Tres Tizas

18 junio , 2009

Felipe Zayas: «¿La poesía se enseña?»

Filed under: Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Marcos Cadenato @ 9:00 am

Felipe Zayas es uno de esos profesores que -como habitualmente se dice- no necesita presentación alguna porque todos nuestros lectores lo conocen, lo leen, lo siguen y lo admiran. Recientemente nos acompañó en Getxolinguae y ha venido a Euskadi en innumerables ocasiones para hablarnos de Reforma Educativa, de Didáctica de la Lengua y la Literatura y, últimamente, de competencia lingüística y digital. Precisamente, en una de sus últimas obras aborda el estudio de la Competencia en comunicación lingüística; pero el profesor Zayas, además de su extensa bibliografía, de ser magnífico articulista y conferenciante, capitanea una de las bitácoras de referencia para los profesores de Lengua: Darle a la lengua. Con todo el cariño desde Tres Tizas le queremos decir que «cuando despertamos, Felipe ya estaba allí«.  ¡Muchas gracias, maestro!DL

Como huésped de este entrañable blog, quiero enlazar con su artículo Poesía en la piel para hablar de la enseñanza de la poesía.

Lanzo una pregunta no retórica: ¿la poesía se puede enseñar? Creo que  sí, pero sólo si tomamos el verbo “enseñar” como sinónimo de “mostrar”, “descubrir”, “revelar”.

Enseñar la poesía, en el sentido que aquí le doy, requiere, en primer lugar, tener buen tino a la hora de seleccionar los poemas que vamos a mostrar. El profesor de literatura ha de ser un buen antólogo. Y, Surrealismopara ello, no debe tomarse a sí mismo como lector modelo, ni ha de dejarse  llevar por la nostalgia del lector adolescente que un día fue o ahora imagina que fue. Dijo Borges en la conferencia “La poesía” publicada en Siete noches: “Cuando leemos un buen poema pensamos que también nosotros hubiéramos podido escribirlo; que ese poema preexistía en nosotros”. Pues bien, enseñar poesía es proporcionar a los alumnos aquellos poemas que les hagan decir: “esto lo que yo hubiera querido decir, estas palabras son ya mías, como si yo las dijera…”

Enseñar la poesía necesita, en segundo lugar, poner el acento en aquello que en la poesía es su rasgo más relevante: el sonido y su simbolismo, el ritmo,  la emoción de las palabras dichas…  El profesor de literatura ha de recitar y, a ser posible, ha de hacerlo pasablemente bien. Y ha de ser capaz de invitar a los alumnos a hacerlo, lo que implica crear un ambiente motivador.

Enseñar la poesía demanda, en tercer lugar, desvelar algunos de sus artificios. No digo exponer teoría literaria, ni desgranar la retahíla de las figuras retóricas, ni glosar (repetir) sesudas críticas de expertos en tal o cual poeta… Digo quitar el velo a algunos de los procedimientos poéticos que pueden ayudar a entender mejor tal poema, y, con ello, a entender mejor el funcionamiento del artificio poético.  Y creo que el artificio más relevante, como ocurre con los relatos, es la ficcionalización del marco enunciativo. El profesor no ha de ser un crítico literario, sino un guía.

De la idea anterior se deriva que enseñar poesía implica mostrar el poema en medio de otros poemas con los que mantiene un aire de familia: por los temas, tópicos y asuntos; por las convenciones que les son comunes; por las rupturas y los retornos al poesia_infantilcauce de la tradición. Aquí es donde tiene sentido una perspectiva histórica. El profesor ha de situar los poemas dentro del cauce de la tradición literaria.    

Por último, enseñar la poesía puede requerir (no lo considero necesario, pero sí muy conveniente) invitar  a los alumnos a ir de creadores, es decir, a someter las ideas y los sentimientos  con la brida de la norma, de la convención, del artificio. Es necesario mostrar, por esta vía, que en el poema no dice el poeta lo que le pasa, sino lo que le pasa a un personaje ficticio que es quien habla en el poema. El profesor puede ser también –si se siente fuerte y seguro, como le ocurre a Patxo- un activista poético.

Ya vale. Espero que estas reflexiones sean dignas del blog que me acoge.

Felipe Zayas

Crédito de la imagen: Imagen 1, Imagen 2 

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: