Tres Tizas

30 abril , 2008

Sobre héroes y tumbas

Filed under: ESO — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 12:00 pm
“Olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.”
A. Machado

Es raro que no hayan protagonizado algún cuento didáctico, algún apólogo en que al lector se le alerta sobre las nefastas consecuencias de precipitarse o fiarse de las primeras impresiones.
No; no entiendo cómo se le ha podido pasar -la ocasión la pintan calva- a Don Juan Manuel, a Iriarte o al mismo Coelho un relato tan educativo. Porque las mimosas -estarán conmigo- son un ejemplo proverbial de imprudencia. Las muy incautas se dejan seducir por las falsas caricias del Febrerillo loco y así les va: Marzo y Abril les han dado -interminable invierno…- para el pelo y sólo ahora -se las intuye desde el aula de 4. C- se atreven, tímida y desengañadamente, a amarillear de nuevo.
Seamos positivos: si la primavera ya ha tomado al asalto El Corte Inglés, más pronto que tarde se subirá al tren en Bolueta y -juraría que era la muchacha de ojos claros y coleta vaporosa con la que hoy he compartido vagón- se plantará en Abadiño. De hecho, las laderas del Udalaitz lucen ya un verde más que premonitorio y, al atardecer, la crestería del Anboto se sonroja con una intensidad elocuente.
Es, sin duda, el momento -lo noto en el aire- de convertir nuestro Departamento en una Agencia de Viajes: el buen tiempo, que suele acompañar el último trimestre, nos permitirá incentivar la lectura con una actividad complementaria.

(more…)

Anuncios

28 abril , 2008

Universo Cervantes

    

Crédito de la imagen: http://www.spanischkurs-alicante.com/images/logos/Dele.jpg

      El instituto Cervantes es conocido por la defensa y promoción que realiza por todo el mundo de la cultura y lengua españolas. Más de 500 millones de personas hablan esta lengua milenaria y que, según sea el punto de vista, ocupa los tres o cuatro primeros lugares de las listas de lenguas más habladas en el mundo. El Instituto Cervantes es en el ámbito del español lo que el Google a Internet: un auténtico universo, aún por descubrir…

          Recientemente esta institución han inaugurado un canal de television, que se une a su emisora de radio y a su completísima página web; en la más pura actualidad también abrió su sede virtual en Second Life. Interesantes, desde luego, son también su Centro de documentación y bibliotecas, la Biblioteca Virtual, el Centro Virtual Cervantes (CVC), el Aula Virtual de Español y sus numerosas publicaciones, revistas, congresos, actividades culturales e información sobre la lengua de Cervantes. Todo un caudal informativo al alcance de la mano o de un clic.

          Sin embargo, aquí, queremos dedicar una mención especial a uno de los rincones de este Universo Cervantes: los Diplomas de Español como Lengua Extranjera (DELE), una verdadero tesoro para los profesores de Español como segunda lengua, como refuerzo lingüístico o como recurso para cualquier profesor de castellano. Es, sencillmente, espléndido. Escondido entre sus múltiples propuestas e innumerables páginas podemos encontrar estos diplomas, auténticas joyas para el profesor de Lengua.

          Los modelos de exámenes de estas pruebas constan de un apartado escrito y de otro oral. Tanto uno como otro son ejercicios escolares extraordinarios y que nuestra Digestión de la boa quiere presentaros y recomendaros. Las dos convocatorias anuales que realiza el IC están publicadas desde el año 2005, en sus tres niveles (inicial, intermedio y superior), así que el número de actividades que se pueden utilizar es elevado y variado. Puede obtenerse un modelo de examen en versión facsímil electrónico (formato PDF).

          La estructura del examen es muy completa: consta de cuatro pruebas:

I. Interpretación de textos escritos
II. Producción de textos escritos.
III. Interpretación de textos orales.
IV. Conciencia comunicativa.

Cada una de estas partes contiene materiales muy útiles para la clase de Lengua.  Por poner un ejemplo, veamos la última convocatoría (10 de noviembre de 2007). Merece la pena ser minucioso, en este caso. En el apartado de interpretación y producción de textos escritos escritos encontramos: un ejercicio de comprensión de un texto largo con 3 preguntas de test; 7 textos breves con una pregunta de comprensión y un texto grande con 10 preguntas sobre él. La parte de producción de textos escritos: rellenar un formulario y elegir entre escribir una nota a un amigo o una carta con un propuesta de fin de semana. El segundo apartado es la interpretación de textos orales y conciencia comunicativa y presenta: 10 diálogos breves con tres posibles respuestas cada uno de ellos, 10 diálogos muy breves en donde el alumno elige después la imagen que mejor se adapte a la conversación; un ejercicio de comprensión con una grabación informativa y una conversación entre dos personas. Finaliza la prueba con un test en el que el alumno elige la respuesta correcta (entre tres) a una situación de comunicación oral real, una prueba en la que debe sustituir la palabra indicada en 10 frases por otra que tiene en un cuadro y, por último, rellenar las palabras que le faltan a un texto con una de las tres que se le ofrecen.

          Por si esto no fuera poco, el profesor cuenta además con: la transcripción de la prueba de interpretación de textos orales, el material sonoro de cada una de las partes de la prueba sonora y la clave de respuestas. ¿Se puede pedir más? Si tenéis alguna duda sobre la validez o no del material os invito a que lo comprobéis y luego nos lo hagáis saber en este mismo rinconcito. Si alguno de vosotros quiere experimentar en propia carne lo que sienten nuestros alumnos en estas pruebas y dispone de un poquito de tiempo, le invito también a que se rete y realice la prueba de nivel que nos brinda el Instituto Cervantes desde su universal portal de informaciones, recursos y productos multimedia. ¡Que los disfrutéis!

Marcos Cadenato

25 abril , 2008

Te cedo la palabra. Post de Ana Concejero

Filed under: Como la vida misma, Te cedo la palabra — Etiquetas: , , — Patxo Landa @ 12:59 pm

La Red anuda hilos que la convierten en la más poderosa de las cuerdas. La génesis de uno de estos nudos es el comentario que Ana Concejero, profesora de Inglés en el IES La Rosaleda de Málaga, nos dejó en uno de los primeros post de Tres Tizas. Desde entonces, nos leemos y las coincidencias en el estilo y en las intuiciones didácticas han hecho que pensemos en ella como la profesora ideal para inaugurar una nueva categoría: cedo la palabra, en la que otros colegas presentarán sus actividades de lengua con “un toque TIC” o reflexiones sobre la actualidad educativa.

El objetivo prioritario de este proyecto es conseguir que los alumnos practiquen inglés fuera del aula, en una situación real.

Nuestro alumnado tiene un gran sentido del ridículo y mucho miedo a equivocarse sin querer admitir que cuando nos equivocamos estamos también aprendiendo. Por ello, a raíz de una práctica en clase pensé que hacer una encuesta en el aeropuerto podría ser un actividad positiva y motivadora para todos. Hablarían con gente de habla inglesa, practicarían lo que estaban estudiando en clase y se enfrentarían a una situación real donde tendrían que defenderse en otro idioma distinto al suyo.

No me equivoqué, aprendieron y la percepción que tenían sobre sí mismos mejoró: se dieron cuenta de que comprendían más de lo que ellos creían y se sorprendieron al ver que los demás les entendían cuando hablaban en inglés.

Busca en el wiki toda la actividad

Nota: Gracias sinceramente por dejarme formar parte de esta estupenda caja de tizas de colores. Todo un lujo.

Ana Concejero

23 abril , 2008

Tres milímetros

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 12:00 pm



La soledad es mala consejera”

José María Sbarbi, Proverbios y refranes

Crédito de la imagen: http://www.cnice.mec.es

Últimamente, amor, nadie me llama.

He buscado por si acaso mi nombre en la guía. Estoy -fíjate bien- en la cuarta columna de la página trescientos cuarenta y cinco: GARRIDO, Juan José.

Tres milímetros más abajo he tropezado contigo: GARRIGAS, Marta. No te conozco de nada pero me ha parecido ver en esa proximidad la mano del destino.

He marcado intrigado tu número. No he sabido qué responder a tu dígame: Lo siento. Tan sólo estaba comprobando -a veces es tan equívoca- la realidad.

He mirado la dirección y vives dos calles más arriba; según el buzón de tu portal en un tercero luminoso.

No me ha quedado más remedio -compréndelo- que sitiarte: emboscarme en el bar de enfrente hasta memorizarte; apostarme en el rellano hasta enamorarme. Tu marido -convéncete: esta misma mañana te ha dado un beso tan neutro…- te quiere menos que a mí mi esposa.

Al volver a casa ha sonado por fin el teléfono: GARMA, Claudia. Tan sólo -se ha disculpado- quería comprobar la realidad: últimamente nadie le llama.

Le he asegurado -no te preocupes- que eras la mujer de mi vida. ¡Cachis! ¡Por tres milímetros…! -ha dicho y ha colgado. Parecía despechada: seguro que había visto en el alfabeto el inconfundible dardo de Cupido.

¡La muy tonta!

Aster Navas

21 abril , 2008

Aún nos queda la palabra

Filed under: Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , , — Marcos Cadenato @ 1:00 pm

    

Crédito de la imagen: http://farm2.static.flickr.com/1434/552756207_fe59bf47c8.jpg   

  A menudo los profesores solemos demostrar que somos un colectivo muy poco solidario; bueno, en el supuesto caso de que seamos un colectivo. Nunca he tenido la sensación de pertenecer a un gremio profesional, menos aún he sentido el corporativismo, probablemente porque nunca me ha hecho falta (o en muy poquitas ocasiones). Sin embargo, cuando pintan bastos, creía que, a pesar de nuestra educación, correctas maneras y bien dispuesto talante, cuando hay que dar un buen golpe encima de la mesa, pues, pensaba -digo- que se daría sin mayores problemas, faltaría más. Pues, no, amigos míos, no es éste el caso. Con alguna pequeñísima excepción, aún no he oído ningún golpe, sólo silencio.

     Cualquier persona que esté un poco al tanto de los acontecimientos en el mundo educativo vasco, se dará cuenta de que o se entienden muy poco o no se entienden nada. Cualquiera que esté medianamente bien informado de la realidad educativa vasca estará desayunando últimamente -junto a su café y su croissant- una porción de mala leche, indignación, desesperanza y desasosiego. Catedráticos, funcionarios, propietarios, propietarios en expectativa, desplazados, en comisión de servicios, de baja, interinos, sustitutos, privados, concertados, de ikastolas, no importa la situación administrativa y a qué red se pertenezca para poder mostrar extrañeza, indignación y silencio. “Los sindicatos lo verán“, -supongo que piensan muchos-, “los sindicatos no lo van a permitir“, -confiarán otros-. No lo entiendo, sinceramente. No entiendo este silencio persistente en temas tan importantes y tan delicados para la Educación. Los profesores callamos. Los profesores casi nunca tomamos la palabra. Nuevo silencio.

    Es exactamente igual por dónde cojamos el ovillo. Los resultados son los mismos. Nada ha estado tan políticamente comprometido como hasta ahora. Nada ha estado tan a punto de estallar como hasta ahora. Elecciones permanentes, legislaciones durísimas que se tratan de pactar sea como fuere, decretos de dudosa legalidad que inquietan permanentemente a la comunidad escolar, derechos de los euskaldunes conculcados, derechos de los castellano-hablantes en la cuerda floja… Este es el caldo de cultivo en el que un profesor de secundaria como yo desarrolla su labor diaria. Junto al ordenador, papeles, apuntes y libros, hay un montón de novedades, completamente ajenas a nuestras voluntades, pero que cuando entren en vigor nos afectarán a todos de una manera absoluta. Silencio. 

    Estoy colegiado, pero mi Colegio de Licenciados no me representa en estos casos; estoy sindicado, pero nadie me ha pedido mi opinión en muchos de los temas que ahora mismo me preocupan a mí y muchísimos profesores de la red pública, privada y concertada. Mi medio de información es la prensa diaria; las informaciones que llegan a los centros son contradictorias, imprecisas, falsas o, sencillamente, inciertas e inexactas. Se trata de mantener la tensión en los claustros, promover la desinformación y fomentar el desencanto y la desilusión.

    Profesores de la pública callados, pero indignados; profesores de la privada concertada exigiendo una justa equiparación; profesores de ikastola exigiendo su financiación plena; políticos que parecen pretender comprar voluntades; informes con los que se pisan unos a otros; padres preocupados y exigiendo sus derechos; modelos lingüísticos que van a desaparecer; lenguas que dejarán de usarse en el aula; mapas escolares por construir; institutos que se disgregan; edificios que desaparecen; Leyes Orgánicas de Educación que entrarán en vigor próximamente, el decreto de Derechos y Deberes, equipos directivos en prórroga indefinida, la Ley del Sistema Educativo Vasco en  capilla… Silencio.

     Con el poeta, -y en este caso sólo pido la palabra- quiero manifestar desde este rinconcito de la blogosfera que ya no puedo más, que no entiendo nada, que por no saber ya casi ni sé quién soy, ni qué hago exactamente en este trabajo y, por supuesto, qué expectativas puede tener un profesor en los próximos años y cuál es la travesía por el desierto que le queda por recorrer. Y lo más triste y desalentador: sólo oigo silencio… Así las cosas, me vienen a la memoria aquellas palabras del fundador de los jesuitas: “En tiempos de tribulación no hacer mudanza“. Lo cierto es que en este desierto de la palabra, las bitácoras se me antojan verdaderos oasis en los que beber unas gotas de solidaridad, colaboración y, sobre todo, de palabra, de voz, de voces…

Marcos Cadenato

18 abril , 2008

Alumnos XXI

Filed under: Como la vida misma — Etiquetas: , , — Patxo Landa @ 1:00 pm

El desinterés por la cultura escolar se abate sobre los pupitres. Esto impide cualquier desarrollo cognitivo en los alumnos más allá del natural proceso evolutivo de madurez que le es propio a su edad, y en consecuencia, el avance en cualquier tarea metalingüística y comunicativa es imposible. Se puede concluir de todo lo anterior, además, que no es que los alumnos no comprendan sino que ni escuchan, ni leen con atención. No es que escriban mal, es que no les compromete hacerlo con gusto. Así nunca podrán mejorar su metacognición que debe ser, junto con el trabajo en valores y el placer por la comunicación y la cultura, el objetivo de la ESO en la actualidad.

El correlato del profesor XXI es el alumno XXI que en la ESO y en las áreas de Lengua debe definirse idealmente con los siguientes rasgos:

  • Debe ser un lector que escribe. (Me valen todos los adjetivos positivos que lo califican)
  • Maneja varios registros y los ajusta en las diferentes situaciones comunicativas.
  • Tiene preocupación por los problema sociales actuales (convivencia, inmigración, ecología, violencia…) y por la cultura, especialmente por sus manifestaciones más modernas.
  • Asume las ventajas del uso de la memoria de aprendizajes lingüísticos significativos.
  • Participa en las propuestas escolares (teatro, periódico, debates, concursos, tutorías…) de forma crítica y positiva
  • Conoce sus carencias lingüísticas y acepta negociar las propuestas que los implicados en su proceso educativo le hacen saber para solventarlas, asumiendo con naturalidad su imperfección y la de los otros.
  • A la hora de expresarse, se siente aceptado en el gran grupo y reforzado en su grupo de amigos.
  • Debe atisbar ya su “competencia ligüística subyacente” percibiéndola como la base de una beneficiosa realidad plurilingüe en desarrollo.
  • Acepta el potencial de su sentido creativo como impulsor de su desarrollo personal: “es difícil vivir de la poesía, pero escribir poesía me ayudará a vivir”

Curiosamente me falta el punto diez para que sea un decálogo, pero puedes incluirlo tú en los comentarios.

Patxo Landa

16 abril , 2008

No se vayan: volvemos en veinte segundos.

Filed under: ESO — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 12:00 pm

Razones tiene el corazón que la razón no entiende

A estas alturas del curso, ya hemos visto y analizado buena parte de las formas discursivas. Nos queda sí, la argumentación.

Argumentar, defender un punto de vista, persuadir, disuadir son competencias imprescindibles en esta vida: continuamente recurrimos a la argumentación, buscamos la forma de seducir y convencer al otro. Quien no convence va listo; quien no llora no mama…

Claro que no siempre nos vende la moto quien más razones tiene; ni siquiera cuando éstas, objetivamente, sean las más poderosas. Buena parte de esta forma discursiva se apoya en la subjetividad, en la afectividad.

Excelentes ejemplos de argumentación subjetiva se encuentran en los anuncios: numerosas son las ocasiones en que recordamos el spot y olvidamos el producto que se anunciaba en él.

En esta actividad los alumnos propondrán a sus compañeros un comercial. Divididos por parejas rastrearán en Youtube hasta encontrar uno que pueda ser candidato al Oscar de la Academia de 3. ESO- B.

Luego, tirando de cañón o de pizarra digital, dilucidaremos qué idea defiende cada uno de ellos, en qué argumentos apoya su exposición y, sobre todo cuál, por factura y poder de convicción, damos por ganador.

He aquí los nominados:

1- Oihane; Iraide

2- Iker; Igor

3- Rebeca; Marioly

4- Saida; Xabier

5- Oier; Aitor

6- Pablo; Arkaitz

7- Óscar; Rubén

8- Javier; David

9- Amaiur; Ander

10- Onintza; Arantzazu

11- Verónica; Laura

And the winner is

Y, en fin, para que probéis en vuestras carnes -os imagino talluditos y talluditas como un servidor- las armas de esta sibilina argumentación:

No se me peguen; hay cocacolas para todos.

Aster Navas

14 abril , 2008

Voces del mundo

Filed under: PRL — Etiquetas: , , , , , , — Marcos Cadenato @ 1:00 pm

          De mi último post sobre diccionarios y vocabularios entresaco algo que ha sido destacado por algunos de los lectores de Tres Tizas y que por mucho que se insista, nunca será suficiente: el profesor de Lengua –cualquier profesor- no puede permitir que los alumnos olviden su lengua materna, hecho que recomiendan todos los expertos en segundas lenguas. No hace demasiado tiempo, se recomendaba que el alumno en el aula no utilizase en ningún momento su lengua materna e incluso se animaba al profesor que impidiese su empleo. Afortunadamente la teoría ha cambiado y la práctica también.

          Decía Don Miguel de Unamuno “Filología es filosofía” y recuerdo ahora que un antiguo profesor universitario nos explicaba en su día que las lenguas “son gafas que nos permiten ver el mundo de una manera determinada”. En pleno Tratamiento Integral de la Lenguas (TIL) parece necesario replantearse la manera en que afrontamos nuestro trabajo con alumnos cuyas lenguas maternas no son las lenguas curriculares, máxime cuando son dos o tres las lenguas que tienen que aprender. Son muchas las filosofías y muchas las gafas y las monturas que podemos utilizar para captar la realidad.

        En las comunidades bilingües además del castellano, cualquier alumno estudia euskera e inglés, es decir, un adolescente debe acreditar un conocimiento mínimo  de tres lenguas en la ESO. Es por esto por lo que a través de los vocabularios que mostramos semanas anteriores el profesor de Lengua puede abordar de manera precisa las distintas lenguas de instrucción, sin olvidar las diferentes lenguas maternas. Español, euskera, inglés, rumano, portugués, chino, árabe o coreano son lenguas que se pueden escuchar en mis clases. Sin perder de vista que somos profesores de Lengua, acostumbro a que mis alumnos respeten las otras maneras de pensar, de hablar y de actuar; y no es fácil, pero desde aquí es desde donde tenemos que empezar a plantar estas semillas para recoger esos frutos que deseamos recoger en el futuro.

          Es conveniente que la multiculturalidad se aprecie en el aula, en sus diferentes lenguas, acentos, además de en los rostros, en las pieles y en las costumbres. Junto a la navidad, hay alumnos que celebran el ramadán; junto al arin-arin, baile típico vasco, aparece la capoeira o ritmos arábigo-andaluces. En fin, no hay una sola verdad, una sola y única lengua y nadie es más o menos por vestir, hablar o pensar de forma diferente y os aseguro que, muchas ocasiones, no es fácil ni lograrlo ni transmitirlo…

          Os dejo algunas de las grabaciones que hemos realizado estos días en los diferentes idiomas de la clase y que nos han permitido abordar esa multiculturalidad de manera real. Hemos utilizado un programa muy sencillito que mencionamos aquí hace unos meses para hacer las grabaciones: Audacity, y hemos colgado nuestras producciones en un servidor gratuito como Boomp3. He procurado que de forma natural todos reconozcamos la inmensa suerte que supone poseer esta riqueza cultural y juntar en 30 metros cuadrados hasta siete lenguas diferentes. Esta es la escuela de la vida; esta es la diversidad hecha voz…

           En este blog podéis consultar cada una de las diferentes grabaciones que hemos realizado en las ocho lenguas de la clase: rumano, portugués, inglés, euskera, español, coreano, chino y árabe. 

Crédito de la imagen: http://www.otromundoesposible.net/attachments/mis_fotos/global-design-01_1280_1024.jpg

 

 Busca el desarrollo de esta actividad en el wiki

 Marcos Cadenato 

11 abril , 2008

El barracón. Conversar, leer y escribir

Filed under: ESO — Etiquetas: , — Patxo Landa @ 12:00 pm

La transformación más sorprendente que se ha producido en mis tres años de lector-escritor de blogs es la rapidez con la que accedo al significado de los mensajes y la seguridad y la rapidez con la que expreso lo que quiero decir, lo haga con más o menos acierto. Recuerdo que me costó varios días juntar el arresto necesario para escribir el primer comentario que dejé a Felipe Zayas y dos tardes el escribirlo. Lógico, llevaba años escribiendo solamente con boli rojo…
No sé si pretender esa misma evolución en los alumnos, que son más inexpertos, es utópica pero, por si acaso, diseñé esta actividad que está teniendo sorprendentes resultados. Hay que tener en cuenta que no supone ningún coste temporal en el programa y que el compromiso con la Red y sus compañeros es lo que les anima a ser correctos y originales. La idea, por cierto, me surgió al seguir los CIO.

Proceso:

1. Un alumno o alumna de 4º inicia la actividad dando su opinión en su blog sobre un tema controvertido que él ha elegido: es mejor hacer bachillerato que un ciclo formativo, los padres nos dan poca paga o las mascotas en casa no dan más que problemas. (150 palabras)

2. El resto de compañeros de su grupo tienen que dejarle un comentario extenso sobre ese mismo tema. Tienen cinco días para hacerlo.

3. En su respuesta se tiene que notar que han leído los argumentos del texto y todos los comentarios anteriores al suyo a los que tiene que hacer referencia apoyándolos o refutándolos. (La “trampa” es que saben que cuanto más tarde lo escriban más van a tener que leer y escribir)

*Barracón: lugar del pueblo donde se reúnen los jóvenes para disfrutar de su tiempo libre.

Busca el desarrollo de esta actividad en el wiki

Ejemplo de los alumnos: Urtzi, Leire y David

Patxo Landa

9 abril , 2008

La luz de Septiembre

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 12:00 pm
Crédito de la imagen: www.cnice.mec.es

Aquellos partidos de futbito no eran buena idea. Con los compañeros de trabajo basta una relación laboral; como mucho un café, esa tregua en que uno pregunta, sin escuchar, por los niños y las vacaciones en Port Aventura.

No. No había ninguna necesidad de quedar como quedábamos todos los miércoles para dar cuatro patadas con más voluntad que acierto. A un servidor no le pagan por jugar a fútbol. Un servidor no tiene por qué hacer el ridículo en el campo y en la ducha. Un servidor no tiene por qué embroncarse como me embronqué con Suárez.

Porque fue Suárez, el de Siniestros, quien, al ver que le quitaba el esférico me llamó “cabrón”. Suárez en la oficina nunca –créanme- me hubiera llamado “cabrón”; Suárez en la oficina es un tipo diligente y reservado que sabe medir sus palabras. No; Suárez no era un hombre que se dejara llevar por el coraje.

Suárez, el de Siniestros, se limitó a proclamar algo que –ya en el coche, camino de casa, lo entendí- toda la asesoría sabía: mi esposa me traicionaba; me ponía los cuernos. Suárez me llamó “cabrón” y nadie en el terreno de juego se apresuró a desmentirle; nadie le afeó la conducta; nadie detuvo el juego para pedirle explicaciones.

¿Cómo no me había dado cuenta –como lo hice a partir de ese instante- de los susurros, de los comentarios a media voz, de la complicidad con que se miraban mis colegas? Todos –era evidente- sabían que era un pobre cornudo, un “cabrón” como sentenció Suárez en el polideportivo. Sí, ahora entendía las palmaditas de Martínez, el de Decesos; el gesto siempre condescendiente de Gálvez…

Era un “cabrón”. De eso no había ya ninguna duda. Lo inquietante –parecía, aún, tan enamorada- era con quién me engañaba mi mujer. Me pasaba las noches en blanco, desvelado por la certidumbre de que horas antes otro hombre había ocupado mi lado de la cama; recorría las habitaciones buscando un indicio indiscutible de aquel adulterio que era la comidilla de toda la Compañía; regresaba intempestivamente a casa con la intención de sorprender a los amantes.

Matilde acabó pidiéndome explicaciones por aquel comportamiento.

Sé, cariño, que me engañas con otro hombre –dije, esperando que la luz de Septiembre que entraba por el balcón endulzara mis palabras.

¿Quién te ha dicho semejante tontería? –se revolvió ella indignada.

Suárez, el de Siniestros, me llamó “cabrón” y Suárez -tú, cielo, no sabes lo educadito que es Suárez- nunca habla así, sin ton ni son –repuse.

Ella me abrazó entonces con una delicadeza que creía olvidada y me explicó con paciencia maternal que ese “cabrón” no debía tomarlo al pie de la letra, que ese tal Suárez se dejó llevar, sin duda, por la rabia y lo dijo en sentido figurado. Que a ella le llamaban a veces “verdulera” u “ordinaria” y que nunca –afirmó, hurgándose la nariz- había dado a aquellos insultos ningún crédito. Que en alguna ocasión incluso ella me había soltado algún “idiota”, “imbécil”, “tontorrón” o “calzonazos” pero que no tenía ninguna duda de mi capacidad mental; vamos que me sabía listo, avispado y con criterio pero que cuando la sacaba de sus casillas se le escapaban aquellos improperios.

Luego me colmó de besos e hicimos el amor en el sofá de cretona.

Yo mismo oculté la corbata de Suárez bajo uno de los cojines. Con lo ordenadito –créanme- que es Suárez en la oficina…

Aster Navas

Older Posts »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: