Tres Tizas

29 octubre , 2009

PARÁBOLA DEL CAMINANTE

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Patxo Landa @ 9:07 am

El blog en euskera de Benito Fiz, responsable del departamento de didáctica de AEK, resume de un plumazo todo lo que debe ser la web 2.0: tenacidad, compromiso, colaboración, ojo crítico (y clínico), curiosidad técnica, creatividad… Y de esa creatividad se vale para traer a nuestro blog  una alegoría sobre las relaciones entre los hablantes de  lenguas en contacto que muestra muchas verdades y algún incomprensible complejo.
Empeñado en desenmascarar esta impostura está también su microblog ATOAN, incesante fuente (y remanso) de enlaces de la blogosfera que tienen que ver con la enseñanza de las lenguas en
su conjunto (ELE, adultos, TIC, TIL, LLL…) y en la que no es extraño encontrar referencias a posts en gallego, castellano, inglés, catalán…
La red social de profesores y profesoras de euskera que dinamiza es otro ejemplo de su dedic
ación y ganas de compartir.

Benito, más que a merendar, nos gustaría que te quedarás con nosotros a vivir. Lekurik hoberena utziko genizuke. Momentuz, bA EsKerrik asko gurera etortzeagaitik.

karrajua

Cuatro años hace (ahora me he dado cuenta) que se me ocurrió así tontamente escribir cosas que luego salen por internet. Y mira por dónde, este aniversario lo voy a celebrar en casa de unos colegas, unos que tienen mi dirección en su agenda (ahí a la derecha, abajo), y que me han invitado a merendar con ellos hoy. Sí señor, buen plan.

Viven en un barrio al lado del nuestro, pero se pasea a gusto uno por aquí, buena gente, ambiente, alegría y armonía. El barrio nuestro está un poco más tristón la verdad (tampoco tanto como se piensa), y un poco de envidia ya dan estos. Pero no vamos a venir de invitados y encima a llorar, no señor. No es un barrio extraño además. El nuestro está bastante arriba y desde aquí hay una cuesta importante, pero bajar siempre cuesta menos, y como los del alto tenemos las piernas hechas, la vuelta no se hace dura. A eso le unes que enseguida te haces al ambiente, pues yo por lo menos ya me suelo dar unos paseos por aquí abajo, y, aunque tengas que subir la cuesta cargado, a veces (bastantes) me llevo alguna cosita para arriba, que aquí hay género bueno y abundante.

De todas formas, la vida de barrio no cambia mucho de uno a otro normalmente. Solemos pensar que lo que nos pasa sólo nos pasa a nosotros, a veces por la galvana de no salir del barrio. Y luego vas a otro sitio, y a poco que andes te das cuenta de que allí los perros también andan descalzos, y de que allí también están intentando ponerles playeras, y de que alguno ha conseguido hacerle una lazada al bicho. Y te lo cuentan, o te lo enseñan. Y tú les cuentas que en tu barrio una vez un can bailó claqué.

Alguno dirá, en uno u otro lado, que lo que pasa es que son distintas razas y que no se puede comparar. Y se queda ahí la conversación, o no. Porque luego te sacan un plato de habas, de otra clase de las que gastas tú, y ves que están tiernitas. Y les preguntas cómo las cuecen para que se queden así. Y luego piensas que tienes que probar con las tuyas, que son de otra clase, pero igual funciona, o no, pero por probar. Y si tienes la receta tuya, pues se la das, que no sólo vamos a venir a coger, hay que dar algo también.

La verdad es que esto no suele pasar mucho. La gente se suele quedar en el barrio normalmente, y si va al otro es por algún encargo o evento especial, pero no suele haber mucho trato. La cuesta da galvana, o respeto, hacia arriba y hacia abajo. Lo malo es que muchos no se han enterado de que bajo tierra han puesto unos transportes que te llevan de uno a otro en un ti-ta, como esos de Star Trek, y encima no son caros y llegan a casi todas partes.

Pero, entre que unos no salen apenas de casa, y que cuando salen lo hacen siempre por el mismo recorrido; y  otros piensan que para montar en el transporte ese hay que ser ingeniero o aventurero profesional, y otros te vienen con la “rivalidad tradicional” entre barrios; y otros creen que si salen del barrio se van a perder si no van en viaje organizado con guía, mapa, brújula y diccionario (¡porque ya hablan raro esos del otro barrio!), y sacan cuatro fotos y cogen un par de recuerdos y de vuelta enseguida, pues es una pena ¿no? Sobre todo cuando quizás no sea tan difícil que te inviten a merendar y podáis hablar de calzar perros y cocer habas, o aprender a calzar y cocer, e incluso sentirte como en casa al final, y darte unos paseos cada vez más largos.

Pues eso, una pena, pero no estamos para penas, así que yo me voy para abajo a merendar. A ver si les gusta lo que les llevo, porque cuando se sale de la jurisdicción propia ante todo hay que respetar las normas y agradecer la hospitalidad.

Pues eso, eskerrik asko. Y ya sabéis dónde tenemos el txoko.

Benito Fiz

8 comentarios »

  1. Pues, Benito, ongi etorri gure txokora -bienvenido a nuestro txoko- y a nuestro barrio: aquí podremos hablar en todas las lenguas que podamos -y sepamos- de calzar a los perros, de cocer habas, de coger el metro, de intercambiar recetas, técnicas -también del tiempo-, esto es, de todo de lo que suelen hablar los vecinos y los amigos del barrio blogosférico. Eskerrik asko, laguna!

    Comentario por Marcos Cadenato — 29 octubre , 2009 @ 9:46 am

  2. En los tiempos en los que Technorati me informaba de los blogs que enlazaban el mío (que no sé por qué ha dejado de funcionar), veía con asombro que muchas visitas provenían de un blog en el que una de las pocas palabras que entendía era “Benito”. A pesar de que mi incompetencia con el vasco me impedía disfrutar de su contenido, sí que he encontrado en ocasiones recursos interesantes. Así pues, me alegra conocer al artífice de todo ello y disfrutar de unas habas compartidas. Eskerrik asko.

    Comentario por Antonio — 29 octubre , 2009 @ 10:57 am

  3. Gracias por el recibimiento, y la merienda.
    Marcos: la cuestión es que con estos teletransportadores que tenemos pasa un fenómeno curioso, que al final estás viviendo en varios sitios a la vez, y -si te atreves a meterte en el cacharro, claro- , tu residencia es cada vez más flotante.
    Antonio: eso mismo he pensado yo a veces. Más de uno estará pensando qué habrá detrás de ese nombre que me enlaza. Pero no te creas que es sólo cuestión de idioma. Una pequeña anécdota, cuando empecé con esto, un bloguero que también trabaja en este mundo, me contó que un profesor de euskera le había preguntado si ese tal Benito era una persona o una máquina. No es mal nombre para un robot, pensé yo. 😉  De todas maneras, a mí también me queda la sensación de traer los "taperes" llenos y no poder llevar mucho de vuelta, así que, sobre todo, gracias a tí y a todos los que me llenáis el "taper".
    Ahora al leer el texto, me acuerdo de los magníficos post-scriptum que suele hacer el escritor y "blogari" Anjel Lertxundi,  y me dan ganas de comentar un par de cosas, con permiso de los anfitriones:
     Me imagino que algunos sabréis de que va lo de los perros descalzos, pero para muchois puede que sea un tanto surrealista. No es más que una manera de decir algo como "en todas partes cuecen habas" en euskera. "Han ere txakurrak ortozik", "Allí los perros también andan descalzos".  Vamos, que la imagen no ha sido ningun ejercicio de creatividad por mi parte, sino un simple juego de palabras entre lenguas, que en el aprendizaje y la enseñanza de idomas puede dar cierto juego, aunque sólo sea a nivel humorístico.
    La imagen del barrio creo que ha quedado un poco ambigua, y quizás buscaba eso mismo: el barrio como comunidad lingüística, el barrio como comunidad profesional, el barrio como conversación o red social, el barrio como elemento identitario. Por cualquier sitio da juego, y me gusta eso.

    Comentario por Benito — 29 octubre , 2009 @ 3:40 pm

  4. Me encanta la idea de barrio que pintas; de “más” joven me gustaba considerarme un chico de barrio, y la satisfacción que daba el encontrarte en otros lugares con gente de tu barrio, con la que a menudo sólo compartías eso, el ser del mismo barrio. Pero con los años me he dado cuenta de que visitar otros barrios y encontrar gente, afín o diferente, es mucho más satisfactorio, enriquecedor. Y con lo fácil y rápido que es hoy visitar los distintos barrios de la red. Firmado: uno de Rekalde.
    PD. Confiesa, Benito, ¡eres un robot!

    Comentario por Carlos Diez — 29 octubre , 2009 @ 10:05 pm

  5. Un blog imprescindible en esta nuestra comunidad. Qué bien salir a pasear y compartir y conocer y crear en este gran barrio sin fronteras.

    Comentario por marimar — 29 octubre , 2009 @ 11:19 pm

  6. Los que hemos compartido barrio, ¿verdad, Benito?, sabemos lo que es salir a la calle y no ser anónimo: que te conozca la gente que es como tú, del barrio, el frutero y el de la cafetería… y ver que viene gente de fuera y se sienten bien, y te hacen sentirte bien porque les gusta el barrio y son uno más… Todo eso es Internet: los míos me arropan para animarme a salir fuera…Y claro, contigo rondando por aquí siempre nos hemos sentido seguros y confiados.
    Bienvenido, Benito.

    Comentario por Patxo Landa — 30 octubre , 2009 @ 12:17 pm

  7. En fin, Benito, bienvenido al webcindario.

    Comentario por Aster — 30 octubre , 2009 @ 1:56 pm

  8. Unos llevan a los otros.
    Siento que me habéis llevado de la mano a “otro barrio” que desconocía a saludar a Benito y sus parábolas. Un paseo en compañía, siempre es bienvenido.

    Comentario por Lu — 31 octubre , 2009 @ 1:41 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: