Tres Tizas

9 mayo , 2011

La belleza de lo simple

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 8:00 am

Sí, claro, también es magia; lo de René Lavand es, aparte de finísima literatura, magia. No sabe uno si disfruta más con la desconcertante simplicidad -que no simpleza- del número o con la cadencia porteña con que desliza las palabras. Me lo ha puesto muy difícil. Veamos qué se puede hacer.



Digamos, señor, que son moligantes -concedió finalmente Sancho.

Aster Navas

——————————————————————————————————————-

A modo de apéndice

RENÉ LAVAND

Trucolatos

10 enero , 2011

No frost

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Ya sé, ya sé que no es así exactamente. Que, bien mirado, no es más que una nevera pero si te lo paras a pensar ese electrodoméstico da vértigo. Lo abres sin ningún tipo de precaución un miércoles y te encuentras en uno de sus estantes con el lunes. Vale, de acuerdo, sí: con el guisado que no conseguiste terminarte el lunes, pero lunes a fin de cuentas; recluido en un tupper, pero lunes.
Decides obviar el calendario y cenarte ese retal del lunes y lo metes en el microondas con la intención de que el calor lo ablande y lo vuelva miércoles o, al menos, mediodía de martes.
Lo peor es que el viernes tropiezas con el miércoles; bueno, con el trozo de bonito con tomate que te pareció excesivo el miércoles porque ese trozo de pez –basta mirarlo, fíjate- es miércoles; tuneado con albal, pero miércoles. Lo masticas lentamente para que se vuelva viernes o al menos jueves a media tarde pero esta vez esos minutos de miércoles se te quedan en el estómago, que no quiere, que está harto de que le des gato, digo miércoles, por liebre, digo por viernes. Intentas mantener, retener ese trozo de miércoles que te cenaste el viernes pero acabas soltándolo aparatosamente la madrugada del sábado.

El fuego, la rueda, incluso la pólvora… estuvieron bien pero con el frigorífico -créeme, cielo- fuimos demasiado lejos.

 

Aster Navas

11 noviembre , 2010

Oír para leer

Filed under: Literatura, Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:00 am

Una tarde de Enero de 2008 crecí repentina e inopinadamente unos cinco centímetros. Mejor, me explico. Me explico mejor.

(more…)

7 junio , 2010

Antes de que cuente diez

Filed under: Lo hemos probado, Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Apuntes de Lengua, La tribu de PCPI y Lengüetazos Literarios se  sirvieron de wallwisher como plataforma para colgar la original propuesta con que han celebrado la ciberfestividad del 17 de Mayo. Con esa revolucionaria cartulina les ha quedado fantástico su Ticcionario. No dejéis de visitar el wiki homónimo creado por Rosa Fernández.

Uno, que se va haciendo mayor, siente nostalgia de aquellas tormentas de ideas en que llovían postits de colores pero no puede cerrar los ojos frente a esta chuche de la Red: llevo un tiempo probándola en el aula y tiene, sin duda, muchos más encantos que defectos.

LUCES

Posiblemente la mayor virtud de esta herramienta sea su sencillez.

Como usuarios

  • Basta un doble clic del usuario sobre la pantalla.
  • La inserción de imágenes y vídeos nos pide una simple URL.

Como administradores

Como PROCEDIMIENTO, que es a lo que vamos, destaca su versatilidad: Wallwisher es una llave inglesa que se adapta a todas las tuercas y CONTENIDOS:

Un recurso tan interactivo nos permite trabajar -ACTITUDES- el respeto y la asertividad.

Miel sobre hojuelas.

SOMBRAS:

No es necesario registrarse -identificarse- para participar y nos podemos llevar alguna desagradable sorpresa. Cada pecado tiene su penitencia: editar, eliminar, enmendar.

…………………………………………………….

Aquí tenéis, amigos, un par de ocasiones para probarlo.

Y la ocasión… la pintan calva.  ¿O era malva?

Aster Navas

17 mayo , 2010

En los mejores cines

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 8:00 am

A finales del verano pasado recibí un correo desde el otro lado del Charco: unos estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes se habían fijado en uno de mis micros –Mensaje número 1- para elaborar un cortometraje.
Adelante –les dije y el 10 de Enero me llegó la invitación al estreno en forma de URL.  Aquella misma noche me puse el pijama de los domingos y con tres onzas de chocolate negro me metí en You Tube.  Éxito de crítica y público: me emocionó aquella versión cinematográfica del relato. La cinta complementaba y, en numerosas ocasiones, superaba al cuento original. Ese goteo testarudo del grifo con que comienza, resulta, por poner un ejemplo, más elocuente que el texto; el silencio que consiguen los fotogramas es mucho más denso que el que alcanzo a transmitir con la palabra.

Inexplicablemente y contra todo pronóstico, no fue nominada –los creadores de Avatar y En tierra hostil respiraron tranquilos- para ninguna estatuilla.

Tienen sus butacas en la fila 7. Apresúrense: está a punto de empezar.
No me coman pipas, porfa: va a ser cosa de diez minutos.

Hay aparatos fascinantes. Tal vez el más fascinante de todos sea el contestador automático.

Ayer llamé por error a mi propia casa. Cinco tonos después me escuché a mí mismo lamentándome por no poder atenderme y sugiriéndome –ya saben- que me dejara un mensaje al oír la señal.
No parecía mi voz. Me avergonzó su tono, su fingida cordialidad, el sinsentido del enunciado y no pude menos que llamarme “capullo” después del pitido.
Desde ese día –soy muy sensible- mi contestador lo atiende una señorita de Telefónica.
Cada vez telefoneo más a menudo a mi domicilio: me excita tanto imaginar su voz quebrando el silencio del piso vacío que me atrevo a hacerle las proposiciones más indecentes.

Ella –es tan seria- se queda muda.


Aster Navas

Artículo de Ary Malaver publicado en Cuento en Red: De microrrelato a cortometraje: un caso de reescritura filmoliteraria: Mensaje número 1, de Aster Navas.

19 abril , 2010

Hágalo usted mismo

Filed under: Lo hemos probado, Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:00 am

La verdadera democratización de la Red se está produciendo ahora. Ya no basta con el libre acceso e intercambio de contenidos; hasta los más torpes queremos y podemos elaborar el bastidor. El bricolaje cibernético se atreve con todo.

Aparte de perderme en algunos paraísos cercanos me he pasado estos días de pasión enredando con Wix, un generador de páginas webs, al que llegué gracias a Chema Tejadas. La entrada del pasado jueves se montó de hecho sobre esta plataforma.

LUCES

Sencillez. Simplicidad.

  • Su manejo y administración es casi más intuitiva que la de un blog.
  • La subida de imágenes y vídeos nos conecta directamente con el buscador.
  • Importa y admite la mayor parte de documentos y archivos.

Estructura

  • Podemos contar con todas las páginas y minipáginas que necesitemos y acceder a ellas desde las pestañas de la Principal.

Plasticidad. El resultado es profesional.

  • Flash
  • Efectos, animaciones, enlaces.

Aplicaciones:

SOMBRAS

  • En su versión gratuita su capacidad puede resultar limitada.
  • Su lengua vehicular exclusiva es el inglés.

Aster Navas

 

18 enero , 2010

Vizicleta

Filed under: ESO, Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:45 am

Crédito de la imagen

Hay un argumento irrefutable -¿Tú me has entendido, verdad?- que se suele esgrimir para no respetar la ortografía. El receptor comprende lo que le digo: el error formal –ambre/hambre- no tiene consecuencias en el contenido. Irreprochable; razonable.

Bayadolid. Podía haber sido peor: Bayadoliz.

Miguel de Lives, Cervantes o Vecquer son genialidades. Lástima que en al aula nos limitemos a enmendarlas con boli rojo tachándolas de barbaridades.

¿Vivir es con v, profe? También se puede –suelo decirles- vibir, incluso vivir, pero no es lo mismo. Bibir es durísimo; un sinvivir –suspiro.

Se escribe Valladolid. El otro –la otra- Bayadoliz es una hermosa ciudad costera.

¿Nieve es con v, profe? Hay una niebe –bromeo- con b pero no tiene nada que ver. Cae del cielo sin convencimiento y no llega a cuajar. Es una nieve-bendita Mafalda- de mondondanga. Suele nebar poco y mal en Mallo o a finales de Avril.

¿Nabidad es con b, profe? Hombre, la de verdad es con v. Es Nabidad cuando la Nochevuena te pilla con gripe o viene el cuñado a cenar a casa.

No sé cómo lo recordáis vosotros pero para mí cometer una falta ortográfica grave era casi un delito, una confusión de b/v o una omisión de h te convertían en un convicto, un tipo peligroso. Nada que ver con la permisividad con que se tolera en la sociedad y –peor aún- en las aulas.

He aquí una propuesta para hacer del vicio una virtud, de tripas corazón y, encima, para disfrutar con ello.

También podemos ser más ortodoxos y mandarles enmendar –¿os parece cinco veces?- el desaguisado en el cuaderno.

Tal vez el giro creativo abunde aún más en la impunidad con que violan ante nuestros ojos las reglas ortográficas; tal vez la imaginación sea un camino incierto, pero son los caminos inciertos los que seducen a un servidor.

Pinchad sobre la imajen; digo… sobre la imagen.

Aster Navas

16 noviembre , 2009

Toda la pulpa es tuya

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , , — Aster Navas @ 8:00 am

-le dijo entonces el kiwi a la naranja.

castillo_barco_botella

Crédito de la imagen


El escritor de micros viene a ser un desplazado, un tipo que huye de un incendio con lo puesto; la orden es salvar los muebles, tirar por la borda todo aquello que no sea imprescindible porque la inundación –sí, algo tiene de paranoico- o el naufragio es inminente.
Lo curioso es que llega a esa condición por puro perfeccionismo: debería hacerse mirar ese empeño de meter un barco cada vez más grande en una botella cada día más pequeña. Presentación, Nudo, Desenlace, Diálogo y ubicación espacio-temporal en el menor número posible de palabras.
Algunos de sus relatos más extensos terminaban con una afirmación de algún personaje. El tiempo le ha confirmado que con esos dos únicos mimbres –frase y acotación- podía haber construido la historia. Esos aforismos son píldoras narrativas, literatura liofilizada, con la que también –Vayamos por partes –dijo Jack el destripador/ ¡Miente, Pinocho, miente…! - tropieza por la calle.

Una auténtica reválida para el que los escribe y para quienes los leen.


(more…)

2 noviembre , 2009

Pura cortesía

Filed under: Mide tus palabras — Etiquetas: , — Aster Navas @ 8:00 am
mirilla22 Crédito de la imagen

La realidad, como las monedas, tiene un haz y un envés. Nos movemos por el haz y, de cuando en cuando, atisbamos el envés. Hay una literatura construida con esos instantes de lucidez en los que alcanzamos a intuir ese lado oculto.

José María Merino en La casa de los dos portales utiliza una segunda puerta; Cortázar en Axolotl, la mirada neutra de un pez; Monzó, en Mamá, una frase.

En este humilde micro sigue un servidor paso a paso esas recomendaciones de los maestros: la puerta, la mirada, la frase. Ruego condescendencia: soy un alumno rezagado.


(more…)

5 octubre , 2009

Vade retro…

Filed under: Como la vida misma, Mide tus palabras, Tírame de la lengua — Etiquetas: , , , , — Marcos Cadenato @ 8:00 am

Nublonia, 1992 

Como cada miércoles, Fran llevó a sus alumnos al aula de informática para trabajar la materia que impartía ese curso: Psicología. El ordenador se había convertido en un aliado y había comprobado que los alumnos lo  disfrutaban con una asignatura tan ardua como aquella. Fran no sabía el motivo -en el fondo sí que lo sabía- por el que sus alumnos no aborrecían aquella materia que a él apenas le gustaba, pero de lo que no tenía ninguna duda era de la metodología que empleaba.

Desde que empezó a enredar con aquel primer ordenador, con aquella plantilla del WordPerfect -aún la conserva- no podía imaginar que ese trasto acabaría convirtiéndose en un elemento indispensable en su trabajo. Pasó de los discos de cincouncuarto, a los de tresymedio y a los pen-drives en santiamén. Y llegó Internet. Cuando algunos de sus compañeros empezaban a pelearse con las negritas, las cursivas y las sangrías, él ya visitaba  las primeras páginas web,  recibía los primeros correos y empezaba a vislumbrar que todo un nuevo mundo se abría en aquella mágica ventana. Era como la rueda. Como la imprenta…

214269_1368702900

Crédito de la imagen

En muy poquito tiempo manejaba palabras como web 2.0, bitácora, blog, wiki, ning… y, a un ritmo trepidante -vertiginoso casi-, recibía cursos de formación, trataba de actualizar sus conocimientos y se relacionaba con otros profesionales que pensaban y actuaban como él. Sus clases no eran como al comienzo de su carrera. Su metodología había cambiado. Él había cambiado. El mundo había cambiado. En su fuero interno, pensaba que aquello no tenía vuelta atrás, pero…

 

Nublonia, 2009 

Como cada miércoles, miró en su casillero y encontró muchos papeles y una carta. Era una carta de despido. La abrió y sus ojos se posaron inmediatamente en aquel párrafo:

“… La metodología que usted ha utilizado para dar sus clases no se ajusta a los parámetros establecidos por la normativa en vigor (Diseño Curricular Base del Ciclo de Educación Infantil), ya que usted la ha basado en el uso del blog como elemento motor de la asignatura.”

“En el uso del blog, del BLOG, del BLOG, del BLOG, BLOG, BLOG, BLOG…”

Fin de la ficción. El último párrafo pertenece a la cruda realidad. (more…)

« Newer PostsOlder Posts »

El tema Shocking Blue Green. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 67 seguidores

%d personas les gusta esto: