Tres Tizas

26 marzo , 2009

Relatos góticos

Filed under: Mide tus palabras, Te cedo la palabra — Etiquetas: — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Hoy ocupa el lugar de Te cedo la palabra, la voz, la palabra y el misterio de nuestra amiga y compañera Niée Hadar. Como si de un auténtico relato se tratara y gracias a los mágicos hilos de la red, se han tejido unos lazos de amistad y admiración entre todos nosotros. Los microrrelatos han unido a Tres Tizas y a Stat Rosa Pristina y tenemos hoy la suerte de poder disfrutar tres relatos de esta profesora de Castellano y Filosofía, Doctora en Educación, docencia e investigación en la Universidad Católica del Norte de Chile. ¡Todo un lujo, todo un misterio…! Muchas gracias, profesora; muchas gracias, Niée!

stat-rosa-pristina

El corazón de Percy

Cuando niño, buscaba yo fantasmas
en calladas estancias, cuevas, ruinas
y  bosques estrellados…
(Percy Shelley)

A Mary Shelley la tristeza le sentaba bien, le volvía más pálidas las mejillas y los labios más rojos. Ergo, su sombra abatida por el viento era un intenso retrato de belleza oscura, elegíaca, recorriendo obsesivamente la playa.

Cuando tres días después el mar le devolvió el cuerpo lívido e hinchado de Percy, ella tomó su mano con devoción para besarla, pero ésta se deshizo entre las suyas como si fuera de arena.corazonQué implacable era la muerte con el joven baronet de Sussex; amigo inspirado de Lord Byron y escurridizo amor infiel de Mary; qué cruel con su belleza e inteligencia, y cómo hubiese deseado ella que en tributo a vivir con el alma exacerbada, al menos los poetas fueran inmunes a la miseria de la muerte.

Sin embargo, la podredumbre urgía una rápida cremación, y fue en una playa de la Toscana que antes de inflamar en la pira el cadáver de su marido, ella pidió a sus amigos bardos que extrajeran del cuerpo el corazón amado, para conservarlo en formalina y dejarlo sobre su escritorio.

Fue un impulso, un deseo superior.

Y tenía sentido… ella siempre ambicionó con locura ser la  única dueña del corazón de Percy.

Asunto de Estado

Juana, la heredera de los reinos de Castilla y Aragón, quizás no tenía los ojos verdes, pero sin duda los celos sí, y no toleraba la idea de que Don Felipe gozara la belleza de otra mujer; con todo, su marido era un hombre apañado, y sus devaneos sólo terminarían al morir.

De ahí en más, Juana dirigió personalmente el traslado del cuerpo desde Burgos a Granada en una larga procesión que avanzaba sólo de noche, alumbrada por miles de cirios y antorchas.

estado

Ajena a las veleidades de la política, que volaron como cuervos sobre ella durante esos ocho meses, no hizo otra cosa que seguir el féretro, deteniendo a diario el avance para pedir que lo abrieran y comprobar que el archiduque seguía allí.

En vista que el duelo duraba demasiado, y tomaba un sesgo extravagante, el Cardenal Cisneros aconsejó tomar medidas precautorias, y en enero de 1509 Juana fue encerrada para siempre en Tordesillas.

Era un asunto de estado: Ella no gobernaría, porque no gobernaba sus deseos.

Y la reina destronada siguió vigilando al más bello,
siempre con la rosa de los vientos orientada
hacia sus ojos muertos.

Stravaganza

Londres, enero 21 de 1824

¿Por qué repites a los cuatro vientos que estoy loco, que soy malo y peligroso de conocer?

mascaras

Ya que es preciso ser indulgente con la propia falta de virtud, yo te diría, mi pequeño cordero, que sólo soy extravagante, incluso agregaría que lo soy en la justa medida para no morir de tedio en un mundo vulgar, lleno de hombres y mujeres predecibles y en ningún caso heroicos.

¿Irías conmigo a Missolonghi, mi mariposa seca? Probablemente encuentres allí algo de lo que buscas, tal vez la muerte aguardando en la marisma y, quién sabe, hasta es posible que puedas salvar tu belleza a tiempo de la decadencia.

Piénsalo, mientras te esfuerzas en arruinar mi dudosa reputación y la deseada prepara, para gente mala, loca y peligrosa como nosotros, su estandarte negro.

(Carta imaginaria de Lord Byron a su amante Lady Caroline Lamb, tres meses antes de morir en Grecia)

Niée Hadar

Créditos de las imágenes: http://www.si-educa.net/basico/img/cr/10a.gif, http://www.bancoimagenes.com, http://www.arteasturias.com.

8 comentarios »

  1. Fantástico el regalo que nos ha hecho, Niée, a los lectores de Tres Tizas. Muchas gracias. Maravillosos relatos, fantásticas historias y preciosas imágenes. Sólo puedo decir: gracias, gracias y gracias (por cada uno de los relatos). ¡Un placer reencontrarte y volver a leerte!

    Comentario por Marcos Cadenato — 26 marzo , 2009 @ 10:06 am

  2. Después de toda una tarde corrigiendo, tus relatos han sido un precioso descanso.
    Saludos desde Málaga

    Comentario por Ana Concejero — 26 marzo , 2009 @ 11:31 pm

  3. Da gusto que nos visiten personajes como Mary Shelley, Lord Byron… y Niée Hadar.
    Y nos evoquen la Toscana italiana, la Grecia de Missolonghi… y la República de Chile. Gracias, Niée.

    Comentario por Carlos — 27 marzo , 2009 @ 1:21 am

  4. Gracias a Patxo, Aster y Marcos, por darme la alegría de visitarlos y compartir historias con los lectores de Tres Tizas, un espacio de encuentro que sigo fielmente en la lectura.
    Gracias Ana, gracias Carlos.
    Saludos desde La Serena, y besos
    Niée

    Comentario por Niée — 27 marzo , 2009 @ 3:12 am

  5. Me gustan estos post que son un remanso literario en medio de la vorágine educativa. Te han cedido la palabra y tú nos has concedido el placer de saborear pequeñas-grandes historias.

    Comentario por Lu — 27 marzo , 2009 @ 12:54 pm

  6. La verdad, Niée, que tus visitas, al principio, nos dieron una nueva perspectiva de la Red. Nuestro círculo (geográfico y temático) estalló y nos dio una nueva dimensión del horizonte. Es bonito tenerte aquí ahora, ya tan cerca y poder disfrutar -y compartir- algunos de tus personales textos.

    Comentario por Patxo Landa — 27 marzo , 2009 @ 12:56 pm

  7. Pura delicatessen, Niée. Un placer leerte.

    Comentario por Aster — 30 marzo , 2009 @ 11:26 am

  8. […] Hoy ocupa el lugar de Te cedo la palabra, la voz, la palabra y el misterio de nuestra amiga y compañera Niée Hadar. Como si de un auténtico relato se tratara y gracias a los mágicos hilos de la red…  […]

    Pingback por Relatos góticos | Te cedo la palabra | S... — 9 febrero , 2014 @ 8:43 pm


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: