Tres Tizas

18 junio , 2009

Felipe Zayas: “¿La poesía se enseña?”

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 9:00 am

Felipe Zayas es uno de esos profesores que -como habitualmente se dice- no necesita presentación alguna porque todos nuestros lectores lo conocen, lo leen, lo siguen y lo admiran. Recientemente nos acompañó en Getxolinguae y ha venido a Euskadi en innumerables ocasiones para hablarnos de Reforma Educativa, de Didáctica de la Lengua y la Literatura y, últimamente, de competencia lingüística y digital. Precisamente, en una de sus últimas obras aborda el estudio de la Competencia en comunicación lingüística; pero el profesor Zayas, además de su extensa bibliografía, de ser magnífico articulista y conferenciante, capitanea una de las bitácoras de referencia para los profesores de Lengua: Darle a la lengua. Con todo el cariño desde Tres Tizas le queremos decir que “cuando despertamos, Felipe ya estaba allí“.  ¡Muchas gracias, maestro!DL

Como huésped de este entrañable blog, quiero enlazar con su artículo Poesía en la piel para hablar de la enseñanza de la poesía.

Lanzo una pregunta no retórica: ¿la poesía se puede enseñar? Creo que  sí, pero sólo si tomamos el verbo “enseñar” como sinónimo de “mostrar”, “descubrir”, “revelar”.

Enseñar la poesía, en el sentido que aquí le doy, requiere, en primer lugar, tener buen tino a la hora de seleccionar los poemas que vamos a mostrar. El profesor de literatura ha de ser un buen antólogo. Y, Surrealismopara ello, no debe tomarse a sí mismo como lector modelo, ni ha de dejarse  llevar por la nostalgia del lector adolescente que un día fue o ahora imagina que fue. Dijo Borges en la conferencia “La poesía” publicada en Siete noches: “Cuando leemos un buen poema pensamos que también nosotros hubiéramos podido escribirlo; que ese poema preexistía en nosotros”. Pues bien, enseñar poesía es proporcionar a los alumnos aquellos poemas que les hagan decir: “esto lo que yo hubiera querido decir, estas palabras son ya mías, como si yo las dijera…”

Enseñar la poesía necesita, en segundo lugar, poner el acento en aquello que en la poesía es su rasgo más relevante: el sonido y su simbolismo, el ritmo,  la emoción de las palabras dichas…  El profesor de literatura ha de recitar y, a ser posible, ha de hacerlo pasablemente bien. Y ha de ser capaz de invitar a los alumnos a hacerlo, lo que implica crear un ambiente motivador.

Enseñar la poesía demanda, en tercer lugar, desvelar algunos de sus artificios. No digo exponer teoría literaria, ni desgranar la retahíla de las figuras retóricas, ni glosar (repetir) sesudas críticas de expertos en tal o cual poeta… Digo quitar el velo a algunos de los procedimientos poéticos que pueden ayudar a entender mejor tal poema, y, con ello, a entender mejor el funcionamiento del artificio poético.  Y creo que el artificio más relevante, como ocurre con los relatos, es la ficcionalización del marco enunciativo. El profesor no ha de ser un crítico literario, sino un guía.

De la idea anterior se deriva que enseñar poesía implica mostrar el poema en medio de otros poemas con los que mantiene un aire de familia: por los temas, tópicos y asuntos; por las convenciones que les son comunes; por las rupturas y los retornos al poesia_infantilcauce de la tradición. Aquí es donde tiene sentido una perspectiva histórica. El profesor ha de situar los poemas dentro del cauce de la tradición literaria.    

Por último, enseñar la poesía puede requerir (no lo considero necesario, pero sí muy conveniente) invitar  a los alumnos a ir de creadores, es decir, a someter las ideas y los sentimientos  con la brida de la norma, de la convención, del artificio. Es necesario mostrar, por esta vía, que en el poema no dice el poeta lo que le pasa, sino lo que le pasa a un personaje ficticio que es quien habla en el poema. El profesor puede ser también –si se siente fuerte y seguro, como le ocurre a Patxo- un activista poético.

Ya vale. Espero que estas reflexiones sean dignas del blog que me acoge.

Felipe Zayas

Crédito de la imagen: Imagen 1, Imagen 2 

Anuncios

16 comentarios »

  1. Muchas gracias, Felipe, por compartir con todos nosotros este pentálogo sobre lo que un profesor de Literatura debe hacer al enseñar poesía. No es un género fácil -todos lo sabemos-; sabemos también que no suele gustar al alumnado, pero cuando lo disfruta, lo hace muchísimo. Las buenas prácticas que nos ofreces seguro que nos resultan muy útiles para nuestras clases. Muchas gracias de nuevo.

    Comentario por Marcos Cadenato — 18 junio , 2009 @ 12:24 pm

  2. Admiro tu trabajo y la clarividencia con que describes el papel del profesor en éste y otros contextos de enseñanza de la lengua y la literatura.

    Comentario por Lu — 19 junio , 2009 @ 2:09 am

  3. Maestro,
    Todo lo que nosotros intuimos, tú lo verbalizas en unos pocos párrafos. Párrafos que presentan una visión certera y moderna de la asignatura para dar respuesta a las demandas de la Escuela de hoy en día. Envidio esa visión global y esa capacidad para ajustarla a la realidad del contexto escolar.
    Gracias por poner voz a nuestras inquietudes y por poner luz en nuestras vacilaciones. (Me pongo a memorizar el post…)

    Comentario por Patxo Landa — 19 junio , 2009 @ 10:51 am

  4. En nuestra época diseccionábamos “Era del año la estación florida…”.
    Entender -sentir- no entendíamos gran cosa.

    Gracias, Felipe. Oh, capitán… Mi capitán

    Comentario por Aster Navas — 19 junio , 2009 @ 11:25 am

  5. Y gracias por la labor de rescate de actividades que estás haciendo en tu blog: aunque no haya comentado nada -premuras del final de curso- que sepas que a algunos nos está resultando muy útil. Gracias de nuevo.

    Comentario por Carlos Diez — 19 junio , 2009 @ 11:43 am

  6. Como siempre, ejerces de maestro y guía para todos los que vamos a la zaga (“vamos a la zayas”). Un pentálogo (Marcos dixit) que se convierte en hoja de ruta para quien acepte el reto de “enseñar” poesía en el aula.

    Comentario por Antonio — 19 junio , 2009 @ 12:10 pm

  7. […] Pues bien, hace unos días el invitado fui yo. Y envié unas reflexiones con el título de ¿La poesía se enseña? Dedico ahora un rato a buscar artículos de este blog relacionados con el tema d ela enseñanza de […]

    Pingback por Darle a la lengua » Archivos del Blog » Enserñar poesía — 20 junio , 2009 @ 9:47 am

  8. Hola Marcos:
    Escribo desde Caracas, Venezuela. Muy bueno el blog. Me gstaría tener contacto para intercambiar ideas. Tengo muchos amigos blogueros españoles y Julen Iturbe que está por tu tierra.
    Mi blog es, http://facilitymanager.blogspot.com/
    Espero noticias,
    Alberto

    Comentario por Alberto — 21 junio , 2009 @ 4:45 am

  9. Gracias, Felipe, por esta entrada que sirve de marco de referencia y al mismo tiempo de broche a las entradas de Tres tizas, A pie de aula y Re(paso) de Lengua. Entre todos habéis conseguido aclararme ideas y trazar caminos. Aunque hay que reconocer que no nos pones la tarea nada fácil: antólogos, recitadores, activistas poéticos… ¡Madre mía!

    Comentario por Elisa — 21 junio , 2009 @ 11:35 am

  10. Gracias, tengo que decirte que me ha encantado y que das perfectamente en el clavo.

    Comentario por Tolva Nera — 21 junio , 2009 @ 12:54 pm

  11. Hola. he entrado por primera vez en esta página con el afán de oapreder algo depoesía y métodos de enseñanza en el aula y me encanta el tuyo. Me sumo a tu iniciativa. Gracias. Prsen

    Comentario por presen — 25 septiembre , 2009 @ 10:26 am

  12. Buenas tardes Sr. Zayas
    En primer lugar, felitarle por la exposición de cómo se debe guiar a un alumno en las enseñanzas temporales y atemporales, apoyo en su totalidad que un maestro está para transmitir, con entusiasmo y pasión, aquello que estimulará la mente de ideas con ideas nuevas y -tal vez- mejores.
    Un saludo
    © ßell T.Zayas – 29sep09 – Valencia

    Comentario por © ßell Zayas — 29 septiembre , 2009 @ 1:54 pm

  13. […] releo el texto que escribí para Tres Tizas, y de él destaco este fragmento: Enseñar la poesía demanda, también, desvelar algunos de sus […]

    Pingback por Enseñar a leer poesía, de nuevo @ Darle a la lengua — 22 noviembre , 2009 @ 3:30 pm

  14. […] Felipe Zayas es uno de esos profesores que -como habitualmente se dice- no necesita presentación alguna porque todos nuestros lectores lo conocen, lo leen, lo siguen y lo admiran. Recientemente nos…  […]

    Pingback por Felipe Zayas: "¿La poesía se enseña?" | Bibliotecas Escolares do S. XXI | Scoop.it — 25 febrero , 2013 @ 11:32 pm

  15. […] criterios generales sobre la enseñanza de la poesía se pueden consultar en el blog Tres Tizas, en el que los estupendos colegas que lo animan  me invitaron a colaborar.  Os animo desde aquí […]

    Pingback por Hacia el Día Mundial de la Poesía @ Darle a la lengua — 17 marzo , 2013 @ 9:23 pm

  16. […] Felipe Zayas es uno de esos profesores que -como habitualmente se dice- no necesita presentación alguna porque todos nuestros lectores lo conocen, lo leen, lo siguen y lo admiran. Recientemente nos…  […]

    Pingback por Felipe Zayas: "¿La poesía se... — 9 febrero , 2014 @ 8:46 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: