Tres Tizas

3 noviembre , 2008

Mi lata de galletas

Filed under: Como la vida misma, La lata de galletas — Etiquetas: , , , — Marcos Cadenato @ 9:10 am

Crédito de la imagen

Recientemente en la lectura de un artículo dominical, su autor me hizo recordar aquella caja de galletas en donde los niños de mi generación guardaban sus secretos: cromos, un yoyó, llaves, botones, canicas, postales, algunas monedas, fotos… y esto, precisamente, me dio la idea. Todos hemos tenido una lata en la que guardábamos nuestros tesoros y casi siempre había alguna fotografía 

Mi lata de galletas era una vieja caja de Colacao que aún conservo y que, por lo regular, contenía extraños objetos a los que aquel niño concedía un valor especial. Unos botones de nácar, unas viejas y oxidadas llaves, un yoyó, una Parker 21, algunos cromos de la Liga de aquel año, algunas monedas de perra gorda y de diez céntimos –¡ay, el euro!- y viejas fotografías familiares. Aquellas viejas cajas eran baúl, álbum, monedero, caja fuerte, plumier y secreter. ¡Todo en uno, como ahora!

Los que escribimos y leemos en blogs sabemos que las imágenes nos ayudan muchísimo a ilustrar un texto, pero también ofrecen problemas legales que, a menudo, se nos escapan a los docentes. Ya hemos abordado aquí en otras ocasiones el problema del tratamiento de las imágenes de nuestros alumnos, de imágenes que empleamos en las bitácoras y de cómo hay que usarlas. Nuestro compañero Aníbal de la Torre tiene una preciosa iniciativa en su blog: recopilar fotografías educativas o con mensaje educativo implícito de todo tipo siempre y cuando estén publicadas bajo licencias abiertas para el uso en la edublogosfera.

Conviene recordar aquí y ahora que existen lugares en los que se permiten una libre utilización de sus imágenes, siempre que se cite la fuente, eso sí. En un reciente y espléndido curso que he realizado en el Congreso de Internet en el aula, Inclusión de elementos multimedia en un blog tutorizado, del profesor Ángel Puente, hemos trabajado con imágenes de uso libre y hemos recordado algunas direcciones útiles:   

  • Galería de Aníbal de la Torre
  • Imágenes de Google
  • Flickr
  • Picasa
  • Panimages
  • Banco de imágenes y sonidos del CNICE
  • Mediateca de EducaMadrid
  • Stock xchng
  • MorgueFILE
  • Pixel perfect digital
  • La fragua del TIC
  • Wikimedia
  • CEFIRE
  • Entonces, y ahora más que nunca, las fotografías nos permitían retener el tiempo o hacerlo más nuestro. Este verano me explicaron en México que los indígenas mayas y sus descendientes no permiten al viajero ocasional tomar fotografías porque temen que su espíritu se vaya en esa imagen, que el viajero robe parte de su aliento vital. Esto, precisamente, es lo que pretendo que hagamos entre todos: rescatar una imagen de nuestro álbum y traer su espíritu a la memoria; acerquémonos a través de la imagen a realidades olvidadas, mundos paralelos o visiones parceladas.

    La lata de galletas es una nueva categoría de este blog para que metamos en ella nuestras fotografías más preciadas, sin problemas de autoría ni reconocimientos, fotos personales, familiares, viejas fotos, fotos actuales: nuestras fotos, nuestros recuerdos, nuestra vida…

    Desde aquí os invito a meter un trocito de vida en esa lata de galletas y a conservar viva la memoria, el recuerdo, la mirada sobre el mundo y sus objetos. Nuestra mirada… Ésa es la mía, bueno era la mía…

    Si queréis participar en esta nueva iniciativa tresticera, podéis enviar vuestras imágenes a trestizas@gmail.com. Gracias y ánimo, el invierno es largo…

     

    La lata de galletas

     

    Actualización 05-11-2008. Mientras decidimos qué soporte es el más idóneo (Picasa, Flickr, Fotolog, un mashup…) y, a petición de algunos lectores, abrimos un Fotolog, con los siguientes datos: nombre de usuario: lalatadegalletas y su contraseña: trestizas3.

     

    La lata de galletas

     

    Marcos Cadenato

    Anuncios

    22 comentarios »

    1. La iniciativa es interesante. A veces uno duda si poder utilizar imágenes de libre circulación por internet, y piensa que lo que libremente circula es posible apropiárselo citando la procedencia. A mí no me importaría que utilizaran mis fotos que tengo colgadas en flick. La verdad es que me da igual. Parece que sugerís el envío de fotografías personales para incluir en la lata de galletas de Tres tizas. Como dices, el invierno es largo y está comenzando. Por cierto, tenías aspecto de ser un niño muy aplicado. Un cordial saludo.

      Comentario por Joselu — 3 noviembre , 2008 @ 2:02 pm

    2. Me temo que lo era, Joselu, lo era… Sería interesante tener en nuestra lata de galletas -la de todos los lectores de Tres Tizas– fotografías o imágenes personales, educativas, fotos de reuniones, de viajes, de familia, de paisajes, de personas, de objetos… Aquellas fotos que nos parezca que tienen algo especial -por los motivos que sean- y que de, cuando en cuando, nos gustaría compartir con los demás. Las fotos que enviéis aparecerán en el blog La lata de galletas para disfrute general. Ésa es nuestra intención y nuestro deseo. Muchas gracias por tu visita.

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 2:20 pm

    3. Muchas gracias, Marcos, porque he de confesar que al principio de mi actividad en la blogocosa me saltaba olímpicamente el tema de la legalidad… Sin mala intención, que conste; pensaba que se trataba de un simple compartir en la Red. Siempre que las conocía, indicaba las fuentes, pero no me preocupaba más de la cuestión de derechos de autor.
      Tampoco estoy especialmente interesada en la fotografía, pero si puedo colaboraré y deseo que tenga éxito esta iniciativa de crear un repositorio.

      Un abrazo.

      Comentario por Leonor Quintana — 3 noviembre , 2008 @ 2:31 pm

    4. Aunque tras el uso de las imágenes en las bitácoras haya un cierto vacío legal y un desamparo real, creo que siempre que se pueda, debemos citar la fuente de la imagen porque es de justicia y porque no cuesta nada. Gracias, Leonor, por tu visita y contamos con tu segura participación fotográfica en Nuestra caja de galletas. ¡Ay, qué recuerdos más gratos me traen los paisajes griegos! 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 3:07 pm

    5. A un metro escaso del ordenador está mi lata de galletas, de Cola-Cao por supuesto. No he podido resistir la tentación y me he asomado un ratito a mi pasado: y tengo, ¡cómo no!, una foto semejante, repeinado y con el libro delante, el yoyó, mi primer zippo y… ¡unas cartas de amor! Marcos, esto no se le hace a un amigo.
      En cuanto pueda saco una foto de la lata y escaneo la del niño que me interroga con su mirada desde el pasado… remoto, ja.

      Comentario por Carlos — 3 noviembre , 2008 @ 3:54 pm

    6. Las niñas (mi hermana, mis amigas y yo, por lo menos) teníamos un joyero en el que cabía todo. Además, tenía doble fondo, que era donde guardábamos los mensajes de amor que no nos atrevíamos a mandar y que doblábamos con primor de coleccionista.
      ¿Qué se habrá hecho de mi joyero? Ahora no es más que un recuerdo (tridimensional, diría).
      Contad conmigo, con una colegiala con coletas.

      Comentario por Lu — 3 noviembre , 2008 @ 5:06 pm

    7. Pues nada, amigo, regresemos al pasado, recreemos el presente y repensemos el futuro. La caja de galletas espera impaciente esa foto que nos retrata a toda una generación de niños repeinados en blanco y negro y desea un mundo de imágenes en color pasado, presente y futuro.
      Interesante eso de las cartas de amor: ¿necesitas editor? 😉

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 5:08 pm

    8. ¡Qué curioso, Lu! Parece que la caja de galletas de los chicos era el joyero con doble fondo de las chicas. Parece que este post, nota o artículo 😉 está removiendo el pasado, nuestros recuerdos y nuestra memoria. Parece que esa colegiala con coletas tiene que estar en esta Nueva caja de galletas. Parece que… ¡muchas gracias!

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 5:16 pm

    9. Me traen muy buenos recuerdos esas cajas de secretos, de recuerdos, de
      galletas. Buena iniciativa también la de Anibal de la Torre.
      Aporto mi pequeño grano de arena a tu colección
      de lugares donde hay fotografías “libres” y cosas por el
      estilo, dejo aquí el enlace: http://lafraguadeltic.wordpress.com/imagenes-y-clip-art/
      Saludos

      Comentario por Martín Núñez — 3 noviembre , 2008 @ 5:41 pm

    10. Muchas gracias, Martín, por tu gran aportación al banco de imágenes libres que vamos a hacer entre todos. Precisamente hoy también he recibido un e-mail de otro compañero nuestro, Joan Sedeño, que me proporciona otras dos direcciones interesantes: Wikimedia y CEFIRE. Añado todas a mi pequeño listado. ¡Gracias de nuevo por tu visita!

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 10:04 pm

    11. Tengo el teclado bañado en lágrimas, buah, buah… quiero mi cajaaaaa.
      De aquella caja en la que se almacenaban cortezas de árbol, posavasos, servilletas y azucarillos de bar, piedras, conchas de almejas, tapones, billetes de tren, etc. ya solo quedan algunos papeles perdidos en una carpeta en el fondo de un armario. Como decía Quevedo, nos une la cuna y la sepultura, la caja de galletas y el síndrome de Diógenes. Qué le vamos a hacer…

      Comentario por Antonio — 3 noviembre , 2008 @ 11:23 pm

    12. Sécalo, Toni, sécalo, no vaya a ser que perdamos la conexión 🙂 y deja de llorar por aquella caja; hoy tienes esta otra donde te ofrezco la posibilidad de guardar tus nuevos tesoros: imágenes de posavasos, de cortezas de árbol, de azucarillos, de conchas o billetes de tren… ¡Imágenes, sí! No es lo mismo, pero tendrá algo de muchísimo valor: será nuestra caja, la de todos nosotros. ¡Cuento con tu colaboración! Gracias.

      Comentario por Marcos Cadenato — 3 noviembre , 2008 @ 11:47 pm

    13. Miedo me da…
      Uno toma conciencia de los años: “se pondrá el tiempo amarillo sobre mi fotografía”.

      Un abrazo, Marcos.

      Comentario por Aster Navas — 4 noviembre , 2008 @ 10:06 am

    14. Así es, Aster, pero antes de que ese tiempo se ponga más amarillo, lo que proponemos es que lo rescatemos -¡qué ironía!- de su propias garras y le devolvamos el color y el calor que tuvo -o tiene- en nuestra colectiva lata de galletas. Contamos también con tu participación. Gracias.

      Comentario por Marcos Cadenato — 4 noviembre , 2008 @ 11:19 am

    15. Ante todo, gracias por la enumeración de recursos, no conocía algunos y me los apunto.
      También me apunto al blog fotográfico ( es un fotolog? ) si puede servir para tener muestras de tantas actividades educativas como realizamos.
      En cuanto al ramalazo nostálgico de la cosa, no sé si hoy quiero entrar o pasar de largo porque aunque la canción diga “Que 20 años no es nada…” se van notando.

      Comentario por marimar — 4 noviembre , 2008 @ 3:31 pm

    16. Sin duda, Marimar, los años se van notando, pero este ejercicio de nostalgia que estamos haciendo todos es muy tierno: a todos se nos han removido ciertos recuerdos al ver imágenes o recordar aquellas viejas latas de galletas. Gracias por participar. Esperamos tus imágenes.

      Comentario por Marcos Cadenato — 4 noviembre , 2008 @ 4:21 pm

    17. Menudo post y menudo ejemplo de interacción blogosférica!
      Haciendo referencia a lo de los indígenas mexicanos yo sé que en los trekings del Himalaya los serpas están deseando que les saques fotos porque luego se ven en los artículos y las guías de viajes que traen al año siguiente otros montañeros y eso es para ellos algo importante. Me quedo con esa idea, la de la imagen sin ningún tipo de perversión. Aunque me han hecho ver fantasmas todavía no soy capaz de ver ni la maldad ni su peligro.
      Marcos, igual lo del fotolog que comenta Marimar es interesante y nos queda un trabajo colaborativo innovador y divertido. Es como cumplir el deseo de Amelie y devolver al niño Bredoto su cajita de juguetes…

      Comentario por Patxo — 4 noviembre , 2008 @ 4:45 pm

    18. Muchas gracias, Patxo, y ¡gracias a todos los que habéis leído y, sobre todo, escrito un comentario! No sé cuál es el mejor soporte para esta idea colaborativa que ahora se aloja en un blog: una cuenta en Picasa, en Flickr, un Fotolog… pero que, a diferencia de los mayas -y como los serpas que comentas- deseemos todos guardar nuestras imágenes en esa latita común. Así sea…

      Comentario por Marcos Cadenato — 4 noviembre , 2008 @ 6:36 pm

    19. Estoy entusiasmada con esta entrada. Me he ido corriendo a subir mi “similfoto” porque no tenía ni idea de cómo funciona Fotolog, no he podido, el máximo diario es una fotografía. Pero la tengo preparada, así es que os la envío por correo. Le tengo mucho cariño a esa foto. Tengo todas mis fotos antiguas escaneadas, ese archivo inmenso de imágenes es mi caja de galletas de ahora, fruto del tiempo de una larga baja por enfermedad. ¿Y si hacéis una orla con fotos de la escuela de los que por aquí pasamos?

      “Recuerdos” para todos.

      Comentario por Loly — 6 noviembre , 2008 @ 11:11 pm

    20. Muchas gracias, Loly, por tu visita y por tus palabras. Todos hemos sonreído con cierta complicidad al vernos en blanco y negro hace… Y sí, uno de los problemas de Fotolog es que el gratuito es muy rácano: sólo una foto diaria. De momento, recurriremos al correo y yo las iré colgando poco a poco. Te lo recuerdo: trestizas@gmail.com. Gracias y recuerdos a todos, también.

      Comentario por Marcos Cadenato — 7 noviembre , 2008 @ 12:16 am

    21. Después de una semana dura de trabajo, en la que no he podido ni blogear ni escuchar a Zayas, ni cenar con amigos…, me encuentra con esta caja de sorpresas. Gracias, Marcos, por ese baño de nostalgia. Yo, como soy una romántica empedernida, disfruto mucho con estas cosas. Verte tan mono ahí en blanco y negro, emociona; si que tenías pinta de niño formal… Por supuesto que me apunto al Fotolog. De momento no tengo escanedas fotos de pequeña pero iré mandando otras que sean significativas para mí; la fotografía es una de mis aficciones favoritas.

      Comentario por Irene — 7 noviembre , 2008 @ 8:05 pm

    22. Muchas gracias, Irene, entre todos tenemos que llenar esa caja de galletas con imágenes que sean importantes para nosotros, no sólo nostálgicas sino también fotos de nuestros viajes, nuestras aficiones… Nuestras fotos, fotos compartidas, en definitiva. Pues ese niño en blanco y negro disfrutaba hace muchísimos, muchísimos años en los columpios de esos patios de dios… 🙂

      Comentario por Marcos Cadenato — 8 noviembre , 2008 @ 1:38 pm


    RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

    A %d blogueros les gusta esto: