia González Goñi — 19 marzo , 2010 @ 11:03 am

  6. Patxo, me parece muy acertado el uso de la autoevalaución y la coevalaución en la corrección de textos. No creo demasiado en la eficacia del boli rojo. Como sugiere Marimar, resulta muy útil que los alumnos dispongan de una plantilla de corrección, pues les orienta sobre aquellos aspectos que deben evaluar.Por cierto, corregir cinco textos en una clase no está nada mal.

    Comentario por pretextos — 19 marzo , 2010 @ 9:46 pm

    • Sí, básicamente eso es lo que digo: leer y reflexionar sobre cuatro hojas en una hora puede parecer un proceso lento. Pero merece la pena porque además los errores se repiten machaconamente en el grupo.

      Comentario por Patxo Landa — 21 marzo , 2010 @ 12:38 pm

  7. Donde dice “un grupo de trabajo para explorar las posibilidades que nos ofrece la PDI” debe leerse “un grupo de trabajo que necesita explorar las posibilidades de la PDI de cara a presentar una propuesta mínimamente decente para optar a créditos que le sirvan para los sexenios”…Ya os contaremos, pero me temo que no vamos a descubrir América…:)

    Comentario por Carlota Bloom — 19 marzo , 2010 @ 11:45 pm

  8. Me he quedado boquiabierta de las posibilidades de la PDI, aunque sé que tardarán en llegar a mi centro. Una lástima.
    En el tema de la corrección, parece que cada maestrillo tiene su librillo y cada departamento su “savoir faire”.
    En mi centro, usamos un código que resulta bastante efectivo. Está en la línea que señala Silvia. Por si queréis echarle un vistazo, está aquí

    Comentario por Lu — 20 marzo , 2010 @ 1:30 am

  9. No tengo palabras, igual que no tengo PDI… Siempre he defendido la corrección -pública o privada- de errores, faltas ortográficas, defectos de forma o fondo, estructura, léxico… así que me parece estupendo que uséis la pizarra digital para la corrección y que se convierta en coevaluación o autoevaluación. Os seguiremos la pista…

    Comentario por Marcos Cadenato — 20 marzo , 2010 @ 6:16 pm

    • Yo era el primer excéptico con la PDI, Marcos, ya lo sabes bien… pero sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas… y en educación, hasta algunas buenas.

      Comentario por Patxo Landa — 21 marzo , 2010 @ 12:35 pm

  10. Aquí dejo yo también el código de autocorrección que utilizo con mis alumnos por si os sirve de alguna utilidad: http://issuu.com/euterpeee/docs/c_digo_de_autocorrecci_n

    Comentario por Silvia González Goñi — 20 marzo , 2010 @ 6:54 pm

  11. Una vez más me dejáis atónita con las infinitas posibilidades que me descubrís gracias a las TICs. Yo que no dispongo por ahora de PDI en mi centro (ni en un futuro cercano), he pensado que podría adaptar la actividad a las posibilidades técnicas con las que cuento. Es decir. el escáner de mi casa y el cañón y pantalla normal de algunas aulas.
    Podría escanear las redacciones que me interesan corregir, proyectarlas y fotocopiarles para que escriban en rojo las correcciones propuestas por ellos. ¿qué os parece?

    Comentario por María — 21 marzo , 2010 @ 12:05 pm

  12. María,
    Por intentar nuevas fórmulas que no quede… los cambios les llaman la atención siempre.
    Yo también lo he hecho con un proyector de transparencias. Les daba la transparencia a los alumnos con los que quería trabajar algún aspecto y un rotulador indeleble. Al día siguiente, iba haciendo las correcciones según lo leíamos pero todo era más disperso y dilatado. Ahora la infraestructura hace que sea un proceso ágil, que la presencia del profesor siempre esté delante y puedas coordinar todo el proceso marcando el ritmo. También te digo que voy afinando y mecanizando movimientos según practico. Ya os contaré más avances. Espero que tú también nos comentes cómo ha ido. Un saludo y gracias por animarte a escribirnos.

    Comentario por Patxo Landa — 21 marzo , 2010 @ 12:28 pm

  13. Lu, Silvia,
    Sobre las plantillas de corrección tengo mi propia teoría: sólo los alumnos más expertos y hábiles son capaces de gestionarlas con acierto. Los que más necesitan utilizarlas no saben reescribir un párrafo, no conocen un sinónimo o no entienden por qué falta un conector. La revisión ortografía, además, a veces se hace de forma mecánica: si no es “v” es “b”, tendrá aquí tilde… No hay verdadera asunción del trabajo bien hecho, de la expresión rica y sorprendente… con la PDI he notado cierto interés por el acierto que no había notado antes.
    De todas las maneras, Lu, recuerdo ese post tuyo tan revelador: dio pie a un debate en el departamento que dejó las cosas “bien” claras. Yo, desde entonces, he sido un fiel seguidor más de tu blog.

    Comentario por Patxo Landa — 21 marzo , 2010 @ 12:32 pm

  14. Compruebo que los sistemas que utilizamos de corrección –o de que ellos corrijan- son semejantes (las plantillas de Lu, Silvia…). Y como no he tenido nunca a mi alcance una PDI, he usado para este fin a veces la proyección de los textos con un cañón. Pero creo, Patxo, –como dices- que el camino para que mejoren su expresión escrita no es tanto la corrección, como la abundante producción y la co-producción (entre varios, incluido a menudo el profe) de textos para situaciones comunicativas lo más reales posibles. Cuando he dedicado muchas horas a la corrección apenas he notado mejoría. Pero cuando al alumno le interesa que su producción cumpla unos objetivos (que no sean exclusivamente los de aprobar o sacar buena nota) es cuando pone en marcha todos sus mecanismos para mejorar. Considero, por tanto, prioritario (y previo) que el alumno tenga la intención de mejorar su escrito para que atienda a los consejos de corrección.
    Seguimos tu andadura y usos de la PDI… para cuando la tengamos.

    Comentario por Carlos Díez — 21 marzo , 2010 @ 1:37 pm

  15. Desconocía, Patxo, esa posibilidad de la Intranet. Esta semana mismo hablo con el responsable de Premia. Muy interesante.

    Comentario por Aster — 22 marzo , 2010 @ 1:03 am

  16. La corrección de textos es muy importante tenerla en cuenta en la escritura, ya que si un texto tiene fallas ortográficas o gramaticales y es corregido será mucho más fácil leer y entender lo que nos quiere decir el texto.

    Comentario por Redactor web — 25 noviembre , 2013 @ 7:23 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: