Tres Tizas

4 mayo , 2009

“Me gusta el papel”

Filed under: Como la vida misma, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

 papeles

Creedme la fotografía no le hace justicia. No sé si conocéis las cartulinas, sobres y papel que utiliza la Real Academia Española en su correspondencia. ¡Me encantan! Texturas, colores, tacto, tipografías, olores, marcas de agua… sólo se pueden disfrutar de forma real -no virtual-. Y no admiten ninguna comparación, lo siento…

Quizá sea una rémora del pasado, quizá un obstáculo para disfrutar de mi pantalla de ordenador, quizá no me dure mucho, quizá… Pero lo cierto es que no me acostumbro a leer un texto en una pantalla. Me gusta tocar el texto, el papel, me gusta olerlo, me gusta sentirlo… Como dice Alejandro Sanz, No es lo mismo…

No imagino un desayuno con un croissant en una mano y el ratón en otra; no imagino una sesión de lectura -plácidamente tumbado en la cama- con la pequeña lámpara, sujetando el alimentador del ordenador en la mesilla de noche; tampoco me imagino con mis gafitas de cerca y un notebook en el vagón del metro. Lo siento, ni en un autobús, ni en la playa, ni en el monte, ni en un viejo café, ni en el banco de un parque…

 20080327-papel

 Crédito de la imagen

Lo sé, me digo que el futuro pasa por los libros electrónicos, por los periódicos en la red, pero no puedo -lo confieso-, me declaro objetor digital para según qué cosas… Y ésta es una de ellas: me cuesta leer en la pantalla; me encanta oír la voz y ver imágenes; no me gusta la tinta digital, no huele, no mancha; me sigue encandilando el olor a tinta fresca de un libro, de un periódico… Siempre que me interesa algo que encuentro por la red hasta que no lo tengo impreso y lo veo, lo toco y lo huelo no estoy del todo seguro de que esa noticia o ese reportaje sea del todo mío; no es un problema de posesión ni de inseguridad, no; es un pequeño tic analógico que no he conseguido desactivar del todo de mi cerebro…

Quizá esté completamente equivocado y el futuro más inmediato no pase por esta realidad, pero hoy por hoy el que suscribe -que ha cantado más de una vez las extraordinarias ventajas de la web 2.0- esta vez quiere lanzar un grito analógico: “Me gusta el papel“. Y mucho…

 Marcos Cadenato

Anuncios

23 comentarios »

  1. Aunque comparto tu gusto por el papel, yo me he habituado a leer la prensa digital mientras desayuno. Sigo prefiriendo, como tú, el papel; pero entre salir de casa, llueva o truene, sin desayunar a por el periódico o leerlo en la pantalla del ordenador, con pijama y magdalenas… Pero confieso que si me interesa en especial alguna noticia o artículo de opinión, lo imprimo y me lo llevo al “excusado” (¿se te ha olvidado en la lista o lo has omitido a propósito?).
    Y sigo imprimiendo algunas fotos. Será que no somos “nativos digitales”.

    Comentario por Carlos — 4 mayo , 2009 @ 12:58 pm

  2. Por cierto… ¡muy bueno lo de la canción! Será una de esas inexplicables casualidades -o tendré capacidades premonitorias- pero el caso es que minutos antes de leer y oir tu artículo, estaba tarareando en casa ¡¡esa misma canción!!

    Comentario por Carlos — 4 mayo , 2009 @ 1:01 pm

  3. Sin duda, Carlos, sin duda: ni nativos ni digitales. Aun con todo, sigo prefiriendo el papel de periódico, el de un libro y -por su puesto- el higiénico… ¡doble papel en el W.C., qué remedio!
    Quizá nuestra colaboración en esta bitácora nos esté capacitando para tener poderes adivinatorios o empecemos a tener ocurrencias similares. ¡Qué gusto coincidir, también en esto!

    Comentario por Marcos Cadenato — 4 mayo , 2009 @ 1:19 pm

  4. Sin duda, Marcos: nada como el papel.
    Creo que eran -corrígeme si me equivoco- de Gredos aquellos manuales de Lingüística y de Gramática y cuyas hojas había que separar con un abrecartas. Ah… amigo mío, el papel.

    Comentario por Aster — 4 mayo , 2009 @ 3:57 pm

  5. Nada como el papel; así es, Aster, aquellos viejos manuales que estudiamos en la Facul eran ¡de papel, de papel! y había que abrirlos con abrecartas, sí. ¡Qué tiempos, amigo mío!
    Veo, que a todos “nos gusta el papel“.

    Comentario por Marcos Cadenato — 4 mayo , 2009 @ 4:28 pm

  6. La prensa digital puede.
    Los libros…. en papel. El olor, el tacto, las distintas texturas del papel.
    Los libros de poesía de la editorial Lumen también se abrían con abrecartas. Mi ejemplar de Palabras para Julia comprado en 1994, mantiene los restos de las páginas abiertas con cuchillo y todavía mantiene un olor especial.
    Nos gusta el papel

    Comentario por Evaristo — 4 mayo , 2009 @ 7:15 pm

  7. De acuerdo en todo, Evaristo. El olor, el tacto, el abrecartas… componen parte de un ritual que no queremos olvidar; que no queremos pasar página, vamos…
    Y, compruebo, que ya somos unos cuantos.

    Comentario por Marcos Cadenato — 4 mayo , 2009 @ 7:45 pm

  8. Personalmente estoy de acuerdo con lo que escribes, Marcos, y pienso que la gran mayoría seguimos prefiriendo la letra impresa para según qué actividades. En este sentido, ni siquiera estoy en contra del libro de texto sino de mejorarlo continuamente.
    Lo que me preocupa, como he comentado en otros sitios, es que al parecer, el uso de Internet no ha hecho disminuir el consumo de papel, con las consecuencias que tiene para el medio ambiente, sino todo lo contrario. Hay gente que es incapaz de leerse un simple mensaje electrónico si no lo imprime antes!!!

    Comentario por Leonor Quintana — 4 mayo , 2009 @ 9:00 pm

  9. Efectivamente, Leonor, a pesar de que usamos -y cada vez más- el ordenador, tampoco yo soy contrario al libro de texto. Cualquier fuente de información es válida; su uso es quizá lo que se puede poner en duda.
    Por otra parte, mal vamos si el consumo de papel no ha descendido con el uso masivo de Internet. ¿Para cuándo la generación de la imagen?

    Comentario por Marcos Cadenato — 4 mayo , 2009 @ 9:40 pm

  10. El papel no va a desaparecer. Por todas las razones que tú enumeras tan personalmente y porque todavía enamora ver a una persona enfrascada en la lectura de un libro sentada en un parque. No pasa lo mismo con alguien que está ante una pantalla…
    La pantalla, esta luz que daña los ojos, es un soporte in-soportable para la lectura…y sin embargo, hay que reconocer que me ahorra muchos derrumbes de carpetas llenas de fotocopias que almacenaba y que nunca encontraban destino.
    Por lo demás, Marcos, gracias por el precioso post.

    Comentario por Patxo Landa — 4 mayo , 2009 @ 10:52 pm

  11. Debo confesaros algo, amigo mío. Justo después de escribir el artículo, a través de un amigo conocí los e-books y puedo asegurarte que -aunque no es lo mismo- han conseguido un muy buen resultado. El formato similar a un libro, su capacidad, su ligerísimo peso, su precio competitivo y -sobre todo- su confortable lectura al eliminar la luz por completo le convierten en un producto muy interesante. Sí, lo sé, yo aun con todo, me sigo quedando con el libro, pero para viajar, por ejemplo, es muy interesante. Seguiremos atentos…

    Comentario por Marcos Cadenato — 4 mayo , 2009 @ 11:43 pm

  12. Me gusta el papel, para leer libros, para leer periódicos, revistas… no me gusta el papel de los libros de texto, de las enciclopedias rancias, de los apuntes fotocopiados, de las fichas repetitivas.
    El papel tiene su sitio, pero en la Escuela, espero que sólo sea el de los libros de la(s) biblioteca(s) y no como manual.
    Saludos

    Comentario por Víctor — 5 mayo , 2009 @ 9:07 am

  13. Quizá el papel menos necesario sea el de los libros de texto, el de las fotocopias y el de las hojas que el tiempo amarillea… De acuerdo, Víctor, pero está claro que a todos nos gusta el papel, todavía…
    Gracias por tu comentario y por tu visita.

    Comentario por Marcos Cadenato — 5 mayo , 2009 @ 11:21 am

  14. Me encanta también el papel, tocar los libros, firmarlos poniéndoles la fecha, buscarles un sitio en la biblioteca cuando acabo de leerlos. A veces se amontonan en mi mesita de noche en forma de rimeros que ofrecen una imagen de desorden pero que a mí me entusiasma. Imagino que los E-books se incorporarán a nuestra vida el día que llegue su momento. Todavía no ha llegado. El día que aparecieron los teléfonos móviles nos reíamos de ellos pero ya ves. Será de forma natural y paulatina. Nuestros hijos los verán como totalmente normales, aunque nosotros seguiremos perteneciendo al reino del papel impreso y el olor a tinta, y a su tacto. Yo me doy cuenta de que soy un hombre del siglo XX. En él están mis referencias principales. En este siglo soy un visitante apañadito, eso sí. Pues eso serán los libros digitales. Y no falta mucho.

    Comentario por Joselu — 6 mayo , 2009 @ 12:49 pm

  15. Naturalmente, Joselu, y firmarlos, que nos los firmen, guardarlos, apilarlos… pero -indefectiblemente- todo llegará: pasó con el primer ordenador, con el primer móvil, con el vídeo VHS cuando sustituyó al Beta, con la cámara digital y con quienes se aferran a los carretes… Como bien dices, el e-book será… mientras tanto, disfrutemos del papel, amigo.

    Comentario por Marcos Cadenato — 6 mayo , 2009 @ 9:47 pm

  16. En el transcurso de esta conversación anidada me has quitado de la boca eso de que una amigo me había hablado de los actuales e-books… De hecho, salió un artículo muy interesante en el País semanal de hace como dos semanas que a mí también me ha hecho tambalear los papeles. Yo también adoro el papel y las papelerías y he repudiado muchas veces el libro electrónico pero creo que en breve nos encontraremos con un e-book en las manos. No creo que esto acabe con el libro de papel, estoy segura de que no, pero también creo que en no mucho tiempo le encontraremos sus aplicaciones, por supuesto el de compañero de visjes es uno de ellos.
    la canción, un puntazo, Marcos, ¡te pierde la nostalgia!

    Comentario por Irene — 7 mayo , 2009 @ 12:04 am

  17. Yo también lo creo, Irene, a pesar de los pesares, acabaremos con un e-book entre las manos y, sinceramente, sorprende su precio, su capacidad y esa luz inexistente. Su mecanismo -me explicaron- es como el de aquellas pizarras mágicas que usábamos de niños, un tema de campos magnéticos, al parecer. ¡Dios, de nuevo, me pierde la nostalgia! ¡Me alegra que te guste el tema de la Radio Topolino Orquesta!, ¡un puntazo nostágico, sí!

    Comentario por Marcos Cadenato — 7 mayo , 2009 @ 12:21 am

  18. Ay, Marcos… Yo era una de las que si no imprimía, no leía a gusto, no consideraba mía la información. Creo que he superado esa etapa y la culpa la tiene un netbook chiquitín que es un encanto. Me he acostumbrado a ir con él y a leer con él (en la terraza, en la cama…). No es papel, pero tiene también un tacto suave. No huele como el papel, pero también desprende un aroma calentito.
    Creo que los e-books están más cerca de lo que suponemos. No van a sustituir a los libros de papel, pero van a ofrecernos alternativas de lectura nada despreciables.

    Comentario por Lu — 7 mayo , 2009 @ 8:06 am

  19. Hice la confesión, Lu, porque me parecía honesto por mi parte reconocerlo: me gusta el papel -y mucho-, pero no desprecio en absoluto las posibilidades que nos ofrecen los e-books; cada vez más cerca de nosotros, como dices. ¿Nostalgia, que me decía Irene en el comentario anterior? Seguro; nostalgia analógica del tacto, del olor, del papel, ¡ay, el papel!…

    Comentario por Marcos Cadenato — 7 mayo , 2009 @ 8:51 am

  20. Neuri ere papaera ikutzea eta usaintzea gustatzen zait, baina ikusita ikusitakoa zail da essaten zer gertatuko den idatzitako paperarekin.Liburu elektronikoek lekuaren abantaila dute eta agian liburuaren merketzea ekar dezake, hala ere, ni paper idatziaren artean hasita nagoenez, papera nahiago dut, baina prentsa digitala gero eta gehiagotan irakurtzen dut.

    Comentario por Jose manuel — 7 mayo , 2009 @ 9:14 am

  21. Nos comenta José Manuel que también le gusta tocar y oler el papel y que no sabe qué pasará con el papel escrito. El libro electrónico tiene sus ventajas -dice- pero prefiere el papel, aunque sí lee cada vez más prensa digital. Ba, erabat ados nago zurekin, gauza bera gertatzen zait, baina hemendik aurrera, auskalo!… Completamente de acuerdo contigo: a mí me pasa lo mismo, pero de ahora en adelante no sé lo que pasará, ¡adivina!

    Comentario por Marcos Cadenato — 7 mayo , 2009 @ 9:56 am

  22. Muchas gracias a todos los que habéis participado en esta sencilla reflexión: Carlos, Aster, Evaristo, Leonor, Patxo, Víctor, Joselu, Irene, Lu, José Manuel; gracias por enriquecer con vuestras aportaciones una agradable conversación entre amigos. ¡Hay que reconocer que el papel de la web 2.0 es vital! 🙂

    Comentario por Marcos Cadenato — 7 mayo , 2009 @ 9:59 am

  23. hola soy martha les envio un fuerte abrazo de quien les habla
    quisiera participar en su programa pero me es muy dificil porqueyo vivo en ecuador(guabo)
    nose si ustedes conozcan la ciudad de el guabo
    quisiera entablar una conversacion con ustedes
    por favor sigamos con este dialogo
    marthita.
    att.

    Comentario por marthita beltran espinoza — 11 junio , 2009 @ 1:24 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: