Tres Tizas

8 febrero , 2010

Reconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos…

Filed under: Blog — Etiquetas: , , — Carlos Diez @ 8:00 am

Crédito de la imagen

Noto a menudo -sobre todo como tutor- que a los alumnos les cuesta el tránsito de contar “qué les pasa” a describir “cómo se sienten” o “qué sienten“. El paso de lo concreto de las situaciones a lo abstracto de las emociones se les hace difícil: por un lado sus sentimientos son confusos e incluso contradictorios y, por otro, creo que echan en falta un vocabulario bien definido que les ayude a manifestar con más precisión sus sentimientos. Y en los jóvenes de manera significativa son las emociones -la propia palabra lo dice- lo que les mueven. Habrá que dotarles de recursos, habrá que ayudar a Jenni para que pueda contarle a Jonatan lo que siente cuando le baja la tensión, esto es, a desarrollar su competencia comunicativa emocional (distinguir y reconocer las emociones -en nosotros y en los demás- por lo que se dice y el tono y la expresión -facial, sobre todo- con que se dice, y saber expresarlas).

Para este fin he preparado una serie de actividades, algunas de ellas adaptadas del libro Educar las emociones y los sentimientos de Manuel Segura, de quien tanto he aprendido a través de  un cursillo de formación impartido por Juani Mesa. Muestro las actividades de dos de los ocho grupos en los que clasifica Santiago Segura las emociones. Son actividades variadas para ampliar su vocabulario de emociones, agrupándolas en bloques por su semejanza, emparejándolas con su definición y expresión facial, encajándolas de manera adecuada en textos, relacionándolas con situaciones que las provocan, etc.

A las actividades interactivas del LIM (Libro Interactivo Muntimedia) realizadas en el ordenador, se suman otras hechas en grupo en el aula:

  • Práctica de comunicación no-verbal: que el alumno exprese con la cara y con gestos el sentimiento que le ha tocado al azar escrito en una tarjeta (por ejemplo, alegría) o la emoción que despertaría en él la situación descrita en una cartulina (por ejemplo, te invitan a una fiesta muy divertida). Hay que intentar que sean situaciones que les resulten cercanas, posibles. Después los demás podemos juzgar si la emoción que expresó era la que correspondía y si la representó de manera que se le entendiera.
  • Variante verbal: al sacar la tarjeta con un sentimiento, crea una frase añadiendo una situación que origine en él dicho sentimiento (por ejemplo, me siento alegre cuando…).
  • Dramatizaciones y su análisis: Por grupos reperesentan situaciones (mudas o con texto); los demás han de averiguar qué sentimientos están experimentando los personajes y las causas que los han originado; esto es, la relación de causalidad entre el hecho vital, el mundo exterior, y el mundo interior. (Las representacioners se pueden grabar para ver con más detenimiento).
  • Actividad similar analizando las situaciones que viven los personajes en los libros que están leyendo e intentar describir sus sentimientos (¿qué ha sucedido? y, como consecuencia, ¿cómo se siente, qué siente?). Esto mismo se puede hacer con películas y por medio de un glogster, como muestra Gorka Fernández en su blog Complementándonos. La tertulia literaria puede ser el marco adecuado para este ejercicio que les ayuda en la comprensión lectora. He comprobado que les cuesta matizar cómo se sienten los personajes de un relato, mucho más que en videos.
  • Creación “poética”: Siendo muchos los términos para referirse a emociones, éstas son tantas que a veces no encontramos la palabra precisa. Entonces recurrimos al símil y la metáfora (me siento como…). Ofrecerles imágenes para que elaboren símiles (me siento como una naranja a la que se ha exprimido todo el jugo) y que les den coherencia contando qué ha sucedido para sentirse así. Se pueden leer antes algunos ejemplos como Estados de ánimo” de Mario Benedetti. También pueden crear las comparaciones partiendo de cero y con los símiles de todos elaborar un poema colectivo, Sensaciones de 3º en lengua.

Todo esto se podría complementar con sesiones de tutoría sobre el control de algunas emociones, como la ira y el miedo desmedidos, “que por su intensidad o peligrosidad, nos pueden dificultar y complicar la vida“.

A la espera de la unidad didáctica “Palabras para hablar de sentimientos” anunciada por Felipe Zayas, entreténganse con estos entrantes. ¡Y emociónense!

Carlos Díez

Para enredar más: Educar las emociones de M.Segura, unidad didáctica “Expresando sentimientos” de Marian García Calvo; actividades para trabajar la inteligencia emocional, en el blog de Laura; diapositivas del IES Averroes sobre emociones y sentimientos, Cómo aplicar la inteligencia emocional en la práctica docente, de R.Colom y M.Froufe, Regla de Merahbian, serie de TV Miénteme, inspirada en la vida real de Paul Eckman, psicólogo capaz de descubrir si la gente miente sólo con analizar los gestos, movimientos y voz de las personas..
About these ads

31 comentarios »

  1. Fantástico post Carlos!. Está claro que estuviste muy muy atento a los cursillos que nos dió Juani Mesa. Recomiendo el libro de Educar las emociones y los sentimientos. No voy a poder evitar colgar tu LIM en mi blog con tu permiso y lógicamente usarlo en mi terreno. Te ha quedado bordadito.Hacía un tiempo que no me pasaba por aquí y veo que habeis cogido velocidad de crucero. Felicidades también a los post de radio y al trabajo de este blog.

    Comentario por Marian — 8 febrero , 2010 @ 8:48 am

    • Gracias, Marian. Y luego, enriquecido, lo volveremos a traer a nuestro terreno.

      Comentario por Carlos Díez — 9 febrero , 2010 @ 12:27 pm

  2. Emocionadito estoy, Carlos, por lo que aún nos queda por aprender. Tu análisis es muy interesante, las prácticas que nos muestras aún más y las carencias que observo -ahora- a mi alrededor aún mayores. Creo que ese curso nos hubiera venido muy bien a todos: alumnos y profesores o, como se prefiere decir ahora, al alumnado y al profesorado. Y es que con un poco de inteligencia emocional y otro poquito de habilidades sociales, las cosas cambiarían…

    Comentario por Marcos Cadenato — 8 febrero , 2010 @ 9:17 am

    • La falacia de apelar a las emociones (“si me suspendes, mis padres me matan”, jo, qué caduco suena este ejemplo de los libros de texto) se convierten -a veces y si son verdad- en auténticos argumentos emocionales. Complicado gestionar este apasionante mundo de las emociones y sentimientos.

      Comentario por Carlos Díez — 9 febrero , 2010 @ 12:29 pm

  3. [...] This post was mentioned on Twitter by Mikel Agirregabiria , Samuel Soriano. Samuel Soriano said: RT: @agirregabiria: Reconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos http://ping.fm/R2hnn [...]

    Pingback por Tweets that mention Reconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos… « Tres Tizas -- Topsy.com — 8 febrero , 2010 @ 11:32 am

  4. Hace tiempo leí bastante literatura sobre inteligencia emocional. Por aquel entonces, me di cuenta de que en la escuela apenas se trabajan las emociones. La lectura de tu post me ha hecho reflexionar de nuevo. La rutina diaria y los muchos proyectos nos distraen de lo esencial: lo que sentimos, apreciamos, vivimos, disfrutamos, maldecimos…Cuando las emociones afloran nos enriquecemos y si además sabemos ponerles palabras o versos, tanto mejor.

    He releído con placer a Benedetti.

    Comentario por Lu — 8 febrero , 2010 @ 8:31 pm

    • Hace tiempo que -por la idiosincrasía de mis grupos- no trabajo mucho la poesía (de los libros de texto). pero creo que los poemas les llegan más por las emociones que ttransmiten que por la forma (o, al menos, en la misma medida). El éxito de la saga de Crepúsculo corrobora esto.

      Comentario por Carlos Díez — 9 febrero , 2010 @ 12:34 pm

  5. Es una magnífica respuesta a todos aquellos compañeros que dicen “Yo es que soy profesor/a de ……. y nada más” Nuestros alumnos y alumnas están completos con todas sus habilidades, sentimientos, defectos, inteligencias, emociones, etc. en las aulas. No podemos pretender que al entrar en el centro se despojen de todo lo demás y se queden sólo con su dotación cognitiva. Gran trabajo.

    Comentario por blogge@ndo — 8 febrero , 2010 @ 11:07 pm

    • Hace unas semanas, intentando dinamizar la lectura de El príncipe de la niebla, de C.R.Zafón, proyecté unas diapositivas y en una de ellas coloque al payaso de It de Stephem King. Una alumna se puso a llorar, sin aspavientos, silenciosamente. Fue un momento ideal para aprender que a menudo las emociones nos superan, no podemos controlarlas… ni dejarlas fuera del aula.

      Comentario por Carlos Díez — 9 febrero , 2010 @ 12:39 pm

  6. En fin, Carlos.Imprescindible -debería decir inevitable- trabajar en el aula las competencias emocionales.Son la puerta de las habilidades sociales.

    Comentario por Aster — 9 febrero , 2010 @ 12:57 am

  7. ¡Excelente trabajo, Carlos!Creo que podré sacarle provecho, no sólo para la expresión de sentimientos y emociones, sino -siento el uso tan poco poético- para
    los dichosos sustantivos abstractos.Completísimo.Ya te contaré.

    Comentario por Carlota Bloom — 9 febrero , 2010 @ 11:56 am

    • De lo concreto de las sensaciones a la abstracción de los sentimientos Me parece una idea estupenda.

      Comentario por Carlos Díez — 9 febrero , 2010 @ 12:40 pm

  8. Completa actividad, Carlos: toque TIC, teatro, versos, tertulias…un buen animador y espero que tiempo, mucho tiempo para hablar, revisar, interrumpir, participar, reír… pues este tema es realmente importante y siempre acabamos viéndolo a la carrera. Y el aprendizaje (y el desaprendizaje de los hábitos e inercias) lleva mucho, mucho tiempo. ¿cuándo empezaremos a “discriminar” programa con espada?

    Comentario por Patxo Landa — 9 febrero , 2010 @ 12:14 pm

    • ¿Para cuando en la programación la sintaxis de las emociones, la morfología de los sentimientos? Como diría César Vallejo:
      “Un albañil cae de un techo, muere y ya no almuerza
      ¿Innovar, luego, el tropo, la metáfora?” (no sé por qué me han venido a la memoria estos versos de César Vallejo que hace poco recordaba Carlota Bloom en su blog).

      Comentario por Carlos Diez — 9 febrero , 2010 @ 2:18 pm

  9. Sin duda has dado en el clavo, sus carencias expresivas son propias de personas en crecimiento.
    Ese paso a la adultez se les complica cuando tienen que “emocionar” sin que nadie les sirva de parapeto.
    Por otra parte, creo que son capaces de asociar una emición a un emoticono, por lo que te propongo incorporar una dinámica de asociación emoticono-emoción.
    Me ha gustado tu propuesta. Se agradece la referencia al glogster e insisto, la película “Love actually” es muy buena para trabajar la MATEA (emociones básicas) otras como “Fucking Amal”, “Evil” o “Quiero ser como Beckham” también servirían.

    Comentario por Gorka Fernández — 9 febrero , 2010 @ 12:59 pm

    • Me apunto lo de los emoticonos (como punto de partida para que comprueben la dificultad y limitación que supone simplicar sentimientos confusos). Voy a enredar a ver cuáles hay por ahí.
      Me descargué (¡que no me lea la SGAE, po favor!) la de Love actuallu al leer tu artículo. Y comprobé -soy malísimo para los nombres- que ya la había “visto”, pero no había sabido “ver” el juego que podía dar para este tema. Gracias de nuevo.

      Comentario por Carlos Diez — 9 febrero , 2010 @ 2:13 pm

  10. Felicidades Carlos por ese impresionante trabajo. De momento, os sigo en la lejanía, intentando aprender de todos vosotros. Eskerrik asko.

    No dejáis de sorprenderme

    Comentario por marlen — 9 febrero , 2010 @ 4:06 pm

    • Gracias a ti, Marlen. Y gracias a estas nuevas tecnologías que acercan las lejanías.

      Comentario por Carlos Diez — 10 febrero , 2010 @ 6:11 pm

  11. Hoy que es más necesria que nunca la educación emocional tiene mucha menos cabida en las aulas. Evitar solucionar conflictos da menos problemas, desde luego, pero yo no quiero mirar hacia otro lado cuando mis alumnos lo pasan mal, aunque a veces pago bastante caras las consecuencias. Mis alumnos de ahora tienen 11-12 años y están en esa etapa de novietes y rollos de “te gusto-me gustas-salimos-me dejas-te dejo” con auténticos dramas que a veces solucionan a pelea limpia o con insultos. Da escalofríos pensar que si no aprenden a conocer y dominar sus emociones pueden ser los futuros asesinos de mujeres que les abandonan porque se ponen muy agresivos, y no sé qué hacer. Nadie quiere afrontar seriamente este asunto, nos limitamos a solucionar el conflicto concreto y a otra cosa, mariposa, son “cosas de críos”. ¿Seguro? Están experimentando algo totalmente nuevo par ellos y nadie les ayuda, no confían en nosotros y no aceptan un consejo o una guía. De todas maneras, gracias por toda la información que nos proporcionas.
    Un saludo.

    Comentario por Yolanda — 11 febrero , 2010 @ 12:24 am

    • Gracias a ti, Yolanda. Al final estamos hablando de educar en la competencia más importante de todas: Ser persona.

      Comentario por Carlos Diez — 12 febrero , 2010 @ 7:53 am

  12. Tema emoticonos: yo lo uso, coge por ejemplo la categoría Smileys de Wikimedia Commons, que son todos de uso libre.

    Comentario por eduideas — 11 febrero , 2010 @ 11:43 am

  13. Asombroso y necesario. Me gusta por el enfoque transversal, que permite trabajarlo desde la tutoría o desde la clase de lengua (como dejas claro en tu entrada, la competencia comunicativa incluye el código no verbal). He disfrutado moviendo las piezas de un lado para otro y escuchando los aplausos (si a mí me funciona, ¿cómo no les va a funcionar a las criaturas?) y también con los recursos complementarios. El vídeo de la ópera en el Mercado Central de Valencia es alucinante (ojo, algunos vídeos no se me cargaban bien).

    Comentario por Toni — 12 febrero , 2010 @ 11:38 pm

    • Faltan un par de videos, Antonio, es cierto. Al tener que pasar por correo todo el lote para que me lo subieran al servidor (un “servidor” no ha aprendido todavía a hacerlo) tuve que aligerarlo… Yo lo que hago es abrirlos en youtube: el de la risa contagiosa merece la pena para analizar el efecto viral de las emociones y como “cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da”.
      Había olvidado este detalle de los videos, lo siento. Gracias por recordármelo, Antonio.

      Comentario por Carlos Diez — 13 febrero , 2010 @ 8:02 am

  14. Hola Carlos y compañía!
    He trabajado este LIM con El niño con el pijama de rayas con los cursos de 3º ESO y alguno de 2º ESO y me ha sido muy útil. Lo podeis visitar en mi blog.
    Un saludo

    Comentario por Marian — 7 marzo , 2010 @ 10:44 am

  15. [...] Las últimas entradas de este blog han flirteado con las emociones. El post de hoy –quizá nos estamos poniendo pesados- vuelve de nuevo a la carga aunque desde un prisma diferente. [...]

    Pingback por Emoción@te « Tres Tizas — 15 marzo , 2010 @ 8:04 am

  16. [...] reflexión sobre emotividad se puede utilizar la lectura, como posteó recientemente Aster, o las diversas propuestas que hizo Carlos entre las que se encuentra la utilización de películas. Personalmente, utilicé [...]

    Pingback por Háblame. Corto « Tres Tizas — 25 marzo , 2010 @ 10:02 am

  17. Yo también veo que al alumnado le resulta poco fácil expresar sus sentimientos y emociones, ahora estoy en primaria (este curso soy tutor de 3º y 4º, en un colegio rural) pero he estado en secundaria y en educación de adultos, y no sólo a las niñas y a los niños les cuesta, a gran parte de adultas y adultos también, y es que en la cultura emocional no parece el fuerte de nuestra forma de vivir, de nuestra vida.
    Para que mi alumnado pueda expresar sus sentimientos y emociones, además de que en cualquier momento pueden expresar lo que sienten (eso sí, con respeto y educación), utilizo diferentes actividades: diario de aula, tertulias dialógicas literarias, asambleas, actividades de relajación y/o expresión, analizamos las actividades que hacemos en el aula para que ellas y ellos sean quienes digan qué puede mejorarse…
    Las actividades que aportas me han parecido interesantes y las utilizaré con mi alumnado, precisamente porque inciden en la ampliación de vocabulario respecto al tema que nos interesa que creo que es, en muchos casos, el inconveniente por el que no sabemos expresar lo que sentimos.
    Gracias. Un abrazo.
    (Otra cosa, Carlos, su inconsciente le jugó una mala pasada al escribir el post, ‘Educar las emociones y los sentimientos’ es de Segura, sí, pero de Manuel…).

    Comentario por Ángel — 12 marzo , 2011 @ 1:19 pm

    • ¡Qué despiste! Mira que poner Santiago en lugar de Manuel. ¡Muchas gracias, Ángel! Ahora mismito lo corrijo. Gracias a ti, otro abrazo.
      Creo que caminamos por una senda parecida: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar” (E.Galeano)

      Comentario por Carlos Díez — 12 marzo , 2011 @ 10:33 pm

  18. […] más leído de este pasado año y a cuantos hacéis que posts como Mi nombre. Los acrósticos; Reconocer y expresar emociones, sensaciones, sentimientos; y Juegos de Lengua sigan estando a la cabeza de las visitas de este año […]

    Pingback por Los números de 2013 y nuestro SEXTO aniversario | Tres Tizas — 9 enero , 2014 @ 1:07 am


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Theme: Shocking Blue Green. Get a free blog at WordPress.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 69 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: