Tres Tizas

15 febrero , 2010

¡PELIGRO!: ESCUELA

Archivado en: Como la vida misma, ESO, Tírame de la lengua — Etiquetas: — Patxo Landa @ 9:23 am

June cuando no sabía leer…

June ahora que sabe leer..

No es que quiera reproducir la metodología de Jean Piaget, que fundamentó su teoría del desarrollo cognitivo en la observación de sus tres hijos, sino que quiero aportar un sencillo documento gráfico muy significativo que nos ayude a repensar nuestra labor.

Como se observa en los vídeos, desde que June ha aprendido a leer ya no resuelve bien un “juego” al que dos años antes había respondido de forma impecable. La pregunta que yo le hago es: ¿divide estas palabras según las pausas que hacemos dentro de ellas al decirlas? Queda claro que en el segundo confude lo que sabe con lo que cree que debe saber…

Ya sé que hay metodologías que atienden más al método natural de aprendizaje: Whaldorf, Montessori, vivencial, educar en casa… pero me parece que sólo responden a contextos familiares, laborales y socioculturales muy determinados. No es nuestro caso.

Nosotros, además, estamos encantados con la escuelita pública a la que van nuestros hijos pues la cercanía y el contacto directo con sus compañeros y sus padres, la dirección y el profesorado nos permite trabajar por la escuela que queremos. Estamos convencidos también de que la Educación  Conceptual Escolar que van a recibir no les va a hacer ni más tontos ni más listos. Todos los demás aspectos importantes (convivencia, solidaridad, desarrollo emocional, orientación de sus gustos y habilidades,  superación personal y esfuerzo en proyecto culturalmente interesantes…) espero que sean tratados  con mimo exquisito y que nosotros sepamos coordinarnos con el centro para evitar presiones innecesarias o contradicciones.

Sin embargo, los profesionales que formamos la escuela“tradicional” deberíamos tener en cuenta las líneas de trabajo de los modelos alternativos anteriormente enlazados ya que  a partir de la observación consciente e individualizada podemos aportar nuestra experiencia con humildad para guiarles en sus necesidades de aprendizaje. Ya sé que no funciona en todos los casos pero estoy seguro de que si rebajamos tensión “programática-conceptual” para centrarnos en los procesos y en su metodología se produciría menos desafecto por las asignaturas y por la cultura académica en general.

Y sigo insistiendo en que nuestros alumnos saben mucho más de Lengua de lo que nosotros pensamos y que ellos son herederos (y víctimas) de ese olvido.

Addenda: Conozco, por un comentario que ha dejado aquí, el blog de Jose Carlos Ortiz, profesor de música, que avala con sus palabras y con un estudio realizado en el Reino Unido mis sospechas.

Patxo Landa

About these ads

37 comentarios »

  1. Me lo temía. Creo que los niños aprenden lo “esencial” de la lengua muy pronto y que luego, con nuestra manía de repetir el currículo curso a curso, año tras año, van aburriéndose y “desaprendiendo”. En Primaria veo que hacen reflexiones que mis alumnos de Secundaria desconocen por desidia o por desconexión. No estoy seguro que sea bueno impartir tanto contenido gramatical, sobre todo cuando vemos que las grandes carencias se dan en la composición y comprensión textual, algo que, salvo raras excepciones suele ser marginal en los exámenes de lengua de muchos institutos.

    Comentario por Antonio — 15 febrero , 2010 @ 5:25 pm

  2. Me encantó ver a June hace dos años y me gustó muchísimo la reflexión que nos provocó aquella experiencia. Ahora me he quedado un tanto preocupado, después de ver este segundo vídeo. El título es tan significativo como elecuente. Y me asaltan algunas dudas que superan el espacio de un comentario. ¿Tan mal lo hacemos los profesores?, ¿realmente ayudamos a desaprender a los alumnos?, ¿y a aprender?, ¿cómo se puede arreglar esta situación?, ¿quién es el máximo responsable de que se produzca este contrasentido?…
    Lo dicho, demasiadas preguntas para un comentario…

    Comentario por Marcos Cadenato — 15 febrero , 2010 @ 5:38 pm

  3. Yo también me lo temía. Dede luego, ese “desaprendizaje” viene por algún lado. En lengua tenemos un currículo repetitivo y machacón hasta la saciedad. Una cosa es apoyar los conocimientos en lo que ya se conoce, y otra es que año tras año no se nos cae de la boca lo mismo.El otro día leímos en 2º de Bachillerato el “Gramático a palos”, un artículo de hace años de Millás en el que reflexiona sobre ese desajuste entre la cantidad de tecnicismos gramaticales que conocen nuestrosm alumnos y las dificultades con que se encuentran a la hora de entender un texto. Propone como cura mucha literatura, es decir, buenas lecturas. Se quedaron bastante impresionados y se reconocían en el retrato que hace Millás del joven bachiller.
    ¿Tan complicado es dedicarse en la primaria a leer y escribir correctamente? ¿Pasa algo por que se les hable, por primera vez, por ejemplo, de un sintagma o de una perífrasis en 3º de ESO? ¿Se moriría alguien? A lo mejor adelantábamos…

    Comentario por Carlota Bloom — 15 febrero , 2010 @ 6:43 pm

  4. No sé, Patxo, si la categoría en la que has encajado el post es la más adecuada. Creo que más que un “como la vida misma” es un “tírame de la lengua”. Hay muchas cosas que repensar, repasar, contrastar… en pedagogía. Hay muchas experiencias pasadas y presentes de las que los profesores a pie de aula apenas tenemos noticias. Con lo que han avanzado en los últimos años los estudios de neurociencia sobre cómo opera el cerebro (y de los que, salvo aquellos que vemos Redes de vez en cuando, muchos profes no tienen noticia), las clases a menudo se siguen pareciendo demasiado a las mismas clases que recibíamos hace ya también demasiados años. Hace poco Felipe Zayas mencionaba en un post las “Técnicas Freinet de la Escuela Moderna”, pero sigue siendo más fácil –como apunta Toni- enseñar y evaluar un examen de sintáctica-matemática que una carta de opinión, un análisis morfológico que un debate… A mi hija (1º de la ESO) le hicieron el otro día un examen de análisis de verbos (ya sabéis: persona, número, tiempo, aspecto, modo…) en el que uno de los verbos que tenía que analizar fue “hubiere salido” (sí, habéis leído bien: hubierE). A ver si con las competencias nos centramos un poco. Mucho tema para poco espacio.

    Comentario por Carlos Diez — 15 febrero , 2010 @ 9:36 pm

  5. Más leña… Tanta práctica obsoleta, gramaticalista, descontextualizada, repetitiva y sin sentido como hay en las clases de lenguas y ni siquiera cumplen con la normativa vigente. Los documentos curriculares están mucho más adelantados que la mayor parte de las prácticas y actividades que llenan los libros de textos.
    Y este es quizás el mayor problema: el apego de gran parte del profesorado al libro de texto como único material de trabajo.
    ¿Cómo es posible que, con lo que sabemos hoy en día sobre las lenguas y su aprendizaje, los alumnos pasen el curso sin escribir más que las respuestas a los ejercicios del libro, callados en silencio sin hablar y sin escuchar más que la voz del profesor, sin leer más que lo que ofrece el libro de texto?
    Esto pasa en muchas aulas, ¿hasta cuándo?

    Comentario por blogge@ndo — 16 febrero , 2010 @ 12:49 am

  6. No me quiero ni imaginar el tercer vídeo de June.
    Estos dos vídeos son la evidencia de que la escuela mata el conocimiento intuitivo de la lengua. Si teníamos la sospecha, ahora tenemos pruebas. El lastre de la enseñanza tradicional pesa muchísimo. Pero ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿Quién es el atrevido que desiste de enseñar gramática pura y dura (“aunque sea una poquita”, como yo les digo) sabiendo que muchos de nuestros alumnos van a ir a bachillerato y luego tendrán que superar la selectividad?
    No me quiero ni imaginar el tercero o cuarto vídeo de June.

    Comentario por Lu — 16 febrero , 2010 @ 8:29 pm

  7. Desde muy pequeño tuve que abandonar mi educación para empezar a ir a la escuela -que decía tío Gabo.
    En fin.

    Comentario por Aster — 17 febrero , 2010 @ 12:34 am

  8. La verdad es que es un lío. Yo empiezo a entender muchos de mis miedos escolares. Había cosas que no cuadraban: la realidad que yo percibía era una y lo que me enseñaban otra distinta. Si me hubiesen presentado algunos temas en su momento justo no hubiera tenido siempre tantas dudas infantiles. Creo que confunden la escuela como elemento que ofrezce igualdad de posibilidades con dar la misma enseñanza a todos.
    Y lo peor es que veo que nada ha cambiado.
    Gracias por vuestros comentarios y por vuestra comprensión. No descansáis ni en carnaval.

    Comentario por Patxo Landa — 17 febrero , 2010 @ 1:01 pm

  9. Lo que planteáis es tan evidente que parece mentira que todavía no hayamos iniciado una verdadera revolución en las clases. Afortunadamente creo que cada día somos más los que vamos poniendo nuestro granito de arena para intentar cambiar esa forma de enseñar Lengua. Pero yo, por ejemplo, aún tengo que enfrentarme a las caras de horror de mis compañeras de departamento cuando digo que no quiero libro de texto o que la GRAMÁTICA, sobre todo en 1º de E.S.O., la veo un poco de refilón.

    Comentario por Mar Quintas — 18 febrero , 2010 @ 4:35 pm

    • Mar,
      A los profesores les da miedo la palabra revolución (desorden, inseguridad, libertad…) pero parece claro que es la única solución para acabar con esta inercia. Todavía igual no es el tiempo de tsunamis pero empecemos siendo una ola que avanza, que avanza y que en su avance se vaya haciendo cada vez más grande…

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 9:41 am

  10. Me ha encantado esta entrada, porque nos hace reflexionar no sobre un aspecto concreto de la lengua, sino sobre todo lo que ella implica, tanto en lo relativo a la lengua en sí (habilidades ingénitas, competencia lingüística, desarrollo cognitivo), como en su enseñanza (adecuación o no del currículo oficial, limitaciones de los libros de texto, eliminación de contenidos en detrimento de otros, etc.).

    Este año es la 1ª vez que doy clase a 1º de ESO (aunque llevo poco tiempo dando clases en general) y me ha sorprendido la facilidad con la que han aprendido a dividir sílabas y a distinguir diptongos e hiatos, e incluso a ponerles tilde. Mis alumnos de 4º, sin embargo, son incapaces de hacerlo.

    Al margen de eso, el mayor problema que yo encuentro es que los libros de texto NO están orientados a desarrollar de un modo práctico y real la competencia lingüística. La editorial que utilizamos en nuestro instituto sigue centrándose en los aspectos gramaticales y sintácticos y deja al margen la expresión y la comprensión oral y escrita. No sé de qué le puede servir a un alumno reconocer el Complemento de Régimen si luego no es capaz de comprender las instrucciones de la Play Station o de hacerse entender cuando quiere explicar la película que vio ayer o redactar una propuesta para el viaje de estudios.

    Me parece un tema muy interesante para debatir, espero que lo retoméis en algún otro post, me gustaría poder leer vuestras opiniones al respecto.

    Un saludo

    Comentario por Silvia González Goñi — 18 febrero , 2010 @ 5:51 pm

    • Silvia,
      Es un trabajo de discriminación (seleccionar descartando) y de adaptación. El currículum busca limitar y unificar los amplios ámbitos de la lengua pero hoy en día es como ponerle puertas al campo. Como tú mencionas los profesores debemos seleccionar sin miedo lo más importante y acercárselo a los diferentes grupos de alumnos sin olvidarnos de lo que saben y de lo que quieren aprender: por eso los libros de texto NO sirven para este método de trabajo.
      Ánimo con lo tuyo y no seas demasiado iconoclasta en las opos. Tiempo habrá de ello.

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 9:52 am

  11. Hola:
    Veo que muchos comentarios los hacéis profes de Secundaria. Pero lo más grave, que mis ojos han constantado, es que en Primaria se considera un signo de calidad el aula en silencio y los niños/as rellenando fichas (100% con Bloggeando). Y el profesor/a “bueno” es el que les da gramática ( a ser posible desde primero)y se acaba el libro (y digo se acaba porque lo acaba él, que los crios ni se han enterado)
    Hace mucho que no sólo no es prescriptivo, sino que expresamente se dice que no se trabaje la gramática sin contexto sino que se deben trabajar textos y en ellos trabajar gramática, ortografía, cohesión, corrección … sin menciones a palabros ni análisis sintácticos.

    Erein tiene unos materiales que reflejan bien ese buen hacer (si es que uno no puede vivir sin libro). Mi experiencia, cuando se introdujeron en mi centro estos materiales respondiendo a una precuopación general, a saber, “estos niños/as en 6º ni leen ni escriben adecuadamente, y llevan con nosotros 10 años”, es que “el buen profesor” “echaba en falta” la ortografía , la gramática… y se fueron comprando cuadernos, cuadernillos y demás para machacar aún más al alumnado (o para descansar mientras rellenaban los niños/as los cuadernillos). Al final, y dada “la gran carencia en esos aspectos de esos materiales” se cambiaron por otros que os podéis imaginar. El diagnóstico fue certero, pero no estábamos dispuestos a asumir lo que nos suponía mejorar esa situación.

    Lo que hay detrás son tres cosas :

    1.- Ni idea de como trabajar de otra manera que no sea como yo aprendí la lengua: a machamartillo.(yo misma empecé así , pues no tenía ni idea de todo lo que domináis vosotros sobre los procesos de aprendizaje lingüístico)
    2.- Ni ganas de ponerme a cambiar, sobre todo si me supone más trabajo, que uno es funcionario
    3.- ¡Con lo cómodo/a que estoy yo trabajando así!

    Patxo, me entristece lo que visto, pero sobre todo, y perdona el taco, me pone de mala hostia. A veces pienso que no nos merecemos estar con niños/as. ¡Tienen tal capacidad de asombro y aprendizaje! y parece entran en la escuela y matamos todo ese potencial y nos dedicamos a “amaestrarles” .Pero, ¿qué estamos haciendo?

    Comentario por Berta — 19 febrero , 2010 @ 10:43 pm

    • Berta,
      ¡qué cometario más completo! Cuánto bien nos haríamos si pasásemos algunos cursos en primaria!
      Siempre he pensado que el debate es este: con los recursos que me han dado en mi preparación para ser profesor ¿qué alternativas puedo ofrecer a la del relleno de fichas?. También los padres que ahora que sus hijos ya saben leer están encantados pues “no se van a pasar todo el día pintando o jugando al ordenador”. Creo que nuestra revolución pedagógica debe venir con metodologías nuevas: plásticas (teatro, artes…), orales, comunicativas, experimentales, aplicaciones TIC…

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:02 am

  12. Es un tema que ya nos entristece a muchos: la clase de lengua en primaria. Nos dejamos llevar por los libros, que se hacen siguiendo las pautas de la reformas educativas de turno, y todo para caer en las mismas rutinas de siempre. Desconozco cuál es la mejor solución, pero me resisto a olvidar a Rodari y a otros como él. Y no puedo dejar de mencionar a Pablo Zapata Lerga, que en la lejana década de los ochenta publicó un libro titulado ¿Adiós a la Gramática?, que editó el Área de Bienestar Social de la Diputación de Valladolid. Es decir, que su libro ni fue publicado por algún servicio educativo…

    Comentario por mario aller — 20 febrero , 2010 @ 1:44 am

    • Mario,
      Pues así es. Imagino que nosotros somos herederos de aquella primera línea de batalla. Ahora nos toca a nosotros darle cuerpo… y voz.
      No conocía tu blog. Tienes textos, herramientas y enlace que no conocía y que son muy interesantes. me los apunto.

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:14 am

  13. No quiero romper el hilo argumental pero tengo que decirlo: los vídeos de June no representan nada en relación a lo que pasa en la escuela. Los niños desaprenden continuamente en la medida en que van teniendo cosas más interesantes en qué pensar. Por ejemplo, mi hijo con 2 años distinguía absolutamente todas las marcas de coches del mercado solo con ver parcialmente el logo en una rueda y con 6 no era capaz de nombrar una sola. Si en lugar de “marcas de coche” fueran “los huesos del cuerpo humano” podríamos atrevernos a decir que la escuela le ha hecho desaprender pero no es cierto, ha desaprendido porque ya no le parece un juego interesante, sin más. Ya le sirvió en su momento para aprender a “leer” dibujos y marcas pero ahora ya no lo necesita porque sabe leer las letras.

    Dicho esto, estoy de acuerdo con toda la argumentación y reflexión que ha surgido a partir de los vídeos. Los maestros/as no saben apenas de didáctica de la lengua, ni de estrategias de comprensión/producción ni de competencia comunicativa, entre otras cosas porque en el Departamento de Lengua y Literatura de la universidad hay más filólogos que educadores (por el simple hecho de que tienen tesis e investigan), esto también lo digo con conocimiento de causa, ya que trabajo en este departamento en la Universidad del País Vasco.

    De libros de texto ni hablamos mejor. No pasan ni un análisis superficial. Anaya simplemente no cumple la ley, SM se acerca pero de lejos. Berta, mencionas Erein, pero tampoco es que sea estupendo. Elkar se acerca un poco más. Ninguno tiene un verdadero enfoque comunicativo.

    Lo de “aprender a estar callados, sentados y quietos en el aula” eso sí que me pone de muy mal humor. Es una muestra clara de estar totalmente fuera de la realidad social e incluso laboral. Después en la universidad nos quejamos de que los alumnos no participan, ¡cómo van a participar! Les han penalizado comunicarse en el aula a lo largo de nada menos que 12 años.

    Todo hace que la escuela no cambie, pero como los niños sí cambian, son diferentes, no tienen tanto miedo como teníamos nosotros, entonces hay conflictividad. La culpa es de los niños, claro, o si no de sus padres. La escuela es inocente.

    Comentario por Ainhoa — 20 febrero , 2010 @ 8:26 am

    • Ainhoa
      ya te seguía de vez en cuando en tu página y en tu actividad en las redes sociales pero ahora ya te sitúo claramente. Tu comentario es claro y sin tapujos. Junto con el de Berta nos da una visión muy completa de los estadios (quejas, problemas, inercias…)por los que pasan los alumnos. Esa visión global es fundamental para iniciar cambios con sentido. Hay que empezar una revolución silenciosa sin pausa.
      En lo de “desaprender” no estoy de acuerdo contigo. June ha desaprendido no como una elección personal sino porque le han hecho creer que lo que está bien (lo que es importante)es lo que le han enseñado en clase. No le dan opción. Ella responde lo que cree que debe responder no lo que su intuición le dice. Y la tragedia es que está ocurriendo en cientos de centros escolares cada año, cada día…
      A ver si coincidimos en algún “sarao” de estos…

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:30 am

  14. Saludos: estos videos me han encantado, y también la discusión que despiertan. Mi comentario va en el sentido de cuestionar un poco la idea de que June ha “desaprendido”. Primero sobre la tarea de identificar sílabas, ¿realmente es lo que queremos que una niña de 7 años domine? ¿No está June más preocupada por otro tipo de unidades de lenguaje, por ejemplo oraciones? Hay quejas sobre que la educación sigue siendo tradicional y produce este desaprendizaje, pero ¿No es eminentemente tradicional pensar que el desarrollo del lenguaje en el niño avanza de los simple a lo complejo, y que cada paso significa, de manera lineal, la dominación del otro? Otra consideración es que June de cinco años está abordando la tarea desde el sonido, y la de siete desde la grafía, es decir desde su perspectiva está en otra tarea. Tenemos siempre expectativas adultos para los niños. Por lo demás concuerdo con que la educación no está cerca de su función en la formación de nuestros niños.

    Comentario por el_lur — 20 febrero , 2010 @ 9:27 am

    • estoy de acuerdo con el_lur: no creo que haya desaprendido, la niña sabe mucho más y por eso se equivoca.

      Comentario por Xavier — 20 febrero , 2010 @ 5:57 pm

    • El_lur y Xabier,
      Intenta que algún amigo tuyo te separe una palabra en sílabas. Verás su bloqueo intentando justificar el diptongo, si es llana, si es abierta…no, no, si yo te pido que me escuches y separes. Entonces todos lo hacen bien.
      Esto pasa en secundaria: no aciertan con las tildes porque lo sencillo se lo han complicado y están hechos un lío.
      Y por supuesto que deben complicarse sus conocimientos pero en ningún caso mi hija está preocupada por las oraciones. Mi hija quiere conocer, crear, aprender, experimentar, jugar, ganar… como todos los niños y niñas del mundo. Y con todo eso yo creo que se puede hacer un buen recorrido educativo. A veces la escuela tal y como está montada, estorba pues además le dedican muchas horas a mecanizar una actividad y no le dedican ese tiempo a aprender de verdad.
      Es mejor no aprender que aprender mal. Pues lo que aprendemos de pequeños eso es para toda la vida…

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:45 am

  15. Sin pretender tener razón -pues lo desconozco todo sobre la educación lingüística en los primeros años- me atrevo a opinar que el_lur tiene razón: “June de cinco años está abordando la tarea desde el sonido, y la de siete desde la grafía”. Parece preocuparle más cómo se escribe una palabra que identificar las unidades fónicas que hay dentro de ella. Su aprendizaje se está haciendo más complejo, y por ello cae en lo que nosotros consideramos errores, pero que son las soluciones que da al problema que se le plantea a partir de los aprendizajes que ahora está realizando. Por ello, yo también pienso que no estamos ante un ejemplo de “desaprendizaje”. Ya digo que no tengo ninguna certeza sobre si lo que digo tiene algún fundamento.
    Otra cosa es que discutamos los métodos concretos de lectoescritura y cómo orientamos la reflexión metalingüística que tan importante es cuando se aprende a escribir.
    Estoy completamente de acuerdo -como podéis suponer- con todo lo se ha dicho sobre la inutilidad del aprendizaje de la gramática al margen del aprendizaje de habilidades lingüístico-comunicativas. Más que inútil, es nocivo, pues quita el tiempo que oprecisamos para hacer otras cosas absolutamente necesarias: leer y escribir, hablar y escuchar.

    Comentario por Felipe Zayas — 20 febrero , 2010 @ 10:11 am

    • Felipe,
      el mismo argumento que das en el último párrafo para los alumnos mayores es válido para la mecanización de la escritura en primero de infantil. Muchos alumnos no van a ser capaces de entender de nuevo el importantísimo y sencillo mecanismo de separación de sílabas hasta el bachillerato. June ahora lo lee todo con fluidez (mobiliario, acceso peatonal, esquimal..) pero no entiende casi nada pues us conocimiento del mundo es muy reducido. Yo creo que de forma oral y visual aprendería mucho más y de manera más ágil. El tema de la mecanización para más tarde (aunque tampoco soy un especialista)

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:54 am

  16. Muy interesante el post y las reflexiones que ha suscitado y suscita. Es interesante, a la vez que necesario, el que los educadores nos pongamos a evaluar, reflexionar y dialogar. Esto nos hace seguir creciendo y aprendiendo cada día, ¡y que gusto el ver que hay tantos que estamos en esta línea!.
    Pero es una verdadera lástima que los que se asientan en la prepotencia, el libro, el dogmatismo; los que lo saben todo aún antes de empezar a pisar un aula, los que van a “picar” sin dedicar “ni un minuto más” del que les pagan…; LASTREN TANTO.
    Los maestros y profesores debemos cambiar, como cambia nuestra sociedad y como cambian los niños y niñas con los que a diario nos encontramos.

    Comentario por Olga — 20 febrero , 2010 @ 11:43 am

    • Olga,
      Pues así es. Menos mal que ya somos un grupo de personas que ahora somos “visibles” y que justifican esta línea de trabajo tan llena de incertidumbres y barreras.

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 10:58 am

  17. Interesantísimo el debate tal y como lo hebéis planteado y, personalmente, muy tranquilizador aquello de “la June de cinco años está abordando la tarea desde el sonido, y la de siete desde la grafía“. También a mí me da que ésta pueda ser la perspectiva y la lectura correcta de este ejercicio que nos ha cautivado y nos ha planteado algunas -serias- dudas sobre nuestro trabajo. Muchas gracias a todos.

    Comentario por Marcos Cadenato — 20 febrero , 2010 @ 2:31 pm

    • Yo leería a Berta, Marcos. Es muy clara y su autoridad nada desdeñable. ¿Por qué la grafía debe ser la obsesión del aprendizaje en niños tan pequeños?

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 11:01 am

      • Releo a Berta -como me indicas- y traquiliza saber que hay profesores (los que hemos pasrticipado en este debate) que tratamos de enriquecer nuestro trabajo y de conseguir lo mejor de nuestros alumnos. En Primaria y en Secundaria. Respecto a la pregunta que haces sobre la grafía, sinceramente no lo sé, pero, bueno, aprendemos y desaprendemos a lo largo de nuestra vida, así que…

        Comentario por Marcos Cadenato — 21 febrero , 2010 @ 9:52 pm

  18. Este debate me ha alegrado la mañana. Me siento un poco menos raro.
    Coincido plenamente con la mayoría de las argumentaciones, especialmente con Bloggeando y con Berta (se nota que soy de primaria). Y hay una frase de Felipe que es clave: el precioso tiempo que se pierde.
    Tiene cojones que a estas alturas de la película sigamos añorando en la escuela a gente como Rodari, Freinet o Decroly.
    Por mi parte soy un delincuente. La única gramática que utilizo en el 2º ciclo de primaria es la Gramática de la Fantasía, de Rodari. Y que le den al grupo nominal y a los determinantes (que por cierto, sería un buen nombre para un grupo pop).

    Comentario por Néstor — 21 febrero , 2010 @ 10:38 am

    • Néstor, un placer leerte por aquí porque, ademas de muy ocurrente, eres una voz autorizada en esto de revolucionar didácticas. (Recuerdo el cuento de la ratita presumida que está en Internet y que me dio mil ideas para trabajar en el primer ciclo de secundaria.
      Coincido contigo en que hay tanta cosas interesantes que hacer en el aula…

      Comentario por Patxo Landa — 21 febrero , 2010 @ 11:06 am

  19. Muy interesante el debate y los protagonistas del mismo.En principio respecto al primer vídeo me sorprende que a esa edad la niña tenga una conciencia fonológica tan destacada ya que suele costar un poco que identifiquen esas unidades mínimas que son las sílabas. Respecto a los métodos de aprendizaje de la lectura es un poco indeferente cúal de ellos se utilice ya que en el fondo con cualquiera de ellos el alumnno debe ser capaz de poner a cada grafía un sonido. Lo importante es que los niños en la escuela juegen con el lenguaje y con las palabras. Juegos de poner y quitar sílabas o letras, adivinanzas, en definitiva metacognición del lenguaje o conciencia fonológica. Por tanto, yo no creo que June haya desaprendido, como han comentado otros participantes en este debate, está en otra etapa. En el fondo, si nos paramos a pensar, todos los que estamos participando en el debate hemos aprendido con metodologías tradicionales y hemos ido superando etapas. Pienso que lo importante siempre es la actitud de los maestros y las ganas de sacar adelante a nuestros alumnos. En cada momento utilizando las herramientas más adecuadas para conseguir los objetivos y en este momento parece que las tecnologías de la información y la comunicación “tics” deben ser un elemento importante para hacer alumnos competentes.
    Gracias a trestizas por provocar este intenso y enriquecedor debate a través de esta ecelente funcionalidad del blog que es el comentario

    Comentario por celestino arteta iribarren — 21 febrero , 2010 @ 12:57 pm

    • Celestino,
      En serio que a los cinco años para mi hija fue un juego divertido. Recién cumplidos los siete, como se ve en el vídeo, es un ejercicio mal resuelto y con algunas dudas… Sigo pensando que es mejor que no se les enseñe, a seguir enseñándoles mal, en algunos casos igual que lo hicieron con nosotros: algunos listos “librábamos” bien las pruebas con diferentes estrategias ad hoc gracias a nuestros capacidades mientras el resto sufría suspenso tras suspenso y son herederos de ese desconcierto.
      En este nuevo alfabetismo, sin duda y como tú bien comentas, las TIC tienen mucho que decir y es importante que las mimemos para no reproducir los errores de la enseñanza tradicional y podamos favorecer con ellas usos que desarrollen habilidades lingüístico-comunicativas atractivas y actuales.

      Comentario por Patxo Landa — 22 febrero , 2010 @ 12:22 pm

    • A esa edad saben hacer esas cosas y muchas más que no vemos o no queremos ver. SI ha desaprendido porque ha perdido estrategias fundamentales para el aprendizaje: la espontaneidad y la intuición. Es más dócil y maleable para ser “educada”.

      Comentario por José Carlos — 28 febrero , 2010 @ 1:51 pm

  20. Alguna vez he leido que quienes tenemos o tienen más conflictos mentales somos aquellos que nos preocupamos por innovar, hacer participativos a los niños, trabajar con proyectos etc.
    Luego llega el Sistema, aquel que nos anima a lo anterior, y nos planta unas pruebas de control (p. ej. en 4º de Primaria) y si las conoceis, son lo mas retrógrado que se pueda imaginar: encierran a los pobres alumnos una serie de horas para hacer una pruebas tipo “rellena esta ficha”, en silencio, tiempo límite…, sin ninguna motivación, nada que ver con una actividad creativa.
    Reacción de los claustros: “Entrenar a los pobres niños para que la prueba nos les sea extraña” ¡Ole y ole!. Más retrógrados que nunca.
    Eso sí los maestros clásicos muy tranquilos. Es un poco mas de la misma medicina y a seguir.
    Si el año que viene los “pobres” superan mejor la prueba significará que están “mejor preparados”. ¡PAIS!

    Comentario por Angel — 22 febrero , 2010 @ 8:44 pm

    • Angel,
      ya has visto que el último post de mi compañero de blog, Marcos y los comentarios que le siguen responden a tus quejas. Ya sé que en vuestra ikastola algunos estáis llevando una metodología de renovación y aunque todavía seguro que es pronto ya tendremos tiempo de hacer una valoración de las ventajas y ¿desventajas? de hacer pensar a los alumnos. Y es que Portu y Ortuella no están nada lejos…

      Comentario por Patxo Landa — 23 febrero , 2010 @ 1:07 am

  21. Hola, creo que llego tarde a este debate apasionado. Comulgo con el espíritu de la mayoría: el sinsentido pudre el cerebro y mustia el alma. No estupidizar, o mejor, hacer pensar, la consigna. Aunque hayamos aprendido pese a que nos acercaron a los temas de maneras repetitivas y carentes de sentido, eso no justifica que haya que hacerlo así con las siguientes generaciones, las pobres. Enseñar a hacer y a pensar era el asunto y también a pensar sobre la lengua, sino ¿cómo controlar que dice lo que queremos, que entendemos lo que quieren? Respecto a June, la sílaba es de percepción natural (por eso seguramente las escrituras silábicas precedieron a las alfabéticas), pero llegar a descomponer la sílaba nos llevo algún que otro milenio. Como Felipe, creo yo también que lo que la niña hace tiene que ver con su problema actual: dominar la escritura, controlar cada sonido que debe ser escrito, tarea ímproba a esa edad -hay que saber lo que vas a escribir, retenerlo en la memoria, escribir cada palabra, cada sonido de una manera y no olvidarte de ninguno-. A veces conviene recordar que aprendemos en U, es decir que hay un aparente dar la vuelta para llegar al mismo sitio… que nunca es el mismo. O sea, aprendemos en espiral, y especialmente en lengua, que desde el principio está toda y a la vez en todas partes.

    Comentario por Uri — 1 marzo , 2010 @ 2:48 pm

    • Interesantísimo resumen de todo lo escrito aquí. Pero ahora que ya estamos de acuerdo deberíamos iniciar un debate serio para marcar la estrategia de adquisición de las primeras letras. No estorbar puede ser un lema; impulsar lo oral, otra; acceder a los conceptos antes que a la escritura, una más…
      Me gusta más aprender en espiral que se va ensanchando que en U.
      Gracias Uri, por este precioso comentario. Tus visitas siempre son clarificadoras.

      Comentario por Patxo — 2 marzo , 2010 @ 1:36 pm


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Shocking Blue Green Blog de WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 63 seguidores

%d personas les gusta esto: