Tres Tizas

21 mayo , 2008

ApreHender

Filed under: PRL — Etiquetas: — Aster Navas @ 1:00 pm

“El mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre y para nombrarlas había que señalarlas con el dedo”

G. García Márquez, Cien años de soledad.

En Viajes por el Scriptorium, de Paul Auster, el protagonista se despierta cada mañana en una curiosa habitación donde cada objeto aparece bautizado con su correspondiente post-it. Algo igual de inquietante ocurre en Macondo cuando sus habitantes, entregados al olvido por la enfermedad del insomnio, deciden apuntalar la realidad empapelándola: “esto es una vaca; hay que ordeñarla cada día…”

Iuri y Diego -lo mismo les ocurrió a Rebeca y a Marioly el año pasado- acaban de aterrizar en Abadiño. De repente -resulta difícil de explicar pero es así…- la pasta se ha empezado a llamar karpeta, el quadro, arbela y la caneta, boligrafoa. Una metamorfosis similar ha experimentado la ropa, el mundo. Hasta el tiempo -ya no se dice seconda sino asteartease mide con otras palabras.

Necesitan urgentemente aprehender una realidad que se les escapa. Deben hacerla suya, apropiarse de ella progresivamente. En un primer momento, replegados sobre sí mismos, necesitarán el léxico más imprescindible; poco a poco se abrirán al aula, al centro, al barrio.

Para ese diccionario visual buscamos en un principio imágenes en la Red. El ejercicio funciona, sin embargo, mucho mejor cuando ellos son fotógrafos y objetivo de sus propias fotografías: son sus libros, sus manos, sus zapatillas, sus pupitres…

La base de cada PPT será siempre la lengua materna de los alumnos. Estos salen de su aula de referencia en las horas de euskera e informática: planteando una actividad de este tipo, abordamos ambas programaciones.

Aster Navas

11 comentarios »

  1. Aster, la propuesta didáctica es genial, es como si una mañana el maestro de lengua y sus alumnos despertaran como lo hizo el poeta del manifiesto de Vicente Huidobro “después de una noche de preciosos sueños y pesadillas” y gritaran a la realidad “Non Serviam”, ese grito de rebeldía los obligaría a nombrarlo todo de nuevo, a nombrarlo por primera vez de un modo distinto. Yo digo que nombrar las cosas es el mejor juego constructivista, uno de los más radicales que pudiéramos ofrecer en el aula y también el menos inocente.

    Cariños,

    Comentario por Niée — 21 mayo , 2008 @ 5:12 pm

  2. ¡Fantástico el dicccionario visual! Me lo apunto para el curso que viene, porque he utilizado fotografías hechas por ellos en la clase de PRL como se ha visto y se verá aquí, pero no para realizar vocabularios y diccionarios. Sí, es cierto: algo así tienen que sentir nuestros alumnos EMIGRANTES, RECIENLLEGADOS, RECIÉN LLEGADOS, ETORRI BERRIAK, NOUVINGUTS… si es que.. -como nos recuerda Niée-: Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus…

    Comentario por Marcos Cadenato — 21 mayo , 2008 @ 5:32 pm

  3. Gracias, Niée.
    Hay una escena de lo más elocuente en la película de animación “Monstruos” de Pixar. Mike le reprocha a Sulley que haya puesto nombre -Boo- a la niña. Hasta ese momento todo hubiera tenido arreglo pero desde ese instante…
    Nombrar. ¡Ni lo nombres!
    “De la rosa original sólo nos queda el nombre…” Stat rosa…

    En fin. Besotes.

    Comentario por Aster Navas — 21 mayo , 2008 @ 6:30 pm

  4. Gracias, Marcos.
    “sólo nos quedan… nombres ¿desnudos…?
    Lo olvidadito que tengo mi latín… Y el bueno de Don Santiago Segura jubilado…
    En fin.

    Comentario por Aster Navas — 21 mayo , 2008 @ 6:31 pm

  5. Así es Aster, Marcos, Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus… bonitilla cosa el latín para correr el riesgo de mirar los nombres desnudos de lo original, claro si es que logramos recordar las lecciones y las eternas declinaciones.

    Por cierto, qué bien se oye eso de etorri berriak, sonoro y asombrado. Joé mi age, las lenguas, si da gusto vivir en Babel.

    Cariños,

    Comentario por Niée — 21 mayo , 2008 @ 9:33 pm

  6. Con permiso y sentido homenaje a Don Santiago Segura Munguía: Stat rosa pristina nomine, nomina nuda tenemus” (De la primitiva rosa sólo nos queda el nombre, conservamos nombres desnudos).

    Comentario por Marcos Cadenato — 21 mayo , 2008 @ 10:34 pm

  7. Nomen, omen

    El nombre hace la cosa. Aprender la lengua es aprehender al realidad. Curiosamente, el mismo verbo contiene este otro: “Hender”, abrirse paso entre la muchedumbre.
    Acertadísimo el título y la propuesta.

    Comentario por Lu — 21 mayo , 2008 @ 11:27 pm

  8. ¡Menuda propuesta! Completa y deliciosamente explicada. Esto no tiene fin.

    Comentario por Patxo Landa — 22 mayo , 2008 @ 9:00 am

  9. Servidor, Marcos, tiene un poco oxidadas las lenguas clásicas.

    Gracias.

    Comentario por Aster Navas — 22 mayo , 2008 @ 10:34 am

  10. Siempre persiguiendo los nombres: lo mal que lo pasamos cuando nos quedamos -o nos dejan- sin palabras; el empeño -la necesidad, el instinto- que ponemos en buscar un nombre para lo que sentimos.

    En fin.

    Besotes.

    Comentario por Aster Navas — 22 mayo , 2008 @ 10:38 am

  11. Gracias, Patxo.
    ¡Cómo me lo pasaba yo jugando a las canicas: botxo, pititako…!

    En fin.

    Comentario por Aster Navas — 22 mayo , 2008 @ 10:39 am


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: